Liga de la Justicia de Zack Snyder

Hacemos un repaso a las películas de superhéroes de 2021 con la perspectiva que da el tiempo. ¿Cómo han "sobrevivido" al paso de los meses?

Ahora que ya llevamos un par de semanas del nuevo año, toca echar la vista atrás para comprobar, con la perspectiva única que solo puede dar el tiempo, cómo han "sobrevivido" las películas de superhéroes de 2021. Es decir, qué impronta han dejado entre los espectadores todos estos estrenos que, durante un breve espacio, coparon portadas, temas de conversación y muchos memes en redes sociales.

En los últimos años hemos comprobado cómo la pasión por el cine de superhéroes se ha ido extendiendo como un reguero de pólvora. Los universo de las viñetas, tanto los producidos por Marvel Studios como por los desarrollados por DC Comics, están demandando cada vez más atención. Lo que antes quedaba reducido a un pequeño público ahora es una amplia mayoría.

No es de sorprender que este curso, este esperanzador 2022, este repleto de estrenos de esta índole. Tanto en cine como en televisión. Los fans esperan con ganas filmes como Doctor Strange en el Multiverso de la Locura, The Flash y, sobre todo, The Batman. Esta última es la película que más espero del año, como ya expliqué y justifiqué hace unos días.

Sin embargo, hoy vamos a poner en el foco las películas de superhéroes de 2021. Vamos a analizar todos los estrenos superheroicos que vimos el año pasado y analizaremos desde un prisma subjetivo cómo han "sobrevivido" al paso del tiempo. ¿Qué han dejado estos filmes a su paso? ¡Explorémoslo a continuación!

La Liga de la Justicia de Zack Snyder

Darkseid la liga de la justicia de zack snyder

Antes de su estreno, este filme parecía la segunda venida de Cristo. Hay que decir que, dejando de lado la opinión que cada uno pueda tener de la película o incluso del proceso de cómo se gestó, lo que se formó alrededor de la Liga de la Justicia de Zack Snyder ya es Historia del Cine. Nunca antes sucedió algo como aquel movimiento. Y ha marcado un antes y un después, para bien o para mal.

Pero hablemos de la película. El denominado "Snyder Cut" es un filme que tiene todo lo bueno y lo malo de la obra del cineasta. Todas sus virtudes y sus defectos permean una cinta que anhela una grandeza que no posee, desvirtualizada por un estudio que jamás creyó en la visión del director y se tomó su propia vendetta por motivos que cada vez resultan más y más personales.

Una película de superhéroes de cuatro horas de duración llena de excesos, pero también de conceptos muy interesantes. Uno se pregunta si, quizás, habiendo controlado la producción de una forma sensata, serena, inteligente y profesional el resultado habría sido muy distinto. Es jugar a ciencia ficción, a "Capitán Posteriori", pero es una lástima que no viéramos este producto en las condiciones óptimas.

Su estreno, más allá del público que había demandado la Liga de la Justicia de Zack Snyder, quizás no tuvo el impacto que muchos esperaban. Una gran parte del público mayoritario, el que no está sumergido en movimientos ni hashtags, no acogió el filme con excesiva expectación.

No podemos culpar a ese público. ¿Una película de superhéroes con esa duración? Quizás habría sido preferible estrenarla en formato serial, como se había rumoreado. Muchos de ellos la consumieron de esa manera, como reflejaron en redes sociales. Algunos ni la acabaron, como revelaron las estadísticas.

Sea como sea, la película como tal ha sido olvidada con el paso de los meses. Lo que ha sobrevivido es el recuerdo del movimiento, pues el filme se había convertido básicamente en la recompensa a la actividad en redes sociales de sus integrantes.

Como monumento a una rebelión contra las decisiones de un estudio, la Liga de la Justicia de Zack Snyder es un producto muy interesante. Es un regalo para todos los fans del cineasta. Pero se ha quedado exclusivamente ahí.

Fuera de los debates sobre si es mejor o no que la versión de 2017, si es la misma película o no, el "Snyder Cut" no cuajó entre el público de masas. Sí, ese que llena las salas y hace que un estreno como Spider-Man: No Way Home deje olvidada incluso una pandemia mundial.

Tan solo aquellos que siguen soñando con el regreso de Zack Snyder, con ese nuevo hashtag de #RestoreTheSnyderVerse, continúan dando vida a la cinta.

A veces pienso que ese #RestoreTheSnyderVerse no es tanto el anhelo de un restablecimiento del universo que ha sido volatilizado. Quizás los que lo usan simplemente desean volver a una época anterior donde ellos se sentían parte de algo. De algo en lo que creyeron de verdad.

Viuda Negra

Viuda Negra

Pocas películas de superhéroes en 2021 han sufrido más castigo por el paso del tiempo que Viuda Negra. La película de Scarlett Johansson no solo llegó tarde en el UCM, sino que lo hizo de la peor forma posible: estrenándose simultáneamente en cines y en streaming.

Fue una época en la que todavía no sabíamos muy bien qué iba a pasar. ¿Acaso era la puntilla definitiva para el séptimo arte? ¿Acaso las salas estaban condenadas a quedar relegadas en un segundo plano, si es que no lo están ya a estas alturas?

Aquellos días los recuerdo con tristeza. Recuerdo ver esta película con un pase de prensa desde mi casa, añorando con nostalgia los recodos de mi memoria, las experiencias vividas "in situ" con este tipo de premieres, preguntándome cuál sería el destino que nos depararía el tiempo.

Quizás Viuda Negra no mereció tener un estreno como ese, aunque ya adolecía de la maldición de haber despedido a Natasha en Vengadores: Endgame para luego recuperarla. A fin de cuentas, fue muy tarde y de la peor forma posible.

No es de extrañar que Scarlett Johansson montara en cólera y demandara a la Casa del Ratón por incumplimiento de contrato. 

Una lástima que también la película no dispusiera de los elementos suficientes para hacernos olvidar todos estos aspectos "extrapeliculares". Sí, me he inventado esa palabra, pero me habéis entendido.

A estas alturas, pocos o nadie recuerdan Viuda Negra. Nos quedamos con el personaje de Florence Pugh, especialmente después de su reaparición en la serie Ojo de Halcón. Su futuro en el UCM ya se ha convertido en el instante. Natasha solo es el pasado. Nuestro pasado, aunque siga doliendo.

El Escuadrón Suicida

El Escuadrón Suicida

Ahora que Peacemaker está dando tanto que hablar, quizás no sea justo hablar de la impronta que ha dejado el filme de James Gunn en el imaginario colectivo. La película, desde luego, dio exactamente lo que prometía. Ni más, ni menos.

El ejercicio al que somete siempre el cineasta a los superhéroes, eso de dejarse los prejuicios y la vergüenza en casa, recibió todo su esplendor en El Escuadrón Suicida. Una delicia cinematográfica que fue acogida con gran fervor por parte del público de masas, especialmente en HBO Max.

Quizás su legado no sea tanto la película, sino las semillas plantadas por Gunn. De aquellos barros, estos lodos. Al menos, con Peacemaker, lo estamos sintiendo así. ¿Qué será del resto de personajes si les dan una oportunidad en solitario?

El hecho de que esta fuera el primero de los muchos proyectos que James Gunn podría hacer en el DCEU la convierte en algo especial. Esa será su "supervivencia" con el paso de los años. La piedra rosetta del cineasta dentro del Universo DC. Y nosotros lo celebramos.

Shang-Chi y la Leyenda de los Diez Anillos

Shang-Chi y la Leyenda de los Diez Anillos

La crítica y el público fueron casi unánimes con Shang-Chi y la Leyenda de los Diez Anillos. Algo completamente antinatural, por cierto. Especialmente en un mundo cada vez más polarizado, en el que estás conmigo o estás contra mí, y si no lo haces te convierte en mi enemigo.

La película protagonizada por Simu Liu, un tipo que cae bien, recibió una acogida sorprendente. Nadie esperaba (yo el que menos) que el filme tuviera la identidad que tiene. Una gran propuesta de orígenes de superhéroes que mezcla un tono de misticismo y magia con problemas familiares y la herencia del lenguaje audiovisual de la acción asiática.

Shang-Chi y la Leyenda de los Diez Anillos, con el paso del tiempo, se ha diluido un poco en cuanto a perspectiva. Las primeras semanas tras su estreno se habló mucho sobre si era la mejor película de orígenes de Marvel Studios desde Iron Man. Y probablemente lo sea, la verdad.

Sin embargo, la emoción de aquella primera instancia no ha tenido nada que ver con otros estrenos que luego comentaremos y de los que se ha seguido hablando. La película de Shang-Chi ocupará su espacio con orgullo y dignidad. Y es un espejo en el que mirarse a la hora de plantear orígenes.

No necesita ser recordada constantemente porque nadie esperaba nada de ella y acabó convirtiéndose en un ejemplo para todos. Su triunfo está ahí, es tangible. Y su legado permeará en el UCM en tanto en cuanto el estudio emplee al personaje con más o menos ambición.

Venom: Habrá Matanza

Venom: Habrá Matanza

Si ya fue una mala experiencia tenerla que sufrir en el estreno o sus días posteriores, imaginad cómo vemos ahora Venom: Habrá Matanza después de los meses que han pasado. Terrible es poco. La cinta de Tom Hardy podría funcionar como parodia, y a ratos lo hace. Pero no deja de intentar ser una película de superhéroes como las demás. Y no lo es.

La segunda entrega del simbionte Veneno de Sony Pictures fue tanto o peor que la primera. Un nuevo teatro de variedades por el que Tom Hardy se pasea haciendo muecas y poniendo caras, desperdiciando su talento como actor, al servicio de una comedia estúpido y para nada funcional.

Sin embargo, debemos reconocer algo. Puede que esta película no nos guste a los que solemos beber café para muy cafeteros con esto de las adaptaciones de cómics. Pero al público de masas le gusta esta franquicia. A los datos me remito, incluso en pandemia.

En fin, no seré yo quien le diga a la gente lo que debe ver o debe gustarle. Eso se lo dejo a Twitter.

Eternals

Eternals (Marvel Studios)

Probablemente, la película más divisiva del año. Amada por unos (muy fuertemente) y odiada por otros (con más tibieza), Eternals se convirtió en ese tipo de filmes que o te entran o no te entran. Los que la amamos la defendemos con años y dientes, y creemos con firmeza que el tiempo la pondrá en su lugar. Pero el tiempo de verdad, no unos meses.

Así como está descrito el preámbulo, Eternals ha "sobrevivido" como una película de superhéroes divisoria. Es decir, cuando se la recuerda es para defenderla o atacarla. Siempre suscita debate. Y siempre hay quien trata de imponer su opinión, su visión, sobre la de los demás. Un clásico.

Para nosotros, Eternals fue un soplo de aire fresco dentro del UCM de Marvel Studios. Una película de orígenes singular, con identidad y corazón, con una temática compleja y profunda, unos personajes empáticamente complejos y una dirección soberbia. Un producto audiovisual de gran altura.

Date de alta en Disney+

Date de alta en Disney+

Tus películas y series favoritas están en Disney+. Suscríbete por 8,99€/mes o ahorra 2 meses con la suscripción anual, en comparación con 12 meses a precio de suscripción mensual.

Date de alta gratis

Sea como sea, su lenguaje, su propuesta, no cultivó tantos adeptos como los esperados o los acostumbrados por el estudio de Kevin Feige. Aún a día de hoy sigue suscitando debate conforme pasa. Mirad en redes estos días de estreno en Disney Plus. Las opiniones son muy interesantes.

Spider-Man: No Way Home

Spider-Man No Way Home

La gran película del año. Uno de los eventos de superhéroes del siglo, junto al final de la trilogía del Caballero Oscuro, Vengadores: Infinity War y Vengadores: Endgame, por poner algunos ejemplos. Uno de esos estrenos que será recordado durante eones, incluso en nuestro lecho de muerte.

Voy a obviar el hecho de que a mí no me haya apasionado y voy a quedarme con el sentir general. Este evento fue inolvidable. Spider-Man: No Way Home fue un regalo, una carta de amor al personaje en los cómics y al personaje en el cine. Sus imágenes persistirán en nosotros durante décadas.

Los fans jamás olvidarán lo que sintieron en la sala de cine. Gritaron, rieron, lloraron, aplaudieron, vitorearon. Vivieron un partido de fútbol, o algo similar, sentados en una butaca, uniéndose a los demás en una masa homogénea de delirio colectivo y simbiosis arácnida.

Puede que la película, con el tiempo, se vaya cayendo. Y que nosotros, la pequeña guardia que no acabó de emocionarse del todo, que le vio las costuras, sonriamos con orgullo conchabado. La sonrisa de "te lo dije, pero no me hiciste caso".

Y, a pesar de que eso suceda, si es que llega a suceder, nadie podrá borrar de tus recuerdos, de tu memoria, aquel diciembre de 2021. Rodeado de incertidumbre, de una variante ómicron que oscurecía el horizonte, recordaste por qué amabas a los superhéroes, por qué es tan importante no perder al niño que vive dentro de ti.

Y además

La Liga de la Justicia de Zack Snyder (2021)

Lanzamiento:

Argumento:

La Liga de la Justicia de Zack Snyder es la versión del director de la película de 2017 Liga de la Justicia que no pudo completar debido a una tragedia familiar, siendo Joss Whedon quien le reemplazase por aquel entonces. Tras moverse por las redes sociales la campaña #ReleaseTheSnyderCut para que el cineasta pudiera llevar a cabo su montaje, final...