Imagen de perfil de Mariló Delgado
La opinión de
Mariló Delgado

¿Cualquier película de dibujos de Disney puede tener cabida en imagen real?

Mulán
Desde Disney cada vez nos bombardean más y más con remakes en acción real de sus clásicos animados, pero... ¿Cómo de necesarios son estos remakes? ¿Cualquier película de dibujos encaja bien con este tratamiento?

Bueno, vamos a empezar este artículo con la opinión personal e intransferible de que Disney Studios y cualquier otra productora debería arriesgarse creando nuevas historias y dando salida a creaciones originales, en lugar de volver a la carga con remakes de títulos ya exitosos y lanzar más y más secuelas de franquicias más o menos gastadas. 

Desde hace unos años, en Disney se han convertido en todos unos expertos en crear remakes en acción real de sus clásicos animados. Primero llegó Maléfica, con Angelina Jolie, que buscaba dar un nuevo enfoque a historia de la villana de Disney y su relación con la Bella Durmiente, y después llegaron CenicientaEl libro de la selva, La Bella y la Bestia... y así prácticamente uno o incluso dos nuevos remakes por año. 

Muy pronto se estrenará Mulan, que en cierta manera se ha propuesto corregir algunos errores de los que se acusó a la película original, como la falta de precisión frente a la leyenda original, y además de la historia de la heroína de China también hay otros nuevos remakes en el horno, como el de El jorobado de Notre DameLilo y Stitch o Hércules. Ahora bien, ya dejando la sal y la acidez aparte y desde un punto de vista más imparcial... ¿Cualquier película de dibujos de Disney puede tener cabida en imagen real?

Pues siguiendo con la estela de ser el alma de la fiesta... No. No todas las películas animadas se pueden traducir bien al lenguaje del cine en acción real, y vamos a intentar desengranaros un poquito más nuestro proceso mental. ¡Allévamos!

Si no está roto, ¿por qué arreglarlo?

No es fácil plantear qué películas se merecen un remake y cuáles no, especialmente si tenemos en cuenta que simplemente Walt Disney Animation Studios, el estudio principal de animación de la Casa del Ratón, cuenta con más de cincuenta títulos en su filmografía. Ahora bien, ya simplemente con eso, una de las características que deberíamos tener en cuenta para valorar si el remake sería necesario es lo bien que ha envejecido esta u otra película y si se sigue manteniendo bien con los años.

Desde Disney no fueron ajenos a incluir ciertos tintes racistas o sexistas en sus películas, porque vamos a ver, las películas son productos de su época. Difícil va a ser encontrar una película de los años 40 y 50 que no tenga cositas. Precisamente, el remake de Cenicienta buscó en cierta manera "arreglar" a una de las princesas más criticadas por su falta de agencia, y efectivamente la película de 2015 de Kenneth Branagh consiguió dar a Cenicienta mucha más profundidad como personaje y en su relación con su príncipe. 

El libro de la selva

Esto también se aplica a El libro de la selva, que (sin haceros spoilers), también corrige tonos racistas del momento y pensamientos de los de "los míos con los míos y los tuyos con los tuyos". Sin embargo, una película de hace diez, quince, veinte años, sigue siendo actual y en general se han mantenido mucho mejor con el paso de los años, por lo que tampoco requieren una actualización que en muchos casos no aportan nada nuevo a la historia original. Sí, el remake de La Bella y la Bestia es muy bonito y tiene un reparto de lujo, pero además de unas cuantas canciones nuevas, no aporta grandes cambios a la trama frente a la película animada original. 

Los animales, animados, por favor. 

Aquí entramos en un tema espinoso. Una de las mayores polémicas cuando se anunció el remake en "acción real" de El rey león fue precisamente sobre cómo se realizaría esto. ¿Se grabaría con leones de verdad? Al final todo quedó en animación hiperrealista que fue muy criticada por los especialistas de la industria por la poca expresividad de los protagonistas en favor del realismo fotográfico. 

Así que cuando se anunció un remake en acción real de Robin Hood, pues hubo quien se volvió a llevar las manos a la cabeza, porque ya no hablamos solo de animales, si no de animales antropomórficos a dos patitas con ropa y todo. ¿Cómo hacemos esto en acción real? ¿Con fursuits? ¿O quizás con maquillaje y spandex un poco a lo Cats?

Desde luego, las películas de dibujos con protagonistas animales, no se prestan bien al tratamiento en acción real. Precisamente funcionan porque son animadas, y así es creíble que los Aristogatos canten y toquen el piano. Un remake en acción real quita toda la gracia o simplemente nos da un espectáculo fotorrealista que en realidad sigue siendo animación. 

Las películas que Disney parece que quiere que olvides

Sin embargo, y ya cortando el vinagre, sí que hay películas que se prestarían bien a un remake en acción real. Hay títulos como Atlantis, el imperio perdido, o El planeta del tesoro, que en su momento se la pegaron bien en taquilla porque no encajaban en la fórmula musical clásica de Disney, y que con la tecnología de hoy en día podrían hacerse bastante bien en acción real, dándole una nueva oportunidad a estas franquicias y convertirse en títulos de aventuras más que potables. De la misma manera, algunas películas como El jorobado de Notre Dame, que sufrió el ser una peli de los 90, podría acercarse más al material original y conseguir ser la adaptación que los directores querían que fuera, más oscura y sin gárgolas saltarinas.

El Jorobado de Notre Dame

No, por supuesto que no todas las películas de dibujos de Disney se prestan a pasar por la maquinaria de transformación a acción real, pero también hay unas cuantas que se beneficiarían de ello. ¿Pero por qué no rejuvenecer historias que se han quedado estancadas? ¿Por qué no hacer una Blancanieves más moderna, o dar una nueva oportunidad a películas que no llegaron a brillar?

Y además