Dragon Ball Super - La serie sufre una desastrosa y ridícula gestión de producción desde su nacimiento

Dragon Ball Super - La serie sufre una desastrosa producción y gestión desde su nacimiento

Dragon Ball Super se ha convertido en un rotundo éxito, pero la gestión de su producción es una auténtica pesadilla desde su nacimiento. 

Sin lugar a dudas, el éxito de Dragon Ball Super a lo largo de estos años es algo totalmente demostrado. Los números no mienten, y gracias a esta nueva marca, la franquicia más famosa de Akira Toriyama se alza con el número 1 de Toei Animation a nivel fiscal año tras año.

Y esto tiene muchísimo mérito, sobre todo teniendo en cuenta que llevamos sin nuevos episodios anime de esta nueva era canónica desde marzo de 2018. ¡Casi 5 años sin capítulos semanales en la pequeña pantalla de Fuji TV

Pese a este parón de casi un lustro, el mundo de Goku no para de girar gracias a la maquinaria de merchandising, los exitosos estrenos en cines, los imparables videojuegos y el manga, que sigue estrenando nuevas aventuras de Dragon Ball Super, al margen del anime, gracias a Akira Toriyama y Toyotaro. ¡Si eres fan de esta obra, tienes entretenimiento para rato!

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Dragon Ball Super es un claro ejemplo de ello y no necesariamente un "súper" producto, por mucho éxito y dinero que genere. Estamos ante una serie que lleva arrastrando luces y sombras desde el día de su nacimiento, un lejano 5 de julio de 2015. 

VIDEO

Así es el NUEVO Dragon Ball Z Kakarot en Xbox Series X/S - Directo Z 03x21

Un desastre que se hizo viral

¿Pero cuál es el gran problema de la serie? La gestión de su producción, un auténtico caos que nos lleva acompañando desde aquel verano de 2015. Sinceramente, me parece increíble que todavía no hayan aprendido de sus errores y sigan planteando Dragon Ball Super, en pleno 2023, de manera tan paupérrima. 

Pero para llegar a lo que estamos sufriendo hoy, comencemos por el principio. ¿Recordáis el capítulo 5 de Dragon Ball Super? Es uno de los más famosos de la serie debido a todas las críticas que recibió en el ciberespacio por su lamentable nivel gráfico. Aunque en Hobby Consolas, en este directo de 3 horas, te demostramos hace mucho tiempo que se fue muy injusto con el capítulo:

VIDEO

El episodio 5 de Dragon Ball Super. ¿Realmente fue tan malo? - Directo Z 01x35

Lo que consiguió esta dura crítica al episodio 5 fue destapar las vergüenzas de Toei Animation, una compañía que apenas podía sacar adelante los capítulos anime de Dragon Ball Super por una gestión nefasta. Tenían unos animadores competentes, algunos de ellos veteranos, y mucho dinero para abordar la serie, pero había algo que no podían comprar: tiempo para producir los episodios.

Esa fue la clave del fracaso gráfico de Dragon Ball Super, tanto a nivel de dibujo como de animación, en la mayoría de sus capítulos. Una serie de 131 entregas que apenas pudo remontar el vuelo a partir de la última saga, la del Torneo del Poder, con algunos fogonazos de calidad en arcos anteriores. Y siendo sinceros, incluso en la saga final nos dejaron lindezas como estas:

Dragon Ball Super - La serie sufre una desastrosa y ridícula gestión de producción desde su nacimiento

Dos éxitos rotundos para un éxito engañoso

¿Cómo se les ocurrió resucitar, en unas condiciones tan deplorables, a una de las franquicias anime más importantes de la historia? Esto no quiere decir que Dragon Ball Super no sea un buen anime, pues lo disfrutaba cada semana como un niño chico, pero también tenemos que ser conscientes de las carencias y los serios problemas a los que se enfrentaba la obra cada domingo de estreno.

Y todo ello, por una producción apresuradísima, sin tiempo de reacción para los animadores, motivada por los éxitos cinematográficos previos: Battle of Gods y Fukkatsu no F. La compañía del gato había visto un filón con dichos estrenos, y aprovechando la inercia en televisión de Dragon Ball Kai, que llegaba a su fin en junio de 2015, tenían que sacar Super en las condiciones que fueran.

Dragon Ball Super - La serie sufre una desastrosa y ridícula gestión de producción desde su nacimiento

Por desgracia, los fans no solo nos tuvimos que comer unos capítulos animados de manera terrorífica, sino que nos contaron la misma historia dos veces. ¡Las primeras 2 sagas de Dragon Ball Super nos mostraban de nuevo los acontecimientos de las películas mencionadas arriba! ¡Un total de 27 episodios, emitidos durante 5 meses, en los que la única novedad eran escenas de puro relleno! 

La paciencia de los fans de Dragon Ball, una vez más, puesta a prueba. Pensándolo con cierta retrospectiva, a uno le sorprende que esta nueva serie tuviera tanto éxito desde sus inicios, con un planteamiento tan pobre y repetitivo, aunque puede que necesario para captar a nuevas audiencias (y un público infantil, el target oficial de este anime que acarreó una censura demencial). 

La consistencia brilla por su ausencia

¿Y qué pasó cuando la serie empezó a mejorar y ganar más estabilidad técnica, allá por marzo de 2018? ¡Pues que Toei Animation la eliminó de la parrilla! Sí, no estás soñando, cuando Dragon Ball Super empezaba a carburar de verdad, cuando Toei remontaba el vuelo laboral en su estudio, las aventuras semanales de Goku llegaron a su fin. Es difícil de creer, pero así es.

De nuevo, una decisión paupérrima a nivel de gestión, ya fuera tomada por Toei Animation o la poderosa Shueisha, que es la empresa que parte el bacalao de verdad en Dragon Ball, la compañía que dicta lo que se puede o no se puede hacer con la serie de Akira Toriyama. Aunque bueno, no todo terminó realmente...

Dragon Ball Super - La serie sufre una desastrosa y ridícula gestión de producción desde su nacimiento

Tras el parón de la serie semanal en televisión, que nos sigue acompañando hoy en día, la ruta a seguir con Dragon Ball Super fue la siguiente: producir dos películas más y mantener la publicación mensual del manga, con nuevas aventuras jamás publicadas en la pequeña pantalla. Esto, que a priori debería ser una gran noticia para los fans, también adolece de graves errores de gestión. 

Por un lado, la película de Dragon Ball Super Broly, estrenada en diciembre de 2018, es totalmente canónica y sucede después del Torneo del Poder, los últimos episodios de televisión. ¿El problema? ¡No se adaptó en formato manga, al igual que tampoco lo hizo la saga de Fukkatsu no F! ¿Por qué causar confusión y frustración entre los lectores omitiendo dos arcos importantes de la serie?

La muerte total del hype   

De esta manera, tras finalizar la saga del Torneo del Poder en el panorama manga, Akira Toriyama y Toyotaro publicaron directamente las sagas de Moro y Granola, contenido inédito todavía en la pequeña pantalla. Ahora sí, parecía que nos estaban contando historias decentes y con cierta planificación, pero la alegría nos duró muy poco...

Tras el final de la saga de Granola el verano pasado, Toyotaro tuvo que darse un descanso de 3 meses para empezar a publicar la nueva saga. Los fans, ilusionados, esperábamos con ansia esta nueva aventura, sobre todo al darse un parón trimestral. ¡Lo que estaban planificando debía ser algo increíble, un antes y un después en la marca de Dragon Ball Super! Pero se han reído de nosotros.

Dragon Ball Super: Super Hero - Alberto Rekuero compone BESTIA, el primer tema vocal de la película de Akira Toriyama

En verano se estrenó Dragon Ball Super: Super Hero, la nueva película de la franquicia que se encuadraría detrás de la saga de Granola y en la que presenciamos el resurgir de Piccolo y Gohan como grandes protagonistas, así como el esperado nuevo look adolescente de Goten y Trunks. Pues bien, ¿sabéis qué saga habían estado planificando en el manga durante 3 meses?

Una precuela de algo que ya habíamos visto. Los acontecimientos previos a una película de la cual ya sabemos todos los entresijos y desenlace. Sí, Akira Toriyama y Toyotaro nos están contando en su nueva y esperadísima saga lo que ocurrió antes de Dragon Ball Super: Super Hero. Estamos ante la definición absoluta de anti-hype. 

Dragon Ball Super - Así dibuja Toyotaro en directo una ilustración inédita de la nueva saga de la serie

Que sí, que los nuevos capítulos del manga están muy elaborados y tenemos protagonistas que no son ni Goku ni Vegeta. ¡Pero no me cuentes una historia cuyo desenlace conocemos todos! ¡No me pongas personajes imbuidos en misterio cuando sabemos, desde hace más de 6 meses, todo lo que va a pasar con ellos! La gestión de la producción de Dragon Ball Super es un insulto a los fans.

Aunque bueno, esto del anti-hype que comento más arriba lo llevamos sufriendo desde la propia concepción de la serie. La trama de Dragon Ball Super se encuadra en los 10 años que transcurren entre la derrota de Majin Buu y el 28º Torneo de Artes Marciales, esto es, el final de la obra de Akira Toriyama. Desde el 5 de julio de 2015 sabemos como terminará esta historia. 

Dragon Ball Xenoverse - Goku maestro y Uub

Por eso, las preguntas que se hacen los fans son las siguientes: ¿Qué pasará después del tomo 42 de Akira Toriyama, el último de la serie? ¿Qué ocurrirá tras el episodio 291 de Dragon Ball Z, aquel en el que Goku se marchó con Uub a entrenar? ¡Eso es lo que los fans quieren desentrañar de una vez de manera canónica! ¡Urge una buena planificación y que cambien el enfoque de una vez por todas!

Así las cosas, esperemos que cuando termine la saga actual de Dragon Ball Super nos deleiten con nuevas aventuras, pero nuevas de verdad, y podamos seguir soñando con los personajes de Akira Toriyama sin tener la sensación de que nos están tomando el pelo. Y lo dice alguien que ama y seguirá amando esta franquicia hasta que lo entierren. ¡Kai, Kai

Y además

Dragon Ball Super (Anime)

Argumento:

Dragon Ball Super es una producción que se comenzó a emitir en el año 2015, ofreciendo una nueva historia después de 18 años. Por supuesto, Akira Toriyama, creador de la serie original basado en el manga, participa en el guion y diseño de los episodios. La trama parte desde la derrota de Majin Boo, con la tierra como un lugar menos hostil qu...