Loot boxes

Me desayuné el pasado fin de semana con una noticia de un medio generalista que, de nuevo, traía a los videojuegos a colación para destacar sus aspectos negativos… Y, por una vez y sin que sirva de precedente, estoy totalmente de acuerdo… Sí, a mí también me sorprende. 

Esa noticia vinculaba el consumo de “loot boxes” a comportamientos adictivos y a la manifestación de emociones negativas típicas de los ludópatas, como sentimiento de culpa o pérdida de control. 

Y no es que lo dijera el periodista, eran los resultados de un estudio llevado a cabo en la Universidad de Córdoba. Y no es el único estudio de este corte que se ha hecho público en los últimos años, en todo el mundo y con los mismos resultados. Aquí, un ejemplo.

Aunque, para ser sinceros, tampoco es que me haga falta un estudio para abrirme los ojos en este tema, eso sí, me ayuda a confirmar mi idea.

No me parecen bien las cajas de botín. Por muy a favor que esté (que lo estoy) de los micropagos, las cajas de botín me parecen un abuso y un engaño. Una máquina tragaperras encubierta, cuyo objetivo es atrapar a personalidades adictivas y que juega con el optimismo de los más jóvenes. 

loot boxes

Yo estoy dispuesta a pagar por un ítem, un arma, unas vidas extra o lo que tercie en cualquier juego free-to-play, que de algo tienen que vivir los desarrolladores que han dejado ahí gratis, para mi disfrute, su talento y su trabajo. 

Es más, lo hago siempre que un juego gratuito me atrapa, aunque últimamente se me están quitando las ganas, porque cada vez es más difícil pagar por lo que quiero: solo tengo la opción de pagar por una probabilidad. 

Y no, no soy de juegos de azar… Más allá de la lotería de Navidad, que me hace ilusión porque le toca a mucha gente.

VIDEO

Los 30 mejores juegos de la historia para los lectores de Hobby Consolas

 Ofrecerte en una caja de botín elementos como una carta, un traje, un arma o una skin que no se pueden conseguir de otro modo que no sea apostando me parece inmoral y hasta creo que debería ser ilegal. O, al menos, estar regulado. 

Justo lo que el Ministerio de Consumo quiere conseguir y, aunque es mucho más difícil de lo que parece según nos cuentan aquí, todo indica que por fin se hará realidad en la reforma de la Ley del Juego el año que viene. 

garzon loot boxes

Yo de verdad entiendo que los desarrollos son cada vez más caros, que sacar un juego adelante cuesta mucho dinero y que las ventas no suelen ser suficientes, en la mayoría de los casos, para obtener un beneficio directo. 

He llegado a entender, aunque no me guste, que se incluyan micropagos en los juegos que ya son de pago de por sí (cuando son online, mantener los servidores cuesta una pasta). Y comprendo los pases de temporada, los DLC de expansión y hasta pagar por jugar online. 

Sin embargo, las cajas de botín, las “loot boxes”, especialmente en los juegos cuyo PEGI sea inferior a +18, me chirrían. Algo que parece que también chirría en Alemania. Si está prohibido que los menores de edad jueguen y apuesten, ¿por qué está permitido en un videojuego? 

VIDEO

El NACIMIENTO de HOBBY CONSOLAS - La historia jamás contada, capítulo 1

Porque sí, las cajas de botín son apuestas con dinero de por medio y, como en todas las apuestas, la banca es la que tiene todas las posibilidades de ganar. 

Algo que no sé si los niños tienen tan claro como los (algunos) adultos. Incluso las victorias suelen ser pírricas cuando valoras lo invertido… 

La variable que le da valor es la emoción, lo divertido que resulta pensar en las probabilidades, que el mero hecho de poner a prueba tu suerte es adictivo

Y por eso está prohibido el juego para los menores de edad, porque no controlan esta emoción, porque aún no saben poner límites. 

Suscripción de 12 meses a PlayStation Plus

Suscripción de 12 meses a PlayStation Plus

12 meses de suscripción a PlayStation Plus, el servicio para PlayStation 4 para jugar online, conseguir juegos del mes y otras ofertas exclusivas.

¡Renueva la tuya!

La emoción del juego la han explotado los videojuegos siempre. La aleatoriedad no es nueva. Hay toneladas de juegos de rol en los que los enemigos sueltan recompensas aleatorias y tienes que jugar y jugar para conseguir el arma que buscas. 

Hay muchas fases de bonus en muchos juegos, desde tiempos inmemoriales, en las que la recompensa que obtienes es aleatoria. Es más divertido, tiene un puntito de emoción no saber qué vas a ganar. 

Pero en ninguno de estos ejemplos usas dinero real para ganarte el derecho a abrir la caja del premio por completar la misión o seguir jugando para conseguir un Pokémon Shiny. Cuando el dinero entra en la ecuación, ya no es una mecánica de videojuego: se convierte en un negocio de apuestas. 

Celebramos los 30 años de Hobby Consolas

Celebramos los 30 años de Hobby Consolas

Hobby Consolas cumple 30 años con un apasionante viaje desde sus orígenes como la revista de videojuegos más vendida de España, a su ilusionante presente como la web de videojuegos número uno.

Leer más

La industria evoluciona, cambia y se adapta a los usos y costumbres de sus usuarios. Quiere darnos lo que queremos y obtener beneficio (al fin y al cabo, es un negocio), pero creo que las "loot boxes" no son el camino. O que, al menos, no deberían serlo. 

Las cajas de botín son un perfecto ariete para cargar contra los videojuegos, uno legítimo, además. Puede que termine cayendo por su propio peso, y hay estudios que dicen que los propios jugadores le pondremos freno pero que, hasta que eso llegue, seguiremos gastándonos millones... 

La industria debería autorregularse en este aspecto, como lo ha hecho en otras ocasiones. Y, si no lo hace, tendrá que dejar que la regulen desde fuera, aunque es muy posible que no le gusta nada el resultado

Y además