Imagen de perfil de David Martínez
La opinión de
David Martinez

El mejor personaje femenino del año está en Red Dead Redemption 2

Red Dead Sadie Adler 2

Puede que su nombre no haya sonado tanto como los de Kassandra (la protagonista femenina de Assassin´s Creed Odyssey) o las mujeres soldado de Battlefield V, pero os aseguro que el mejor personaje femenino del año está en Red Dead Redemption II. Y eso que este año las mujeres han protagonizado grandes momentos en los videojuegos. Por primera vez pudimos controlar a Mary Jane Watson en algunos niveles de Spider-Man para PS4, y nos reencontramos con las heroínas de Life is Strange BTS. También ha sido el año en que la bruja Bayonetta ha reaparecido con sus dos primeros juegos reeditados para Nintendo Switch, hemos vuelto a ver a Lara Croft en Shadow of the Tomb Raider y que Kara protagonizó una de las partes fundamentales de Detroit Become Human, y en el ámbito indie, que nadie se olvide de Madeline de Celeste.

Red Dead Sadie Adler 4

Análisis de Red Dead Redemption 2

No estoy hablando por hablar. Conozco todos estos títulos, y este mismo año publiqué Guerreras y Princesas. Heroínas de los videojuegos, un libro en que se hace un repaso por las mujeres protagonistas a lo largo de la historia de los videojuegos. Con la grandeza que muestran Lara Croft o la espartana Kassandra, ninguna evoluciona como Sadie Adler. Desde el comienzo son guerreras -la nieta de Leónidas nada menos- o aventureras. En cierto modo, se encuentran preparadas para lo que se les viene encima, y pese a sus heridas, tienen cierto halo de invulnerabilidad.

Comprar Guerreras y Princesas. Heroinas de los videojuegos

Red Dead Sadie Adler 3

Esto no ocurre en el juego de Rockstar. Sadie es todo un descubrimiento en Red Dead Redemption 2. Y A PARTIR DE AQUÍ OS RECOMIENDO QUE LEÁIS BAJO VUESTRA RESPONSABILIDAD PORQUE HAY ALGUNOS SPOILER -NO DEMASIADOS- SOBRE LA HISTORIA. 

Red Dead Sadie Adler

Análisis en vídeo de Red Dead Redemption 2

Es cierto que en ningún momento del juego controlamos a Sadie, pero este personaje femenino está con nosotros durante todo el desarrollo. Y es una de las mujeres que sufren una transformación más notable en un videojuego. Ocurre de manera progresiva, y nos deja realmente impactados. La primera vez que aparece, está indefensa, incapaz de hacerle frente a lo que ha ocurrido: la señora Adler acaba de perder a su marido Jake (una muerte violenta, como os podéis imaginar) y ella misma está en peligro. 

Red Dead Redemption 2 impresiones 13

Pero las circunstancias hacen que se una a nuestro grupo, a la banda de Dutch Van Der Linde, y comience a sentirse arropada por Arthur Morgan, John Marston, Bill Williamson y los demás. Poco a poco, de un modo muy natural, Sadie va integrándose en las actividades del grupo. No sólo un personaje que se encuentre con nosotros, sino que participa de forma activa en las misiones. Al principio nos pide ayuda para su transformación (también en su modo de vestir) hasta convertirse en una pistolera. De hecho, en el juego menciona que compartía las tareas de la granja con su difunto marido.

Red Dead Redemption 2

Cuando parece que su viaje está completo, Sadie Adler todavía tiene mucho que aportar. Red Dead Redemption II nos hace testigos de su venganza, contra aquellos que le arrebataron a su familia, y le convierte en una pieza clave en la historia principal, la que protagoniza Morgan. Esta transformación también es visual, y la verdad es que su atuendo en las últimas misiones es una pasada (encaja perfectamente con su voz quebrada, ese rostro quemado por el sol y la melena rubia, arreglada en una coleta para que no le entorpezca en los tiroteos o en las peleas a puñetazos). 

Gameplay de Red Dead Redemption 2

Red Dead Redemption 2 PS4 Xbox One PC

Seguro que al terminar el juego descubrís que Arthur Morgan no es el único personaje que se va a quedar por siempre con nosotros, Sadie Adler es el ejemplo más empoderante de una mujer en los videojuegos de 2018. Más aún teniendo en cuenta que Red Dead Redemption 2 hace el retrato de una época en que ellas no tenían derecho a votar y en muchos casos incluso sufrían maltrato físico.