Imagen de perfil de Javier Parrilla
La opinión de
Javier Parrilla Ruiz

Los mejores juegos de 2016 - La opinión de Javier Parrilla

Mis juegos favoritos del 2016

Sin lugar a dudas y para mí, Overwatch es el mejor juego del año 2016. Me parece que Blizzard se ha lucido con su nueva IP ofreciendo una experiencia divertidísima, repleta de personajes carismáticos y un universo con mucho potencial para ser exprimido en el futuro. Desde su lanzamiento, he leído muchas críticas de Overwatch como su falta de campaña, su modelo de negocio (muchos consideran que debería haber sido free-to-play) o sus diversas polémicas con sus protagonistas, dos de ellas centradas en Tracer (por una pose de victoria y por su condición sexual). Sin embargo, estos ataques al juego los considero bastante refutables. En primer lugar, no me arrepiento de haber pagado por una edición coleccionista de Overwatch que sí incluye el videojuego y una figura de gran calidad y acabado. Además, por el número de horas que llevo con el juego, creo que el gasto está más que amortizado. Sí, Overwatch tiene micropagos opcionales para conseguir más cosas para los héroes, pero no es necesario gastarse un duro extra si vas subiendo de nivel y consigues de manera gradual los ansiados botines de Overwatch que las desbloquean.

Por otro lado, no tenemos que olvidar que lo importante de un videojuego es que nos divierta. De nada me sirve una gran historia o unos gráficos de infarto si la experiencia o la dinámica me resulta un tostón y acabo abandonando el juego. ¿Que Overwatch podría haber sido mejor? Sí, claro, como cualquier otra cosa, pero no es un timo ni de lejos. Por ello, si un videojuego me engancha y me dura un porrón de horas sin aburrirme, creo que lo justo es coronarlo como mejor juego del año. Sí que es cierto que en los Game Awards 2016 me sorprendió que ganara el premio al mejor videojuego del año (pensaba que se lo llevaba Uncharted 4), pero hay que reconocer la comunidad que ha creado con youtubers dedicados a Overwatch, cosplayers, fanarts o merchandising. Cuando un videojuego trasciende de esta manera, por algo será. De hecho, Overwatch se sigue actualizando con nuevo contenido gratuito (nuevos modos, héroes, eventos y mapas; además de ajustes de balanceo de personajes) y la forma de promocionar estas novedades para el juego con cortometrajes de gran calidad, para mí, es preferible a ofrecerme una campaña individual metida con calzador. Por tanto, Overwatch es mi favorito de este año y ya llevo dos shooters como videojuegos preferidos (el año pasado lo fue Splatoon). Además, ya está confirmada la llegada de nuevos héroes para 2017 en el juego, por lo que larga vida a Overwatch.

En el resto de mi Top, está la espectacular aventura de Nathan Drake en Uncharted 4: El Desenlace del Ladrón, el sorprendente renacer del dúo Ratchet & Clank, el desembarco de la séptima generación de Pokémon en Pokémon Sol y Luna, el esperado Final Fantasy XV, la acción de Dishonored 2, la odisea de The Last Guardian, la sensibilidad de Unravel, la creatividad de Planet Coaster y la forma de contar una historia de Firewatch. Recuerdo que me gusta valorar IPs nuevas, entre otros criterios que ya expliqué en mi lista del año pasado.

1. Overwatch

2. Uncharted 4: El Desenlace del Ladrón

3. Ratchet & Clank

4. Pokémon Sol y Luna

5. Final Fantasy XV

6. Dishonored 2

7. The Last Guardian

8. Unravel

9. Planet Coaster

10. Firewatch

Lo mejor de 2016

Me gustaría destacar el buen estado de salud del que goza la saga Pokémon tras dos décadas en el mercado. La celebración del vigésimo aniversario de la franquicia se ha vivido por todo lo alto en este año 2016 con el lanzamiento de los clásicos Pokémon Rojo, Azul y Amarillo para 3DS; Pokkén Tournament para Wii U, Pokémon Mundo Megamisterioso también para la portátil de Nintendo, Pokémon GO para móviles y los más recientes Pokémon Sol y Luna con cifras de ventas espectaculares y varias novedades para la saga; aparte del reparto de Pokémon legendarios cada mes y un vibrante tráiler emitido en la Super Bowl 2016. Siendo una de mis franquicias favoritas del mundo de los videojuegos desde sus inicios, me alegra ver el éxito de Pokémon a día de hoy, enganchando a nuevas generaciones y recuperando a otras más veteranas. Bravo por Game Freak y por Nintendo.

También quiero celebrar el crecimiento progresivo de la presencia de los videojuegos españoles en el mercado, lanzándose varios juegos en formato físico como Aragami, Anima: Gate of Memories o Dogchild, entre otros. También el regreso de estudios nacionales veteranos como Pendulo Studios con Yesterday Origins o MercurySteam con Raiders of the Broken Planet, este último ya de cara a 2017. Esperemos que esta tendencia se consolide y que cada vez sea mayor tanto la repercusión de los desarrollos españoles como el número de videojuegos patrios que lleguen a las tiendas. No solo por orgullo de lo que se cuece en nuestro país, sino porque no hay que olvidar que esta industria y sector es un motor de impulso de la economía y genera diversos puestos de trabajo.

Lo peor de 2016

El entierro de Wii U para ir calentando motores con Nintendo Switch, la nueva consola de Nintendo, es lo que menos me ha gustado del año 2016. Una consola desaprovechada e incomprendida, mal promocionada para los que no siguen la actualidad de esta industria (hay gente que me ha querido comprar el Mario Kart 8 pensando que vale para la Wii, por poner un solo ejemplo) y que muere con un ciclo de vida relativamente corto. No me arrepiento de haberme comprado una Wii U. De hecho, tengo videojuegos pendientes. En un principio, a mí también me parecía una plataforma con un concepto farragoso y hasta me daba pereza. Sin embargo, su catálogo de videojuegos exclusivos me acabaron ganando. El no contar con el apoyo de las third-parties ha sido un verdadero lastre para generar ventas y convencer a compradores potenciales. Ahora queda ver si todas sus joyas se acabarán 'porteando' para Nintendo Switch, su sucesora.

Por otra parte, algo que no es novedad, pero que cada vez me irrita más, es la sensación flagrante de que los videojuegos, principalmente triple A, salen al mercado inacabados e incompletos. Puedo entender los costes de desarrollo, la presión del timing de los lanzamientos y otros factores a la hora de producir un juego de gran presupuesto; pero es que los consumidores seguimos pagando lo mismo y podemos comprender los retrasos. Sin embargo, ha quedado demostrado que los retrasos no solucionan estos problemas cuando llega el ansiado lanzamiento en la mayoría de los casos. En el vídeo hablo de Final Fantasy XV, pero se puede aplicar a muchos más juegos que han salido este año. Menciono a Final Fantasy XV porque, nada más salir, el juego tuvo un parche que añadía nuevas cinemáticas y realizaba varios ajustes en la obra, afectando directamente a la guía oficial del videojuego. De hecho, Square Enix, a través de sus redes sociales oficiales, anunciaba la descarga de un PDF con todas las modificaciones de la guía. Vamos a ver, si me compro la guía de un juego es para tener todo lo necesario para exprimir el título en cuestión teniendo un libro a mano, no para que luego me tenga que imprimir un documento PDF del cual me tengo que enterar de casualidad si me da por mirar en las redes sociales de los creadores de la obra. De todas maneras, Final Fantasy XV me parece un buen juego y está en mi Top, aunque pensaba que podía llegar a ser mi videojuego favorito del año 2016. Los parches de lanzamiento y su pase de temporada lo penalizan en mi caso. Lejos queda esa sensación de jugar de principio a fin un Final Fantasy y disfrutar de su historia, que te lo comprabas y sentías tener lo más grande entre tus manos, sin chanchullos tras su llegada a las tiendas.

Lo que espero de 2017

En primer lugar, espero que los dispositivos de realidad virtual demuestren que no son una moda pasajera y se sigan sacando videojuegos cada vez más interesantes e inmersivos que aprovechen el potencial de esta tecnología. Es decir, que no pasemos del bombo que ha habido este año a una sequía de lanzamientos de videojuegos para la VR en el siguiente. En mi caso, solo he probado recientemente Oculus Rift y he jugado con este dispositivo a Superhot VR, The Climb, Dead and Buried, Eagle Flight y The Unspoken. La experiencia me resultó sorprendente y más divertida de lo que esperaba, por lo que creo que merece darle una oportunidad a la realidad virtual. Respecto a los mareos, pues sí que te puedes marear, pero creo que por la falta de costumbre y porque hay que saber usar las cosas. También me he mareado con 'videojuegos tradicionales' jugando varias horas seguidas. Ya nos avisan de que descansemos un cuarto de hora cada hora de juego. Otra cosa es que hagamos caso.

En segundo lugar, tengo curiosidad por ver qué tiene preparado Square Enix por el trigésimo aniversario de la saga Final Fantasy. Y hablando de aniversarios, sueño con un nuevo SoulCalibur aprovechando el vigésimo aniversario de la saga de lucha con armas de Bandai Namco en 2017. No sé si lo que pido es soñar demasiado, pero la actividad en las redes sociales oficiales de la saga me hace pensar que puede ser posible el desarrollo de un SoulCalibur VI para la actual generación de consolas.

En tercer lugar, tengo ganas de conocer el catálogo de lanzamiento de Nintendo Switch. La consola como tal no me llama mucho la atención a priori, pero lo que importa a fin de cuentas son los juegos que vaya a tener. De lo que ya se conoce, el que más quiero ver en acción es Beyond Good and Evil 2, toda una alegría que el proyecto no se haya cancelado. También tengo ganas de salir de dudas de si uno de los videojuegos que vimos en la primera presentación de la consola es Splatoon 2 o una versión mejorada del original. Sea como sea, 2017 pinta movidito en cuanto a hardware y más si Project Scorpio también sale a escena, la nueva plataforma de Microsoft.

En cuanto a mis videojuegos más esperados enumero los siguientes: Cuphead (ya es hora de que salga), Guardianes de la Galaxia de Telltale Games (como sea la mitad de bueno, épico y gracioso que Tales from the Borderlands me conformo), Syberia 3, Marvel vs. Capcom Infinite, Horizon Zero Dawn, Tekken 7, Ni no Kuni II o el regreso de Crash Bandicoot, entre otros. De momento, enero 2017 pinta más que interesante para mí con la llegada de Resident Evil 7, Kingdom Hearts HD 2.8, Tales of Berseria, Gravity Rush 2 y Digimon World: Next Order.

Por último, si queréis conocer las opiniones y los gustos del resto de mis compañeros, aquí tenéis el recopilatorio de los mejores juegos de 2016. ¡Felices fiestas!

Lecturas recomendadas