Logo Hobbyconsolas.com
Logo HobbyCine

¿Te engancha el morbo? El true crime coge cada vez más espacio en las plataformas

true crime
Foto del redactor María Bescós

Todos los meses aparece algún true crime nuevo en las plataformas de streaming, ya sea en Max, Disney Plus, o Netflix, y hay una explicación para que sean tan populares.

El género del true crime está en auge en las plataformas de streaming, y cada mes vemos la llegada de nuevos documentales basados en crímenes reales a servicios como Disney Plus, Netflix, o Max

Sin ir más lejos, esta misma semana se han estrenado Publio. El secuestro sin fin en Max, y Lucrecia: Un crimen de odio en Disney Plus, mientras que el pasado mayo tuvimos en Netflix El Rey del Cachopo

Hay algo que funciona en el género, algo que no sólo engancha al público para querer ver más sino que también alienta a las productoras a realizar nuevas series o películas de esta temática que, en España, está viendo un gran crecimiento.

¿Por qué nos gustan tanto los true crime?

Creo que por naturaleza al ser humano le gusta el morbo, disfruta viendo cosas que en cierto modo sabe que no debería estar consumiendo con placer, mezclado con algo de adrenalina por los asesinatos, y la investigación policial

Pero también por cotilleo, y ganas de descubrir la verdad aunque no siempre pueda dar con ella, pero al menos sí sacie su curiosidad conociendo más a fondo ciertos detalles sobre el suceso que hasta entonces desconocía, y le invite a hacer sus propias conjeturas.

Publio. El secuestro sin fin

En la mayoría de ocasiones los true crime que se estrenan nos suenan de algo, aunque no hayamos estado siguiendo la actualidad del caso, pero los nombres o los acontecimientos nos resultan familiares, así que es más probable que nos queramos adentrar en ellos. 

Además, siempre será más fácil ver un producto trabajado como un documental, que casi roza la ficción y que cuenta con una narrativa mejor construida, a que nos interesemos por la misma historia en las noticias de actualidad, siempre presentada de una forma más trágica, fría y con menos intriga en la progresión de los hechos.

 

La ciencia tiene su propia teoría al respecto, defendiendo que nos atraen los crímenes reales porque nuestro inconsciente piensa que puede aprender de ellos para evitar una posible situación de peligro en caso de que nos viéramos atrapadas en ella.

“Tratar de comprender las motivaciones y conductas de delincuentes nos ayuda a anticipar escenarios y prever cómo reaccionaríamos en situaciones semejantes”, apuntaba la neuropsicóloga forense Cristina Andreu en una entrevista del año pasado.

¿Por qué se producen tantos true crime?

Sin embargo, nuestro propio interés como audiencia por el true crime no es el único motivo por el que hayan proliferado tanto en los últimos tiempos. También hay explicación práctica detrás. Práctica a nivel económico.

Salvando algunas excepciones, producir un documental se puede convertir en una tarea mucho más barata que producir un producto de ficción. Como en cualquier proyecto audiovisual, la base se encuentra en el guion, pero en el caso de un documental el guion es casi todo lo esencial. 

Los true crime españoles más impactantes basados en casos espeluznantes

Con una buena y rigurosa investigación detrás, estructurada de manera que vaya desvelando sus misterios de una forma atractiva, lo único que falta es ilustrarlo con imágenes. Pero para esas imágenes no necesitas un amplio elenco de intérpretes, que si son estrellas conocidas mejor.

Sin contar con la voz narradora, tus principales intérpretes serán las personas a las que entrevistes, unas a las que es muy probable que ni siquiera debas pagar por sus intervenciones. 

Tom Cruise

Los decorados podrán ser sus propias casas o lugares de trabajo, y tanto la iluminación, el sonido como la fotografía para estas entrevistas no requerirán de equipos humanos demasiado grandes, e incluso es posible que tampoco haga falta crear una banda sonora específica para el documental.

En caso de que se quiera ir un paso más allá, siempre se podrán hacer recreaciones de los hechos, o utilizar localizaciones para ambientar el diálogo, pero en ninguno de los dos casos se requiere excesiva precisión ni hace falta desplazarse al emplazamiento real para ello.

Documental Super Size Me

El resto de la producción se suele completar con imágenes de archivo, tanto de fotografías o vídeos como documentos que sirvan para ilustrar lo que se te está narrando, así como grafismos que refuercen las palabras para comprender mejor el caso.

Todo ello se puede resolver de muchas formas, desde una más cutre en la que estés viendo las mismas imágenes una y otra vez, o montajes más trabajados en los que haya movimientos en las fotografías para no estar viendo el mismo plano estático. 

Conversaciones con asesinos Las cintas de Ted Bundy

Pero el resultado es el mismo en casi todas: una serie o película efectiva que no requiere del mismo nivel de recursos que otra de ficción, y que además cuenta con el aliciente extra de hacerte creer que lo que estás viendo se ajusta más a la realidad.

No todos los true crime se afrontan igual, ni el público se engancha a ellos por motivos idénticos, pero este texto podría arrojar algo de luz sobre las claves que expliquen la pasión que levantan y el aumento de ellos en el streaming. 

Conoce cómo trabajamos en HobbyConsolas.