Gran Turismo Sport
Reportaje

Análisis de Gran Turismo Sport para PS4 en progreso

Por José L. Ortega
-

El pasado viernes recibimos una copia de Gran Turismo Sport, el esperado título de conducción exclusivo para PS4 que supone el estreno de la popular saga producida por Kazunori Yamauchi, CEO de Polyphony y piloto profesional, en la consola de actual generación de Sony.

Nuevo gameplay de Gran Turismo Sport con Kamui Kobayashi al volante

Esta nueva iteración de la franquicia está claramente enfocada a sacar el máximo rendimiento de diversas funciones online. Este hecho ha provocado que se hayan publicado diversas betas sobre el juego con el fin de tener los servidores listos para el lanzamiento del juego. Y que los encargados de hacer el análisis del juego hayamos sufrido un mantenimiento constante en el juego durante todo el fin de semana, lo que nos ha impedido dedicarle las horas necesarias para otorgar una nota definitiva a Gran Turismo Sport. Eso, y el hecho de que queríamos comprobar el funcionamiento de dichos servidores ya con el juego en las tiendas.

En la vuelta de calentamiento

Además, el hecho implícito de tratarse de un juego con unas funcionalidades online tan imperantes no nos ha dejado progresar en otros aspectos offline, hecho que nos ha resultado bastante sorprendente. Se puede jugar a Gran Turismo Sport sin internet, pero sus funcionalidades son muy limitadas. Están disponibles funciones como el Modo Arcade, Pruebas de Derrape o carreras a pantalla dividida, pero por alguna razón el título necesita conectarse a internet para guardar la partida, haciendo que el progreso sea imposible sin estar conectados, ya que los créditos que se obtienen hasta entonces se pierden al reiniciar la sesión.

Habrá que esperar para saber si esta decisión bastante poco práctica se mantiene tras el lanzamiento del juego, pero sin duda es una rémora para aquellos que no dispongan de conexión a internet. Hay funciones, como la escuela de conducción, que inexplicablemente están bloqueadas sin internet por el simple hecho de comparar los tiempos con los de nuestros amigos.

Gran Turismo Sport

Competición en estado puro

Obviando eso, entre la noche del viernes y durante buena parte del sábado pudimos degustar durante unas cuántas horas Gran Turismo Sport, un título que promete ser de lo más interesante gracias a su apuesta por el mundo de los eSports, y que hará las delicias de los amantes de los videojuegos de conducción ya que mantiene plena la esencia que ha conseguido que la saga lleve veinte años entre nosotros. "No se trata de una entrega numerada, sino que es un producto más especializado y particular en ese sentido", dice Yamauchi.

Si algo destaca de Gran Turismo Sport es la concienciación que pretende transmitir desde los primeros compases. Es un juego destinado al juego en red y todos sabemos la jungla que es. Por eso, antes de poder acceder a la red tenemos que visionar de forma obligatoria dos vídeos que ahondan en las prácticas de deportividad necesarias para poder competir contra otros adversarios a través de la red. Luego, obviamente, no estaremos exentos de encontrarnos con algún desalmado cuya única diversión sea la de tratar de chocarnos o sacarnos de la carrera, pero esto repercutirá en sus puntos de deportividad.

Gran Turismo Sport

Aunque todavía no sabemos muy bien cómo funciona esta medida, ya que nos han llegado a restar puntuación por rozarnos con una pared del circuito. Pronto para emitir un veredicto, pero que se trate de inculcar un buen comportamiento es, sin duda, un aspecto más que positivo. Habrá que ver cómo actúa el juego con las sanciones en momentos delicados, como posibles choques en la última curva en encarnizados -o enmetalizados, más bien- enfrentamientos por cruzar en primer lugar la bandera a cuadros.

Las carreras en la sección Sport, tal y como ocurría en las betas, se realizan por medio de inscripciones en las diferentes competiciones que tienen lugar, que normalmente se activan unos quince minutos antes del comienzo de la prueba. En ese tiempo de margen podemos aprovechar para realizar vueltas que nos sirvan tanto para conocer los recovecos del circuito como para tratar de ser los mejores con el crono, lo que determinará nuestra posición en la carrera.

Gran Turismo Sport

¿Simulación o arcade?

El estilo de conducción de Gran Turismo Sport no muestra demasiadas diferencias con cualquier otra iteración de la serie, por lo que no esperéis demasiadas novedades al respecto. Lo cuál no es malo por un lado, ya que lo convierte en un título accesible para todos los públicos, pero también juega en su contra. Porque la competencia es grande y a su márketing le sigue la frase "The Real Driving Simulator", pero es obvio que hay títulos como Assetto Corsa o Project CARS 2 que ofrecen una simulación bastante más realista que la del juego de Polyphony. Hay numerosas ayudas opcionales para activar o desactivar al gusto de cada uno, con lo que se consigue que la experiencia sea más simulación o más arcade según el piloto.

Y para más inri, pese a que el juego luce una calidad visual de lo más asombrosa, no hemos visto variación en lo que a condiciones climatológicas se refiere. Sólo cambia el aspecto en función de la hora del día en la que tenga lugar la competición, pero no hemos apreciado visos de lluvia, ni mucho menos de nieve, cuando precisamente son algunos de los aspectos más divertidos en el mundo de la conducción. Por no mencionar la ausencia de daños en los vehículos. Se pueden activar daños "graves", pero sus efectos, la verdad, no parecen afectar con el realismo que deberían.

Gran Turismo Sport

El componente social promete ser muy importante en Gran Turismo Sport, y no solo por las carreras, que son la salsa del juego. También hay lugar para el aprendizaje por medio del apartado correspondiente en el que podremos aprender más sobre la historia de las diversas escuderías que conforman la plantilla del juego. También hay lugar para sacar partido a nuestra vena artística pudiendo realizar capturas de nuestros vehículos favoritos en marcos de lo más variopintos, pudiendo añadir filtros instagrameros con el fin de crear una instantánea de lo más original que acabe ganando miles y miles de likes.

Los volantes compatibles con PS4 más populares en Amazon

Gran Turismo Sport aporta una grata sensación de progreso desde los primeros instantes. A medida que vamos ganando carreras o superando retos nos premian con recompensas que pueden ser desde nuevos coches o circuitos que se desbloquean cuando alcanzamos un nivel determinado. Es como si dentro del juego estuvieran incorporados una serie de trofeos con los que se nos premia de distinta forma.

¡Cómo no va a gustarnos conducir!

También es destacable el intercambio de kilometraje, que permite desbloquear objetos como cascos, monos para el piloto o vinilos (se ha introducido un editor de diseños, que permite aplicar cualquier color de pintura a la carrocería o las llantas, con diferentes efectos, así como vinilos y publicidades de marcas asociadas al juego) para nuestros bólidos en función de la distancia que hayamos recorrido en carretera.

Lo mejor de Gran Turismo Sport es que ofrece mucho para pasarnos quemando rueda durante el tiempo que queramos. Sus 140 coches, 19 circuitos y 27 trazados son una cantidad que, pese a no ser desmesurada, parece ser más que aceptable gracias a las mecánicas de progreso de las que hace gala el título. Eso sí, veremos cómo gestiona esto Polyphony, ya que si lo hace inundándonos de DLC, la cosa cambiará a peor.

Ahora, solo queda esperar a que arranquen los motores y podamos ver cómo se comporta Gran Turismo Sport cuando salga al mercado y todos los pilotos se lancen a pisar a fondo el acelerador. Cuando eso ocurra, podremos probar a fondo todos los apartados de Gran Turismo Sport (son algunos más de los aquí narrados) y poder emitir finalmente una nota definitiva para el análisis del juego de conducción de PS4.

Lecturas recomendadas