Deadpool 2
Reportaje

Deadpool 2 y su escena postcréditos - Qué significa (spoilers)

Por Daniel Quesada

Hoy sí que sí, madafackas. La película de Deadpool 2 llega a las carteleras y, con ella, un aluvión de escenas brutas de acción, rupturas con la cuarta pared y bromas referenciales que os van a hacer troncharos de risa en la butaca. Ya os hemos comentado en nuestra crítica de Deadpool 2 que la película está a la altura de las circunstancias, pero sin duda, lo que va a robar todas las conversaciones a la salida del cine va a ser la escena post-créditos que protagoniza Masacre. Por si no había quedado claro: ¡vienen spoilers, seguid leyendo solo si habéis visto ya la peli! 

El "pez gordo" de Marvel, Joe Quesada (mi tío, el de los USA) afirmó recientemente que la escena postcréditos de Deadpool 2 es la mejor de la historia del cine y... ¿Sabéis qué? ¡Le vamos a dar la razón! A fin de cuentas, pone el colofón a la tendencia metalingüística y macarra que comentábamos en nuestro análisis de la película para expertos. Os recordamos de qué va la cosa.

Compra la primera película de Deadpool en Blu-Ray

Después de que Negasonic y Yukio trasteen con el dispositivo de viajes en el tiempo de Cable, Deadpool decide apropiárselo y "arreglar errores del pasado". Seguro que a muchos se os pasó por la cabeza que iría a acabar con el mismísimo Hitler bebé, algo que Wade Wilson comentó en la película. ¡En realidad, sí que iba a hacerlo! Ahora, sabemos que esa escena fue censurada (Deadpool estrangulaba al bebé comentando que ya se lo agradecería), pero lo que pasó el corte fue la mejor parte:

Deadpool en Lobezno: Inmortal

Tras unos segundos de créditos, vemos a Ryan Reynolds caracterizado como Deadpool, pero no como el de estas dos últimas películas, sino como el que vimos en X-Men Orígenes: Lobezno, sin duda la película más desastrosa de la franquicia X-Men. En esa película, el propio Ryan Reynolds se encargaba de encarnar al personaje, pero ni sus poderes, ni su aspecto ni su carisma se parecían al del "crack" que vemos en los cómics o las películas actuales. Fue un absoluto desperdicio que indignó a los fans, por lo que era de justicia que el propio Deadpool matara a ese Deadpool.

Otro "highlight" de esa escena es que, por fin, vemos a Hugh Jackman en movimiento dentro de una película del nuevo Deadpool. Nuestros ojos cansados no sabrían discernir si es metraje antiguo o si, efectivamente, Jackman ha grabado esta escena ex profeso para la película (con lo que se convertiría en la última vez que ha interpretado al personaje después de la película Logan), pero sin duda es un señor puntazo.

Los más estrictos se plantearán qué pasa entonces con el canon de las películas X-Men. En realidad, como X-Men Días del futuro pasado puso toda la cronología patas arriba, podemos considerar que hay dos Deadpool, cada uno en una línea temporal diferente. O, simplemente, tomárnoslo a cachondeo como hace esta nueva película, lo cual es la opción más recomendable.

Green Lantern: NO

El colofón final llega con la escena en la que el propio actor Ryan Reynolds asegura que con esta obra su carrera despegará por fin y mira al guión de Green Lantern (Linterna Verde), para después ser salvajemente tiroteado por Deadpool. Los más novatos en el cine de superhéroes quizá no la recordéis (por suerte para vosotros), pero Green Lantern resultó ser un jarro de agua fría para los fans del personaje de DC Cómics por su planteamiento pueril y algunas escenas con efectos especiales bastante cutres. Sí, Ryan Reynolds protagonizó esa fallida película antes de acertar con Deadpool, así que tenía sentido que se matara a sí mismo antes de cometer ese enorme error.

Como veis, esta escena postcréditos de Deadpool 2 es todo un homenaje para los que llevan unos añitos siguiendo la carrera de los superhéroes en general y la de Ryan Reynolds en particular. Aunque solo sea por estos momentos tan geniales, te basta para redimirte respecto a tu pasado, Ryan.

Lecturas recomendadas