El desorden que dejas
Entrevistamos al equipo que ha hecho posible El desorden que dejas: el escritor y director Carlos Montero y el reparto formado por Inma Cuesta, Bárbara Lennie, Tamar Novas, Arón Piper y Roberto Enríquez.

La miniserie El desorden que dejas, del creador de Élite, Carlos Montero, llega hoy a Netflix con sus ocho adictivos episodios.

Hemos tenido el placer de charlar con é y con el reparto principal, compuesto por Bárbara Lennie (El Reino), Inma Cuesta (Criminal), Tamar Novas (El asesino de los caprichos), Arón Piper (Élite) y Roberto Enríquez (El embarcadero).

Esta serie de intriga gira en torno a Raquel, una profesora de literatura que acepta un trabajo en el instituto del pueblo donde creció su marido. Sin embargo, al poco de llegar al centro Raquel se da cuenta que está allí debido a que la anterior profesora se suicidó, teniendo a unos alumnos conflictivos que no paran de acosarla.

Poco a poco, Raquel se irá obsesionando con la persona muerta e iniciará su propia búsqueda para entender qué fue lo que le pasó y encontrar toda la verdad que hay detrás de este misterioso suceso en el que todos los de alrededor parecen estar ocultando secretos.

VIDEO

Tráiler de El desorden que dejas

La serie está basada en la obra del mismo título de Carlos Montero, que nos hablaba así de lo que ha supuesto para él poder liderar la adaptación para Netflix: "Me cuesta mucho encontrar los títulos, aunque al final suelo encontrarlos, y me gustaba el aliento poético que tenía y que se adecuaba no a la trama pero sí al tema".

"El desorden que dejas habla de la ausencia, la muerte. Venía muy a cuento con los personajes. Yo estaba pasando por una tragedia personal, desgraciadamente, y sabía muy bien lo que era eso, perder a alguien, cómo te deja. Te deja que no quieres vivir, te descoloca completamente. Y te tienes que reponer. Y creía que era muy adecuado para todo lo que le estaba pasando a Raquel y a todos los personajes".

VIDEO

Libros y cómics que llegarán a Netflix en formato de series y películas

Uno de los primeros aspectos que puede llamar vuestra atención es la cabecera de la serie que subraya la peculiar identificación que se da entre las dos protagonistas. Inma Cuesta describe así el proceso creativo que hubo detrás: "Es muy interesante ese juego de espejos entre los dos personajes, cómo se entrelazan y se confunden. Era muy interesante la idea que tenían de hacer algo tan plástico llevado a la pintura, junto con los paisajes. Se hizo un poco antes de terminar el rodaje. Era un poco raro y hasta que no lo vimos no terminamos de entender lo que querían. Nos tomaron imágenes de vídeo y fotografías a Bárbara y a mí en las que teníamos libertad para movernos y hacer cosas un poco abstractas e hicieron esta cabecera tan bonita".

La serie además ha tratado de retratar Galicia de una forma muy especial aprovechando su clima y sus ambientes únicos, como el propio instituto, para crear ese halo de misterio. Tamar Novas, uno de los muchos actores gallegos, añade respecto a la cabecera: "me hace mucha ilusión que la canción también es de un gallego, Xoel López, que para mí es un ídolo, y me parece que han apostando porque la cabecera tenga alma".

El resto del reparto principal, por cierto, ha tenido que trabajar su acento, en el caso de Inma Cuesta, Roberto Enríquez o Bárbara Lennie con un coach que les permitiera adecuar su registro a lo que demandaba la serie, aunque fuese simplemente modulando sus acentos de origen.

Roberto Enríquez, que da vida al marido de Viruca en la ficción, nos habla del género al que se adscribe la miniserie: "yo soy fan absoluto del thriller. Me parece el metagénero. Creo que a partir de él se pueden contar muchísimas cosas. Grandes thrillers retratan un momento de un lugar y una época concreta y lo hacen muy bien. Es un buen vehículo. También leí la novela y me fascinó, y además tenía un reparto fabuloso y el autor de la novela iba a dirigir la serie. Era algo diferente y muy atractiva por todo esto". ¡Por cierto! La propia Inma Cuesta se interesó en adquirir los derechos de la novela para hacer su propia adaptación, algo que finalmente no fue posible, pero, según nos ha contado, "el personaje que más me interesaba era el de Raquel, papel que he podido interpretar". La razón: "Raquel empieza en un lugar y acaba en otro completamente diferente. Me gustan las historias que transforman a los personajes".

El desorden que dejas

Carlos Montero tuvo siempre en mente Arón Piper para el papel de Iago, uno de los estudiantes más violentos y beligerantes de Viruca, dado que ya había trabajado con él previamente y tenía muy claro que podía darle empaque al personaje y a la vez mostrar un lado mucho más vulnerable. Respecto a lo subido de tono de algunas secuencias, decía que iba "curado de espanto" tras haber trabajado en Élite y tampoco se sintió presionado porque considera que "el personaje no tiene nada que ver, así que no tenía esa preocupación. Muy difícil lo tienes que hacer para que sea igual a Ander ese personaje tan visceral y tan para afuera. El reto eran secuencias como la del baño que es una pelea personal porque es muy difícil. Llegar a este personaje tan distinto era el verdadero reto y en secuencias así se notaba. Pero también es lo divertido de ser actor".

Bárbara Lennie ha confirmado que trabajar con él fue muy orgánico para los dos dada la importancia de su relaciónen la narrativa de la serie, "porque tenía que contarse un enganche y una fascinación mutua, y con él ha sido todo muy fácil. Es un actor que está deseando probar y probarse y engancharse con otras caras, y ha sido muy agradable trabajar con él".

Y además

El desorden que dejas (Serie TV)

Argumento:

El desorden que dejas es una miniserie original de Netflix creada porCarlos Montero (Élite, Dinero fácil, Física o Química) y que dirige junto aSilvia Quer (Sé quién eres, La mujer del siglo, Élite) yRoger Gual (Los espabilados, Instinto, Las chicas del cable). Esta serie de intriga gira en torno a Raquel, una profesora de literatura que ace...