PC gaming
Reportaje

Errores graves que no debes cometer al comprar un PC Gaming

Por Redacción Hobby Consolas
Recopilamos los errores más comunes que se cometen a la hora de comprar un PC, especialmente si es gaming, y que debéis evitar a toda costa si vais a adquirir uno. Errores en los que se puede incidir fácilmente si no se tiene mucho conocimiento sobre ello.

Un PC es una estupenda alternativa para disfrutar de los videojuegos. Por desgracia, no vale cualquier ordenador para disfrutar jugando, sobre todo si se trata de títulos recientes. Por ello, y para que elijáis el ordenador adecuado, a continuación os vamos a contar algunos errores graves que no debéis cometer al comprar un PC gaming.

Elegir una CPU de poca potencia

En un esfuerzo por bajar el precio, algunos ordenadores ocultan intencionalmente lo poderoso que es realmente el procesador incluido y podría tratarse de un sistema que incluye un procesador Intel o AMD, pero otros factores son mucho más importantes. Si compráis un PC gaming que tiene un chip de un solo núcleo y bajo nivel, vais a pasarlo mal. Incluso los juegos menos exigentes se impondrán a ese procesador y lo llevarán a sus límites. Así que aseguraos de que el sistema que estáis comprando como procesador es capaz de mover juegos triple A decentemente.

No tener en cuenta la RAM que se necesitará

Cuando un juego no tiene la cantidad óptima de RAM disponible, utiliza lo que se llama un "archivo de paginación" en el disco duro del PC. Los discos duros casi siempre son más lentos que la memoria RAM, por lo que cuando un juego tiene que extraer activos del disco duro, lleva más tiempo. En las máquinas con poca memoria RAM, los juegos pueden tener problemas al cargar texturas o áreas del mundo del juego a tiempo, por lo que presentan todo tipo de problemas. Aseguraos de que estáis comprando un PC gaming con un sistema con suficiente RAM. Hoy en día, 8 GB de RAM es el mínimo aceptable, aunque podría a llegar a ser insuficiente, por lo que, lo mejor, es optar por 16 GB de RAM o más.

Disco SSD o memoria RAM: ¿qué mejora más el rendimiento de tu PC?

No fijarse en las características técnicas gráficas

Si queréis comprar un PC Gaming, es crucial que os familiaricéis con las tarjetas gráficas. Tanto Nvidia como AMD crean tarjetas que cubren todo el espectro cuando se trata de energía, por lo que es bueno saber dónde está el punto de entrada para disfrutar de una experiencia de juego en PC sólida. Deberíais mirar los sistemas que incluyen una Nvidia GeForce 1060 o una AMD RX 580, al menos. Y cuanto más alto sea el número, mejor.

Comprar sin tener en cuenta la capacidad de expansión futura

Debéis evitar los PC que intentan imitar el aspecto de las consolas y haceros con aquel que pueda expandir sus características. Si compráis algo que no deja mucho espacio para dicha expansión, os quedáis con menos opciones, puesto que las tarjetas gráficas son cada vez más grandes y pueden venir equipadas con sus propios sistemas de refrigeración. Por este motivo, si compráis un PC pequeño para jugar, las probabilidades de que se ajuste cuando llegue el momento de la actualización son casi nulas. Entonces, en este caso, equiparad el tamaño con el poder y comprad un sistema que soporte futuras expansiones.

Señales de que tu disco duro está a punto de morir y cómo evitarlo

No asegurarse de que el sistema operativo está incluido

Algunas compañías que fabrican ordenadores gaming buscan ofrecer un precio competitivo omitiendo completamente el sistema operativo. Para algunos jugadores, esto está bien, ya que pueden tener una copia de Windows por ahí que pueden usar. Pero, si estáis comprando un sistema por primera vez y no tenéis una licencia de Windows, tendréis que pagar más. Aseguraos de que Windows venga incluido e instalado en vuestro PC gaming antes de comprarlo.

No buscar soporte físico multimedia

Algunos jugadores disfrutan comprando juegos en DVD o Blu-Ray, y, a menudo, se sorprenden al descubrir que, al comprar un PC gaming, no tienen dónde colocar el disco. Si sois de esos jugadores a los que les gustan las copias físicas, o si simplemente queréis ver una película Blu-Ray de vez en cuando o grabar un CD de música, aseguraos de que el ordenador que estáis comprando tiene una unidad de disco. Muchos fabricantes de PC gaming no la incluyen para ahorrar costes, así que prestad atención a la hoja de especificaciones.

Programas que hacen que tu PC funcione más lento y que deberías desinstalar

No comprobar las opciones de conectividad

Una impresionante cantidad de ordenadores no vienen con WiFi integrado, lo que significa que podríais tener que comprar vuestro propio adaptador o tarjeta WiFi. Y es probable que os encontréis con el mismo problema si utilizáis periféricos Bluetooth como pueden ser auriculares, puesto que muchos PC gaming tampoco ofrecen Bluetooth de forma inmediata. Por tanto, prestad atención a las opciones de conectividad que ofrece el sistema que queréis comprar. 

No tener en cuenta el soporte que ofrece para los nuevos estándares

Las compañías que venden PC gaming suelen buscar formas de reducir costos y vender al precio más bajo posible, y terminan recortando características muy importantes para alcanzar un precio competitivo. Por ejemplo, podrían ofrecer placas base más antiguas, que no admiten algunos de los estándares de hardware más recientes como USB 3.1. Esto significa que vuestros periféricos transferirán datos a una velocidad mucho más lenta. Por tanto, aseguraos de conseguir un ordenador que ofrezca tecnología relativamente reciente.

Cómo crear un disco duro ultrarrápido para tu PC gaming sin gastar un euro

Comprar por la apariencia

Uno de los mayores errores que puede cometer al comprar una PC gaming es hacerlo solo por su apariencia. Lo que tenéis que saber es que muchos fabricantes de ordenadores les encanta meter hardware antiguo y obsoleto dentro de cajas atractivas para la vista. Una vez más, os recomendamos que os fijéis en la hoja de especificaciones para que no os dejéis llevar por el aspecto del ordenador.

No leer comentarios sobre el servicio al cliente de una empresa

Antes de comprar, leed los comentarios dejados por otros clientes, especialmente aquellos que han tenido que interactuar con el departamento de soporte de una empresa. Cuando encontréis una empresa que sintáis que ofrecen un buen servicio al cliente, comprad uno de sus ordenadores. Esperamos que nunca necesitéis contactar a esa compañía para solucionar un problema, pero, al menos, sabréis que os ayudará si os ocurre.

Y además