Fallout 76 beta impresiones
Reportaje

Impresiones de la beta de Fallout 76 para PS4, Xbox One y PC

Por Álvaro Alonso

Hemos pasado el fin de semana jugando a Fallout 76, recorriendo el yermo post-apocalíptico de West Virginia y enfrentándonos a mutantes, y os contamos nuestras impresiones del primer Fallout online.

Este fin de semana ha tenido lugar la beta de Fallout 76 (o B.E.T.A., Batería Especial de Testeo Anticipado), lo que nos ha permitido visitar el yermo post-apocalíptico de West Virginia, explorar, recoger recursos y combatir contra mutantes... Y otros jugadores. Como ya sabéis, Fallout 76 es la primera entrega íntegramente online, pero también actúa como precuela para toda la saga Fallout, lo que significa que vamos a encontrar diferencias en muchos frentes. Por supuesto, y dado que se trataba de una beta, todo aquello de lo que vamos a hablar a continuación podría cambiar, desaparecer, mejorar, etc. Dicho esto, vamos con nuestras impresiones de Fallout 76.

La beta de Fallout 76 nos ha permitido descubrir el juego justo desde el inicio de la aventura, inicio que sigue el estilo habitual de la saga Fallout: despertamos en el Refugio 76 que da nombre al juego, y sin tener muy claro qué está pasando, nuestra primera misión es salir al exterior y dar con una persona. Si en Fallout 3 debíamos encontrar a nuestro padre, y en Fallout 4 a nuestro hijo, la búsqueda de Fallout 76 se centra en la supervisora del refugio. 

Los habitantes del Refugio 76 tienen la misión de recolonizar el mundo (estamos en 2102, tan solo 25 años después del "incidente" que convirtió la Tierra en un yermo post-apocalíptico), pero al salir al exterior nos damos cuenta de que las cosas no van a ser tan sencillas como nuestros antecesores habían planeado...

Fallout 76 beta

Una de los aspectos que más nos han sorprendido en la beta de Fallout 76 es la sensación de estar realmente ante un nuevo Fallout. El hecho de que sea un juego completamente online hizo que empezásemos la partida con cierto escepticismo, pero nuestras dudas se despejaron en cuanto pusimos un pie en Appalachia, que es la región ficticia de West Virginia en la que se ambienta esta entrega, y que goza de un mapa cuatro veces superior al de Fallout 4.

Análisis de Fallout 4

La sensación de estar en un lugar que se ha ido al garete, y en el que saqueadores y todo tipo de criaturas mutantes nos acechan; los combates al ritmo de la música clásica de las emisoras de radio, confiriéndoles ese "feeling" tan particular; la exploración y la recolección de recursos para sobrevivir; los documentos y los terminales en los que descubrimos todo tipo de historias; la radioactividad en el ambiente (sobre todo en el agua); la atmósfera terrorífica al entrar en una ubicación abandonada plagada de necrófagos; y por supuesto el sentido del humor tan retorcido, seña de identidad de la saga Fallout.

Fallout 76 beta

La historia también sigue las pautas habituales de un Fallout. Lo que hemos visto por ahora ha conseguido mantener nuestro interés, y contamos con diversas misiones tanto principales como secundarias para seguirla. Aunque al tratarse de un juego online, todo se siente más apresurado, en el sentido de que saltamos de una misión a otra sin apenas descanso, y narrativamente no parecen estar Sigue habiendo terminales y documentos con decenas de datos y archivos que leer, pero al menos en estas primeras horas hemos echado en falta algún NPC con el que conversar, algo que sin duda nos daría un pequeño respiro. 

También hay muchas cosas que han cambiado, algunas para adaptarse al nuevo planteamiento puramente online, y otras completamente nuevas. Todos los Fallout han tenido siempre un pequeño componente de supervivencia, pero Fallout 76 abraza este aspecto introduciendo los medidores de comida y sed. Situados en la parte inferior derecha, se van reduciendo lenta pero inexorablemente, y depende de nosotros rellenarlos consumiendo comida y líquidos. Si no queremos convertirnos en otro cadáver del yermo, claro.

Fallout 76 beta

Para hacerlo, podemos cocinar distintas recetas (se puede aprovechar la carne de cualquier animal para preparar una auténtica delicatessen... ¿Alguien dijo sopa de mutaracha?) y utilizar los campamentos para hervir agua, porque como ya sabéis todos los ríos y mares del universo Fallout son una cazuela de radiación. Esto hace que Fallout 76 sea la entrega que más importancia da al crafting de toda la saga, y vamos a pasar mucho tiempo en los menús comprobando recursos y fabricando prácticamente de todo. Ahora bien, en la beta nos ha dado la sensación de que los recursos básicos (comida y agua) abundan en exceso, y a poco que exploramos íbamos sobrados en ese aspecto, lo que resta a la sensación de supervivencia.

35 cosas que debes saber sobre Fallout 76 para PS4, Xbox One y PC

Para adaptarse al mundo online, hay un aspecto fundamental que ha cambiado: el uso del sistema V.A.T.S. Normalmente, al activar este modo, la acción se detiene y podemos apuntar a las distintas partes del cuerpo de un enemigo. Como detener el tiempo resulta imposible en un juego online, este sistema ha cambiado profundamente: ahora, al activar el V.A.T.S., la acción sigue su curso, pero la pantalla cambia a la habitual en la que seleccionamos las distintas partes junto a un porcentaje de acierto. A grandes rasgos, se trata de una forma "segura" de apuntar. Es decir, que en este modo no es necesario ser precisos al disparar, estando la precisión ligada al numero porcentual que se muestra en pantalla. La mayor desgracia en este sentido es que se hayan perdido las espectaculares ejecuciones a cámara lenta (aunque Fallout 76 va sobrado de sangre, como viene siendo habitual).

Fallout 76 beta

Al usar el V.A.T.S. también entran en juego las perks que tengamos activadas. Y aquí también encontramos varias novedades: el sistema S.P.E.C.I.A.L. está basado en naipes que desbloqueamos con cada subida. Por cada nivel, podemos asignar un punto a cualquiera de las categorías habituales, además de conseguir una carta relacionada con dicha categoría.

Esta cartas son las típicas perks, pero con algunos cambios. Dentro de cada categoría podemos asignar un número de cartas equivalente al de la estadística (por ejemplo, con tres de fuerza podemos equipar tres cartas con perks asociadas a fuerza). Además, las cartas tienen valores (representados por una, dos o tres estrellas) que podemos aumentar fusionando las del mismo tipo. Hay cientos de cartas distintas, y podemos obtenerlas de muchas formas (no sólo subiendo de nivel), así que conseguirlas todas se puede convertir en nuestra nueva obsesión.

Fallout 76 beta

Como curiosidad, las estadísticas siguen siendo las habituales (fuerza, percepción, destreza, suerte...) pero 'carisma' se ha adaptado al mundo online, y proporciona bonificaciones en función de si preferimos jugar en grupo o en solitario. 

Y es que en la faceta online es donde encontramos mayor número de novedades, empezando porque a partir del nivel 5 se activa el modo 'jugador contra jugador' y podemos asaltar (o ser asaltados) en cualquier momento, añadiendo un extra de tensión a cada encuentro con otro usuario. También podemos colaborar o participar en eventos en directo. Estos últimos se activan frecuentemente por todo el mapa, y podemos desplazarnos hasta su ubicación usando el viaje rápido. Son muy similares a los eventos de Destiny y Destiny 2, lo que significa que tienen una duración limitada y se recomienda afrontarlos en compañía de otros jugadores para obtener la recompensa.

Los mejores televisores 4K para disfrutar al máximo de tu PS4 Pro y Xbox One X

Fallout 76 cuenta también con un curioso modo foto para inmortalizar nuestras aventuras, pudiendo posar o usar distintos gestos. Algunos de estos gestos se pueden adquirir usando Átomos, una nueva moneda virtual que se obtiene cumpliendo determinadas acciones o gastando dinero real. Además de los gestos, los Átomos se utilizan para comprar todo tipo de objetos, cosméticos eso sí, así que pese a la existencia de microtransacciones, pagar no le facilitará Fallout 76 a nadie.

Fallout 76 beta

Pese a las buenas sensaciones que nos ha dejado la beta de Fallout 76, hay un aspecto que nos ha dejado muy fríos, y es el apartado técnico. Se nota que para dar vida a este gigantesco mundo online se han tenido que realizar muchos sacrificios: gráficamente luce inferior a Fallout 4, algo que resulta evidente tanto en la calidad de las texturas como en la reducción de la distancia de dibujado. La buena dirección artística esconde algunos de estos problemas, pero no oculta un framerate muy, muy inestable, con constantes parones y ralentizaciones en las zonas donde coinciden mayor número de elementos.

Como decíamos al principio, al tratarse de una beta existe la posibilidad de que el juego que llegará a las tiendas el próximo 14 de noviembre no presente estos problemas. De ser así, los seguidores del universo Fallout o de los títulos de supervivencia en entornos post-apocalípticos pueden ir sacando brillo a sus servoarmaduras, porque Fallout 76 puede convertirse en un juego digno de brindar con Nuka-Cola.