Say No! More
Jugamos a los primeros capítulos de Say No! More, un juego para Nintendo Switch, iOS y PC en el que lo único que hay que hacer es... ¿decir no? ¿Pulsando un botón y ya? ¿Y tiene gráficos de PS1? Ahí van nuestras impresiones del que promete ser uno de los juegos más surrealistas y originales de 2021.

A menudo nos quejamos de que los videojuegos están estancados, especialmente en el campo de los AAA, donde suele existir ese miedo a salirse de la "fórmula preestablecida" y fracasar. Por suerte no es del todo cierto, pues todos los años nos encontramos con propuestas brutalmente originales, en especial dentro de la escena independiente.

Y aunque todavía no ha terminado el tercer mes del año que nos ocupa, ya podemos deciros que hemos jugado a uno de esos títulos. Es más, nos atreveríamos a decir que estamos ante uno de los juegos más surrealistas de 2021 (si no el que más). ¿No nos creéis, verdad?  Estos de Hobby Consolas... tan exagerados como siempre, con sus notas estratosféricas y su amor por la hipérbole. ¿Eso pensáis, no es así? Venga, a ver quién tiene narices a negarlo.

¿Alguien se atreve? Estamos esperando. ¿Nadie? Eso pensábamos. Ninguno de los habituales de esta página tiene lo que hay que tener para decir que...

NO

Los alemanes Studio Fizbin dejan bien claras sus intenciones con el título de su nuevo juego, Say No! More, para Nintendo Switch, iOS y PC. La expresión inglesa "say no more" significa "no digas más", pero añádele una exclamación al "no" y se obtiene un curioso juego de palabras que se puede traducir como "di no más". Porque ese es nuestro cometido en Say No! More: decir que no, una y otra vez, sin parar, pulsando únicamente un botón.

Pero antes de lanzarnos a decir la palabra mágica, lo primero que debemos hacer es crear a nuestro protagonista usando un editor sorprendentemente variado. Tenemos un gran número de rostros, peinados, barbas, partes superiores e inferiores, etc. entre los que elegir para conseguir a un avatar lo más parecido a nosotros posible. El juego, de hecho, incide en que nos creemos a nosotros mismos, pues en lugar de un botón para aceptar, la opción que nos permite continuar se denomina "¡es como yo!" (aunque, obviamente, podemos crear al personaje que nos venga en gana).

Say No! More

Tras esto, debemos elegir el idioma de nuestro no. Say No! More cuenta con voces en inglés y textos en español, pero podemos elegir en qué idioma pronuncia el personaje la negación. Francés, italiano, japonés, alemán, chino, portugués, checo... La lista es bastante amplia. Lo mejor es que no sólo cambia la pronunciación: la onomatopeya que lo acompaña también se ajusta al idioma. El "niet" ruso es particularmente satisfactorio... Y hemos aprendido que no existe el no en gaélico irlandés, así que en su lugar lo han sustituido por "ní dhéanfaidh mé é".

Y hecho esto empieza la... ¿aventura? Nos ponemos en el papel de un becario (lo han traducido como "aprendiz") en su primer día de trabajo en una gran empresa, en un mundo en el que la palabra "no" ha sido virtualmente eliminada. Ya os podéis imaginar lo que eso significa: nada más llegar al enorme edificio, nos vamos a encontrar con multitud de personas pidiéndonos cosas como "tráeme un café" o "arregla la fotocopiadora". Como respuesta, lo único que podemos hacer es responder (pulsando un botón) con resignación.

VIDEO

Tráiler de Say No! More

Por suerte, y cuando parece que estamos condenados a vivir cumpliendo las ridículas peticiones de nuestros superiores (es decir, cualquiera de la empresa), conseguimos un walkman con una cinta muy especial... Al escucharla, aprendemos a decir NO. ¿Me traes un café? No. ¿Me das la mitad de tu sueldo? No. Vete a limpiar el baño. No. Hoy te quedas sin descanso para comer. No. No, no y no.

Nuestro personaje se mueve de manera automática por el edificio y cada poco tiempo alguien se cruza en su camino para realizar algún comentario. Basta con pulsar un botón para decir "no" y mandarlos volando por los aires de una forma bastante cómica. Ahora bien, a veces merece la pena escuchar lo que tienen que decir antes de no-quearlos. Puede que no estén ahí para pedirnos algo ridículo, puede que sólo quieran compartir su frustración por la cantidad de horas que trabajan. O puede que les apetezca echar un concurso de miradas.

Say No! More

Ciertos comentarios tienen un límite de tiempo, mientras que otros se muestran con un fondo de color rosa. No tenemos muy claro qué indican estos últimos, pero está claro que una de las gracias de Say No! More, además de poder decir no todo lo que nos plazca y sin ningún tipo de repercusión, son las interacciones con los objetivos y sus tronchantes reacciones.

Los discos duros externos más vendidos en Amazon España

Los discos duros externos más vendidos en Amazon España

Estos son los discos duros externos que más éxito tienen en Amazon España en distintas capacidades de almacenamiento.

Ver listado

Por ejemplo, prácticamente al principio, una chica nos preguntaba si queríamos ver el juego en el que estaba trabajando. Si se lo permitíamos (esto es: no pulsando ningún botón y dejando que el tiempo se cumpliese), nos llevaba hasta su ordenador y nos permitía "jugar" a un prototipo de algo extremadamente parecido a Pokémon (decimos "jugar" porque, de nuevo, lo único que había que hacer era pulsar un botón). Y como esta, hemos visto muchas otras interacciones secretas que sólo se activan cuando logramos contenernos.

Say No! More

Si pensáis que Say No! More suena demasiado sencillo, es porque lo es. Al avanzar desbloqueamos nuevas acciones, como la posibilidad de reírnos o aplaudir de forma pausada, lo que despierta en los enemigos diferentes reacciones, así como diferentes tipos de "no", como el no frío, pronunciado con mucho desprecio. También tenemos la posibilidad de cargar el no para conseguir un no de mayor poder, con un impacto y alcance superiores que atraviesa puertas y destruye columnas de hormigón.

No parece que haya enemigos débiles a un determinado tipo de no ni nada por el estilo (al menos en los dos primeros capítulos, que son de los que os podemos hablar). En su lugar, están ahí para hacer las cosas más divertidas e, insistimos, comprobar las diferentes reacciones de nuestros objetivos. Porque dentro de su sencillez, resulta sorprendente ver qué todos los enemigos han sido programados para que reaccionen de forma distinta a cada acción, doblaje incluido.

Say No! More

Es evidente que Say No! More es ante todo un juego que quiere hacernos reír (y lo consigue; nos hemos echado unas buenas risas), pero tras todo el humor y el surrealismo se esconde una sátira sobre los entornos de trabajo, y en concreto sobre las situaciones ridículas a las que los empleados con los puestos más bajos se tienen que enfrentar día tras día.

Que levante la mano quien se haya encontrado alguna vez en una situación laboral en la que le habría gustado negarse, pero no ha podido por miedo a las represalias. Si la habéis levantado, Say No! More es vuestro juego. Hay que reconocer que resulta muy satisfactorio decir no y ver cómo la gente sale volando por los aires, aunque algunos enemigos requieren algo más de... insistencia. Porque por supuesto los jefes laborales son también los jefes virtuales.

Say No! More

No podemos irnos sin mencionar un aspecto evidente de Say No! More: "parece un juego de PS1". Normalmente esa expresión y sus variantes se usan con carácter despectivo, pero aquí se trata de una decisión artística que le confiere una tremenda personalidad. Todo tiene ese estilo "blocky" tan reminiscente de los tiempos de PS1, pero con un acabado mucho más limpio y nítido. Obviamente habrá quien lo odie, pero a nosotros nos encanta.

Eso mismo es aplicable a todo el conjunto de Say No! More. Está claro que estamos ante un título que no está hecho para quienes busquen una experiencia tradicional. Pero si os gustan los juegos originales, si os gustan las obras que se atreven a hacer cosas diferentes, si os gusta decir que NO... Quedaos con su nombre: Say No! More. Llegará en algún momento de 2021 a Nintendo Switch, iOS y PC.

Y además