Análisis Xcloud Beta
Reportaje

Impresiones de xCloud Beta: experiencia de uso, catálogo, latencia y comparativa

Por Alejandro Alcolea Huertos
Microsoft ya ha lanzado xCloud en España y, tras probar a fondo el servicio, os traemos nuestra opinión, comparativa con Stadia y otros servicios, así como un análisis de la latencia tanto por Wi-Fi como con 4G.

Ya está aquí xCloud. Tras llevar en otros mercados unos cuantos meses en funcionamiento, Microsoft se ha animado a lanzar su servicio de juego por streaming en España y otros mercados. Esto significa que, por fin, podemos disfrutar de la plataforma y ecosistema Xbox en nuestro móvil, tablet o dispositivo Android TV.

Llevamos unos meses jugando por VPN a xCloud, pero evidentemente no hemos publicado nada porque  la experiencia, sin ser negativa, no es igual que jugar con servidores más cercanos. Ahora que ya tenemos la versión oficial para nuestro territorio, podemos hacernos una idea del potencial de xCloud.

Antes de nada, debemos decir que esto no es un análisis de xCloud ya que el servicio se encuentra en estado beta. Aunque funciona muy, muy bien y el 99% de las veces no nos ha dado problemas, ni está en todos los dispositivos en los que terminará ni es algo "comercial" a día de hoy.

Lo que hemos preparado es una opinión de xCloud, unas impresiones en las que os hablamos de nuestra experiencia, comparamos con otros servicios y lo más importante, analizamos la latencia y la calidad de imagen.

Índice de contenidos:

Qué necesitas para jugar a xCloud (red, dispositivos, mandos...)

Lo primero, una aclaración. Al estar en versión beta, Micorsoft es la que se está encargando de gestionar el flujo de usuarios para mantener la estabilidad del sistema y que solo sean unos pocos seleccionados los que den feedback del servicio (tras probar x juegos, hay una miniencuesta en la que valoramos la experiencia). 

Si os queréis apuntar, debéis cumplir una serie de requisitos y solicitar acceso a través de la web de Microsoft (este enlace). No necesitáis una consola Xbox, pero sí una cuenta de Microsoft para acceder, un móvil o tablet Android (llegará a Windows 10, iOS y otros sistemas más adelante, pero de momento necesitáis Android), un móvil con Bluetooth 4.0+ o superior (es recomendable Bluetooth 5.0 para que la latencia sea menor) y una línea de 10 Mbps.

Sobre el mando, Microsoft recomienda el V2 de Xbox One, pero podéis jugar con  el DualShock 4, con el mando de Stadia por cable o con cualquier otro mando Bluetooth o alámbrico que podáis sincronizar con el móvil. Para que veáis que funcionan, en estas impresiones de xCloud veréis vídeos con el mando de Stadia, con el DualShock 4 o con el V2 de Xbox One.

Sobre nuestro entorno de pruebas. Hemos jugado con una red de 600 Mbps simétricos, un móvil de unos 200 euros para comprobar su funcionamiento en un sistema de gama media (tiene embargo, por lo que no podemos decir modelo), un S20+, el OnePlus 8 Pro y una MediaPad M6 de Huawei (tablet).

Análisis Xcloud

La experiencia en los cuatro dispositivos ha sido muy positiva. Intentamos pasarnos de listos y probar el sistema en un Fire TV Stick 4K, pero es imposible. Bajando la APK de Game Streaming, podemos acceder a los juegos, pero se congelan. En un Mi Box de Xiaomi o en un Nvidia Shield sí funcionan sin problemas.

Antes de nada, hay que entender que es una Xbox One S en el móvil

Esto es importante, sobre todo cuando veamos la calidad de imagen. De momento, y como decimos, xCloud está en beta, y lo que Microsoft está utilizando como equipo dentro de los servidores es... una legión de Xbox One S. Evidentemente, aunque la One S es algo más potente que la One de 2013, está muy, muy lejos de One X.

Esto significa que no podéis esperar juegos con calidad gráfica top en xCloud y, además, tampoco tenemos altas resoluciones, ya que el sistema está limitado a 720p. Por descontado, tampoco tenemos juegos a 60 fps más allá de los que ya estaban a esa tasa en el veterano sistema de los de Redmond.

Análisis Xcloud

Realmente, jugando no te fijas demasiado en los gráficos, ya que estás más pendiente de jugar en una pantalla pequeña, y precisamente es una 'pasada' jugar a títulos como Gears 5 o Halo 5 en el móvil, más allá de la calidad de imagen. Y es que, lo que prima es la experiencia, y con el equipo adecuado, puedes jugar en muy buenas condiciones.

Prueba y experiencia con xCloud: app, latencia, calidad de imagen, gameplay...

Para acceder a xCloud, como decimos, no hace falta tener una Xbox One. Hay que bajar una app llamada Xbox Game Streaming que cuenta con dos apartados. Por un lado, el servicio Streaming Console, un servicio que analizamos hace unos meses y que nos permite ver en el móvil lo que nuestra Xbox está reproduciendo.

Por otro lado, la sección de xCloud. Aquí tenemos una lista de unos 100 juegos, la opción de activar o desactivar el consumo de datos del móvil y poco más. No podemos ver ni amigos ni logros (algo que sí vemos dentro de cada juego), pero no necesitamos mucho más. 

Acceder a un juego es tan sencillo como seleccionarlo, darle a jugar... y listo, sin instalación de juegos o parches. Cuando iniciamos un juego, si ya teníamos una partida iniciada en ese juego en otro dispositivo o una Xbox One y datos guardados en la nube, aparece una parntalla de sincronización. 

Esto es interesante porque podemos iniciar Gears 5 en Xbox One, pero si alguien quiere ver lo que sea en la tele, pausamos, salimos del juego y nos vamos al móvil con xCloud. Se sincronizan los datos... y continuamos justo por el punto en el que lo dejamos.

La experiencia va más allá, permitiendo cambiar al vuelo entre dispositivos. Os dejamos un ejemplo de cómo pasamos de la tablet con mando de Stadia al móvil con el mando de Xbox sin tiempos de carga:

La inmediatex es la clave (a la hora de iniciar juegos, ya que los tiempos de carga siguen ahí dentro de cada uno de los juegos), y en nuestras pruebas, la app se ha mostrado de lo más estable.

Calidad de imagen xCloud vs Xbox One X

Análisis Xcloud

Pero... ¿qué pasa con la calidad de imagen? Ya hemos dicho que lo que tenemos es una Xbox One S dentro del dispositivo Android, por lo que la calidad de imagen (sombras, resolución, texturas...) van a ser idénticos a los que obtendríamos en esa consola.

Lo que tenemos a mano es una Xbox One X, por lo que la comparativa la hacemos con ese sistema. En Destiny 2, por ejemplo, las evidencias no son tan enormes como en Forza Horizon 4 (el juego en el que más se nota), pero por lo general, hay que distinguir entre:

  • Shooters y juegos de aventura - la mejor experiencia tanto jugable como visual.
  • Juegos de lucha - es algo intermedio: visualmente no están mal, pero jugablemente debemos "hacernos" a la latencia del sistema.
  • Juegos de coches - en lo visual y en rendimiento, son los que más sufren en esta beta.

Dicho esto, os dejamos la comparativa visual, pero os avisamos: dentro de cada juego, podéis ver tanto los amigos como los logros y, evidentemente, desbloqueáis logros jugando en xCloud.

Como veis, en Ori o Yakuza, la principal diferencia es lo que ganamos en resolución en un sistema como Xbox One X. Ahora bien, más que por lo visual, debemos preocuparnos por la experiencia a la hora de jugar.

Por cierto, los subtítulos en algunos juegos son... execsivamente pequeños. En Halo 5, por ejemplo, están genial, pero en Hellblade o Dragon Age Inquisition, son demasiado pequeños. No es culpa de Microsoft, pero podría incentivar a los estudios implicados en xCloud para que adapten la fuente a pantallas móviles.

Análisis Xcloud
Algunos juegos tienen fuentes excesivamente pequeñas para la pantalla del móvil...

Y, por otro lado, algo impoprtante es que los juegos tienen una relación de aspecto 16:9, ya que están adaptados a televisores y monitores con ese aspect-ratio. Los móviles actuales tienen relación de aspecto 19,5:9, 20:9, 21:9... y las tablets suelen ser 5:4 o 16:10. Esto significa que se van a pintar franjas negras a los lados o arriba/abajo, dependiendo del dispositivo.

Esto no tiene nada que ver con el tamaño de la pantalla, sino con la relación de aspecto de la misma. No es que esté limtado a pantallas pequeñas, vaya.

Experiencia jugando por Wi-Fi 2,4 GHz y 5 GHz

Esto es complicado, ya que lo que puedo transmitir es únicamente mi experiencia y puede que varíe de la vuestra. Sé que tengo una muy buena red, un buen router y móviles de gama premium, pero además de eso la compañía también influye (Movistar, en mi caso), la distancia a los centros de datos de cada compañía, las características de cada casa, la saturación de vuestra zona, interferencias...).

Lo que puedo decir es que he jugado muy a gusto a cualquier tipo de juego (excepto a los de conducción) utilizando la red tanto 2,4 GHz como 5 GHz. Al principio de cada partida debes acostumbrarte a la mayor latencia ya que, por muy bien que vaya, hay una evidente latencia que en modo local no está, pero una vez lo tienes... sabes "compensar" ese input.

El sonido es correcto casi todo el tiempo, aunque hay veces que "petardea" un poco, la calidad de imagen es adecuada teniendo en cuenta la resolución 720p y la densidad de píxeles de vuestro dispositivo... y aunque prefiero jugar en mi One X, como recurso, obtengo una buena experiencia.

Consumo de datos en modo 4G y experiencia

Por datos 4G, la dinámica es parecida, aunque aquí sí noto que la imagen es menos estable que por Wi-Fi y que la latencia es más complicada de compensar en según qué momentos. Cada jugador es un mundo, y yo he grabado un vídeo para que veáis cómo va por 4G en "directo":

De vez en cuando, cuando estamos con datos, la imagen pega algún barrido para compensar paquetes de datos perdidos, pero la buena noticia es que, aun siendo una beta, es perfectamente jugable, lo que significa que podremos sacar el móvil a "pasear" cuando vayamos al trabajo o de vacaciones y llevarnos nuestra Xbox.

Eso sí, además de los de conducción, los juegos de lucha dejan de ir finos con esta red. Es lógico teniendo en cuenta que son juegos en los que se necesita una precisión absoluta, y la latencia algo mayor que en Wi-Fi afecta más a estos géneros.

Latencia de xCloud

Para resumir lo que he dicho, os dejamos el análisis de latencia de xCloud. En primer lugar, comparamos Halo 5, un juego en local sin elementos online en el modo para un jugador, entre xCloud y One X. El resultado nos ha sorprendido mucho:

Por otro, una comparativa de latencia con Stadia en Destiny 2, que tiene elementos online en todos sus modos:

Lejos de la opinión del resto del texto, estas mediciones son más exactas y objetivas. Hemos capturado a 240 ms, por lo que hay una diferencia de +/-5 ms en cada una de las mediciones, pero nos ayudan a hacernos una idea de por dónde van los tiros.

Destiny 2 es un juego que en Xbox One X tiene una latencia ínfima, pero en plataformas por streaming, aumenta considerablemente. Halo 5 parece más parejo en Xbox One X y xCloud tanto por Wi-Fi como por red 4G. De hecho, nos sorprendió ver que, en algunas ocasiones, la respuesta es más rápida en xCloud que en consola. ¿Qué pasa? Que en consola la latencia es siempre la misma, pero en xCloud... varía. Aun así, muy, muy buen trabajo de Microsoft en este sentido. Halo 5 y su sistema es, en una palabra, espectacular.

Comparativa del modelo con Stadia, PS Now o Nvidia GeForce

Además del rendimiento, lo que me ha gustado de xCloud es... bueno, algo que ya conocía y por lo que veo esta plataforma como "caballo ganador" en la carrera del juego por streaming, igual que a PS Now. Más allá de la diferencia de calidad de imagen o catálogo, estos son los principales modelos de juego por streaming que tenemos en la actualidad:

  • xCloud: pagamos una tarifa plana mensual por acceder al catálogo disponible. Empezaron con 50 juegos, vamos por unos 100 y se ha confirmado que pronto se sincronizará con Game Pass. Esto nos asegura que todos los juegos de estudios de Microsoft llegarán, de lanzamiento, al sistema. No tendremos que comprar juegos por separado. y todo se juega por streaming.
  • PS Now: igual que xCloud, pero de momento en PS4 y WIndows 10. Podemos jugar por streaming a un catálogo de PS2, PS3 y PS4 que va cambiando y que nos permite bajar algunos juegos en PS4. También es tarifa plana mensual. Nuestra opinión de PS Now.
  • Stadia: podemos jugar sin pagar una cuota al mes, pero tenemos que comprar los videojuegos a precio completo. Hay una suscripción mensual de 9,99 euros que nos pemrite jugar a 4K con HDR y acceder tanto a ofertas (pero tenemos que seguir comprando juegos) como a algunos títulos gratuitos cada mes. Nuestra opinión de Stadia.
  • Nvidia GeForce Now: jugamos por streaming a juegos seleccionados que ya hayamos comprado en diferentes plataformas de juego en PC. Nuestra opinión de GeForce Now.

Microsoft y Sony comparten filosofía y, de hecho, esperamos que dentro de poco xCloud esté en plataformas como el PC y Sony de el salto a móviles, por lo que competirán de tú a tú. Stadia es una plataforma más tradicional. Es cierto que no compramos hardware, pero el software sí lo pagamos más allá de la suscripción mensual. Nvidia lo que propone es... bueno, un PC en la nube al que accedemos gratuitamente poara jugar a juegos que ya tengamos, y si pagamos una cuota mensual, tenemos características como ray tracing.

Al final, es bueno para los usuarios que tengamos este tipo de plataformas, ya que puede que alguien quiera disfrutar de juegos de un sistema, pero no pueda comprar la consola y, así, tiene acceso a parte de su catálogo sin comprar el hardware.

xCloud, este sí es el Netflix de los videojuegos

Análisis Xcloud

Al final, como decimos, se trata de dar más opciones para disfrutar de los videojuegos. Aunque esté en versión beta, xCloud apunta maneras: el catálogo es interesante y variado, el rendimiento es más que aceptable, la calidad de imagen es la de una Xbox One S y funciona bien tanto con Wi-Fi como con datos móviles.

A partir de aquí, queda pulir el servicio. Por ejemplo, dejarnos hacer capturas desde la app de Xbox, mejorar la resolución de los juegos, que la app nos deje claro por qué aunque el juego se esté reproduciendo perfectamente, nos salta el aviso de que algo va mal y, claro, mejorar la latencia.

La latencia es vital en el juego por streaming, y aunque te acostumbras y juegas sin problemas, lo suyo es que la vayan puliendo poco a poco para mejorar la experienica de juego, pero lo demás... lo tienen. No hay colas (y las que hay para acceder a los juegos nos han tenido esperando, como muchísmo, un minuto), no hay instalaciones y es tarifa plana. 

Este sí es el Netflix de los videojuegos que nos prometieron, y cuando se amplíe a equipos de sobremesa y dispositivos iOS, más aún.

Y además