Netflix con anuncios: todos los detalles del nuevo plan que aspira a convencer a los usuarios de consumir publicidad

Netflix

El 10 de noviembre aterrizará en España el paquete de Netflix más barato hasta la fecha con publicidad y limitaciones que debes conocer. Aquí una guía esencial de lo que puedes esperar.

Los tiempos han cambiado, la competencia se ha recrudecido en el sector del streaming y, aunque la sangría de usuarios que ido abandonando la plataforma Netflix en los últimos meses parece haberse detenido, ya hay en marcha planes para introducir importantes cambios de forma progresiva como el ajuste del precio.

Hoy vamos a explicaros en profundidad en qué consiste la nueva tarifa de 5,49 euros que verá la luz en España el próximo 10 de noviembre y que traerá aparejadas importantes limitaciones... no solo de calidad de vídeo, sino también respecto a la forma de consumir los contenidos.

VIDEO

Netflix con publicidad: todo sobre la nueva tarifa

Nuevos tiempos, nuevos modelos de consumo

¿Será la rebaja de dos euros y medio lo suficientemente atractiva como para que la audiencia esté dispuesta a "padecer" la publicidad en Netflix? ¿Contrarrestará a esta medida la penalización de las cuentas compartidas que está por llegar en 2023? 

Por el momento, todos los usuarios de Netflix han recibido un correo en el cual se les informa de una actualización automática de la cuenta en función de la cual se habilita la transferencia de perfiles. Para no perder las listas de favoritos, se "facilita" la creación de una nueva cuenta.

En el caso de que sigan activas en 2023, se aplicará una penalización de 3 euros por perfil externo y habrá comprobaciones de seguridad en los casos en los que se excedan las dos semanas de uso fuera del hogar habitual, que suele corresponderse con un periodo vacacional.

VIDEO

Guerra de streaming: ¿van a peor?

El concepto clave de toda esta estrategia es la de la figura del espectador único. Todo va encaminado a que los perfiles asociados a una cuenta se restrinjan a una única unidad familiar.

Pero todo este modelo basado en publicidad de Netflix, ¿acaso no está ya más que obsoleto? ¿Estáis dispuestos a soportar interrupciones para ver contenidos por los que YA estaréis pagando de antemano?

Aunque comparativamente, si se ciñen a lo anunciado, la publicidad en TDT sirva tres veces más minutos de anuncios, no hay se está abonando una cuota, de modo que está todo bastante verde.

Curiosamente, en este momento en el que se está produciendo una feroz guerra en el mundo del streaming, da la sensación de que los servicios están empeorando y que la competición por el favor de la audiencia no va tan encaminada a engatusarla o buscar nuevos usuarios sino a exprimir los que tiene y controlarlos de forma férrea. Veremos si le sale bien la jugada al gigante del streaming Netflix.

Y además