Reportaje

Películas románticas - Las 25 mejores películas de amor para ver en pareja

Por Jesús Delgado
- ">

A pesar de que nos cueste reconocerlo, el cine romántico es uno de los géneros más demandados por el público. El amor ha sido, es y será el eje central de la mayoría de los filmes a lo largo de los años, independientemente del género. No obstante, si lo que buscas son películas de amor propiamente dichas, hemos seleccionado para ti, las 25 mejores películas románticas para ver en pareja.


Si eres de los que les apasiona el cine romántico aquí tienes una cuidada selección de las mejores películas de amor. En esta lista vais a encontrar películas que van desde la comedia al drama, pero siempre con el romance de por medio, siendo su elemento principal. 

Además, a poco que sigáis leyendo veréis que hemos incluido películas con los rostros de Hugh Grant, Julia Roberts, Tom Hanks y Meg Ryan, la realeza del género romántica en los últimos 30 años. Aunque no son los únicos. Ya os avisamos que también hay algún clásico básico de la historia del cine romántico.

1. El diario de Noa

The Notebook (2004) fue uno de los trabajos con los que Ryan Gosling y Rachel McAdams comenzaron a ganarse al público. La trama de esta película de amor gira en torno a un cuardeno, que sirve de diario y que un anciano lee a su mujer.

El diario habla de Noah Calhoun y Allie Nelson, unos jóvenes enamorados de Carolina del Norte, de ambientes sociales dispares. Sin embargo, sus familias y la guerra les separarían. 

El diario de Noah

2. Love Actually

Love Actually (2003) se desarrolla en Reino Unido y trata el tema del amor en las vísperas de unas navidades.

Richard Curtis (Una cuestión de tiempo) reunió a un elenco de lujo con esta cinta: Hugh Grant, Liam Neeson, Colin Firth, Laura Linney, Emma Thompson, Alan Rickman, Keira Knightley, Bill Nighy, Chiwetel Ejiofor, Andrew Lincoln, Thomas Brodie-Sangster, Rodrigo Santoro, Rowan Atkinson, Billy Bob Thornton... vamos, os podéis hacer una idea de la calidad del reparto. 

Es uno de los clásicos del cine romántico por excelencia. Sí o sí la tienes que ver con tu pareja. Esta trama de historias de amor no deja indiferente a nadie.

 

3. Titanic 

Titanic (1997) es una de las películas románticas más taquilleras y caras de la historia.

La película cuenta el romance entre Jack y Rose (Leonardo DiCaprio y Kate Winslet) son unos jóvenes que se conocen en el fatídico trasatlántico y se enamoran. Pero él es un humilde buscavidas y ella una dama de alta sociedad, destinada a contraer votos en una matrimonio que no desea.

Por cierto, esta es una de las mejores películas de los 90, así que no os la tenéis que perder. 

 

4. 500 días juntos

Marc Webb (The Amazing Spider-man) narró esta drama en el cual se seguía todo el proceso de una relación romántica: la primera cita, el sexo, la vida en pareja, la separación, los reproches y la "reconciliación".  

La trama gira en torno a Tom y a Summer, dos personas diametralmente opuestas, que sin embargo encuentran puntos en común que reforzarán su relación, a la vez que sus estilos de vida les va separando poco a poco. 

Esta película no sólo convence por la forma en la que está dirigida (Marc Webb) o por su banda sonora, también por unos enigmáticos personajes que te hacen ver el mundo de otra forma. A veces está bien darle a las situaciones un poco de objetividad, ¿no creéis? Por eso se ha ganado un hueco en esta lista de mejores películas románticas para ver en pareja

5. Casablanca

Que algunas de las frases que salen en la película Casablanca  sean de las más repetidas del cine no es por casualidad. 

Casablanca nos cuenta una historia, muy diferente a lo que estábamos acostumbrados en el cine romántico de Hollywood, aquí no hay final feliz; el sacrificio de dejar ir al alma gemela es el ritual que nos presenta la cinta que inmortalizó a Ingrid Bergman y Humphrey Bogart dejando escenas y diálogos que son leyenda.

Casablanca es una de las obras maestras del cine romántico. Ambientada en la ciudad marroquí de Casablanca durante la II Guerra Mundial, la película de Michael Curtiz nos presenta a un antiguo antihéroe que debe elegir entre el amor o el bien absoluto. 

 

6. Ghost

Quien no haya visto un torno de alfarería y no haya pensado en Ghost (1990) es porque no la ha visto. El difunto Patrick Swayze nos brindó uno de sus mejores papeles, junto a Demi Moore y Whoopi Goldberg.

En la película, el personaje de Swayze era asesinado por motivos aparentemente desconocidos, pero su fantasma volvía para proteger a su novia. Desgraciadamente para él, esto era más fácil de decir que de hacer. Sobre todo porque ella no creía en el Más Allá. 

 

7. La boda de mi mejor amigo

Con My Best Friend's Wedding (1997) Julia Roberts nos arrancó más de una sonrisa. Bajo la dirección de P.J. Hogan y con un elenco de lujo formado por Roberts, Dermot Mulroney, Cameron Diaz y Rupert Everett, entre otros nos contaba cómo una crítica gastronómica caía en la cuenta de que estaba enamorada de su mejor amigo.

Nuestra pelirroja favorita tiene sólo tres días para idear un plan en el que consiga impedir la boda. En La boda mejor amigo no sólo disfrutarás de los actores y del argumento de la película, también te conquistará su banda sonora. De hecho, tiene uno de los momentos más memorables de la gran pantalla cuando el editor de Julia, que se hace pasar por su novio, comienza a cantar junto a toda la familia del futuro marido "I Say a little pray for you". 

 

8. Cuando Harry encontró a Sally

Con esta película romántica el director Rob Reiner (La princesa prometidapretende responder a la cuestión de si es posible que haya amistad con sexo de por medio. Meg Ryan interpreta a Sally, quien así lo piensa. Mientras que Billy Crystal interpreta a Harry quien no lo cree.

A pesar de esta diferencia, la amistad de ambos (y también sus escarceos amoroso) se prolongarán desde la universidad en adelante. 

 

9. Love Story

Love Story (1970) de Arthur Hiller nos dejó la cita: “Amar significa no tener que decir nunca lo siento.” No vamos a entrar a debatir sobre lo acertado o veraz de esta afirmación. Eso os lo dejamos a vosotros. Ali MacGraw y Ryan O'Neal interpretan a dos jóvenes de clases sociales distintas, que se conocen y enamoran en la universidad. Sin embargo, la enfermedad de ella será lo que acabe separándoles. 

Además de porque está ambientada en el París de principios del siglo XX, porque los protagonistas nos regalan preciosos números musicales y porque que la banda sonora es prácticamente perfecta, Moulin Rouge es una de las mejores películas románticas porque trata sobre una de las historias de amor más especiales del cine. Sí, es de esa que emocionan y estimulan los lacrimales.

 

10. Pretty Woman

Y de un éxito de Julia Roberts a otro muy anterior. Pretty Woman (1992) se convirtió en una de sus mayores películas, aunque las malas lenguas dicen que ella y su compañero de reparto Richard Gere no se soportaban, y que como la actriz era aún novatilla, dio algún que otro problema. Y eso sin contar con que originalmente la cinta era mucho más oscura. Un día os hablamos en detalle de ella.

Por el momento solo os diremos que el final hubo de grabarse la friolera de nueve veces. ¡Casi nada!

 

11. Moulin Rouge

Moulin Rouge (2001/gira en torno a Satine, interpretada por Nicole Kidman, la estrella del cabaret más famoso de París. La artista está atrapada entre el amor de dos hombres: el que ella verdaderamente ama y el que puede hacer realidad su sueño de convertirse en actriz para dejar atrás la prostitución. En el mundo del espectáculo todo está permitido menos enamorarse, por lo que todos intentarán evitar que Satine y el escritor tengan un romance.

Esta película de amor es una de las más originales de esta lista y tiene como telón de fondo el Moulin Rouge, un cabaret donde la pasión y el desenfreno no conocen los límites. Sobre esta historia se han escrito críticas de todo tipo, tanto positivas como negativas, no obstante todas coinciden en que resulta un film diferente, impactante… inolvidable. 

 

12. Algo para recordar

Tom Hanks y Meg Ryan se dan cita en Sleepless in Seattle (1993). Hanks interpreta a Sam, un arquitecto viudo que apenas ha superado la muerte de su mujer. Para animarle, su hijo Jonah llama a un programa de radio, buscándole pareja a su padre.

Cientos de mujeres se interesanta por Sam, pero será Annie (Ryan) la que se obsesione con conocerle, a pesar de que esté a punto de casarse. 

 

13. Notting Hill

Julia Roberts + Hugh Grant = Exito asegurado. Notting Hill (1999) de Roger Michell. La historia con William (Hugh Grant),el propietario de una pequeña librería en el barrio de Notting Hill.

A su puerta llama un día Anna Scott (Julia Roberts), la mayor estrella del momento. Sin comerlo ni beberlo, ambos comenzarán a desarrollar una amistad que se tornará en otra cosa. 

 

14. 10 razones para odiarte

10 razones para odiarte es un film protagonizado por un jovencísimo Heath Ledger y una imponente Julia Stiles. Versa sobre el amor adolescente y es perfecta para aquellos que disfruten las comedias románticas ligeras con algo de chispa. Gil Junger dirigió esta película que, por otro lado, está inspirada en “La fierecilla domada” de William Shakespeare.

Las hermanas Stratford son muy distintas: por un lado está Blanca, una chica guapa y popular; por otro, Kat, una joven con mal genio que se ha propuesto como meta rechazar a cualquier chico que demuestre el más mínimo interés por ella. Desgraciadamente, el reglamento que rige el hogar de los Stratford prohibe a Blanca tener novio hasta que su hermana tenga uno.

Sin embargo su pretendiente, Cameron, guarda un as en la manga para que la pequeña pueda ir al baile de fin de curso. Esta comedia romántica tuvo un gran éxito en las taquillas de EEUU y también fue el trampolín de sus dos protagonistas (también de Gordon-Levitt), que encabezaron las listas de ídolos adolescentes durante los años siguientes. 

15. Shakespeare in love

Una cita ineludible para los amantes de Shakespeare y la ficción histórica. Shakespeare in Love (1998) reunió a Gwyneth Paltrow, Joseph Fiennes, Judi Dench, Geoffrey Rush, Colin Firth, Ben Affleck y a Tom Wilkinson para narrar un hipotético relato que explicaría la fuente para alguna de las historias de William Shakespeare, cuando este se enamorase de una mujer de alta cuna, con la que no podía contraer matrimonio por la aguda diferencia de clases. 

16. Olvídate de mí

¡Olvídate de mí! presenta uno de los guiones más brillantes de la historia del cine.

Esta película cuenta una historia de amor nada corriente. Joel (Jim Carrey) recibe un día una carta en la que le comunican que su anterior novia, Clementine (Kate Winslet) ha borrado de su memoria todos los recuerdos de su tormentosa relación, por lo que le piden que bajo ningún concepto se intente poner en contacto con ella.

 La película, que nos demuestra que el cine de ciencia ficción no es sólo futurismo, distopías o naves espaciales, está contada con saltos en el tiempo, lo cual la convierte en un divertimento constante. 

Dos niños y un reto: ¿Capaz o incapaz? Sophie, interpretada por Marion Cotillard, y Julien, Guillaume Canet, tienen un juego como forma de vida que sobrepasa los límites racionales. Ellos crecen y sus retos cada vez son más difíciles. Los dos llevan esas pequeñas pruebas hasta el límite de lo permitido y se burlan de todo y de todos, a pesar de que se hacen daño mutuamente.

 

17. Los Puentes de Madison

Los puentes de Madison es una película romántica pero el tema es todo lo contrario al amor adolescente de, por ejemplo, 10 razones para odiarte. Es una historia pausada, mucho más íntima y realista, que llegará al corazón de un público más maduro. Clint Eastwood dirige este film e interpreta al personaje de Robert. El dúo amoroso lo completa una brillante Meryl Streep.

En el condado de Madison, una región de Estados Unidos famosa por sus puentes cubiertos, Francesca vive la vida típica de una ama de casa. Está aburrida de la monotonía del hogar y, además, su marido es un hombre siempre ausente. Un día llega a su puerta Robert, un fotógrafo aventurero que trabaja para la National Geographic y que ha llegado a la zona para realizar un reportaje sobre los puentes.

El marido de Francesca está de viaje y ella, aprovechando que está sola, le acoge en su casa. Los dos compartirán momentos muy especiales y ella quedará fascinada por las historias que Robert le cuenta. Poco a poco, un amor furtivo surge entre ellos y Francesca se encontrará con la difícil decisión de apostar por su aburrido matrimonio o explorar sus sentimientos hacia Robert. 

18. Cuatro bodas y un funeral

Mike Newell (El Príncipe de Persia, Harry Potter y las Reliquias de la Muerte Parte 2), dirigió a Hugh Grant y a Andie Macdowell en esta comedia dramática.

Grant es Charlie, un soltero empederdinado, que en una boda conoce a Carrie (Macdowell), de la cual se prenda. Sin embargo, pasarán años hasta que ambos se vuelvan a ver y para entonces Carrie estará ya comprometida. 

 

19. Desayuno con diamantes

Audrey Hepburn en Breakfast at Tiffany's (1961) no podía faltar, ya que estamos ante uno de las más importantes películas de amor de toda la historia del cine.

Blake Edwards (La Pantera Rosa) dirigió esta deliciosa película en la que puso de galán a un improbable George Peppard (Hannibal del Equipo-A), haciéndolo lucir como un joven escritor mantenido. 

 

20. La princesa prometida

¿De verdad creíais que dejaríamos esta grandiosa cinta fuera del saco? La princesa prometida es una de las grandes cintas de su época y la crítica lo abala. The Princess Bride (1987) es también una cinta de Rob Reiner.

Está basada en el libro original de William Goldman (que os tenéis que leer, por cierto) y narra una hilarante aventura en la que se mezclan persecuciones, romance, aventuras, duelos... ah, y un beso que supero a los cinco besos más apasionados y puros de la historia. Y sentimos el SPOILER. 

 

21. Amelie

Audrey Tautou encandiló al público más allá de las fronteras francesas con el personaje de Amelie, peculiar y adorable.

Dirigida por Jean-Pierre Jeunet, esta película cuenta la historia de Amélie, una mesera en Montmartre (Audrey Tautou), que está decidida a cambiar su vida y arreglar la vida a los demás.

Lo fascinante de esta cinta, además de la anécdota que narra y su banda sonora, es el lenguaje estético y ritmo que desarrolla el director dejando su sello personal en cada escena llena de magia y detalles sorprendentes.

Amélie es una de las películas obligadas para toda persona que disfrute del cine. La ambientación, el color, la historia, los personajes, la propia Amelie y la música.

Amelie

22. Lo que el viento se llevó

Lo que el viento se llevó es una de las películas románticas más célebres de la historia del cine, la más taquillera por muchos años, la que recibió más Oscars hasta 1959.

En este largometraje nos encontramos con una inolvidable Scarlet O’Hara (Vivien Leigh), una belleza sureña llena de orgullo y ambición que sumados a su gran pasión por Ashley Wilkes. Wilkes no solo la rechaza sino que además se compromete con su prima, Melanie O’Hara, constituyendo el triángulo amoroso ganador de diez premios Óscar, uno de ellos para Leigh como mejor actriz.

Scarlett conoce a un rico ‘vividor’ que de alguna manera no dejará de ver por ella, pues se enamora sinceramente de alguien parecido a él: Rhett Butler (Clark Gable). Ambientada durante la Guerra de Secesión en los Estados Unidos, la película destaca el valor de la tierra donde se ha nacido, la lucha por salir adelante al precio que sea y cómo se puede descubrir el amor que ha estado cerca cuando ya es demasiado tarde.

 

23. Brokeback Mountain

La película relata la historia de Ennis Del Mar (Heath Ledger) y Jack Twist (Jake Gyllenhaal), dos jóvenes que se conocen y se enamoran durante el verano de 1963 mientras trabajan en el pastoreo de ovejas en Brokeback Mountain, en Wyoming, Estados Unidos.

Basada en un relato breve de la ganadora del Pulitzer Annie Proulx, Brokeback Mountain nos traslada a la costumbrista sociedad norteamericana de los años sesenta. Jack y Ennis van a encargarse por todo un verano del pastoreo de las ovejas en una zona de montañas en Wyoming. Tras semanas de trabajo, con el inabordable paisaje como refugio, y con unos whiskys de más en el cuerpo, una noche se desata un inaguantable encuentro sexual. Al día siguiente, en una conversación de no más de tres líneas, ambos deciden hacerlo privado. Y a pesar de que pretenden negarse a sí mismos, el instinto es más fuerte. 

La película narra la historia de sus vidas y su continua pero compleja relación durante dos décadas, que continúa mientras ambos se casan con sus novias y tienen hijos.

24. Quiéreme si te atreves

Quiéreme si te atreves es un moderno cuento de hadas relata la historia amor-odio de los protagonistas bajo una serie de relaciones tortuosas.

Sophie (Marion Cotillard) y Julien (Guillaume Canet) empiezan un juego de pequeños. A Julien le regalan una caja de hojalata y propone a su compañera de clase polaca, Sophie, jugar al juego de “Te atreves”. Con los años el juego sube de nivel y la pareja se pone a prueba hasta límites insospechados, pasando de todo lo que les rodea porque lo único que importa son las reglas de su juego, que ellos mismos dirigen. Todo empezó como una diversión inocente, pero con el paso del tiempo la diversión restringe su propia libertad para decir "te quiero".

Con una estética al estilo "Amelie", este film te producirá sensaciones encontradas de amor y odio, al igual que los sentimientos de los propios personajes.

25. Antes de amanecer

Richard Linklater dirige esta película sobre el amor juvenil. Esta cinta utiliza numerosos recursos muy recurrentes en el cine comercial de este género, pero el fondo es mucho más profundo de lo que en un primer momento pueda parecer. Antes del amanecer juega con el tiempo y el espacio para mostrar la relación entre estos dos personajes: Celine (Julie Delpy) y Jesse (Ethan Hawke).

Celine, una estudiante francesa, y Jesse, un joven estadounidense que se encuentra recorriendo Europa para superar la ruptura con su novia, se conocen en un viaje en tren con destino París. Jesse tiene que bajarse en Viena porque al día siguiente regresa a su país, pero logra convencer a Celine de que pase la noche con él en la capital de Austria.

Durante esas horas juntos se conocerán a fondo, hablarán y discutirán sobre temas como la vida, la muerte o el sexo. Los diálogos están muy bien elaborados y, gracias a esto, el espectador asistirá a una auténtica experiencia en todos los sentidos. Linklater consiguió crear una buena película de amor que superó unos años después con su secuela: Antes del atardecer. 

Lecturas recomendadas