Logo Hobbyconsolas.com

Route Air, Portable Dock y King Kong Pro Controller, tres nuevos e interesantes accesorios de Nintendo Switch

Route Air Portable Dock y King Kong Pro
Foto del redactor Alberto LloretFoto del redactor Alberto Lloret

Redactor jefe

Llegan las navidades, y como todos los años, los fabricantes lanzan al mercado sus principales novedades. El mercado de los accesorios no es menos, y hoy os traemos dos accesorios para Nintendo Switch que nos han convencido por sus prestaciones (Router Air y Portable dock), junto a un nuevo mando Pro que trae algunos trucos nuevos en la manga...

El año pasado por estas fechas os hablamos de dos accesorios imprescindibles para Nintendo Switch, Route+ Pro y Back Mount Powerbank, ambos del fabricante Gulikit, y con los que se ampliaban las capacidades de sonido y autonomía de Nintendo Switch. Pues bien, de cara a la campaña navideña acaban de lanzar sus nuevos accesorios para Switch y, de nuevo, nos han vuelto a sorprender.

Y más de dos años después del lanzamiento de Nintendo Switch, resulta complicado sorprender con nuevos accesorios, porque ya hay prácticamente de todo, sin olvidar los accesorios que son imprescindibles. Pero los nuevos accesorios de Nintendo Switch que os traemos hoy, van a ser merecedores de entrar en esa lista... y si no al tiempo.

¿Necesitas un segundo dock para Nintendo Switch? Consigue este dock portátil al mejor precio

Route Air: el transmisor de audio USB para Nintendo Switch más pequeño del mundo

Para quienes usamos auriculares inalámbricos habitualmente (recordemos, cada vez más móviles carecen de clavija 3,5 mm), uno de los grandes fallos de Nintendo Switch es  no poder sacar el audio de manera inalámbrica. Por suerte, existen numerosas soluciones al respecto, como el Route+ del que os hablamos el año pasado, así como otras muchas variantes, con mejor o peor diseño.

Como otros modelos, Route Air es el transmisor de audio USB que se conecta al puerto USB-C de Nintendo Switch más pequeño del mercado, y con él podrás sacar el sonido a cualquier dispositivo bluetooth, ya sea un auricular, un altavoz... Su principal característica es que es muy, muy pequeño.y apenas añade 5 mm más de grosor a la consola. 

Route Air

El tamaño es tan reducido que en la mayoría de los casos podrás seguir usando tu funda de transporte con el adaptador conectado... para que os hagáis una idea de lo pequeño que es. Además, permite enlazar dos auriculares distintos y enviarles el sonido a la vez, por si jugáis con alguien al lado.

El funcionamiento de Route Air es sencillo a más no poder: conecta el transmisor a Nintendo Switch, enciéndela y presiona unos segundos cualquiera de sus dos botones (A y B, cada uno asociado aun canal o auricular distinto), para que entre en modo emparejamiento. Haz lo propio con el auricular y... ya está. En no más de 5 segundos estarás escuchando el sonido por tus auriculares inalámbricos.

Route Air

Algunas características de sus precursores se han eliminado por su diseño extraplano, como por ejemplo el puerto USB-C "pass through" para cargar la consola mientras usamos el transmisor, aunque también ha ganado otras cosas, como un sistema de leds que arroja mucha más información. De este modo, podremos saber de un vistazo rápido el códec que esta transmitiendo, ya sea SBC, aptX o aptX LL (o Low Latency).

Este último es el que se activa con Nintendo Switch, o al menos en las pruebas que hemos realizado con auriculares compatibles, y significa una cosa: no hay nada de retardo. No notarás que pasen décimas de segundo entre lo que pasa en pantalla y lo que estás escuchando. Cada vez más auriculares integran estos códecs, pero si son compatibles, notarás la mejoría.

Route Air

Y no sólo eso: este códec, como el aptX "normal" ofrecen una mayor "resistencia" a las interrupciones y cortes, por lo que disfrutarás de un audio continuo, limpio, cristalino y sin retardo. ¿Y queréis más? Pues que, probablemente es el transmisor de audio USB para Nintendo Switch que mayor volumen tiene. Suenan alto, pero sin distorsionar nunca. No exageramos al decir que suenan bastante más alto que si conectas auriculares con cable. 

A diferencia del modelo anterior, los extras han menguado y sólo incluye un adaptador USB normal a USB-C, para poder conectarlo a dispositivos sin USB-C. También ha perdido por el camino alguna función que sí estaba en el Route+ Pro, como el chat de voz (para lo que requería una pieza adicional).

Las pruebas que hemos realizado con el adaptador han arrojado datos interesantes, como un alcance de unos 10 metros (menor si hay obstáculos o paredes entre medias) y un consumo ínfimo de la batería de Nintendo Switch (no dispone de batería propia, se alimenta de la batería de la consola), ni se calienta ni falla tras largos sesiones de juego.

Route Air

Si ponemos la consola en suspensión se apaga automáticamente pasados 3 segundos, por lo que deja de consumir y puedes guardar la consola con el adaptador puesto... que volverá a reconectarse al auricular (si está encendido), en apenas 4-5 segundos tras volver a encender la consola. 

El diseño del transmisor, como ya hemos dicho, es muy pequeño... pero eso no impide que los materiales empleados sean buenos y duraderos. Los plásticos son resistentes y transmiten la sensación de rigidez justa. No es un producto que transmita que se puede romper fácilmente. Los botones A y B lo mismo: tienen buen tacto y comportamiento y cuida detalles como incluir una tapa para proteger el conector USB-C

Route Air

Todo está bastante cuidado, desde el packaging a las escuetas instrucciones en inglés; además, se incluye una pequeña caja rígida de plástico, para transportar de forma segura el transmisor y el adaptador. Por todo esto, salvo que quieras disfrutar también de chat de voz, es una de las mejores soluciones y más baratas soluciones para disfrutar de audio sin cables en Nintendo Switch. Puedes usarlo, además, en otros muchos dispositivos (PS4, PC...). E insistimos, con un nivel de volumen que no hemos encontrado en otros transmisores de audio USB.

Puedes encontrar a la venta el Route Air por 29,99 euros en Amazon. También lo puedes encontrar en eBay, por 43 euros con los gastos de envío incluidos. Y si para ti el chat de voz es imprescindible, puedes probar con el Route+ Pro, disponible por 35 euros en Amazon. Sobra decir que es compatible también con Nintendo Switch Lite...

Gulikit Portable Dock: un dock mucho más barato, pequeño y manejable, pero igual de funcional

Otra grata sorpresa es su Portable Dock que, ofrece prácticamente las mismas funciones que el dock oficial de Nintendo, pero por menos de la mitad de dinero; en concreto, por 29,99 euros, frente a los 79,99 euros del oficial. Cabe perfectamente en la palma de la mano y cuenta con los puertos necesarios para conectar la consola a la tele, es decir, un HDMI, un puerto de carga USB-C y otro USB normal, para conectar o cargar mandos.

Cuenta además con una tapa superior para proteger el puerto USB-C cuando no lo estamos usando, que además está imantada y se puede retirar y adherir a la superficie superior del dock, para que la zona de apoyo de la consola sea mayor. Lógicamente, mientras que la consola está en el dock queda totalmente expuesta, "al aire", a diferencia del dock oficial (que la cubre por completo), es el único "pero" que le hemos encontrado, porque la calidad de imagen y facilidad de uso es idéntica.

Portable Dock

Es, quizá, el único precio que hay que pagar (el que la consola quede más expuesta) si buscas un dock más pequeño y económico, ya sea para llevarlo de viaje, o bien como segundo dock para conectar la consola a una segunda pantalla de la casa, como por ejemplo el monitor del ordenador. Si es tu caso, cumple de sobra con esa función y cuidando aspectos como el diseño (insistimos, muy pequeño y compacto) y el acabado (plástico resistente).

Además, el fabricante da otra opción más: puedes comprar el dock "entero", o algo más barato sin la placa. Os preguntaréis, ¿por qué sin la placa? Pues porque te puedes ahorrar unos euros si lo que no quieres es usar el dock oficial. Basta con quitar los tornillos del dock de Nintendo, extraer la pequeña placa que lleva e insertarla en el kit del Portable Dock, y listo. Viene todo lo necesario, desde el destornillador y los tornillos a las instrucciones paso a paso para montarlo. El kit de Portable dock de Gulikit, es decir, el kit para montar tú el dock, cuesta justo la mitad, aproximadamente 15 euros.

Portable Dock

El sitio para encontrar el Portable Dock de Nintendo Switch más barato es, hoy por hoy, eBay, donde puedes encontrarlo por unos 28 euros, aproximadamente. Amazon lo tiene un poco más caro, por 29,99 euros. El único extra que incorpora es un pequeño cable USB-C a USB "normal". A pesar de su diseño, no es compatible con Nintendo Switch Lite, porque la portátil carece de una pieza necesaria para que se vea la imagen en la tele.

King Kong Pro: un mando Pro con macros, memoria y otras opciones

Como decíamos al principio, tras los dos primeros años de Nintendo Switch a la venta, mandos Pro de terceros existen a patadas. Unos mejores, otros peores, algunos con nuevas funciones y características, que ofrecen la posibilidad de usarlos en otras plataformas... A pesar de su cuestionable nombre, el mando King Kong Pro ofrece una mezcla de todas estas variables.

Es un mando bluetooth multiplataforma, compatible con Nintendo Switch, Windows y Android, y cuenta con memoria interna para guardar su sincronización con hasta cuatro distintos dispositivos (una Nintendo Switch, dos ordenadores y un dispositivo Android), entre los que podemos cambiar con tan sólo pulsar el botón Mode de la parte superior.

King Kong Pro

A diferencia de otros mandos de terceros, incluye la práctica totalidad de las funciones que cabe esperar de un mando Pro: control de movimiento o sixaxis (giroscopio y acelerómetro), lector NFC para los amiibo, sticks y gatillos con sensibilidad mejorada... Por contar, cuenta hasta con una batería respetable, que puede dejar hasta 10 horas de autonomía dependiendo de la configuración con la que usemos el mando, algo que vamos a detallar ahora.

Y es que este King Kong Pro cuenta con algunas funciones y añadidos que algunos mandos ofrecen, y otras que son menos habituales. Ahí entran en juego dos botones adicionales que no están en el mando Pro oficial y que aquí se alojan en la parte central del mando. Se trata del botón "aprendizaje" y el botón "ajustes".

King Kong Pro

El botón aprendizaje cuenta con una función doble: podemos activar "autofire" o disparo rápido en cualquier botón o, lo más interesante, guardar una "especie" de macros. Decimos "especie" porque al activar el modo aprendizaje podemos guardar una secuencia de pulsaciones de hasta 10 minutos de duración, para luego repetirla, algo que puede ser especialmente útil en juegos en los que debamos repetir una acción para, por ejemplo, grindear recursos en un juego.

Análisis de Nintendo Switch Lite con experiencia de uso, precio, características...

El botón de ajustes, por el contrario, nos permite modificar unos cuantos parámetros del mando sin necesidad de usar software en el ordenador ni nada parecido. Estos ajustes van desde la vibración (entre cuatro niveles), a la sensibilidad de los sticks, sixaxis y gatillos o, directamente, cambiar la funcionalidad de los cuatro botones frontales (por ejemplo, podemos hacer que el X pase a ser el botón A).

King Kong Pro

Dependiendo del nivel de la vibración, de si activamos o desativamos los controles por movimiento, si usamos el NFC y otras variables, podemos hacer que el mando alcance esas 10 horas de autonomía o bajen, aunque en modo espera el consumo es prácticamente nulo (y podemos apagar el mando rápidamente pulsando dos veces el botón de modo).

Lógicamente, no todo es perfecto, y si bien el tacto, recorrido y comportamiento de los sticks nos ha gustado mucho, como el diseño general del mando, que es bastante ergonómico y compacto, otros detalles y aspectos no están al mismo nivel. Para empezar, el sixaxis nos ha fallado en algunas ocasiones con la sensibilidad más baja. ¿Grave? Para nada, pero es como si estuviera "dormido" y hasta que no detecta algún movimiento brusco o repetido no se pone en marcha.

King Kong Pro

Los gatillos, por su parte, pueden parecer algo "blandos", sin mucha resistencia aunque lo que menos nos ha gustado es la vibración, que como en otros mandos de terceros, no es HD y resulta algo tosca (lo bueno es que cuenta con 4 niveles y podemos apagarla).

King Kong Pro cuesta en estos momentos unos 45,95 euros en Amazon, un precio relativamente alto si lo comparamos con otros mandos... aunque como hemos dicho, es cómodo, está bien acabado, y cuenta con algunas funciones interesantes que ni el mando Pro oficial tiene. Tampoco son desdeñables los extras, ya que aparte del cable USB-C, viene con una funda rígida de transporte.

Existe una versión estándar, sin el "pro", que cuesta 35,99 euros, y que prescinde de algunos extras, como los ajustes de sensibilidad o una reducción del modo aprendizaje, que pasa de 10 minutos a 10 segundos, entre otras cosas. En cualquier caso, tres interesantes accesorios, sobre todo los dos primeros, que cubrirán perfectamente las necesidades de aquellos que estén buscando el mejor audio inalámbrico para Switch y un dock alternativo económico.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Hobbyconsolas.