Nintendo Switch Lite Analisis
Reportaje

Nintendo Switch Lite, análisis - Review con experiencia de uso, características, precio...

Por Alberto Lloret

Nintendo Switch Lite llega mañana 20 de septiembre a las tiendas de todo el mundo. Si estás pensando en comprarla, o simplemente quieres conocer a fondo qué ofrece, cuáles son las diferencias o, simplemente, para quien está recomendada o si merece la pena o no, sigue leyendo: ¿Cuáles son las diferencias entre Nintendo Switch y Switch Lite? ¿Merece la pena comprar la nueva Switch Lite? Vamos a despejar estas dudas y otras muchas más.

Nintendo Switch Lite llega mañana a las tiendas, dos años y medio después del lanzamiento del modelo original, que trajo aires nuevos al ofrecer en una misma máquina dos conceptos de consola distintos: el de una portátil y una consola de sobremesa. De ahí, que su nombre, "Switch", aludiera justo a ese cambio, a poder pasar de jugar en el salón, a coger la consola y seguir jugando en la calle (por no mencionar la posibilidad de extraer los mandos).

Un concepto que ha demostrado ser todo un éxito. Solo hace falta ver las cifras de ventas de hardware (34 millones de unidades vendidas desde el lanzamiento). Y de juegos, con Mario Kart 8 Deluxe alcanzando unas cifras de escándalo (casi una de cada 2 consolas lo tienen), para ver que Nintendo Switch ha calado hondo entre los jugadores.

En este contexto llega la primera revisión, Nintendo Switch Lite, que paradójicamente elimina dos de los aspectos únicos de la consola (el dock o base para enchufarla a la tele y la habilidad para extraer los mandos), para abrazar un concepto puramente de consola portátil. Un movimiento, por otra parte, más que entendible, dado que la familia de consolas 3DS, aun con un catálogo impresionante y repleto de grandes juegos, está ya en declive, pero que no por ello ha generado muchas dudas entre el público que se cuestionan si de verdad merece la pena esta Switch Lite frente al modelo de Nintendo Switch original.

Además, lanzar versiones actualizadas o rediseños de una consola no es una práctica nueva, y todos los fabricantes, en mayor o menor medida, la llevan a cabo pasado un tiempo prudencial, bien para adaptar el hardware a nuevas audiencias, reducir costes o como reflejo de mejoras y avances en la producción. La nueva versión de la consola de Nintendo es justo una mezcla de esos tres factores, como veremos más adelante en este análisis de la Nintendo Switch Lite.

Así pues, a partir de mañana, Nintendo tendrá dos versiones de la misma consola, con precios sensiblemente diferentes y orientada a públicos distintos. Pero antes de proceder a un análisis más exahustivo para contaros qué ofrece Nintendo Switch Lite, sus principales diferencias, qué nos ha gustado y qué no, vamos a ver sus principales características técnicas.

Nintendo Switch Lite: características generales

Nintendo Switch y su hermana Lite comparten características generales, como la tecnología de la pantalla (aunque es más pequeña en Lite), así como la CPU o la batería. Estas son las características principales (sin estar confirmado, la RAM podría ser también de 4 GB, como en el modelo original).

  • CPU/GPU: Nvidia Tegra personalizado
  • Pantalla táctil: 5,5 pulgadas, resolución 1280x720, panel LCD
  • Almacenamiento: 32 GB (ampliable vía microSD)
  • Conectividad: Wi-Fi (802.11ac), Bluetooth 4.1, NFC, USB-C (para carga y accesorios)
  • Altavoces: Estéreo
  • Batería: 3.570 mAh
  • Autonomía: entre 3 y 7 horas (según el juego y el uso).
  • Dimensiones: 91.1 x 208 x 13.9mm
  • Peso: 275 gr
  • Precio: 219 euros

Aunque hemos dicho que comparten tecnología, lo cierto es que algunas cosas han cambiado, gracias a las mejoras en la producción. La mejora más evidente es que, ahora, gracias a los nuevos procesos de fabricación, el procesador Tegra es más eficiente y consume menos energía, lo que sumado a pequeños cambios en la placa base, hacen que el consumo sea menor y podamos estirar el tiempo de juego.

Como hemos dicho, Nintendo Switch Lite no trae el dock o base (ni siquiera es compatible con la original, no entra...). El packaging o caja en la que viene es totalmente distinto al del primer modelo, mucho más pequeño. Incluye la consola, el cargador y las instrucciones, y está disponible en tres colores: turquesa, amarillo y gris.

Análisis Nintendo Switch Lite

Nintendo Switch Lite: diseño y ergonomía a examen

Para este análisis y opinión de Nintendo Switch Lite hemos tenido acceso a una unidad de color turquesa. Nada más sacarla de la caja, nos ha llamado la atención "lo pequeña" y compacta que resulta. No es una portátil en el sentido estricto de la palabra, en tanto en cuanto no la puedes meter en el bolsillo del pantalón: sigue siendo grande.

Eso no impide que suponga una reducción sustancial y notable respecto al modelo original. Es cerca de dos dedos de ancho más pequeña, y aproximadamente uno de alto. También ha "adelgazado" un poco, unos milimetros que, aunque son menos evidentes, también se notan.

Esta reducción también se nota en el peso. Es una máquina bastante más ligera, 275 gramos frente a los 398 de la original (con los Joy-Con). Y no sólo eso: también da la sensación de estar más equilibrada, que el grueso del peso no recae en el centro. Todo ello, sin transmitir sensación de fragilidad o de ser un juguete: es una consola resistente, dura, recia... bien rematada.

A la hora de cogerla, las sensaciones respecto al primer modelo son muy distintas. Por decirlo de alguna manera, es una máquina bastante más agradable. Tanto al tacto, como por sus formas, más cómodas (al menos para unas manos "normales", ni grandes ni pequelas). Es más liviana y, en cierta medida, más cómoda y manejable, siendo una de las diferencias principales entre Nintendo Switch Lite y la Switch original

Comparativa Nintendo Switch Lite vs Nintendo Switch

Puede que influya también el acabado (plástico más mate que en la original), la sensible reducción de su altura que ayuda a que encaje mejor en la mano... Es algo complejo de explicar, pero siendo la misma máquina, se sienten de manera muy distinta, lo cual habla muy bien en favor del trabajo que ha hecho Nintendo con el diseño diseño de esta nueva versión "pequeña" de Switch.

¿Un detalle en este sentido? Aunque sea más pequeña, Nintendo ha mantenido intactas las proporciones de los controles: los sticks y botones tienen el mismo tamaño y guardan las mismas distancias entre ellos, con la única excepción de los botones Home y Captura, algo más distanciados respecto a su posición en los Joy-Con. 

La zona de los controles, respecto a los Joy-Con, sólo han menguado en altura. Por lo demás, se puede decir que son idénticos y, si estás acostumbrado ya a los Joy-Con, no vas a notar nada raro a la hora de cogerlos e interactuar. Otra cosa, como veremos más adelante, son algunas funciones y características que se han quedado por el camino cuando hacemos una comparativa entre las dos versiones de Nintendo Switch.

Por todo esto, Nintendo Switch Lite es una consola bastante más ergonómica y cómoda y, si nos apuráis, bastante más agradable a la hora de jugar en modo portátil que el modelo original. En esta caso, se puede decir que Nintendo lo ha clavado y ha mejorado el diseño original.

Nintendo Switch Lite: experiencia de uso, rendimiento, calentamiento...

Nintendo Switch Lite es la misma consola, y al igual que la familia de consolas 3DS, comparte el mismo firmware con el modelo original. Es decir, desde el punto de vista de menús e interfaz de usuario, es exactamente lo mismo. Es un sistema ágil, que va a lo importante, los juegos y que no tiene retardo ni hace cosas raras al movernos por sus menús.

Hemos probado cerca de una decena de juegos (todos con el último parche) y con la consola actualizada al firmware 9.0.0, para poner a prueba numerosos aspectos de la consola, desde la duración de la batería al nivel de calentamiento o la legibilidad de los textos en la pantalla. Y, de nuevo, nos hemos llevado gratas sorpresas.

Antes de entrar a detallar algunas de estas cosas en sus respectivos apartados, cabe destacar que, efectivamente, la consola cumple con todo lo que Nintendo anunció: como que la batería dura más o que la resolución de pantalla sigue siendo 720p. Pero además, lo hace "bien".

Zelda Breath of the Wild

Como hemos dicho antes, la optimización del chip Tegra permite que la consola consuma menos, lo que redunda en otros apartados. Hemos puesto a prueba la consola con los juegos que más exigen a la máquina, como The Legend of Zelda: Breath of the Wild y, efectivamente la duración de la batería de la Switch Lite es mayor. Depende de las condiciones de brillo, volumen, wifi y otras variables, pero sin despeinarse puede llegar a sacar una hora más de autonomía.

Esa mejora viene acompañada de otra menos publicitada, y que para un usuario habitual de Nintendo Switch, puede ser igual de interesante: en nuestras pruebas iniciales con la consola, no hemos conseguido hacer que saltara el ventilador de Nintendo Switch (situado de nuevo en el canto superior), ni que llegara a calentarse una barbaridad. Vale que no estamos en verano ni a 40 grados. pero es algo que se nota...

Del mismo modo, "los mapas de calor" son distintos. Tras una buena sesión a Breath of the Wild, el calor se ha concentrado sobre todo en la mitad inferior, y quizá algo más cerca del conector de carga, pero en ningún caso llega a ser una sensación de ardor, y mucho menos llega a molestar. Se nota sube algún grado pero la sensación es menor que en el modelo original.

Sobra decir que este calor, insistimos, puramente "marginal" con las pruebas realizadas, no afecta al rendimiento de los juegos: siguiendo con Zelda, se mueve igual de fluido que en el modelo original, y otros títulos que hemos probado, como Mario Kart 8 Deluxe se siguen moviendo sin fallos a 60 frames por segundo.

Nintendo Switch Lite: valoración de los sticks, botones y cruceta

Aunque Nintendo ha afirmado que la tecnología que hay en los controles de Nintendo Switch Lite es la misma que en los Joy-Con del modelo original, lo cierto es que las sensaciones no son exactamente las mismas, componentes y funciones eliminadas aparte (que es algo que también veremos más adelante).

Los sticks si que son idénticos a los del modelo original, tanto en recorrido, como zonas muertas, velocidad para volver a la zona neutral. Es el mismo stick, con las mismas virtudes y problemas. Si quieres jugar a shooters exigentes, que cada vez hay más, lo más preciso es el mando Pro... pero para salir del aprieto, cumplen su función.

En cuanto a los botones, a pesar de su parecido, si que es cierto que en esta ocasión tienen más recorrido, e incluso la sensación al tacto es mejor. No son tan duros al pulsar y, en general, recuerdan más a los mandos de otras consolas que a los botones de los Joy-Conlos de la primera Switch.

Nintendo Switch Lite cruceta

Pero sin duda alguna, la estrella aquí es la cruceta, una de las grandes novedades de Nintendo Switch Lite y principales diferencias con la primera versión de Switch, y uno de los elementos más demandados por los jugadores. Aquí cobra todo el sentido del mundo, al no estar diseñada para compartir los mandos (que recordamos, no son extraíbles).

Y, fiel a la tradición Nintendo, es una cruceta de una pieza, que funciona como se espera de ella en juegos de lucha como Ultra Street Fighter II o la edición 30th anniversary. Es cómoda tiene el tamaño justo y está bien situada.

Eso sí, no es menos cierto que en su salto a la portabilidad, los controles pierden algunas funciones y una característica para mi fundamental, la vibración... pero eso es algo que veremos más adelante, aunque ya podemos adelantar que es un pequeño gran handicap de la nueva Nintendo Switch Lite.

Nintendo Switch Lite: un vistazo a la pantalla

Este era, quizá, uno de los puntos que más "miedo" me daban de Nintendo Switch Lite. La pantalla de la versión portátil ha pasado a ser de 5,5 pulgadas, una reducción de 0,7 pulgadas. Mi miedo era si iba a resultar una reducción demasiado drástica, y sobre todo, si iba a afectar a la legibilidad de los textos en algunos juegos (que uno va teniendo ya una edad).

Lo cierto es que, una vez más, la pantalla también está a la altura. Los ángulos de visión son buenos, el brillo prácticamente idéntico (quizá un poco más fuerte en el modelo original que deja unos blancos "más blancos"... pero nada que marque una diferencia abismal). Con la primera Switch pasó algo parecido, y según los expertos, puede deberse a que todavía no ha "sufrido" demasiado trote. En cualquier caso, y por hacer una analogía, no es como pasar de la PS Vita OLED a la PS Vita Slim.

Como decimos, esa ligera diferencia en el brillo es un cambio menor y no afecta para nada al aspecto de los juegos o el rendimiento de la pantalla. Algo que se nota especialmente a la hora de jugar: la pantalla mantiene la misma resolución (720p), los colores siguen resultando vivos y brillantes y, en movimiento, no se desprende ninguna diferencia en este aspecto entre la pantalla de la nueva Switch Lite y el modelo original.

Nintendo Switch Lite menu brillo y mandos

rasteando en los menús sí hemos encontrado otra diferencia, y es que no hay opción de brillo automático, lo que podría invitar a pensar que el panel LCD es distinto. Está opción no aparece por ningún lado, ni en el menú emergente presionando Home, ni en los ajustes.

Otro cambio notable es que, en esta ocasión, la pantalla no tiene marcos alrededor y salvo por un pequeño filete de 2 mm que la rodea, apreciable incluso con la consola apagada, es todo pantalla (en el modelo original, los marcos ocupaban casi un dedo a ambos lados). 

Lo importante es que, al mantener la resolución, la calidad de imagen no se ve afectada, sino que incluso algunos "fallos" se disimulan algo más, como los dientes de sierra. Y si los textos se veían bien en modo portátil con el modelo original (como sucede en todos los juegos de Nintendo), en Switch Lite se siguen leyendo bien.

Hemos probado con otros juegos para este análisis de Nintendo Switch Lite que tienen textos más pequeños, como pueda ser Diablo III Eternal Collection, y lo cierto es que la dificultad para leer algunos textos sigue estando ahí.. pero es cosa del juego, no de la consola. En el caso de Diablo III la cosa no empeora: ya era difícil leerlos en el primer modelo, y aquí sigue costando... salvo que tengas una vista de águila.

Así pues, pese a ser más pequeña, no supone una diferencia decisiva, ni tanto por la calidad de imagen y legibilidad como por sensaciones al jugar. Zelda se ve y se mueve de muerte, y los textos se leen como en el modelo original, por si seguimos con la misma vara de medir...

Nintendo Switch Lite: calidad de sonido y volumen

El sonido ha sido uno de los aspectos a los que menos caso se le había hecho hasta la fecha... y quizá ha sido uno de los que menos me ha impresionado. Sigue teniendo sonido estéreo, con dos altavoces... pero no sé si es la disposición o que ha cambiado algo más, pero el sonido me resulta algo inferior.

Para empezar, los altavoces están situados en una zona distinta (el canto inferior de la consola), mientras que en el modelo original estaban en la parte inferior del frontal. Aquí son dos hendiduras alargadas, que dirigen el sonido hacia el frente, hacia el jugador.

Nintendo Switch Altavoces

Hemos probado con distintos juegos, y en todos los casos, el sonido siempre nos ha dejado la misma sensación: es ligeramente más bajo (tampoco una barbaridad), y los agudos resultan menos agudos, dejando unas frecuencias medias y agudas algo más graves.

¿Eso es malo? Pues si no has probado antes una Switch, no vas a notar nada... pero si ya eres dueño de una y un poquito audiofilo, pues lo vas a notar. Por suerte, con auriculares esto se erradica por completo, porque suena exactamente igual. Por ser, incluso es compatible con los mismos adaptadores USB-C que nos permiten sacar el audio a un auricular bluetooth (que, de nuevo, suenan exactamente igual).

¿Es un aspecto decisivo para comprar o no la nueva Nintendo Switch Lite? Para nada: se escucha bien y cumple su cometido, aunque nunca está de más resaltar las pequeñas diferencias con el primer modelo. Al igual que en el caso del brillo de la pantalla, si cambia algo con el uso, os lo haremos saber actualizando este análisis.

Nintendo Switch Lite: lo que Switch ha perdido en su modelo portátil (aspectos en contra)

Como adelantábamos antes, no todo es perfecto en NIntendo Switch Lite, y dependiendo del tipo de jugador que seas, quizá echarás en falta algunas características del modelo original, ya sea la posibilidad de sacar los mandos, jugar en la tele con el dock o entrando en aspectos más específicos, el sensor infrarrojos (todo sea dicho, muy poco utilizado).

En mi caso concreto, lo que más hecho en falta es la vibración HD. No sólo porque se ha erradicado por completo, sino porque no se ha introducido ningún sustituto de ningún tipo, aunque fuera una vibración más básica. La vibración es algo que terminaba de redondear la experiencia, y que en juegos como Breath of the Wild o Super Mario Odyssey, son una extensión más de la jugabilidad (por ejemplo, nos indica dónde encontrar algunos objetos ocultos).

https://www.hobbyconsolas.com/reportajes/analisis-nintendo-switch-consola-portaitl-sobremesa-91232

¿Es decisivo? De nuevo, no. O no al menos si no has jugado antes con Nintendo Switch. No puedes echar de menos algo que no has sentido antes... pero en este caso concreto, quizá hubiera sido más inteligente haberlo conservado. Total, la consola retiene el giroscopio para controlar ciertas acciones con el movimiento y el lector NFC para los amiibo... ¿por qué eliminar de la ecuación la vibración?

Por el camino también se ha quedado el soporte o pata para dejarla de pie sobre la mesa y jugar en modo local con un amigo. De nuevo, dependerá de nuevo del uso, pero si han mantenido la opción de emparejar más mandos para jugar con amigos, ¿por qué no haber dejado la pata para una posible partida rápida en cualquier sitio?

Para terminar con las pérdidas, Nintendo Switch Lite no es compatible con un reducido puñado de juegos que no tienen soporte para modo portátil. No son muchos los títulos, pero puedes consultarlos aquí,  

Nintendo Switch Lite: lo que Switch ha ganado en su modelo portátil (aspectos a favor)

Como hemos dicho antes, y por resumirlo rápidamente, la primera ganancia clara está en la batería. Ajustando brillo, volumen, quitando WiFi y dependiendo del juego o uso, podemos llegar a conseguir hasta 7 horas de autonomía, que ya son 30 minutos más que en el modelo original.

Zelda se sigue bebiendo la batería, pero ahora podemos alcanzar las 3 horas, e incluso más dependiendo de lo arriba indicado. No es una ganacia brutal, y más comparándolo con el nuevo modelo que si mejora sustancialmente la batería, pero sí es una mejoría respecto a la Switch original.

También hemos notado una ligera mejoría en la antena Wi-Fi, que ahora es capaz de recibir mejor la señal. Hemos hecho pruebas en un domicilio dónde la recepción es irregular, y mientras que el primer modelo se conectaba a duras penas en uno de los cuartos alejados del router (con una única línea en el indicador de WiFi), Switch Lite. en la misma posición, llegaba a registrar dos.

Del mismo modo, se ha añadido una nueva función, que sólo aparece en los menús de Switch Lite, y es desconectar los controles de la consola, aunque para ello debes tener otros Joy-Con o un mando Pro emparejado. Algo útil, por ejemplo, si vas a compartir la partida con alguien y no quieres que se pulsen los botones por accidente.

Nintendo Switch Lite menu brillo y mandos

¿Más? Aunque ya lo hemos dicho, la simple inclusión de una cruceta es uno de los aspectos más favorables a nivel de control, junto con la forma, más agradable de tener entre las manos. Es una consola cómoda.

Nintendo Switch Lite: otros detalles a tener en cuenta

Por ir cerrando este análisis, Nintendo Switch Lite también tiene algunos de los problemas del modelo original. El primero y más flagrante, y que Nintendo debería solucionar ya, es el almacenamiento. Lite llega con una capacidad de almacenamiento de 32 GB, una cifra que si bien en el lanzamiento del 3 de marzo de 2017 podía parecer suficiente, hoy es insuficiente a todas luces.

Cada vez más juegos superan la barrera de los 15 días, sin contar los digitales, los parches, las capturas y los vídeos que podamos generar. Es decir, o compras una microSD de 128 GB como mínimo, o pronto tendrás problemas de espacio. Es algo que, al precio al que están las memorias, Nintendo debería solucionar pronto.

Nintendo Switch Lite Game Boy

Por otro, sigue siendo una consola sin carga rápida, algo que cada vez más móviles integran. Para cargar por completo una Nintendo Switch Lite, de 0 a 100, siguen siendo necesarias 3 horas, cuando hay móviles, con baterías similares o parecidas, capaces de cargar un 50% en aproximadamente 30 minutos. 

Pueden parecer cosas menores, pero para los tiempos que corren, y más para una consola portátil, deberían estar en el top de prioridades para mejorar. Nintendo tiene una gran, gran consola: y sólo necesita corregir dos detalles para que todavía sea más grande (sin alterar en exceso lo que ya tiene... que no estamos pidiendo gráfico 4K ni nada parecido).   

Nintendo Switch Lite: nuestra opinión

Como sucede con cada consola o rediseño que se lanza, Nintendo Switch Lite no es para todo el mundo. No lo fue Nintendo 2DS cuando se lanzó, estando el modelo 3D, ni lo es Switch Lite ahora estando el primer modelo. Vaya por delante que es una gran consola, y que sigue la estela de su precursora: no en vano son el mismo sistema, comparten los mismos juegos y, en general, se manejan igual.

La mejor manera de definirla es lo que ha dicho todo el mundo que la ha cogido en la redacción: no me la esperaba tan pequeña, qué cómoda... Dos frases que han ido de la mano en todo momento, y que son verdad verdadera. Es una consola muy cómoda, si la comparamos con su hermana mayor.

Sólo las separa que el nuevo modelo ha perdido algunas características y ha ganado otras cosas. A lo que des prioridad tú es totalmente subjetivo y personal: puede que no te interese para jugar en la tele o que agradezcas algo más pequeño, pero aun con todo, parece más o menos claro que hay una serie de perfiles y usuarios con la que va a encajar más Nintendo Switch Lite

En primer lugar, recomendamos esta nueva versión a aquellos que no tengan el modelo original y la quieran para utilizarla principalmente en modo portátil -aunque suene a verdad de perogrullo-: es más cómoda de coger y, aun estando bien construida y resultando robusta y resistente, no transmite la sensación de fragilidad del modelo original.

Nintendo Switch Lite detalle ergonomía

Tampoco es maña opción para quien busque un modelo más compacto y llevable, bien como complemento del que ya tiene en casa, bien para echarlo en la mochila (recordamos que se puede iniciar sesión con el mismo ID en otras consolas).

Y, por supuesto, es el modelo ideal para los más pequeños de la casa. De hecho, es más que probable que ese sea uno de los objetivos de Nintendo: la Navidad está a la vuelta de la esquina, Pokémon Espada y Escudo... vamos, que se van a hinchar a vender.

Fuera de estos tres supuestos, volvemos a entrar en el terreno subjetivo puro y duro. Desde hace un par de semanas está a la venta el nuevo modelo de la Switch original, con mejor batería. Son 100 euros más, sí, pero también tienes la opción de conectarla a la tele, sacar los mandos... o incluso vender el dock y quedarte con una portátil menos portátil, pero con mejor batería.

Como decimos, hay muchos tipos de usuario, y dependiendo del tipo que seas, te podrás decantar por una versión de Nintendo Switch u otra. Lo que está claro es que lo que han hecho con Nintendo Switch Lite es abrir el mercado aún más. Puede que no sea perfecta (en mi caso por la vibración), pero en cuanto a diseño y usabilidad es el mejor modelo y sin duda, un gran e inteligente movimiento por parte de Nintendo, que ajustando precio y características, ha abierto la puerta a que más gente pueda tener una Nintendo Switch.

Y además