Sea of Thieves Microsoft
Reportaje

Sea of Thieves: 8 aspectos en los que se nota el sello de RARE

Por BrandLab

Sea of Thieves ya está entre nosotros. El primer gran exclusivo de Xbox One y Windows 10 nos invita a vivir una aventura de piratas que podemos jugar en solitario o con amigos y que, además, lleva el estándar gráfico de Xbox One (sobre todo Xbox One X) y Windows 10 a otro nivel.

Ya sabéis que se trata de uno de los juegos Game Pass y Xbox Play Anywhere y, como tal, está disponible en el servicio de suscripción de Microsoft (el ‘’Netflix de los videojuegos’’) y, además, podemos jugar tanto en Windows 10 como en Xbox One sin distinción, manteniendo nuestras partidas, progreso y jugando contra jugadores de ambas plataformas.

Sea of Thieves supone el regreso de Rare, una compañía que lleva desde 1982, que se dice pronto, creando videojuegos y grandes experiencias. En las siguientes líneas repasaremos las claves del estudio británico y cómo las diferentes señas de identidad se dejan ver en el nuevo juego, lo que permite que sea una experiencia muy diferente a todas las demás.

¿Preparados para subir al barco? Levantad el ancla y soltad velas, que nos vamos.

1- Tienen imaginación a raudales

Un juego protagonizado por un gorila que esquiva barriles, juegos de espías, una ardilla enfadada con un casco militar, ranas mutantes ¡y hasta un jardín de piñatas que se reproducen! Está claro que a esta gente le sobra imaginación y llevan bastantes años en el medio, lo que les permite saber qué gusta.. y qué no. Y es que puede que las ideas más locas no siempre sean las mejores en los videojuegos.

¿Dónde se nota esto en Sea of Thieves? La pregunta debería ser dónde no se nota. Y es que, el juego de piratas desborda carisma y mezcla una temática muy realista, como controlar un barco de forma más o menos ‘’a lo simulador’’ (sin mapa, controlando cada parámetro y necesitando la brújula), con elementos sobrenaturales.

Hay un tesoro real en Sea of Thieves por valor de... ¡100.000 dólares!

Esto se ha hecho bastantes veces, pero a Sea of Thieves le sale de manera natural y al jugador no le chirría que, de pronto, salgan unos tentáculos del mar. Todo lo que soñasteis jugar de pequeños, está en este mundo de fantasía.

2- Son creadores de mundos mágicos

Los juegos entran por los ojos, eso está claro. Cuando hay una presentación en escenarios como el E3 o Gamescom, en lo primero en lo que nos fijamos es en el apartado visual, y los juegos de Rare siempre han destacado en esto. No hablamos de temas técnicos, eso es harina de otro costal, sino del diseño y el uso del color. Son capaces de crear mundos de fantasía y niveles que sean muy oscuros, y todo en el mismo juego (Kameo es un ejemplo).

En Sea of Thieves han logrado algo parecido. El mundo que han creado está coloreado con los tonos con los que imaginamos los mares del Caribe, pero también han sido capaces de crear un inframundo creíble y, además, introducen diferentes elementos (como los esqueletos, el kraken o las marcas y mareas ‘’verdosas’’ que vemos de vez en cuando).

Las comparaciones son odiosas, pero acertadas en algunos casos y surcar los mares de Sea of Thieves os hará sentiros como si fuerais protagonistas de una película de piratas con fantasía, como Piratas del Caribe. ¿Qué serán capaces de sacarse de la manga con el nuevo contenido para el juego?

3- Manejan todas las experiencias

Es complicado que una desarrolladora haga buenos juegos para un jugador, pero también que cree aventuras y experiencias de la misma calidad para entornos multijugador. A lo largo de la historia, Rare ha demostrado que domina ambos formatos y ha desarrollado aventuras increíbles para un jugador y modos para más de un jugador muy originales en su momento (como el de Perfect Dark).

Con Sea of Thieves lo han vuelto a hacer al crear un mundo que puede disfrutarse en solitario, pero que también se puede jugar con amigos y otros jugadores y, además, invita a que se genere una narrativa. Cuando vamos solos, es sencillo imaginarnos la historia, pero con amigos también.

El barco tiene un calabozo en el que encerrar a quien se porte mal, hay rampa por la que algún marinero desfilará antes de lanzarse a los tiburones y cada personaje tiene su rol. Esta narrativa emergente es algo que Rare pone en nuestras manos para que la moldeemos a nuestro gusto.

4- Tienen espíritu infantil, pero maestría desarrollando

Los juegos de Rare entran por los ojos, pero no solo por la calidad gráfica, sino por ese diseño tan característico que tienen sus juegos. Dentro de Microsoft, hemos visto juegos más realistas, como Perfect Dark Zero, pero todos los demás han tenido ese toque ‘’cartoon’’ que tan bien trabajan. 

Podría decirse que hacen juegos ‘’a lo Pixar’’, con entornos muy realistas y una iluminación fantástica, pero con figuras humanas que no buscan representar de forma fiel los rasgos reales de la especie. Esto es algo que se ha visto en Kinect Sports Rivals y que, por supuesto, volvemos a ver en Sea of Thieves.

Los piratas tienen un diseño único. Y es que, Rare no ha incrustado un editor de personaje porque quieren que juguemos con los piratas que han prediseñado. Cumplen diferentes estándares para que encontremos uno que nos guste y empecemos a surcar los mares. 

Los hay más estilizados, otros más rechonchos y otros con las facciones muy marcadas. Todos ellos son únicos, especiales y podría decirse que son la cúspide tras 33 años desarrollando personajes y videojuegos. Y crean mundos para que nos divirtamos.

5- Nos hacen sentirnos reyes de la experiencia

Lo más importante de un videojuego es que el jugador se divierta. Los desarrolladores deben poner todos los elementos posibles para que seamos el centro de la experiencia. Para eso, deben crear personajes divertidos que hablen con nosotros, enemigos que nos pongan las cosas difíciles en ocasiones, deben crear misiones interesantes y, en definitiva, colocar elementos en ese mundo para que queramos volver.

Los juegos como experiencia o los más narrativos están llegando a unas cotas de calidad excepcionales, pero Rare sabe cómo hacer videojuegos en el sentido más clásico de la palabra. Llevan muchos años en esto y controlan el medio a la perfección. Y en Sea of Thieves somos el centro de un gran mundo que tenemos a nuestra disposición para explorar como queramos.

sea of thieves

6- Siempre van un paso por delante

Rare es una compañía que cuenta con 36 años de experiencia. Han creado videojuegos para muchísimas plataformas y sus títulos se cuentan por clásicos. Conocidos son los portentos técnicos desarrollados en la época de los 8, 16 y 64 bits y, cuando Microsoft adquirió el estudio, continuaron innovando en materia gráfica.

Kameo introdujo unas texturas que, realmente, eran ‘’de nueva generación’’. Perfect Dark Zero era muy rico para su tiempo y, tanto Viva Piñata como Banjo-Kazooie: Baches y cachivaches eran dos juegos que se acercaban muchísimo al estilo de los dibujos animados por ordenador.

Con la llegada de la actual generación, Rare investigó qué usos podían sacarle a Kinect 2.0 y se sacaron de la manga un Kinect Sports Rivals que, además de funcionar a la perfección con la captura de movimiento, nos mostró una tecnología de animación del agua muy realista.

¿Cómo se aplica la experiencia de Rare a Sea of Thieves? En este caso, está cantado. El agua de Sea of Thieves es de las cosas más impresionantes que podemos ver en esta generación y en Windows 10. Y es que, no solo han creado un agua que responde a la perfección a elementos como la iluminación en tiempo real, sino que está construida como una malla poligonal que provoca que nuestro barco se mueva, en todo momento, de forma coherente con el estado del mar.

¡Ah! Y no es lo único. Y es que el agua de Sea of Thieves está generada con el ‘’poder de la nube’’, el cloud computing de Xbox, que permite que todos los jugadores de nuestra sesión tengan las mismas condiciones del mar. ¿Qué significa esto? Que si a nosotros nos molestan las olas en un abordaje, a los otros jugadores de nuestra partida, también. Es solo una de las aplicaciones de la computación en la nube y un ejemplo de por qué Rare es pionera en innovación tecnológica al servicio del videojuego.

Impresiones de Sea of Thieves para Xbox One y Windows 10

7- Conquistan con su humor ‘’british’’

Goldeneye les vino como anillo al dedo, pero después de ese clásico han seguido utilizando su ingenio para crear grandes experiencias cargadas de ese humor tan característico que tienen los británicos. Puede que Kameo no fuera la alegría de la huerta (pese a los chascarrillos de algunos personajes), pero Viva Piñata sí tenía un gran sentido del humor, igual que Banjo-Kazooie: Baches y Cachivaches.

Sea of Thieves es más de lo mismo, pero puede que potenciado gracias a la ambientación tan especial que tiene el juego. Es un poco canalla casi por definición (¡es un juego de piratas!) y, además, utiliza la música de una forma graciosísima.

Una de las mecánicas principales (vamos a venirnos arriba) es beber grog cuando hay algo que celebrar… o cuando nos apetece, vaya. Cuando estamos borrachos en Sea of Thieves no solo vemos una cámara que se bambolea, nuestro personaje es el que se bambolea y es muy difícil de controlar. 

Además, tenemos instrumentos musicales que, como ya hemos dicho, podemos tocar junto a otros personajes. Si tocamos estando borrachos las melodías serán… bastante diferentes. ¿Y esto cómo se descubre? Jugando, como casi todo en el juego de piratas de Rare.

Y sí, Sea of Thieves ha tenido parche de día uno. Literalmente.

Impresiones de Sea of Thieves para Xbox One y Windows 10

8- Y son… un poco ‘’raros’’ 

Sí, quién pensaría que harían honor a su nombre, ¿verdad? En el estudio británico son peculiares y siempre han ido a la vanguardia de la tecnología y las experiencias, pero sin perder por el camino ese toque especial, ese sello de autor, si queréis, que hace que distingamos un juego de Rare de otro que no lo es.

Van a contra corriente. Experimentan y se arriesgan. ¿En qué se aplica esto a Sea of Thieves? Podrían haber hecho un multijugador gigante, pero han preferido dar un entorno controlado a unos pocos jugadores. Podrían haber lanzado una beta en forma de demo, pero no lo han hecho y han trabajado durante muchos meses escuchando a la comunidad. Podrían haber metido un editor de personajes y, sin embargo, se han trabajado un buen puñado de piratas.

Esto se traduce en una experiencia enorme para un jugador o para hasta cuatro grumetes en un galeón. Y, a nivel conceptual, el juego se ‘’pilla’’ tan bien que, aunque es recomendable jugar con amigos, en cualquier momento podemos utilizar el sistema de emparejamiento para jugar con otros tres desconocidos.

Las tareas están claras y la única comunicación es la posición de cada uno de los jugadores dentro del barco para seleccionar la tarea a realizar. No hay menús complejos, no hay artificios ni nada que nos distraiga y aparte del foco del juego: la diversión. Y eso, hoy día, es muy… ‘’Rare’’.

Ofrecido por Microsoft

Lecturas recomendadas