Ir al contenido principal
El senor de los anillos de Ralph Bakshi
Reportaje

El señor de los anillos en el cine: de Ralph Bakshi a Peter Jackson

La trilogía de El señor de los anillos de Peter Jackson marcó un antes y un después en el cine de acción y fantasía, pero antes de él, Ralph Bakshi ya intentó adaptar la obra de Tolkien con sus películas animadas.

Si hoy en día pensamos en Gandalf el Gris, es difícil que se nos venga otra cara a la cabeza que la de Sir Ian McKellen. De la misma manera nos ocurre con Frodo y Elijah Wood o la Dama Galadriel y Cate Blanchett. Aunque a muchos lectores puristas de J.R.R. Tolkien la trilogía de El señor de los anillos de Peter Jackson no les terminó de convencer por este u otro motivo, no se puede negar que estas películas supusieron un antes y un después en la historia del cine por su titánico estilo de producción y su gran impacto en la cultura pop. 

Sin embargo, Peter Jackson no fue el primero en llevar a formato película la obra de Tolkien. Primero llegó una adaptación animada de El Hobbit en 1977 de la mano de Rankin y Bass (El último unicornio, El vuelo de los dragones) y ya en 1978 llegó la película de animación de El señor de los anillos con la que Ralph Bakshi quiso llevar a la gran pantalla la historia con una ambiciosa producción animada.

Ya os habíamos hablado un poco de Ralph Bakshi hace tiempo en nuestro reportaje sobre la rotoscopia y cómo esta técnica fue clave en sus películas de fantasía épica, pero hoy vamos a centrarnos en sus adaptaciones sobre la Tierra Media y cómo influenciaron posteriormente en las películas de Peter Jackson.

De las páginas al celuloide

No es ningún secreto que la adaptación de Ralph Bakshi de El señor de los anillos influenció profundamente la obra final de Peter Jackson. El director neozelandés ha dejado claro muchas veces que la película animada de Bakshi marcó mucho su idea de cómo adaptar los libros de Tolkien y a la hora de tomar ciertas decisiones. 

Las comparaciones son odiosas, pero si nos fijamos en El señor de los anillos de Ralph Bakshi teniendo fresca en la mente la adaptación de Jackson, es fácil darse cuenta de cuánto influenció en la narrativa. Trasladar la prosa (¡y lírica!) de Tolkien al lenguaje cinematográfico no es una tarea fácil, y Bakshi ayudó a abrir el camino para lo que vino después con algunas decisiones clave, tanto en el ritmo de la película como en planos y tiros de cámara.

Ralph Bakshi y Peter Jackson

Entender quién es Sauron, qué pasó con Isildur, y por qué tanto follón con los anillos es clave para la historia que nos cuenta Tolkien en la trilogía, y precisamente en El señor de los anillos de Ralph Bakshi se nos plantea toda la historia con un prólogo muy similar al que luego veríamos narrado por Galadriel en La comunidad del anillo. Bakshi también tomó otras decisiones narrativas, como eliminar a Tom Bombadil o mostrarnos el conflicto directo entre Gandalf y Saruman y cómo el Gris es tomado prisionero. 

No le des más vueltas y hazte con la versión extendida de El señor de los anillos en Blu-ray y DVD

Si miramos las dos películas plano por plano, nos encontramos con que muchas veces Jackson incluso usó fotogramas de la película de 1978 como referencia en sus storyboards. En escenas como el Concilio de Elrond o los Nazgûl acuchillando las camas vacías, o incluso en la decisión de mostrar la muerte de Boromir en pantalla podemos ver la manera en que la obra de Bakshi ayudó a formar las películas de Peter Jackson.

El legado de Ralph Bakshi

¿Son estas similitudes malas? ¿Es algo negativo que Peter Jackson se copiara, inspirara o cómo queramos llamarlo, del trabajo de Ralph Bakshi? Pues mira, no necesariamente. Si algo funciona, ¿por qué no usarlo de referencia y tirar para delante?. Hace un par de años desde la web fan El anillo único entrevistaron al director de animación con motivo del 40 aniversario de su película, y citando al bueno de Bakshi "Cuando hice ‘El Señor de los Anillos’ no tenía nada en lo que fijarme, y Peter Jackson tenía todo lo que yo hice”

Ralph Bakshi y Peter Jackson

Ralph Bakshi se encontró con muchos problemas durante la producción de su versión de The Lord of the Rings, especialmente limitaciones técnicas y económicas que terminaron truncando una segunda película para cerrar la historia. Adaptar un libro así, con batallas épicas llenas de multitudes de guerrero, era algo que por aquel entonces en animación prácticamente ni se planteaba, por lo que Bakshi tuvo que recurrir a la rotoscopia o incluso a escenas grabadas en acción real y procesadas con filtros para terminar su película.

Bakshi llevó a cabo la titánica labor de empaparse del material de Tolkien y crear algo completamente nuevo y que marcó a muchos artistas posteriores. Como él mismo explica, los Espectros del Anillo de Peter Jackson son calcados a los suyos. ¿Pero cómo eran los Nazgûl en la cabeza de los lectores antes de la película animada? ¿Cómo era Gollum? Bakshi supervisó cómo los departamentos de arte imaginaban y creaban su versión de la Tierra Media, que después influenciaría en la imaginación de aquellos que vieron su película animada de pequeños.

Adaptar la obra de Tolkien desde las páginas a la pantalla es un proceso titánico y que todavía no ha acabado. Amazon ya está trabajando en una serie en acción real cuyo piloto dirigirá Bayona, con su propia estética y acercamiento a los mitos del escritor. Hoy en día es casi imposible imaginarnos The Lord of the Rings de una manera diferente a como se nos presenta en la trilogía de Peter Jackson, y es más que probable que estas películas hayan influenciado también lo que terminemos viendo en la serie de televisión, de una manera u otra. 

Aquí puedes leer nuestra crítica de El Señor de los Anillos, la película de animación de 1978

Lo que no se puede negar, es que sin la influencia de Ralph Bakshi, todo nuestro imaginario de ESDLA y las adaptaciones posteriores que han venido y vendrán tendrían un aspecto muy diferente.

Y además