Ir al contenido principal
Spider-man
Reportaje

Spider-Man en el UCM - En qué consiste el acuerdo entre Marvel y Sony

El Universo Cinematográfico de Marvel (MCU) seguirá contando con Spider-Man en los próximos años gracias al acuerdo alcanzado entre Marvel Studios y Sony Pictures. Pero ¿en qué consiste ese acuerdo? ¡Os contamos todos los detalles aquí!

Spider-Man seguirá en el Universo Cinematográfico de Marvel. Fue la gran noticia de finales de septiembre, después de que saltara la bomba informativa al respecto de la no continuidad del Trepamuros en el universo compartido. Finalmente, después de unas cuantas semanas de incertidumbre, se reveló al mundo (a partir de fuentes de Variety y The Hollywood Reporter) que Marvel Studios y Sony Pictures habían alcanzado un acuerdo empresarial para seguir explorando la vida del joven Peter Parker (Tom Holland) dentro del UCM. Una noticia que los fans estaban demandando fuertemente desde redes sociales y que, para la gran mayoría, fue acogida con mucha felicidad.

Compra el pack de Spider-man Homecoming y Lejos de casa

Después del éxito en taquilla que supusieron Spider-Man: Homecoming (2017) y Spider-Man: Lejos de casa (2019), sumado al hecho de la potencia audiovisual que alcanza el Universo Cinematográfico de Marvel con la figura del Hombre Araña rondando por ahí, hacían presagiar que ambos estudios llegarían a chocar sus manos firmemente para hacer posible que todo siguiera como estaba. Así pues, Spider-Man 3 será una realidad en los próximos años y Tom Holland volverá a vestir la piel del Cabeza de Red para deleite de todos. Pero, ¿qué tipo de acuerdo han alcanzado ambos estudios? ¿En qué consiste el acuerdo de Sony y Marvel por Spider-Man?

Antes de explicaros todo desde el principio y con los detalles que contamos actualmente, debemos incidir en el hecho de que hay mucha desinformación al respecto y que, a excepción del comunicado oficial de Sony Pictures Entertainment, el resto de información procede directamente de las fuentes de Variety y The Hollywood Reporter. Dicho esto, ¡vamos para allá!

El presunto detonante de la ruptura

Todo parecía andar bien en Marvel Studios; más que bien, fenomenal. Especialmente después de los éxitos rotundos de Vengadores: Endgame y Spider-Man: Lejos de casa. Las nuevas aventuras del Trepamuros habían calado fuertemente entre el fandom del UCM y el futuro del Universo Cinematográfico de Marvel pintaba increíble, como lo sigue haciendo con todos los proyectos que hay por delante. Sin embargo, saltó la bomba: Spider-Man iba a dejar el universo compartido y se marchaba de vuelta a Sony Pictures, propietarios de la licencia cinematográfica del Trepamuros desde que Marvel Comics lo vendiera allá por finales de la década de los 90, cuando la editorial estaba a punto de entrar en bancarrota y se vendieron tantas licencias a otros estudios cinematográficos.

Spider-Man Lejos de casa

Pero ¿qué había pasado? ¿Por qué, a pesar del éxito cosechado en las dos películas precedentes, Sony retiraba la cesión de los derechos y se llevaba de vuelta al bueno de Peter Parker? Según afirman los rumores que hubo acerca de esta noticia (ninguno de ellos confirmados), Disney pretendía obtener un 50 por ciento del porcentaje de recaudación en taquilla por las películas de Spider-Man, a cambio de pagar ellos también la mitad de la producción. Es decir, un claro caso de "50-50": tú pones la mitad, yo pongo la mitad y nos repartimos las ganancias. No obstante, Sony declinó la oferta, ya que le parecía un acuerdo desorbitado y no quería cambiar el actual y provechoso status quo que había tenido durante estos últimos años. Así pues, tomaron la decisión de abandonar el acuerdo principal y de llevarse de vuelta al personaje, con el claro propósito de, ya que no podía usarlo en el UCM, usarlo en su propio Universo Cinematográfico de Spider-Man.

La segunda fase de la polémica y el comunicado de Sony

De manera extraoficial e, insistimos, sin ningún tipo de confirmación oficial sobre los hechos, se negó rotundamente que la oferta de Marvel Studios acerca del 50-50 fuera real o que Sony Pictures había roto el acuerdo de manera premeditada. No obstante, como suele pasar en estos casos, la polémica ya estaba servida. Las redes sociales estallaron en contra del estudio que, supuestamente, había roto el acuerdo e hicieron un llamamiento al boicot contra Sony en defensa de una empresa (Disney/Marvel) como nunca se había visto. Las discusiones sobre quién había tenido la culpa no tardaron en aparecer y el debate se extendió hasta tal punto que se llegó a afirmar que Disney había pedido un 30% de la taquilla de las películas de Spider-Man, pero pagando ellos la mitad de la producción. Es decir, un 30-50 en lugar del 50-50 de la primera supuesta renovación contractual de la licencia.

Presuntamente, Sony Pictures Entertainment también rechazó esa nueva oferta de 30-50 que Disney había plantado sobre la mesa. Una oferta que no sabemos si es real o ficticia, pero que, en todo caso, hizo mover ficha al estudio. Sony, que en ese momento era la gran "perjudicada" a nivel de imagen en redes sociales, sacó un comunicado en el que explicaba que la salida de Spider-Man del UCM se debía exclusivamente por problemas de producción y de agenda de Kevin Feige, presidente de Marvel Studios. Según ellos, el reputado productor y padre del UCM no iba a tener tiempo para desempeñar sus funciones de producción en las futuras películas de Spider-Man y, por tanto, no tenía sentido mantener el acuerdo original. Un comunicado que no hizo más que agravar la polémica en redes sociales y que era insuficiente para la gran mayoría. Nadie terminamos de creernos que una figura como Kevin Feige, con toda esa experiencia de gestión de proyectos simultáneos a las espaldas, no pudiera encargarse de una sola producción más de superhéroes.

El nuevo acuerdo oficial entre Sony y Marvel

Llegados a este punto, y tras pasar varias semanas de incertidumbre y desinformación, es cuando Sony y Marvel alcanzaron un acuerdo y Variety y The Hollywood Reporter revelaron en qué iba a consistir ese nuevo contrato para la cesión de Spider-Man en el UCM. Por lo que sabemos gracias a ambos medios de comunicación, Disney posee actualmente el 25% de la licencia cinematográfica del Trepamuros y se encargará de pagar una parte de la producción, así como se asegura un porcentaje interesante de recaudación en taquilla. Visto así, parece mucho más ventajoso que ese 30-50 que se había rumoreado previamente, ya que Disney casi llega a ese 30% de taquilla y apenas se encarga del 25% de la inversión de producción de la película.

Spider-Man lejos de casa visita hospital

Pero ¿cuál es el lado negativo de todo esto? El lado negativo es que el acuerdo de Sony y Marvel sobre el futuro de Spider-Man en el UCM no asegura que el personaje vaya a estar durante muchísimos años bajo el amparo de Kevin Feige y compañía. Y es que, según la información revelada, el acuerdo sólo se aplica a las próximas dos películas del Hombre Araña y una tercera conjunta con otro u otros superhéroes; es decir, sólo nos quedan dos películas en solitario de Spider-Man por delante y una grupal con otros personajes de Marvel Studios.

No obstante, a pesar de ese lado negativo, no podemos quejarnos: las dos empresas han llegado a un acuerdo complicado que se había roto y que había puesto en riesgo la continuidad de Peter Parker en el universo compartido... ¡Y ahora lo tendremos en tres proyectos más!

Y además