Spider-man Lejos de Casa
Análisis

Crítica de Spider-man Lejos de Casa, con Tom Holland

Por Daniel Quesada

Y la arañita se fue de paseo... El Spider-man del Universo Cinematográfico Marvel se enfrenta a su aventura en solitario más importante hasta ahora, entre góndolas y monstruos elementales. No es ningún Mysterio que ahora nos toca hablar de Lejos de Casa...

Ya nos estamos acostumbrando a que el cine de superhéroes no nos dé un respiro, pero ciertamente nos hacía falta un cambio de tercio tras los impactantes acontecimientos de una Vengadores Endgame que se niega a abandonar los cines. Para eso, nada mejor que la juventud y el gracejo de Tom Holland en Spider-man Lejos de Casa, la película que cierra la Fase 3 del Universo Cinematográfico de Marvel.

Consigue el cómic de Spider-man contra Mysterio

Los acontecimientos tienen lugar poco tiempo después de la batalla con Thanos, así que os recomendamos que no sigáis leyendo esta crítica si aún no habéis visto Endgame. Si ya estáis listos para la acción, entonces os contamos que volvemos a ver a un Peter Parker que ha regresado a su vida habitual en el instituto. Llega el momento de participar en un viaje de fin de curso por varios países de Europa.

Tanto Peter Parker como el resto del mundo están marcados por lo que hizo Iron Man en la batalla final, así que ahora el protagonista se pregunta si es capaz de estar a la altura de su mentor. Cuando los chicos inician su viaje, comienzan a toparse con unos extraños monstruos elementales que lo destrozan todo, pero un desconocido héroe al que rápidamente apodan Mysterio (interpretado por Jake Gyllenhaal, al que pronto veremos en la película The Division) parece ser capaz de plantarles cara. Apoyado por Nick Furia (Samuel L. Jackson) y Maria Hill, Mysterio cuenta que proviene de la Tierra de un universo paralelo que fue devastada por estos monstruos.

¿Quieres una perspectiva diferente? Lee nuestra crítica comiquera de Spider-man Lejos de Casa

Así, Spider-man Lejos de Casa pone al trepamuros frente a dos grandes retos. Por un lado, encontrar la forma de ayudar a Mysterio para descubrir su verdadero potencial como héroe. Por otro... Ligarse a MJ. Sí, porque el personaje interpretado por Zendaya (El gran showman) se convierte ahora en un interés romántico expreso. La película tiene un primer acto que bebe de las típicas comedias de romance adolescente, por supuesto salpicada por el humor "made in Marvel" y la presencia de secundarios ya vistos en Spider-man Homecoming, con mención especial para unos muy divertidos Betty Brant y Ned, que sacan el lado más cómico del género.

Pero no os preocupéis, porque el director Jon Watts ha escuchado las principales críticas de Spider-man Homecoming y en esta entrega se ha dado mucha más cancha a la acción. Podemos ver a Spider-man ejecutando toda clase de piruetas, lanzando telarañas, balanceándose entre decenas de peligros a cámara lenta... Mysterio también da mucho juego con sus disparos, vuelos... Y con algún momento más surrealista, que es donde más brillan las secuencias de pelea. Todo ello, apoyado por un Jake Gyllenhaal siempre profesional y efectivo, que da muchísima presencia al personaje. Este conjunto hace que Spider-man Far From Home sea una película mucho más dinámica y espectacular que su predecesora. Buena parte de los fans disfrutarán especialmente con los nuevos trajes de Spider-man (sí, hay más de uno), en especial con ese traje de infiltración que da mucho juego... Incluso para más de un chiste simpático.

Spiderman Lejos de casa

También es cierto que, hasta que eso llega, tenemos que "aguantar" ese primer acto más centrado en la vida cotidiana y los intereses amorosos de Peter, que se hace un poco denso de más (sobre todo, por ese interés constante en soltar golpes de humor blanquito, con los profesores que acompañan a Peter como los personajes más innecesariamente bobos). ¡Estamos deseando que empiece la "chicha"! En ese sentido, un consejo que seguramente nos agradeceréis: aunque el tráiler hacía alusión a ese Multiverso Marvel que revela Mysterio, esperad unos acontecimientos más de andar por casa, esto no es ninguna epopeya multidimensional. Si vais con esa expectativa, disfrutaréis más del metraje.

Cuando las cosas se ponen en marcha, esta película Marvel comienza a disfrutar de su propia identidad, a la vez que se diferencia de las anteriores obras de Spidey con esa ambientación por varios países de Europa. Ver el combate contra el elemental de agua en Venecia o la espectacular feria de Praga ya tienen valor por sí mismos, a lo que hay que añadir una muy divertida selección musical para ambientar cada entorno. En ese sentido, kudos para un Michael Giacchino que firma una BSO muy dinámica e emocionante, en la que no faltan puntuales homenajes a Vengadores Endgame.

Spiderman Lejos de casa

Y ya que estamos, hay que señalar que, aunque la peli tiene sentido por sí misma, guarda una fuerte conexión con el resto del UCM. Happy Hogan (Jon Favreau) actúa como una especie de recordatorio del legado de Tony Stark para Peter y tiene mucho tiempo en pantalla. Lo mismo pasa con Nick Furia, que también es crucial en los acontecimientos. Esa tía May de Marisa Tomei parece un tanto desaprovechada en esta entrega, aunque tiene algún momento. El Peter de esta entrega no se cimienta sobre los mismos secundarios que su contrapartida del cómic y tanto sus motivaciones como su forma de ser son bastante diferentes, aunque su sentido de la responsabilidad y esa inseguridad tan Parker se mantienen en forma. También hay que tener en cuenta que este es un Spider-man más "tecnológico" de lo habitual, gracias en parte a ese nuevo e interesante gadget: algo tan aparentemente simple como las gafas de Tony Stark...

Como veis, hay muchos atractivos como para hacernos ir a ver Spider-man Lejos de Casa, si bien encontramos ciertas partes de la historia que se hacen bastante inverosímiles (incluso teniendo en cuenta que estamos ante una película de superhéroes) y un tanto forzados, mientras que otros distan de causar el impacto en el espectador que pudieran pretender los responsables de la película... Aún así, la acción y el ritmo de la segunda mitad consiguen mantener nuestro interés y hacen que disfrutemos del viaje.

Y entonces llegaron las escenas postcréditos

No cabe duda, Spider-man Lejos de Casa incluye un par de escenas postcréditos que están entre las mejores del UCM, lo cual ya es bastante decir. No solo suponen un divertido extra, sino que, después, os servirán para atar cabos y ver la película que acabáis de contemplar con otros ojos. No vamos a entrar en spoilers, pero incluyen una participación absolutamente MEMORABLE, que demuestra, de nuevo, cómo han escuchado a los fans. También queda claro que, a partir de esos segundos finales, comienza una nueva etapa...

No necesitas irte a Europa para encontrar más superhéroes

Esta es la película de señores en mallas más reciente... ¡Pero tenemos las reseñas de todas las anteriores! Visita nuestro Especial cine de superhéroes para conocer qué opinamos del resto de películas de Spider-man y de los demás paladines de la Tierra.

Valoración

Mantiene la fórmula de la anterior película de Spidey a la par que hace caso a las peticiones de los fans, a pesar de que ciertos aspectos del guión lastran un poco la experiencia.

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

La mayor presencia de las escenas de acción y los momentos más surrealistas de las mismas. Las estupendas escenas postcréditos.

Lo peor

Tarda bastante en arrancar y ciertos giros de guión no consiguen el impacto deseado. A veces, se esfuerza demasiado por ser cómica.

Y además