Ir al contenido principal
Tal y como éramos 2000-2001
Reportaje

Tal y cómo éramos 2000-2001: ¡Bienvenidos al siglo XXI!

La década de los 90 fue una auténtica locura que culminó con la llegada del siglo XXI, sin efecto 2000, y con el aterrizaje de nuevas tecnologías que iban a dominarlo todo poco a poco. 

Eso sí, nuestros sueños de futuro no se cumplieron: ni coches voladores, ni zapatillas autoajustables, ni robots que pudieran rebelarse a las órdenes de una IA superior… Las cosas iban más despacio de lo que creíamos en los 80 y 90… Pero no nos aburríamos ni un poquito. 

En el 2000, quedamos en el ciber

El nuevo milenio arrancó como estaba "mandao": con Ramón García presentando las campanadas y con un frío que pelaba. Suerte que nuestro armario estaba surtido de plumas Pedro Gómez, bombers, botas Salomon, pantalones acampanados y demás prendas de moda que, además de abrigar, nos hacían ser el más "malote" del ciber. 

Allí pasábamos las tardes jugando a Counter Strike y chateando por el Messenger con la chica a la que nos queríamos ligar. Lo malo es que ella pasaba bastante y sólo parecía importarle las nominaciones de Gran Hermano. Una vez más, ¿quién nos ponía la pierna encima? En fin, para extremidades, las que lucía Britney Spears, que triunfaba casi tanto como el Scalextric Le Mans, el juguete más vendido durante aquel año, en el que -por cierto- se celebraron los Juegos Olímpicos de Sidney. 

Con ellos pudimos comprobar de nuevo que para ganar una medalla hacía falta fuerza y honor, algo de lo que Máximo iba sobrado en Gladiator. ¡Peliculón! Por cierto, y con la letra "C", ¿sabéis dónde luchaban los gladiadores? Os daremos una pista: la forma de su arena era tan redonda como el rosco de Pasapalabra, el popular programa de TV...

2001: el fatídico 11-S

Por desgracia, los atentados del 11 de Septiembre en EEUU fueron la noticia más relevante de 2001. Desde España, pudimos seguir el suceso en la prensa tradicional y, por primera vez, consultarlo en la recién estrenada Wikipedia. Tener una enciclopedia en cualquier parte parecía cosa de magia, aunque para alucinante fue la llegada del primer iPod de Apple. Sus 5 GB de memoria daban hasta para almacenar las canciones de la primera edición de Operación Triunfo. 

Eso sí, a nosotros nos hizo más ilusión ver a Angelina Jolie haciendo de Lara Croft que a Bisbal ganar el concurso, y no digamos ya ir al cine a ver la primer entrega de El Señor de los Anillos. ¡Qué pasada! Ni el Bantumi o la serpiente, dos de los juegos de nuestro Nokia 3310 nos había flipado tanto... y eso que eran tecnología punta. 

Vale que no era algo tan avanzado como había imaginado Kubrick en 2001: Una Odisea en el Espacio, pero claro, con lo que no contaba el cineasta en los 60 es que parte de nuestra evolución incluyera bailar en plan vaquero el "No Rompas Más" de Coyote Dax... ¡Cómo para haberlo visto venir! 

Si quieres repasar los años anteriores, aquí los tienes.

• Tal y cómo éramos 1991-1993

• Tal y cómo éramos 1994-1995

• Tal y cómo éramos 1996-1997

• Tal y cómo éramos 1998-1999

Y además