Winnie the Pooh, Peter Pan o Heidi en versiones que no podías llegar imaginar: cómo la industria pervertirá nuestros iconos infantiles

Winnie the Pooh: Blood and Honey

Esta semana os hablamos de nuevas versiones de personajes infantiles emblemáticos como la película de bajo presupuesto Winnie-the-Pooh: Blood and Honey.

Tierno, achuchable, dulce y entrañable son algunos de los adjetivos que se nos vienen a la mente cuando pensamos en Winnie the Pooh, pero la productora Jagged Edge Productions va a subvertir todo eso y transformarlo en salvaje, desequilibrado, sádico y pervertido.

Este año han expirado los 95 años durante los cuales se protegían los derechos de autor de Winnie the Pooh, lo que implica que ahora su imagen es de dominio público: cualquiera puede usarla, modificarla a su antojo y venderla sin tener que pagar por los derechos pertinentes. ¡Pero ojo, con una salvedad!

A pesar de que Alan Alexander Milner alumbró al osito en 1926, Disney se valió del personaje para distintos productos animados desde el 66, confiriéndole un nuevo aspecto característico que aún sigue protegido por copyright.

Así que cualquier obra derivada tiene que ser radicalmente distinta a la suya: por ejemplo, Winnie no puede llevar su clásica camiseta roja y Tigger no puede ni nombrarse.

VIDEO

Todo sobre Winnie the Pooh: Blood and Honey y otras perversiones de personajes infantiles

No obstante, no parece que haya ningún tipo de posibilidad de confundir al Winnie de Disney del de Blood an Honey, y no hablamos solo de su apariencia sino, evidentemente, de su personalidad, transfigurada por la de un psicópata cuyo único fin es el de infligir dolor a sus víctimas.

Pero, ¿qué podría haber llevado a Winnie a convertirse en una máquina de matar? Por lo que se ve, no le van a faltar motivos.

 

El argumento de Winnie: Blood an Honey nos llevará a conocer qué pasó cuando Christopher Robin abandonó a Winnie, Piglet y Igor en el bosque para que murieran de hambre. Los dos primeros decidieron poner fin a la tristeza del tercero zampándoselo y a partir de ese momento habrían ido padeciendo un proceso de brutalización ante las dificultades para hallar alimento.

Como es evidente, estamos ante un slasher de bajo presupuesto en el que la violencia y el humor se darán cita, igual que en la próxima cinta de terror del estudio: Peter Pan's Neverland Nightmare donde conoceremos un giro truculento en la historia ya conocida del niño que no quería crecer.

¡Pero hay más versiones nuevas de personajes clásicos en el horizonte! Sin ir más lejos, en Mad Heidi conoceremos a una sanguinaria guerrera dispuesta a terminar con los nazis a base de fuerza bruta. En fin, era algo que solo podía suceder en Suiza... ¿A qué personaje de vuestra infancia os gustaría ver de forma distinta? ¿Está ya todo inventado o hay margen para que nos sorprendan?

Y además