Análisis La Balada de los Elegidos Zelda Breath of the Wild DLC 2
Análisis

Análisis de La Balada de los Elegidos, DLC 2 de Breath of the Wild

Por Álvaro Alonso

Versión comentada: Nintendo Switch

Análisis de La Balada de los Elegidos, el DLC 2 para The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Volvemos una vez más al Hyrule de Nintendo Switch y Wii U para descubrir nuevos detalles sobre Mipha, Daruk, Revali y Urbosa, mientras que descubrimos nuevos objetos, santuarios, desafíos y sorpresas.

Tras varios meses sin noticias, Nintendo sorprendió durante la gala de los Game Awards anunciando que La Balada de los Elegidos, DLC 2 de Breath of the Wild, estaba disponible desde ese mismo momento para todos los compradores del pase de expansión, sumándose así a Las Pruebas Legendarias, primer contenido descargable para el que ha sido coronado como juego del año de 2017.

Mientras que el primer DLC incluye -como su nombre indica- distintas pruebas pensadas para los jugadores más exigentes, así como un nuevo modo de dificultad y varios objetos para hacer la vida de Link más sencilla, este segundo pack expande la historia del magnífico The Legend of Zelda: Breath of the Wild, ampliando el trasfondo de los cuatro Elegidos. ¿Ha estado a la altura de las (elevadas) expectativas? Os lo contamos en nuestro análisis de La Balada de los Elegidos.

Análisis de The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Melodía incompleta

La Balada de los Elegidos añade nuevos atuendos (la camiseta de langosta de Wind Waker, la capucha de Ravio de A Link Between Worlds, el casco de Zant de Twilight Princess, el set de Ganon fantasma de Ocarina of Time y el set de la guardia real) que, como en el caso de los otros objetos añadidos vía DLC, primero es necesario encontrar en una suerte de side quest.

Aquí nos encontramos con el primer problema, y es que en Nintendo parecen no haber tenido en cuenta que, si hemos obtenido todos los atuendos disponibles hasta el momento, el límite del inventario entra en juego, obligándonos a vender varios para hacer sitio a los nuevos. Este problema sólo afecta a aquellos que se hayan hecho con los objetos que granjean los múltiples amiibo... En cuyo caso resulta aún más sangrante, pues haber pasado por caja para tenerlo todo, para ahora encontrarnos con esta barrera... Es una auténtica patada en los morros. También es cierto que esto se podría solucionar fácilmente con una actualización, así que no está todo perdido.

Guía Zelda Breath of the Wild - Cómo utilizar los amiibo

Zelda Breath of the Wild DLC 2 La Balada de los Elegidos

También se han incluido dos nuevos objetos para los caballos: la brida ancestral, que aumenta al máximo la energía del caballo que la porta (permitiéndonos galopar más tiempo), y la silla ancestral. Este último es probablemente el objeto más interesante, pues permite invocar a nuestra montura estemos donde estemos, eliminando así la necesidad de encontrarnos cerca para que los équidos oigan los silbidos de Link. De esta forma, los caballos obtienen un nuevo y mejorado protagonismo, pues las restricciones de la aventura principal (unido al hecho de poder teletransportarnos en cualquier momento) hacían que pasasen bastante desapercibidos.

La Balada de los Elegidos también añade una nueva arma: el Aniquilador Divino. Este curioso objeto sirve como introducción a lo que podríamos considerar el contenido argumental del DLC 2, que se inicia tras completar las cuatro bestias divinas de la aventura principal. Esta primera sección nos invita a superar cuatro nuevos santuarios portando únicamente el Aniquilador Divino, que cuenta con unas características muy especiales: puede eliminar a cualquier enemigo de un único golpe, pero la salud de Link desciende a un cuarto de corazón... Lo que supone que hasta el roce de una piedra mande al hyliano a freír espárragos.

Zelda Breath of the Wild DLC 2 La Balada de los Elegidos

Esto, unido a que los cuatro santuarios proponen desafíos bastante complicados (especialmente "el de los pinchos"), hacen de esta sección una de las más entretenidas y desafiantes del DLC de Breath of the Wild. Curiosamente, tras superarla, no podemos volver a utilizar el Aniquilador, lo cual resulta bastante extraño... E igualmente extraño es el hecho de que estos cuatro santuarios nos permiten hacernos con un nuevo contenedor de corazón, así que ahora restan dos para tener el máximo. ¿Podría ser un indicador de que hay más DLCs en camino? Quién sabe.

Hecho esto, el simpático Nyel, protagonista de una de las mejores secundarias de Breath of the Wild, vuelve a cruzarse en nuestro camino con una canción... Aunque, esta vez, inacabada. Para ayudarle a componer la Balada de los Elegidos que da nombre a esta aventura, nuestro cometido consiste en visitar los lugares donde Mipha, Daruk, Revali y Urbosa fueron puestos a prueba para demostrar ser capaces de controlar las bestias divinas, y afrontar esos mismos desafíos.

Zelda Breath of the Wild DLC 2 La Balada de los Elegidos

En los cuatro casos, el desarrollo es muy similar: visitamos un monumento que habrá aparecido en el mapa, donde se nos muestra la ubicación de tres pruebas. Pero, muy al estilo de este nuevo Zelda, no nos lo dan todo hecho: debemos ser nosotros los que reconozcamos el lugar indicado gracias a las imágenes que aparecen en la construcción.

Una vez llegamos al punto señalado, debemos afrontar diversos desafíos, que van desde carreras atravesando checkpoints hasta enfrentamientos contra nuevas versiones de los minijefes de la aventura principal. Y una vez superado, aparecerá un nuevo santuario a completar, lo que significa que, en total, la Balada de los Elegidos añade 16 nuevos a los 120 ya disponibles (aunque sólo otorgan símbolos de valía los cuatro primeros, los de la prueba asociada al Aniquilador).

Zelda Breath of the Wild DLC 2 La Balada de los Elegidos

Hay que decir que estos nuevos santuarios son de los mejores que hemos visto en Zelda Breath of the Wild, tanto por su nivel de desafío, algo superior al visto en los de la aventura principal, como por su originalidad. Como sucede en el reciente (y también magnífico) Super Mario Odyssey, es inevitable sorprenderse ante la inagotable fuente de ideas que poseen los diseñadores de Nintendo.

Y una vez superados los tres santuarios asociados a la prueba de un Elegido... Toca volver a enfrentarse a las Iras de Ganon. Por un lado, estos combates suponen un pequeño giro de tuerca, ya que nos obligan a usar un equipo concreto que condiciona nuestra estrategia. Pero, por otro, no dejan de ser los mismos jefes, siendo estos una de las partes más flojas de Breath of the Wild.

Zelda Breath of the Wild DLC 2 La Balada de los Elegidos

Tras acabar con el jefe, desbloqueamos una mejora para cada uno de los poderes (se reduce el tiempo de recarga, básicamente) y nuevas memorias sobre los Elegidos. Se trata de escenas de vídeo muy cuidadas, que mantienen un equilibrio perfecto entre humor y emoción, y que sirven para desarrollar a estos personajes tan interesantes, aportando nueva información sobre sus vidas y relaciones. Para rematar, se han añadido diarios sobre cada uno de ellos que aumentan aún más su trasfondo, con curiosidades y otros detalles. Son completamente opcionales, pero recomendamos encarecidamente su lectura por todos los datos que aportan.

Es fantástico saber más sobre los Elegidos, y la ejecución de todas las escenas (especialmente la última) es tan fantástica que tendríais que ser de piedra para no soltar una lagrimilla... Pero resulta un tanto decepcionante que no se haya aprovechado la oportunidad que presentaba el DLC para contar una nueva historia, algo que muchos dábamos por hecho tras contemplar las primeras imágenes de La balada de los Elegidos.

Zelda Breath of the Wild DLC 2 La Balada de los Elegidos

Tampoco ayuda que el desarrollo de este DLC sea, a grandes rasgos, una sucesión de santuarios. El esquema que se sigue (ir al monumento, localizar las pruebas y superarlas, completar los tres santuarios y luchar contra el jefe) es el mismo para las cuatro pruebas, estando el premio argumental siempre al final. Quizás, hubiese sido mejor idea plantear la Balada de los Elegidos como algo más tradicional, con los fragmentos argumentales más repartidos, aunque eso supusiera un desarrollo lineal.

Por suerte la cosa no acaba ahí, y es que tras superar las cuatro pruebas de los Elegidos tiene lugar el plato fuerte del DLC: una nueva bestia divina, creada para la ocasión con su propia mecánica de movimiento. No es particularmente larga (como las de la aventura principal) pero goza de un gran diseño, y tiene varios puzles que os harán dar unas cuantas vueltas hasta descubrir la solución.

Zelda Breath of the Wild DLC 2 La Balada de los Elegidos

Para rematar, esta mazmorra también tiene enfrentamiento contra jefe... Y en este caso sí se trata de algo completamente único y muy sorprendente. Para que os hagáis una idea, nos ha hecho desear que los jefes originales hubiesen seguido el mismo estilo. Sin duda, todo este tramo final es lo mejor que tiene el DLC 2 de Breath of the Wild. Por no hablar de la recompensa final, una nueva forma de recorrer Hyrule que promete (aún) más horas de diversión.

En definitiva, La Balada de los Elegidos no es lo que esperábamos, y está bastante lejos de auténticas expansiones como la reciente Frozen Wilds, para Horizon: Zero Dawn, o cualquiera de los contenidos adicionales de The Witcher 3: Wild Hunt. Aun así, no se puede negar la calidad de los principales añadidos, y la facilidad que tiene para arrastrarnos de nuevo al mastodonte que es Breath of the Wild, algo digno de elogio. Además, poseer la Balada de los Elegidos también nos da acceso a Las Pruebas Legendarias, y si lo contemplamos como un todo, el conjunto es mucho más completo.

Valoración

Esperábamos muchísimo más de La Balada de los Elegidos, sobre todo en la parcela argumental, pero cualquier excusa es buena para volver al Hyrule de Breath of the Wild. Los nuevos santuarios son un derroche de originalidad, y todo el tramo final compensa el mal sabor de boca que pueden dejar el resto de apartados.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

Los nuevos santuarios. La nueva mazmorra. El enfrentamiento final. Las nuevas escenas de vídeo y todo el trasfondo que aportan sobre los Elegidos.

Lo peor

No es una historia nueva, y eso podría decepcionar. El desarrollo es algo tedioso. La reutilización de ciertos enemigos.

Y además