Ir al contenido principal
Opinión Bladed Fury Nintendo Switch
Análisis

Análisis Bladed Fury para Nintendo Switch: ¿tiene ya China su Muramasa: The Demon Blade?

Versión comentada: Nintendo Switch

El estudio chino Next Studio rubrica Bladed Fury, un juego que repasa la historia y el folclore chino con un estilo de juego y puesta en escena que recuerda al clásico de Vanillaware Muramasa: The Demon Blade. Pero, ¿merece la pena? ¿Es divertido? Vamos a verlo en nuestro análisis de Bladed Fury para Nintendo Switch.

Lejos queda ya 2009, cuando Vanillaware asombró a propios y extraños con Muramasa: The Demon Blade, y su posterior remaster para PS Vita, Muramasa Rebirth. Un juego de acción y plataformas 2D con toques roleros con conquistó con su estilo visual y su historia de ninjas y cultura japonesa.

Y, como vamos a ver en este análisis de Bladed Fury para Nintendo Switch, es justo ese juego en el que parecen haberse fijado el estudio chino Next Studio, porque los parecidos, tanto en lo jugable como lo visual, son más que casuales. Pero no nos precipitemos, y vayamos por partes...

Como otros juegos de acción, como pueda ser la serie Dynasty Warriors, Bladed Fury tiene un poso histórico, y nos cuenta los mitos y leyendas de China durante la época de los reinos combatientes (siglo IV antes de Cristo), una convulsa época llena de traiciones y batallas, antes de la unificación.

Nosotros asumimos el papel de la princesa Ji, una joven que se ve forzada a huir de su reino tras ser acusada de haber asesinado a su padre, y que buscará vengarse del duque Tian, el culpable de todos sus males, para lavar su nombre y recuperar su reino.

Opinión Bladed Fury Nintendo Switch

Esta historia tiene relativo peso, y se desarrolla a través de diálogos y pequeñas escenas, que se intercalan con los momentos de acción. El problema, es que estos diálogos se producen con relativa frecuencia, y en todos los casos pecan de ser algo lentos, sumado a que si no conoces el folclore chino, pueden hacerse un poco cuesta arriba.

Hay muchas referencias a mitos y personajes de la historia China, desde un general medio loco por ser hijo bastardo a dos incestuosos hermanos. Sobre el papel son interesantes, pero dan por hecho que el jugador los conoce, y no se les da suficiente trasfondo, ni hay un esfuerzo en desarrollar sus historias. Parece un juego hecho por y para el público chino, y no tiende mucho la mano al jugador occidental.

Bladed Fury Nintendo Switch review

Prueba de ello, además, es el doblaje y los textos: las voces de Bladed Fury permanecen en perfecto chino (no hay otros idiomas de audio), mientras que los textos ni siquiera llegan traducidos al castellano y permanecen en inglés, chino, japonés... Si controlas medianamente el inglés, tampoco tendrás excesivo problema para seguir la historia.

En lo que respecta a la jugabilidad, como hemos adelantado sigue de manera bastante estrecha el planteamiento de los juegos de acción 2D de Vanillaware, incluido Odin Sphere. Hay pequeñas zonas de salto, muchos combates y leves pinceladas RPG, todo ello con un control asequible, pero con posibilidades.

En Bladed Fury disponemos de dos armas: unas espadas cortas manejamos con Y y un espadón asociado al botón X. Ambas tienen combos sencillos, machacando sus respectivos botones, así como combos aéreos, un ataque para lanzar por los aires y otro para rematar en el suelo. Es sencillo, pero funciona.

Además, con el espadón podemos devolver proyectiles, y disponemos de un botón de bloqueo que, pulsado en el momento justo, rompe la guardia del rival y nos permite atacarlos a placer. Cierran las opciones de combate un botón para deslizarnos y la posibilidad de invocar a distintas criaturas.

Estas criaturas suelen ser enemigos que hemos derrotado previamente, y que nos proveen ayuda arrojando una lluvia de flechas, inmovilizando a enemigos con telas de araña o provocando una suerte de agujero negro que los inmoviliza. Su uso está limitado por una barra de "enfriamiento".

Podemos llevar equipados un total de cuatro criaturas, aunque hay más, y desde unos farolillos especiales podemos equipar los que queramos llevar encima. Estos farolillos, además, nos permiten desbloquear, con las almas acumuladas de enemigos vencidos (y vasijas rotas), una docena de habilidades extra. Sí, tambiéjn tiene detalles que recuerdan a los God of War clásicos...

Valoración Bladed Fury Nintendo Switch

Aunque hay algunos ataques adicionales y técnicas extra, como poder enlazar dos deslizamientos, da la sensación de que todas son bastante anecdóticas y realmente no marcan la diferencia, salvo un par, que nos permiten ampliar los viales para recuperar energía en cualquier momento.

En general, el combate es lo más satisfactorio de Bladed Fury, aunque como decimos, se mantiene plano, y aun comprando las habilidades y consiguiendo todos los poderes, la cosa no gana en profundidad. Eso no impide que sea ameno y tenga distintas mecánicas con distintas exigencias, algunas que requieren precisión como la forma de devolver los proyectiles (que recuerda a los parrys de los soulslike), pero en general todo está bastante manido.

A esto se suma que Bladed Fury es bastante lineal. No se acerca ni por casualidad a lo que llamaríamos metroidvania, o aventura que nos obligue a volver sobre nuestros pasos con nuevas habilidades para descubrir nuevos lugares. Pulsando - abrimos el mapa y vemos en todo momento por dónde debemos seguir. Y no hacen falta poderes nuevos.

Como mucho, veces es necesario realizar alguna tarea, como activar unos farolillos para disipar una niebla que nos impide avanzar (marcados en el mapa) o conseguir unas tablillas que, colocadas en una suerte de mural, nos permiten llegar a las salas de un pequeño "laberinto". Pero, como decimos, lo realmente difícil es quedarse atascado.

Bladed Fury Nintendo Switch review

Ni siquiera con los combates con los jefes finales, que son uno de los mejores aspectos de Bladed Fury, tanto por su planteamiento visual como por su desarrollo. No son especialmente largos, ni difíciles, pero tienen ritmillo y son entretenidos.

Esto nos lleva a uno de los grandes problemas de Bladed Fury: su duración. En apenas 3-4 horas podrás darle carpetazo en modo normal (aparte tiene un modo fácil, y al terminarlo desbloqueamos un modo difícil, así como un desafío crononometrado para derrotar de nuevo a todos los jefes).

Apenas hay alicientes o secretos para darle una segunda vuelta (más allá de encontrar unos orbes especiales que nos dan más almas), y como decimos, es muy lineal, no hay opción a perderse, a pesar de que en algunos momentos veremos muchos posibles caminos y puertas cerradas.

Y es una pena, porque Next Studio ha demostrado que tenía muchas ideas, y muy buenas, para armar en Bladed Fury una gran aventura plataformera y de acción 2D, pero que finalmente no da de sí todo lo que podría. Porque, aparte de ser lineal y corto, el juego tiene detalles que le impiden brillar más, como estar compuesto por pequeñas zonas conectadas, que siempre tienen un breve tiempo de carga.

La gran mayoría no dura más de 1 o 2 segundos, pero el cambio de zona es frecuente, y acaba dejando una sensación "extraña". Además, mientras realizábamos este análisis de Bladed Fury también nos hemos topado con petardeos y ralentizaciones que, en ocasiones han congelado casi por completo el juego por unos instantes (al conectar varios ataques especiales repletos de efectos).

Donde no hay prácticamente nada que objetarle es en la parcela visual. Como hemos dicho antes, bien podría pasar por un juego de George Kamitani, el responsable de maravillas como Dragon's Crown o los mencionados Muramasa y Odin Sphere.

Análisis Bladed Fury

Bladed Fury es un juego que entra por los ojos, que parece una acuarela en movimiento y con un diseño que remite al arte clásico chino. Además, en los niveles encontramos detalles como zonas con paneles y paredes de papel que sólo revelan las sombras y siluetas de los personajes.

Quizá se le pudiera pedir algo más en las animaciones o una mayor variedad de enemigos, únicos aspectos donde palidece frente a los juegos de Vanillaware, pero en líneas generales, es un título con una cuidada parcela artística y bonito, que entra por los ojos. Atención especial al diseño de los jefes y las secuencias de vídeo.

Bladed Fury review

Por todo esto, Bladed Fury es un título que gustará a quienes hayan disfrutado con los juegos de Vanillaware, siendo plenamente consciente de que se trata de una aventura menos densa y mucho más breve. Lo puedes encontrar en nuestro país, desde de hoy, en formato físico para Nintendo Switch (39,99€), y desde hace unos días, en formato digital (16,99 euros).

Valoración

Si te gustan las aventuras de acción 2D con toques plataformeros y RPG, al estilo Muramasa, tienes muchas papeletas para disfrutarlo, aunque eso sí, peca de ser excesivamente breve. Su parcela visual deja detalles memorables que remiten al estilo de George Kamitami (Vanillaware), aunque no es tan pulido y tiene algún que otro fallo.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

La cuidada estética. Combate sencillo, pero gratificante. Los jefes finales.

Lo peor

Es muy corto. Llega sin traducir. La historia es un poco soporífera si no conoces la historia y leyendas chinas. Cargas y ralentizaciones.

Y además