Analisis Cuphead Nintendo Switch
Análisis

Análisis de Cuphead para Nintendo Switch: un port que sorprende

Por Alberto Lloret

Versión comentada: Nintendo Switch

Con el análisis de Cuphead para Nintendo Switch os vamos a contar si este port merece o no la pena, si ofrece algo nuevo o se ha recortado algo y, sobre todo, si está a la altura del juego de Xbox One y PC, tanto en lo técnico como en lo jugable. ¿Listos para volver al Dark Souls de los dibujos animados de los años 50? (Esto último es broma).

Ha pasado ya casi año y medio desde que Cuphead, la obra maestra de Studio MDHR, se lanzara en Xbox One, poniendo fin a un desarrollo que se alargó y complicó más de lo esperado. Un juego que, de forma unánime, conquistó a público y crítica con su estilo artístico único, como podéis leer en nuestro análisis de Cuphead para Xbox One y PC

El pasado 20 de marzo, en un Nindies Direct, se confirmó lo que se llevaba rumoreando días: podríamos jugar a Cuphead en Nintendo Switch. Y ahora, tras haber jugado con él largo y tendido, ya estamos en situación de poder traeros nuestro análisis de Cuphead para Nintendo Switch.

Estas son las mejores baterías externas para cargar tu Switch, según los clientes de Amazon

Vaya por delante, que la historia y desarrollo es exactamente el mismo que en Xbox One, por lo que si queréis saber cuál es la historia de fondo, os invitamos a que leáis el análisis original... aunque a modo de resumen diremos que Cuphead y Mugman, los protas, deben trabajar para el Diablo en persona, derrotando a todo tipo de criaturas que tienen deudas con él, para poder recuperar nuestra alma.

Así pues, el juego adopta las formas de un Boss Rush, es decir, es una sucesión de duelos contra los jefes directamente, que podemos librarlos en solitario o en cooperativo local, y con un sencillo pero efectivo control, que nos permite disparar, esquivar, hacer "paradas" (como los parries, pero con proyectiles y enemigos menores de color rosa), cambiar entre dos armas o tipos de disparo o liberar un ataque especial.

Cuphead Analisis Nintendo Switch

Cada uno de estos combates suele durar entre dos y tres minutos, y se estructuran en varias secciones, en las que cambian las rutinas de ataque del jefe de turno. Sobre el papel puede sonar fácil, pero la pantalla se llena de proyectiles y enemigos menores con varios tamaños, velocidades o direcciones, que hay que esquivar o destruir, al tiempo que tratamos de herir al rival.

Puede sonar fácil, pero morirás. Mucho. Muy a menudo. Incluso en el nivel de dificultad fácil, con el que no se puede llegar al final del juego (como mínimo hay que derrotar a cada enemigo en nivel normal). Pero la buena noticia, como veremos un poco más adelante es que el port es tan bueno, que tras morir no hay tiempo de carga, volvemos a la acción inmediatamente.

Por suerte, para hacerlo menos lineal, Cuphead dispone de un mapa por el que vamos moviéndonos entre jefe y jefe, donde además es posible encontrar otros seis niveles de desarrollo más "run and gun", niveles con scroll lateral en los que cogemos monedas, saltamos (o pilotamos un avión) y debemos vérnoslas con decenas de enemigos menores y peligros, además de tiendas (donde podemos comprar armas, amuletos, ataques Ultra o Artes...) y algún otro NPC con los que hablamos.

La guinda la ponen los mausoleos, unos niveles especiales en los que debemos demostrar nuestra habilidad defendiendo unas urnas de fantasmas, usando única y exclusivamente la mecánica de las paradas para ahuyentarlos. En total, una duración que puede dar de sí para 8 horas, aunque depende de muchos factores, como si jugáis solos o no (en cooperativo, es posible revivir al compañero en caso de que muera), la habilidad o lo completistas que seáis.

Cuphead Analisis Nintendo Switch

Como decimos, este port ni añade ni quita nada que estuviera en la versión de Xbox One: están los mismos 28 jefes, los mismos niveles de desarrollo lateral, los mismos power ups, ultras y amuletos o mejoras que podemos comprar... como decimos, ni se ha quitado ni se ha añado nada nuevo. Es un port en toda regla y, por eso, no tiene mucho sentido centrarnos en esos aspectos que ya fueron tratados en profundidad en nuestro análisis de Xbox One y PC.

Lo interesante de este port de Nintendo Switch, en lo que nos vamos a centrar principalmente, son las novedades, correcciones y si el apartado técnico está a la altura o si, por el contrario, algo se ha perdido por el camino.

Si empezamos por las novedades y correcciones, destaca la inclusión de una cuidadísima traducción al castellano, tanto para las secuencias de historia (que tampoco son muy abundantes y que remiten a los cuentos ilustrados, con escenas estáticas y texto) y los mensajes de algunos personajes con los que nos cruzamos mientras exploramos el mapamundi.

Destacan, especialmente por su brillantez, los nombres de los niveles y los enemigos que, respetando el espíritu original, derrochan una simpatía digna de elogio. Pero, tranquilos, que los textos en castellano no son la única novedad: ahora se puede elegir libremente entre los dos protagonistas (Cuphead y Mugman) al comenzar a jugar.

Cuphead Analisis Nintendo Switch

Cierra el capítulo de las novedades las nuevas animaciones (por ejemplo, al comenzar un combate, la pose que adopta Cuphead), así como nuevos efectos artísticos (las balas, el ruido analógico...) y se han modificado ligeramente algunos elementos jugables (como las dinámicas de algunos jefes a la hora de moverse, por ejemplo).

Lo mejor de todo es que estas novedades no se quedarán como algo exclusivo y llegarán, si no lo ha hecho ya, como actualización gratuita para Xbox One y PC. Más vale tarde que nunca, como se suele decir (y si ya lo jugaste, una razón más para volver a él).

Y, aunque hubiera estado muy bien, Cuphead para Nintendo Switch, como en las otras plataformas, todavía no dispone del DLC anunciado, The Delicious Last Course, en el que el Studio MDHR sigue trabajando, como en otras funcionalidades, como la posibilidad de incluir compatibilidad con Xbox Live... aunque esto último puede tardar bastante.

Lo que sí han mantenido, como otros juegos como pueda ser Turok Dinosaur Hunter, son los logros. Hay un total de 28, por realizar tareas como vencer a todos los jefes de cada una de las cuatro islas, por encontrar un atajo o por realizar 100 paradas. En cualquier momento podemos consultarlos, y al realizar la tarea en cuestión, "saltan" como en Xbox One, y podemos verlos en la parte inferior de la pantalla. También podemos consultar a qué jefes hemos derrotado en dificultad normal, para controlar nuestro progreso en el juego.

Cuphead Analisis Nintendo Switch

Y, cómo no, hemos dejado lo mejor para el final: el apartado técnico. El port a Nintendo Switch no compromete la calidad visual lo más mínimo. El juego se mueve y se ve maravilloso, como en Xbox One, si bien es cierto que hay un par de diferencias.

Por un lado, como hemos podido comprobar mientras realizábamos este análisis de Cuphead en Nintendo Switch, este port cuenta con una paleta de colores algo más brillante, que hace que el juego resulte "menos apagado" que en Xbox One. Del mismo modo, los gráficos son un pelín más nítidos, con menos desenfoque que en Xbox One.

Ambos detalles, junto con un efecto algo atenuado del "ruido análógico" que tenía el juego en Xbox One (y que le hacía parecer una película vieja) jugando en modo portátil, hacen que el juego pierda una milésima, prácticamente nada, de esa sensación de estar viendo unos dibujos de los años 50. Es casi inapreciable, pero si tienes el ojo hecho a la version de Xbox One o PC, puede que lo notes. Si llegas de nuevas, ni apreciarás el cambio, para qué nos vamos a engañar.

Se mueve a 60 fps constantes, en modo portátil a 720p y en modo dock a 1080p. El único momento en el que la tasa se resiente es en el jefe final, que petardea un poco en momentos muy puntuales. Durante el resto del juego, suave como la seda. El otro punto en el que Cuphead para Switch no consigue estar a la altura son los tiempos de carga, que oscilan entre los 5-10 segundos más que en Xbox One.

¿Son defectos graves que afecten al resultado final? Para nada. El port de Cuphead en Nintendo Switch es sobresaliente y ni siquiera esos lunares afean el resultado final. Poder compartirlo en cualquier sitio, con un Joy-Con cada jugador, es un extra o aliciente al que resulta difícil resistirse, si no has caído rendido ya a sus pies con su estilo visual. 

A todas luces estamos hablamos de un producto muy, muy cuidado y que abre nuevas posibilidades de futuro para Microsoft y Nintendo colaborando juntas... aunque nos tememos que en una dirección solo (no vemos a ninguna licencia de Switch lanzándose en Xbox One).

Cuphead Analisis Nintendo Switch

Es el mismo y maravilloso juego que ya disfrutamos en Xbox One y PC en 2017... pero si no lo jugaste en su día, ahora tienes el añadido de poder jugarlo en cualquier sitio gracias Nintendo Switch, con la misma calidad técnica y visual. Eso sí, si lo jugaste en Xbox One, no encontrarás nada nuevo. En definitiva, una cuidada conversión y una oportunidad de lujo para que quienes no tengan Xbox, o no jueguen en PC, de descubrir un título tan único como maravilloso (si te gustan los desafíos, claro). 

Valoración

El port de Cuphead a Nintendo Switch es, simplemente, brillante: retiene todo lo bueno de la versión de Xbox One, no sacrifica calidad visual y sobre todo, mantiene la dificultad y todo lo que le hizo un juego especial. Además, añade pequeñas mejoras (selección de personaje, traducción al castellano...) que redondean un título de por sí soberbio.

Hobby

92

Excelente

Lo mejor

Personalidad, diseño, animación... es una obra de arte en movimiento y en Switch no baja el nivel. La traducción. El control. El cooperativo local.

Lo peor

Se echan en falta más niveles run 'n gun. En la práctica, es un Boss Rush. Leves caídas de fps en el combate final. Que no tenga contenido exclusivo.

Y además