daemon x machina principal
Análisis

Análisis de Daemon X Machina exclusivo para Nintendo Switch

Por David Martínez

Versión comentada: Nintendo Switch

El análisis de Daemon X Machina nos coloca ante un juego de mechas exclusivo para Nintendo Switch con infinidad de detalles que harán las delicias de los aficionados a estos robots gigantes de combate.

Kenichiro Tsukuda es un desarrollador que se caracteriza por su trabajo en la serie Armored Core, protagonizada por gigantescos robots de combate. Por eso no es de extrañar que cuando Marvelous y Nintendo le ofreciesen la posibilidad de desarrollar un juego como Daemon X Machina, un auténtico homenaje a los mechas, se haya encontrado como pez en el agua. Lo mismo podemos decir de Shoji Kawamori, que ha diseñado los robots de series de anime como Patlabor o Macross. Juntos, son un equipo perfecto para sacar adelante el último exclusivo que llega a Nintendo Switch. 

Daemon X Machina está ambientado en la Tierra, en un futuro lejano. Después de que un pedazo de la Luna se desprendiese y cayese sobre nuestro planeta, la superficie está dominada por gigantescas máquinas llamadas Immortals, I.A. corruptas y los Reclaimer (mercenarios que pilotan unos robots de combate llamados Arsenales y entre los que se cuenta nuestro personaje, al que llaman "novato").

Daemon X Machina 9

Nosotros creamos el aspecto de este piloto libremente, pero la verdad es que lo veremos sólo en las secciones del hangar y cuando no quede más remedio que eyectar, si somos derribados. Porque la gracia del juego está en combatir a lomos de las máquinas. Muy pronto nos asignan un Arsenal, y comenzamos una misión de la que dependerá el destino del planeta. 

Nintendo Switch

Este argumento se desarrolla entre secuencias de vídeo y numerosos diálogos entre los mercenarios. Combina muchos elementos: los Immortals, una fuente energética llamada Femto, la existencia del Dominator y las motivaciones de las distintas facciones. Puede resultar algo confuso, pero es interesante y nos anima a avanzar hasta ver cómo se resuelve la historia (a veces entrando en el plano metafísico, lo que no funciona del todo bien).  

Daemon X Machina 5

Construye un Arsenal a medida

No se puede combatir sin tener el Arsenal a punto. Y en este sentido, las opciones de personalización son muy numerosas, y afectan a todos los aspectos del robot. En lo que respecta a la estructura de la máquina, podemos seleccionar brazos, cabeza, tronco y piernas de forma independiente. Cada uno de ellos tiene una resistencia limitada y su elección afecta a la movilidad, a la capacidad de carga, la puntería y aspectos generales del mecha.

análisis daemon x machina 9

Aún más interesante es la posibilidad de seleccionar armas (que se clasifican por el tipo de munición). Un Arsenal es capaz de utilizar un arma con cada mano, llevar un lanzamisiles auxiliar sobre el hombro y dos más de reserva en cada uno de los pilones (por si se nos agota la munición o tenemos necesidades especiales en el combate). Además de un extra que pueden ser cargadores de reserva, inhibidores de radar o bengalas como "contramedidas".

La selección de armas depende del estilo de cada uno; podemos optar por un despliegue de disparos a larga distancia o incluso por un escudo y una espada para el cuerpo a cuerpo, que no le serán ajenos a todos los fans de Gundam, Macross y otras series de robots de combate. 

análisis daemon x machina 6

Demo multijugador de Daemon X Machina

Por si todo esto no fuera suficiente, las opciones de mejora también permiten modificar cada pieza con módulos (aumentan el porcentaje de daño o el alcance, por ejemplo) y cambiar el procesador central para especializarnos en un tipo de enfrentamientos. Eso es todo lo que respecta a las opciones de combate, pero también se puede aplicar pintura (un patrón para toda la máquina, que vamos desbloqueando a medida que avanzamos) y colocar calcomanías en las diferentes partes del cuerpo.

Como muchos de estos diseños sólo están disponibles después de haber conseguido una misión especial, es una sensación similar a la de los pilotos de la Segunda Guerra Mundial, que pintaban sus hazañas sobre el fuselaje de los aviones (especialmente en el multijugador). 

Por otro lado, el Outer (el mercenario que pilota la nave) puede cambiar de aspecto en un laboratorio. A medida que ganamos créditos, podemos invertir en modificaciones corporales que aumentan su rendimiento y el del Arsenal. Teniendo en cuenta todas estas variables, la personalización es casi infinita, y se convierte en uno de los grandes atractivos del juego para cualquier aficionado al género. Hay una parte táctica y una parte visual. 

análisis daemon x machina 5

Porque con todo el tiempo que dedicamos a la construcción y mejora de estos robots, a nosotros también nos ha "picado" la posibilidad de cambiar sus poses y jugar con ellos sobre diferentes fondos para conseguir las mejores imágenes en la galería. Una vez que hayamos terminado nuestro trabajo en el hangar, podemos pasar a las misiones.

Edición Limitada Orbital de Daemon X Machina

Un desarrollo sencillo, un control complejo

La cantidad de misiones que nos aguardan en el juego es abrumadora, pero no son muy variadas. Entre las más de 45 misiones principales (divididas en rangos de dificultad de la A a la E) encontramos fases de exploración, escolta y destrucción de I.A. hostiles, además de enfrentamientos contra otros Arsenales. Y los niveles libres repiten estos esquemas con alguna variación. Hay 27 de estas misiones secundarias, que nos sirven para ganar créditos y piezas de equipo adicional. 

análisis daemon x machina 4

La duración del juego supera las 20 horas en total, sin haber conseguido todas las piezas de equipo, calcomanías ni patrones de camuflaje disponibles. Y tenemos dos finales disponibles, que dependen de nuestra elección tras acabar con el último enemigo.

análisis daemon x machina 8

El problema es que el combate es bastante caótico. La pantalla se llena rápidamente de objetivos, indicadores, disparos y explosiones, y resulta difícil mantener la concentración en el objetivo prioritario, nuestra posición en el mapa o los indicadores de munición, Femto, energía y resistencia. Esto no es muy relevante en los primeros niveles, pero cuando las cosas se ponen difíciles...

Lo que sí es brillante son los enfrentamientos contra los Immortals colosales, una serie de máquinas gigantescas, con diseño animal, que requieren el uso de estrategias especiales (trampas, aprovechamiento del terreno, configuraciones especiales del Arsenal) para dejar al descubierto sus puntos débiles y ser abatidos. Si el diseño de los mechas es uno de los grandes aciertos del juego, estos enemigos finales no les van a la zaga.  

análisis daemon x machina 7

El control requiere todo un ejercicio de coordinación por parte del jugador. A menudo nos encontramos manejando al mismo tiempo el Arsenal (desplazamiento y altura de vuelo) la cámara tres gatillos para tres armas diferentes y uno más para esquivar... si tenemos que cambiar de arma porque nos hemos quedado sin munición, la exigencia con el mando es aún mayor. Es especialmente recomendable jugarlo en modo TV con un mando Pro.

De hecho, este es uno de los pocos juegos que cuentan con joy-con específicos (se venden de forma independiente y están fabricados por Hori) diseñados para poder sacarle el rendimiento al juego en modo portátil, y que cuentan con dos gatillos adicionales que podemos "remapear".

análisis daemon x machina 3

El juego cuenta con un modo cooperativo para 4 jugadores,(tanto local con varias consolas, como online) con una serie de misiones independientes que podemos seleccionar desde el hangar. La posibilidad de que cada uno ajuste la configuración de su Arsenal teniendo en cuenta los de los demás, es un elemento de estrategia adicional, aunque ya se sabe que cuando "empiezan los tiros, se acaban los planes" .

Los mejores juegos de Nintendo Switch

Técnica con altibajos

El aspecto visual de Daemon X Machina destaca por la imponente construcción de los mechas. Son modelos estilizados que cambian con cada una de las modificaciones que les aplicamos. Y lo mismo podemos decir de los Immortals colosales, que nos han parecido muy impresionantes.

Daemon X Machina 3

Sin embargo, los escenarios parecen vacíos, hay poca distancia de dibujado y, pese a algunos elementos destructibles, carecen de detalle. La banda sonora, por su parte, es notable e incluye algunos temas vocales que elevan el tono general. 

Tanto en modo TV (en el dock) como en portátil, el juego está bien optimizado (salvo por la complicación en el esquema de control). Y las secuencias de estilo anime, con diseño de personajes de Yuzuke Koziaki, cumplen a la perfección. 

análisis daemon x machina

Daemon X Machina es irregular en muchos aspectos; el control es confuso, las misiones se repiten y técnicamente tiene aún más altibajos. El argumento es enrevesado, y la recta final es muy repetitiva y "anticlimática". Sin embargo, nos gusta el aspecto estratégico tanto de la personalización del Arsenal como del propio combate. Para los amantes de estos robots gigantes, es una golosina, que rinde homenaje a los innumerables mangas y anime sobre mechas. 

Valoración

Un homenaje al género de los "mechas" con infinitas posibilidades de personalización y elementos estratégicos. Sin embargo, este planteamiento tan prometedor está ensombrecido por unas misiones repetitivas y un esquema de control complicado.

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

Las enormes posibilidades de personalización de los Arsenales, su diseño y variedad de ataques.

Lo peor

Las misiones son repetitivas y los escenarios están bastante limitados. Control muy exigente.

Y además