Ir al contenido principal
Dragon Ball Legends
Análisis

Análisis de Dragon Ball Legends, nuevo free to play para móviles

Versión comentada: Móvil

La leyenda de Goku aumenta con Dragon Ball Legends, el nuevo juego free to play para móviles. ¿Os hemos presentado ya a nuestro nuevo amigo Shallot?

La franquicia Dragon Ball lleva ya unos cuantos juegos para teléfonos móviles a sus espaldas, pero pocos habían generado tanta expectación como este Dragon Ball Legends. Tiene los ingredientes del éxito: una nueva aventura de Dragon Ball (¡con personajes nuevos diseñados por Akira Toriyama!), la fórmula free to play y un apartado técnico que quiere sacar partido a nuestros terminales. ¿Estará su jugabilidad over 9000? ¡Arranquemos con este análisis de Dragon Ball Legends!

La idea de este juego free to play se parece mucho a la de otro juego previo de Bandai Namco, el exitoso Dragon Ball Z Dokkan Battle. De nuevo, se trata de combates por equipos en los que cada luchador tiene asignado un color, el cual puede es especialmente efectivo contra otro color y especialmente débil contra otro. Vamos, algo parecido a lo que sucede con los tipos de los pokémon. La diferencia es que, mientras que en Dokkan Battle "atacábamos" moviendo unas esferas en lo que más recordaba a un juego de puzzle, aquí la cosa recuerda más a juegos de lucha como Dragon Ball Xenoverse, sin que se haya perdido el componente principal de la estrategia en tiempo real.

Dragon Ball Legends

Cuando se inicia el combate, la cámara se coloca detrás de nuestro primer personaje (por ahora, lo normal es tener equipos de tres, aunque esa cifra varía en ocasiones) y podemos desplazarlo en cualquier dirección simplemente desplazando el dedo. Si dejamos el dedo pulsado sobre él, se pondrá a cargar energía. En la parte inferior de la pantalla, vemos la barra de energía (que se va recargando solo hasta llegar a 100, que es el máximo) y una mano con cuatro cartas, que aparecen al azar. Hay una carta de puñetazo (que cuesta 20 unidades de energía, por ejemplo), una de ataque especial (50 unidades), otra para lanzar una ráfaga de disparos y una cuarta para una acción especial, como por ejemplo, recuperar algo de salud. Para poder ejecutar alguna acción, más allá de desplazarnos, hemos de tocar una de las cartas: perderemos parte de la energía pero a cambio ejecutaremos el movimiento en cuestión.

Consigue las figuras deluxe de Dragon Ball Super

La clave del combate está en ir tocando las cartas adecuadas (por ejemplo, no tiene sentido lanzar un ataque especial y gastar 50 unidades de energía si al rival apenas le queda un atisbo de salud) para dosificar nuestra energía y acabar con todos los rivales. En cualquier momento, podemos tocar la cara de otro miembro de nuestro equipo para cambiar a él automáticamente. También podemos tocar el rostro de nuestro personaje para que lleve a cabo una acción especial (por ejemplo, aumentar la potencia de sus ataques energéticos) una vez por combate. El último elemento de la estrategia es el más espectacular: al tocar ciertas cartas, podemos añadir una Bola de Dragón a nuestro inventario. Cuando tengamos las 7, podremos activar el llamado Rising Rush, un modo especial en el que nos abalanzamos sobre el rival y comenzamos a golpearlo sin parar. En ese momento, hemos de escoger una carta. El rival sacará otra al azar. Si las cartas son diferentes, lo remataremos con un brutal ataque combinado de nuestros tres personajes.

Dragon Ball Legends

Una vez ganemos el combate, podemos obtener toda clase de recompensas: zeníes, crono cristales, items... Mientras que los cristales sirven para comprar otras ventajas secundarias, los crono cristales son claves en Dragon Ball Legends. Con ellos, podemos entrar en la invocación de personajes e invertirlos en 1 ó 10 personajes nuevos al azar. Si recibimos un personaje que ya teníamos, el muchacho en cuestión verá mejoradas sus estadísticas. Los cristales también sirven para recargar nuestra energía como jugadores: tenemos 10 unidades de energía, cada una de las cuales se gasta cada vez que entramos en un combate.

Por tanto, si entramos en demasiados combates seguidos, nos quedaremos sin energía y no podremos seguir jugando, a menos que esperemos varios minutos para que se vaya recargando o gastemos cristales en esa tarea. ¿Y si no nos quedan cristales? Pues bien, ahí entra la faceta de pago de este juego free te play para móviles. Podemos invertir dinero real en comprar packs de cristales. Con ellos, podremos seguir adelante. Dado que el juego está más bien pensado para sesiones cortas y que la energía se puede recargar si dejamos el móvil "descansar" un buen rato, en realidad no hay necesidad de gastar un solo euro para disfrutar del juego al completo. Pero claro, los más impacientes pueden caer en la tentación de ese gasto.

Ahora mismo, esa tentación es baja, dado que los contenidos se están desbloqueando poco a poco y, por ahora, no tenemos acceso a demasiados combates. De un lado, tenemos el modo Historia, que está estructurado en varios subcapítulos, pero que por ahora solo ofrece el primer capítulo general (el cual supone unas cuantas decenas de combates). Por otro lado, también podemos pelear en las Misiones, que nos presentan retos que van variando con el paso del tiempo, desde reproducciones de sagas reales de la serie (ahora mismo, está disponible la trama de Raditz) hasta rondas de "calentamiento", por así decirlo, contra personajes concretos.

Dragon Ball Legends

Al margen de estas luchas, podemos poner a entrenar a nuestros personajes con determinados items para que vayan subiendo de nivel más rápido (hay que esperar unos minutos a que concluyan su entrenamiento, pero podemos seguir usándolos en combate), embarcarnos en retos secundarios (cumplir un número de requisitos de combate, por ejemplo) para ganar recompensas extra o trastear con los personajes que tengamos para asignarles algún item de apoyo... ¡O hasta cambiarles el vestuario!

Por cierto, podemos formar equipos de hasta 6 luchadores para, justo antes del combate, elegir cuáles de todos ellos salen al ring. Es importante intentar buscar un equipo con personajes de diferentes colores, para que no tengamos excesiva debilidad frente a algún tipo de rival.

También podemos enfrentar a nuestro equipo con el de otro jugador en tiempo real, ya que Dragon Ball Legends dispone de un modo versus online para dos. Ahora mismo, el juego está en ebullición, así que no tendréis problema para encontrar rivales.

Dragon Ball Legends

El principal problema que tiene el juego ahora mismo es que todavía no ha crecido lo suficiente: la historia todavía está en pañales y está bastante plagada de combates de relleno. Sí, amigos, de nuevo os va a tocar pelear con decenas y decenas de aburridos saibaimen... Las cartas que podemos coleccionar se centran, por ahora, en la saga de los saiyanos y Freezer (con alguna excepción puntual como la presencia de Pan), pero, por supuesto, es de esperar que con el paso de los meses, tanto las historias como las cartas disponibles crezcan exponencialmente. Ahí tenemos el caso de Dragon Ball Z Dokkan Battle, que años después de su lanzamiento ha seguido vivito y coleando, con una cantidad abrumadora de luchadores para conseguir. Así pues, entendemos que es una cuestión de paciencia.

Hablando de la historia, tenemos que mencionar que, aunque no es el colmo de la originalidad, sí se ha creado ex profeso para la ocasión e incluso el sensei Akira Toriyama ha diseñado tres personajes nuevos para ella: el protagonista es Shallot, un saiyano que no recuerda nada de su pasado y que se ve arrastrado a un misterioso torneo, en el que confluyen luchadores de todas las eras de Dragon Ball. En esta primera parte ya hemos podido cruzarnos con Zahha, un misterioso luchador que parece mover sus espadas con telekinesis. Aún nos falta conocer un tercer guerrero enmascarado del que solo se ha visto un boceto de papá Tori...

Dragon Ball Legends

Lo de usar personajes de diferentes eras nos sirve, lógicamente, para rememorar momentos clásicos y "remezclarlos" para crear confusiones que buscan la complicidad del experto en Dragon Ball. Esto, aunque es interesante en su núcleo, presenta dos problemas: el primero, que los diálogos antes de los combates de la historia son laaargos y, la verdad, bastante tediosos, ya que vuelven a recurrir a las imágenes estáticas de los luchadores y profundizan en temas bastante secundarios que se hacen pesados. Por suerte, se pueden saltar... El otro problema es que tanto diálogos como menús están en inglés. No hace falta ser super experto en el idioma para jugar, pero la verdad es que ayuda bastante de cara a empaparnos de la historia y el espíritu de la aventura.

Pero no todo son pegas, ya que si por algo destaca Dragon Ball Legends es por su brutal rendimiento gráfico: lejos de esos limitados combates por sprites que víamos en Dokkan Battle, aquí se nos presenta un motor 3D muy, muy cercano al de un Dragon Ball Xenoverse, por ejemplo. Los modelos 3D de los personajes son grandes y espectaculares, la cámara nos presenta los planos más impactantes y los efectos especiales se suceden sin parar. Es verdad que los luchadores poseen un número bastante limitado de movimientos, pero la experiencia general durante los combates es brutal. Nosotros lo estamos usando en un ya "medio antiguo" Samsung Galaxy S6 y se mueve como la seda.

La música también está a un buen nivel y, en cuanto a las voces, tenemos el "tratamiento" de siempre: podemos elegir entre japonés e inglés y nosotros, claro, os instamos a elegir la primera opción.

Dragon Ball Legends

Este despliegue técnico se va complementado con pequeños detalles que alegran nuestra navegación por los menús. En particular, destacan las propias cartas de los luchadores, que muestran unas ilustraciones de lo más chulas e incluso nos regalan algún extra secreto si las tocamos en el lugar adecuado. Por ejemplo, si tocamos las manos de Goku, aparecerá la estela de un Kamehameha.

Así pues, concluimos este análisis de Dragon Ball Legends dejando claro que para nada es un juego original ni excesivamente equilibrado (como suele pasar con juegos así, hay momentos en los que el nivel de los rivales se dispara para "obligarnos" a subir mucho de nivel a los nuestros), pero que como todo buen saiyano alberga un enorme potencial en su interior. Ahora mismo os valdrá para entreteneros unos ratejos sueltos, pero seguramente, cuando vuestro moreno de verano ya está bien asentado, ofrecerá tanto contenido como una cápsula Hoi-Poi de las gordas. Estaremos pendientes.

Valoración

No arriesga demasiado en sus ideas, pero renueva el atractivo de la franquicia dentro del modelo free to play. Ideal para sesiones cortas de juego mientras esperamos el siguiente bus a Namek.

Hobby

77

Bueno

Lo mejor

El apartado técnico es impresionante. Que hayan concebido personajes y tramas nuevas para el juego. El potencial de crecimiento futuro que tiene.

Lo peor

En su estrategia, es quizá DEMASIADO parecido a Dokkan Battle. Acaba haciéndose repetitivo.

Y además