Análisis de Dragon Quest Treasures: un tesoro de aventura que engrandece el concepto de spin-off

Análisis de Dragon Quest Treasures - Un tesoro de aventura que engrandece el concepto de spin-off

¿Esperabas con ganas un nuevo videojuego de Dragon Quest? Pues acaba de aterrizar Treasures en tu Nintendo Switch, un spin-off de la franquicia que te sacará una sonrisa a base de monstruos toriyamescos y una divertida búsqueda de tesoros. 

¿Sabéis qué días deberían ser festivos? Todos aquellos en los que se lance una nueva entrega de Dragon Quest. O si no, que se lo digan a los japoneses, pues cada vez que se pone a la venta un videojuego de la saga las colas de espera pueden llegar hasta el mismísimo árbol de Yggdrasil

Y no nos extraña, ya que siempre resulta muy placentero bucear en este universo de Square Enix, y Dragon Quest Treasures, el nuevo título exclusivo para Nintendo Switch, no será la excepción pese a ser un spin-off. ¿Qué puede salir mal de un JRPG con diseños de Akira Toriyama y música de Koichi Sugiyama, el celebérrimo compositor que nos dejó hace unos meses?

VIDEO

Dragon Quest Treasures - Tráiler

Bueno, todo en esta vida es mejorable, y en esta nueva aventura protagonizada por Erik y Mía, personajes de Dragon Quest XI, nos vamos encontrar muchas luces, pero también alguna que otra sombra. Ya de entrada, no te pienses que estás ante el típico JRPG por turnos de la saga, algo que igual puede echar para atrás a los fans más conservadores de la franquicia.

Tampoco vas a tener que devanarte los sesos para abrirte camino a lo largo de los escenarios, entender la historia o librar los combates. ¡En Dragon Quest Treasures el desafío viene marcado por tu propio afán de coleccionismo, tus ganas de explorar y tus ansias por avanzar más rápido de lo normal! ¿Te suena bien? Pues toma esta llave, que juntos vamos a abrir un nuevo cofre del tesoro.

¿Una precuela de Dragon Quest XI?

Ríos de tinta se han escrito del afamado Dragon Quest XI, y curiosamente Dragon Quest Treasures está ligeramente relacionado con la exitosa entrega numérica, no en vano controlaremos a Erik y Mía, los huérfanos que ya aparecían en aquel videojuego, aunque en esta ocasión serán unos niños. ¡Pero no los subestimes! 

Sus ardientes deseos por explorar el mundo les llevarán a escapar de un barco vikingo, tras rescatar a Porcus y Púrsula, dos seres mágicos alados, con forma de cerdo y gato respectivamente, con los que llegarán a una isla misteriosa donde encontrarán dos dagas de dragón que les teletransportarán hasta...

¡Draconia, una tierra llena de tesoros y monstruos en la que se desarrollará toda nuestra aventura! Sin embargo, no todo será tan fácil como se imaginan, pues habrá muchos otros cazatesoros que intentarán arrebatarles las riquezas que se encuentren por el camino.

De hecho, entre los primeros enemigos destaca el monstruo Miaulaspina, un mero títere al servicio del temible pirata Osorio Argento, cuya ambición no conoce límites. 

¿Y cuál es el objetivo último de estos aventureros? ¡Encontrar los dragolitos, siete piedras preciosas que se encuentran desperdigadas por una miríada de islas que conforman el mundo de Draconia! 

Una base de operaciones in crescendo   

Tras conocer a los primeros enemigos del juego, lo primero que hacemos con Erik y Mía es coger un tren hacia nuestra base de operaciones, que servirá como el gran punto de encuentro durante toda nuestra aventura. ¡Y lo mejor de todo es que no parará de crecer!

En dicha base, no solo podremos organizar los monstruos que capturemos en los escenarios para incorporarlos a nuestro equipo (limitado a 3 criaturas), sino que también almacenaremos nuestros tesoros, seleccionaremos el personaje que nos apetezca (Erik o Mía) e incluso visitaremos la Maraña, una mazmorra dividida en niveles donde encontraremos pistas sobre los dragolitos.

Pero has de tener paciencia, ya que la base no va tomando forma hasta pasadas unas 5 horas de juego. Es más, es probable que superadas las 8 horas de gameplay no hayas desbloqueado todas las posibilidades de la base, ya que tendrás que ir explorando las islas y cumpliendo requisitos para acceder a más apartados como el taller de piedras. 

En cualquier caso, este sistema de progresión se desarrollará de manera natural y fluida, y también podrás combatir en tu base cuando otras bandas cazatesoros intenten robar tus adquisiciones esporádicamente. ¡En ese momento tendrás que defender tus posesiones con la ayuda de tus monstruos! Por cierto, ¿adivinas el nombre de nuestra banda? No podía ser de otra manera:

Análisis de Dragon Quest Treasures - Un tesoro de aventura que engrandece el concepto de spin-off

 Draconia, ¿el mundo abierto que esperabas?

Si te ha parecido interesante todo lo concerniente a la base de operaciones, que sepas que eso es tan solo un aperitivo de lo que te espera. 

La auténtica aventura en la que tienes que demostrar lo que vales, descubriendo el paradero de los botines y combatiendo por doquier contra monstruos dispares, se desarrolla en las 5 islas de Draconia: Patercrania, Crinea, El Dorsal Volcánico, Los Páramos Alaventosos y Trasérium

Para llegar hasta ellas, tan solo tenemos que coger el tren transdaconiano que tenemos en nuestra isla base y seleccionar el destino que queramos. En tan solo unos segundos habremos llegado a la isla deseada, destacando unos tiempos de carga muy breves, un aspecto muy positivo teniendo en cuenta que cada isla se erige como un mundo abierto. 

Las islas de Draconia en Dragon Quest Treasures

Nada más llegar a la nueva estación, bajaremos un ascensor y se desplegará todo el mundo delante de nuestros ojos. Nuestra recomendación es que compres unas cuantas provisiones, en la tienda ubicada al bajar de la estación, antes de adentrarte en las zonas hostiles. No obstante, ¿es el mundo abierto que esperabas?

Sin duda, se aprecia un buen rendimiento, apenas hemos notado alguna caída puntual de fps, pero los escenarios podrían estar mejor rematados gráficamente, especialmente las texturas del terreno.

No obstante, esta suerte de carencias quedan eclipsadas por la preciosa paleta de colores y los infalibles diseños cel-shading, haciendo que la exploración sea una experiencia muy agradable. 

¿Pero las distancias se sienten realmente largas? Sí, te puede llevar unos minutos caminar de una punta a otra de la isla, pero para eso tienes algunos recursos realmente útiles. Por un lado, una vez cumplas ciertas misiones, puedes desbloquear paradas de tren dentro de la isla que servirán de viaje rápido entre sus diferentes zonas. 

Por otro lado, destacarían las habilidades especiales de los monstruos que te acompañan, ya que no solo pelearán, sino que te ayudarán a acceder a zonas imposibles. Así, tendremos criaturas que te permitirán dar un gran salto hasta áreas elevadas, otras que servirán de monturas para acelerar el paso y una que nos encanta... ¡planear por los escenarios para gozar de unas buenas vistas!

Las habilidades de los monstruos en Dragon Quest Treasures

Combates facilones... ¡si tú quieres! 

Como te adelantamos más arriba, el sistema de combate de este Dragon Quest es en tiempo real y huye de los turnos, ejecutándose de manera muy dinámica y natural por el mundo abierto, a gran rendimiento, sin tiempos de carga antes de las batallas. Además, aparte de los monstruos, tendrás dos amigos inseparables: tu daga de dragón y el tirachinas

La primera será clave para los ataques a corta distancia, y además la podrás utilizar parar curarte con ella si tienes los PM necesarios. ¿Y qué ocurre con el tirachinas? La verdad es que es uno de los objetos más importantes del juego. De hecho, es el primer arma que utilizas para liberar a Porcus y Púrsula de la jaula vikinga. 

El uso clave del tirachinas en Dragon Quest Treasures

Si bien parece un arma algo simplona al principio, muy pronto descubres que será una pieza central en tu aventura, permitiéndote utilizar diferentes piedras de ataque, con elementos y condiciones dispares. ¡Incluso podrás curar a tus monstruos disparándoles chinas de curación o reclutar nuevas criaturas arreándoles con la llamada munición amistosa!

¿Pero no hay ninguna opción más para atacar? Sí, una última carta si el combate se pone complicado. Con el paso de las batallas, irás cargando un medidor de energía que, una vez listo, te servirá para desplegar un estado de alta tensión con el que potenciarás el ataque y el dinamismo de tus movimientos. 

Este estado también lo podrás activar en los monstruos que te acompañan, pero como no puedes manejarlos durante el combate, simplemente se activará una cinemática en la que tu criatura se hará gigante y desatará un poderoso ataque de manera automática. ¡Nos ha recordado muchísimo al fenómeno Dinamax de Pokémon Espada y Escudo!

Los monstruos se hacen gigantes en Dragon Quest Treasures

Si bien las mecánicas de combate son dinámicas y divertidas, echamos en falta algo más de complejidad en el desarrollo de las batallas, pues tus monstruos se suelen valer por sí mismos para acabar con los rivales. De este modo, el nivel de estretegia se reduce prácticamente a utilizar piedras adecuadas para el tirachinas y vigilar los PV de tu personaje y equipo de monstruos. 

De hecho, si tus criaturas son derrotadas durante la batalla, tendrás que acercarte a ellas para revivirlas y recuperar los posibles tesoros que llevaran consigo. 

Y si todo va en tu contra, puedes ordenar a los monstruos, con la cruceta, que se acerquen a ti para huir de la zona hostil o que ataquen todos a la vez. 

Entonces, ¿no existe ninguna posibilidad de subir el nivel de juego? La verdad es que sí, y nada más empezar lo irás comprobando por inercia, ya que tu espíritu jugón te pedirá retos más grandes.

Aunque sea de manera artificial, si exploras más de la cuenta por el mapa, tendrás la oportunidad de encontrarte con enemigos de altísimo nivel en comparación con tu experiencia. 

Es algo que nos recuerda a Xenoblade, así que tendrás dos opciones si te topas con estas amenazas. O bien los dejas pastar a sus anchas hasta subir de nivel, o bien los intentas derrotar para obtener mucha experiencia de golpe. 

Los cíclopes de campo, y especialmente este jefe que te mostramos justo abajo de estas líneas, suponen un gran desafío si quieres batirlos al inicio de la aventura. 

Los desafíos artificiales de Dragon Quest Treasures

Huelga decir que, como en muchos RPG, tendrás la posibilidad de pillar desprevenido al enemigo por la espalda, ya sea utilizando tu sigilo o el despiste del rival. En ese momento, podrás asestar un golpe fuerte que dará comienzo a la pelea, dándote algo de ventaja.

También, aprovechando el sistema de sigilo, podrás robar los items que lleven encima los enemigos del mapa. Eso sí, ten en cuenta que una vez realizado el robo, desatarás la ira del monstruo y no dudará en atacarte sin compasión. 

El robo en Dragon Quest Treasures

Buscar cofres engancha, pero solo al principio

Uno de los grandes alicientes de Dragon Quest Treasures, y que lo diferencia de títulos de reclutamiento de monstruos como Dragon Quest Monsters, es la búsqueda de los tesoros. A lo largo de la aventura, las criaturas serán esenciales para encontrar y transportar los botines que están repartidos por todo el mundo abierto. ¡En Draconia, los monstruos pueden detectar los cofres!

En cuanto te acerces a un cofre escondido bajo tierra, tus monstruos se pondrán como locos y tendrás que rastrear el terreno hasta dar con su ubicación, haciendo uso del Buscafortunas, una brújula mágica. Una vez llegues al punto caliente del tesoro, desbloquearás 3 fotografías del terreno, generadas por la perspectiva visual de tus 3 monstruos, facilitándote el encuentro con el botín.   

Esta mecánica es muy divertida y engancha lo que no está escrito, sobre todo si tienes un espíritu coleccionista y quieres hacerte con todos los tesoros del juego. 

Además, no todos los tesoros enterrados son indetectables a simple vista, pues los cofres de tipo normal destacarán con un aura azulada a ras de suelo, haciendo de su excavación una tarea mucho más fácil. 

¿Y qué nos encontramos en el interior de estos tesoros? Reliquias de todo tipo, e incluso baratijas, pero si tienes suerte darás con algún objeto de etiqueta legendaria o figuras que harán referencia a otros juegos míticos de la franquicia, como Dragon Quest VIII. ¡Todo esto hará que tu categoría como cazatesoros aumente! Ya que estamos, ¿os suena este figura que encontramos en una expedición?

Una reliquia nostálgica de Dragon Quest VIII

Está claro que la nostalgia es un grado, y estas recompensas harán que a los fans de Dragon Quest se les caiga alguna que otra lagrimita. ¡Pero cuidado! Si tus monstruos son derrotados, corres el riesgo de perder los cofres que lleven consigo. ¡Y también perderás todos tus botines si decides volver a la base de operaciones en medio de tu expedición! 

Para evitar perder tus tesoros, tan solo tienes que coger un tren de regreso a la base, situados en las estaciones de cada isla. Sin embargo, si vas con mucha prisa y quieres regresar de inmediato sin perder ni una reliquia, también tienes la posibilidad de utilizar un ala de quimera. ¡Se trata de un recurso muy útil que recibirás cuando vayas completando la gran cantidad de misiones del juego! 

Las categorías de tesoros en Dragon Quest Treasures

Como habéis visto, tanto las mecánicas de combate como de búsqueda de tesoros son bastante divertidas e incitan a seguir jugando, pero quizás echamos en falta algo más de variedad en sus planteamientos. Al encontrar los primeros cofres, se disfruta mucho la experiencia, pero cuando llevas más de 60 botines, la monotonía empieza a hacer acto de presencia. 

Afortunadamente, hay muchas tareas que realizar durante toda la partida, desde misiones diarias hasta principales, secundarias, y si nos apuras terciarias. 

De esta manera, la vida mínima del juego, que son unas 15 horas, no te decepciona lo más mínimo. Y si lo que quieres es encontrar todos los tesoros del mundo, el cartucho se te puede ir hasta 2023 sin ningún problema. 

Las misiones de Dragon Quest Treasures

Una traducción que vale más que un tesoro

Para rematar, no nos podíamos despedir sin resaltar la desternillante traducción y adaptación al castellano, otro de los aspectos que nos ha ganado completamente del videojuego. Estamos ante un campo que suelen cuidar minuciosamente en la saga, resultando tremendamente divertido leer los nombres de todos y cada uno de los monstruos que vas reclutando. 

¿Cómo se podría llamar un monstruo con forma de mano? ¡Pues claro, Manuel! ¿Y una criatura con cuerpo de cerdo? ¡Jamona, y a mucha honra! Pero espérate, que aquí no acaba la cosa, ahora viene lo mejor... 

La traducción maravillosa de Dragon Quest Treasures

¿Y si te dijéramos que los guardas de las estaciones de tren comparten un campo léxico relacionado con el sistema ferrocarril de nuestro país? Ojo, que te vas a partir de risa, aunque no sabemos si a la Renfe le hará mucha gracia... ¿Sabes cómo se llama el presidente de los trenes transdaconianos? ¡Sir Renfio!

Además, también ejerce de ingeniero jefe y jefe de estación de tu base, tal y como explica al comienzo del juego. ¡Pero no está solo! El resto de guardas también tienen nombres que te resultarán familiares, como Sir Canías (esto es humor de verdad y lo demás son tonterías) o Alvio, un guiño claro a los trenes Alvia. Y esto es, querido cazatesoros, un pequeño aperitivo de lo que te espera.

La traducción maravillosa de Dragon Quest Treasures

Y con esto damos carpetazo a un curiosísimo spin-off de Dragon Quest que nos ha convencido sobremanera. De hecho, soñamos con el lanzamiento de una secuela que enriquezca mucho más las mecánicas de juego, aumente la dificultad de los desafíos, incorpore puzles para los más exigentes y no recicle temas musicales de otras entregas (aunque siempre sonarán de maravilla). 

Ya nos comentarás si te has animado a jugar Dragon Quest Treasures y cuál es tu valoración final, que sabéis que nos encanta leeros. ¿Conseguirá algún hobbyconsolega encontrar todos los tesoros de Draconia? ¡Con la ayuda del sabio Sir Renfio, nada es imposible!

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Te lo pasarás genial jugando Dragon Quest Treasures. Pese a ser un spin-off, reciclar música de otras entregas y ser algo sencillo, sentirás que estás ante un titulazo de la saga, con mecánicas frescas y divertidas, gracias al reclutamiento de monstruos y la búsqueda de los tesoros, amén de la maravillosa traducción y los diseños de Akira Toriyama.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Las mecánicas de juego son divertidas, fluidas y enganchan. La gran cantidad de misiones. La traducción al castellano. Los diseños de Akira Toriyama.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Los combates pueden resultar demasiado sencillos (si tú quieres). La búsqueda de tesoros puede hacerse monótona a largo plazo. Hay reciclaje musical.

Plataformas:

Nintendo Switch

Versión comentada: Nintendo Switch

Hobby

80

Muy bueno

Y además

Dragon Quest Treasures

Dragon Quest Treasures Ficha

Plataformas:

Nintendo Switch

Lanzamiento: