Ir al contenido principal
Extinction PS4 Xbox One PC análisis
Análisis

Análisis de Extinction para PS4, Xbox One y PC

Versión comentada: PS4

Análisis de Extinction para PS4, Xbox One y PC. El nuevo juego de Iron Galaxy nos propone luchar contra criaturas gigantes -apodadas Ravenii- al más puro estilo Ataque a los Titanes. Si no le tenéis miedo a las alturas, acompañadnos para descubrir qué nos ha parecido este curioso juego de acción "a lo grande".

Iron Galaxy, estudio que a lo largo de su historia se ha encargado principalmente de ports (algunos infames, como la versión de Batman Arkham Knight para PC, y algunos buenos, como la de Skyrim para Nintendo Switch), se atreve ahora con su primer videojuego original: Extinction para PS4, Xbox One y PC. Se trata de un título de acción en tercera persona cuyo principal atractivo es el tamaño de los enemigos.

Nosotros nos ponemos en la piel de Avil, el último de los Centinelas, una suerte de guerreros tremendamente ágiles y poderosos, y los únicos capaces de hacer frente a las criaturas conocidas como Ravenii: monstruos gigantes que ansían la destrucción de la humanidad. A pesar de que su aspecto es muy similar al de los orcos de las historias de fantasía, basta un ligero vistazo para darse cuenta de que la principal fuente de inspiración de Extinction es Attack on Titan (Shingeki no Kiojin), el manganime creado por Hajime Isayama.

Análisis de Attack on Titan 2 para PS4, Xbox One, Nintendo Switch y PC

Para tumbar a estos coloso, Avil cuenta con una ataque especial denominado "golpe rúnico": manteniendo pulsado el botón L2, el tiempo se ralentiza a su alrededor y una retícula aparece en pantalla, lo que nos permite apuntar a las distintas partes del ravenii de turno. Si le cortamos una pierna la criatura caerá al suelo, impidiendo su avance, y si le cortamos un brazo será incapaz de atacarnos.

Extinction PS4 Xbox One PC

Esto que de primeras no entraña demasiada dificultad, se complica a medida que progresa la aventura debido a que existen una gran cantidad de tipos de ravenii: algunos llevan protecciones de madera que hay que destruir antes de poder cercenar un miembro, las de metal cuentan con un candado al que hay que apuntar para hacer que la pieza desaparezca, las de oro disponen de dos candados, e incluso las hay de un material que es imposible destruir, así que debemos recurrir a otros métodos. 

Algunos ravenii portan una enorme porra con la que pueden arrasar ciudades a gran velocidad, y también hay carroñeros que forjan armaduras sobre la marcha usando piezas de los ravenii caídos. Como veis, la variedad está a la orden del día, y en los niveles más avanzados nos encontraremos con nuevas variantes y mezclas de todos los tipos, así que es muy importante aprender a reconocerlos para saber cómo actuar. Este es sin duda uno de los mejores aspectos de Extinction.

Extinction PS4 Xbox One PC

Sin embargo, las extremidades se regeneran pasado un tiempo, así que cercenarlas es un alivio momentáneo de cara al verdadero objetivo. Para tumbar a estos colosos completamente, es necesario cortarles la cabeza con un golpe rúnico bien dirigido a la nunca (como decíamos, la inspiración de Ataque a los Titanes es más que evidente). Pero para poder ejecutar este ataque concreto, antes es necesario cargar la energía rúnica.

Para hacer esto tenemos varias opciones: por un lado, podemos acabar con chacales, que son versiones en miniatura de los ravenii. Contra ellos, el sistema de combate es el típico de un hack 'n slash, pudiendo realizar golpes y combos a gran velocidad con un único botón (variando el timing entre pulsaciones), ataques aéreos, esquivas... Es bastante espectacular, pero se vuelve repetitivo con mucha facilidad, y la cámara no ayuda en absoluto, complicando bastante las cosas.

Extinction PS4 Xbox One PC

Otra opción para cargar energía rúnica es salvar civiles, que encontramos en todos los mapas reunidos en torno a cristales mágicos. Para salvarlos, basta con acercarnos y mantener pulsado el botón triángulo/Y para que sean teletransportados a un lugar seguro... Aunque, si no tenemos cuidado, los chacales tratarán de acabar con ellos. 

Extinction se divide en capítulos, que a su vez se dividen en misiones con distintos objetivos. También existen varios objetivos opcionales, que al completarlos nos granjean más puntos de habilidad. Y, en algunos casos, tanto el objetivo opcional como la ubicación se eligen de forma aleatoria. Pero tengamos el objetivo que tengamos, nunca hay que perder de vista el medidor de extinción, un número que se muestra en la esquina superior derecha e indica el estado de destrucción de la ciudad (os podéis imaginar lo que implica que llegue a cero).

Extinction PS4 Xbox One PC

De hecho, que Avil muera (algo bastante común, dado que los ravenii pueden mandarle al otro barrio de un golpe) no supone el fin de la partida. La única penalización es el tiempo que perdemos al reaparecer y al tener que volver al lugar donde nos encontrábamos para reanudar la lucha. El centinela es excepcionalmente ágil y rápido; puede dar grandes saltos, correr por paredes, realizar un impulso en el aire o utilizar su látigo para anclarse a distintos puntos del escenario y salir propulsado, todo con tan solo un par de botones.

Por lo general este sistema de desplazamiento funciona, y resulta muy satisfactorio moverse a toda velocidad por los mapeados, pero nos hemos encontrado con diversos problemas a la hora de "escalar" los ravenii. Más veces de las que nos gustaría, hemos luchando por trepar, cayendo sin motivo aparente o topándonos con puntos en los que el personaje no puede escalar... Y cae, teniendo que repetir el proceso. La cámara -insistimos- tampoco ayuda aquí, y el hecho de tener la presión del crono sobre nuestros hombros hace que Extinction resulte en muchos momentos difícil, pero la clase de difícil que deja la sensación de que el juego está siendo injusto, lo que a la larga se traduce en frustración.

Extinction PS4 Xbox One PC

Pasa algo extraño con la historia: en determinados puntos, se nos muestran secuencias animadas que cuentan el trasfondo de los personajes y distintos puntos clave; están bastante bien. Sin embargo, el resto del tiempo, y el grueso principal del argumento, se narra a través de cuadros de diálogo que se muestran durante las propias misiones. Es un método muy pobre para contar una historia, que ahce que cualquier interés que pudiésemos tener en los sucesos se esfume rápidamente. Gráficamente Extinction cumple, aunque no es para tirar cohetes. La banda sonora simplemente está ahí. 

Extinction PS4 Xbox One PC

Además de la historia, Extinction también cuenta con tres modos adicionales: Reto Diario, donde debemos completar un objetivo marcado por los desarrolladores y tratar de superar la puntuación de jugadores de todo el mundo; Extinción, un modo que nos invita a sobrevivir contra hordas infinitas de enemigos y sin posibilidad de reaparecer al morir; y Refriega, que se desarrolla en campos de batalla aleatorios con objetivos y enemigos también aleatorios. Además, cada mapa generado cuenta con una "semilla" (un código), que podemos compartir con nuestros amigos para que traten de superar nuestra puntuación.

Hazte con la temporada 2 de Ataque a los Titanes en Blu-Ray

Por desgracia, y a pesar de todo, Extinction se acaba haciendo repetitivo demasiado pronto. Ni siquiera las habilidades que podemos comprar (bastante escasas y sosas, todo sea dicho) para mejorar a Avil consiguen esconder sus problemas, y lo que inicialmente es una propuesta muy espectacular que nos invita a tumbar gigantes... acaba cayendo por su propio peso.

Valoración

Una idea buena (aunque poco original) que se ve truncada por un control frustrante, una cámara peleona y un desarrollo que se vuelve repetitivo con demasiada facilidad. Si sois capaces de obviar estos problemas y buscáis un juego de acción espectacular en el que tumbar hordas incesantes de orcos colosales, entonces Extinction no os decepcionará.

Hobby

60

Aceptable

Lo mejor

La espectacularidad, tanto al desplazarnos como al combatir contra criaturas de todo los tipos (y tamaños). La sencillez de los controles.

Lo peor

La cámara y los controles dan bastantes quebraderos de cabeza. Se hace repetitivo demasiado pronto. La historia está contada de la peor forma posible.

Y además