Análisis de High On Life: el juego de los creadores de Rick y Morty en el que las balas son tan incesantes como los diálogos

High On Life

High On Life es el nuevo juego de Squanch Games, el estudio de los creadores de Rick & Morty, un shooter en primera persona en el que las pistolas, además de disparar, hablan por los cod... ¿gatillos? 

Desde ayer está disponible High On Life, el nuevo juego disparos en primera persona de Squanch Games, para Xbox One, Xbox Series X|S y PC (también disponible a través de Game Pass).

Squanch Games, para quienes no los conozcan, es el estudio fundado por Justin Roiland, conocido principalmente por ser el co-creador de la serie de TV Rick & Morty. Hasta ahora nos habían dejado tres juegos: Accounting, Dr. Splorchy Presents: Space Heroes y Trover Saves the Universe.

VIDEO

HIGH ON LIFE tráiler

Pero High On Life es muy probablemente su juego que más ha dado que hablar. Y el motivo no es otro que su propuesta: se trata de un título de acción en primera persona en el que las armas, además de disparar, hablan sin parar.

Y todo ello, por supuesto, con el habitual y particular sentido del humor de Justin Roiland (si habéis visto Rick & Morty, ya sabéis de qué hablamos). ¿Puede funcionar bien un shooter en el que las armas no callan, ni siquiera cuando se quedan sin munición? Descubrámoslo.

El análisis de High On Life para Xbox One, Xbox Series X|S y PC de HobbyConsolas:

Jugabilidad y gameplay de High On Life en Xbox One, Xbox Series X|S y PC

Imaginad que un día como cualquier otro, mientras echáis una partida a Doom (por ejemplo), los alienígenas invaden la Tierra. Cuando salís a la calle, bajo el cadáver de uno de los invasores del espacio exterior, descubrís a una pequeña criatura perteneciente a una raza de lo más particular: tiene forma de arma, pero siente, padece y habla. Habla sin parar.

Cuando os queréis dar cuenta, estáis en un planeta a millones de años luz de distancia, os habéis enfundado un traje protector y os habéis convertido en cazarrecompensas estelares con el objetivo de derrocar a los cabecillas del cártel alienígena que invadió la Tierra para salvar a la Humanidad.

Así se presenta High On Life en tan sólo unos minutos. Una premisa que, a nivel jugable, se traduce en un título de disparos en primera persona. Ahora bien, sería muy injusto reducirlo únicamente a un juego de tiros.

High On Life

Para empezar, la estructura de High On Life se divide en niveles, pero nos da cierta libertad. Tenemos un planeta que nos sirve como hogar (literalmente) y que actúa como una suerte de HUB al que volvemos a menudo, ya sea para visitar la tienda y adquirir mejoras o para elegir el siguiente objetivo.

Normalmente podemos elegir entre dos presas, cada una en un planeta diferente. Y los propios planetas, más bien niveles, tienen un diseño bastante amplio y abierto. Esto último guarda relación con las armas, que como ya habréis imaginado son las grandes protagonistas de High On Life.

Además de tener un nombre, voz y personalidad diferentes, cada arma de High On Life tiene un uso concreto, ya sea para acabar con los enemigos o para explorar los niveles. Por ejemplo: Kenny, la pistola que conocemos nada más empezar la aventura, habla exactamente igual que Morty, de Rick y Morty (como en la serie, el propio Justin Roiland es quien presta su voz).

High On Life

Kenny se comporta como una pistola normal, pero además de disparar balas (o algo parecido a balas), cuenta con un disparo secundario que consiste en una explosión de sustancia viscosa que hace que los enemigos salgan volando por los aires, dejándolos a merced de nuestros disparos.

Este disparo secundario también sirve para girar una suerte de plataformas que se encuentran en los niveles, abriendo así nuevos caminos. Como Kenny, el resto de armas también cuentan con disparo primero y secundario, así que cada vez que conseguimos una nueva, nuestras oportunidades de cara al combate y la exploración se amplían.

No podemos considerarlo del todo un metroidvania, ya que esta apertura de nuevos caminos no es una elemento principal dentro del desarrollo. Lo que sí podemos hacer es volver a los niveles previamente visitados con las nuevas armas para recoger todo lo que no pudimos en la primera visita.

 

Y sí, todas las armas son una locura. Su número es escaso, pero lo compensan con su personalidad y habilidades únicas. Nuestra favorita es sin duda Knifey, el cuchillo para ataques cuerpo a cuerpo y desplazamientos "sobre raíles" (al más puro estilo Bioshock Infinite) que tiene orgasmos cuando lo clavamos sobre los enemigos.

A nivel de gunplay High On Life es decente. Se nos ocurren unos cuantos juegos que destacan mucho más en ese aspecto, pero hay que reconocerle al título de Squanch Games que los tiroteos son muy entretenidos, sobre todo a medida que progresamos y obtenemos nuevas habilidades.

Porque no son sólo las armas, nuestro personaje también va ganando nuevas habilidades útiles tanto en el combate como la exploración. Tenemos un dash, perfecto para esquivar o para alargar un salto, o incluso una mochila propulsora para volar durante unos segundos.

High On Life

Con esto, lo que se consiguen son tiroteos en los que estamos siempre en movimiento, saltando de un lado a otro, colgándonos de raíles, disparando contra bidones explosivos, cambiando de arma, rajando cuellos, etc. No llega al nivel de algo como Doom Eternal, pero recuerda... Y eso ya es muy bueno.

En lo que sí destaca High On Life es en las situaciones en las que nos pone, muchas de ellas alejadas por completo de los disparos y con mecánicas propias. No vamos citar ninguna porque creemos que es mejor que las descubráis vosotros mismos, pero os aseguramos que son pura locura y diversión.

Como detalle adicional, en la televisión de nuestra casa podemos ver cuatro "clásicos" del cine cutre. Y son películas de imagen real. Enteritas. Nos sorprende que el slogan de High On Life no haya sido: "¡compra un videojuego y llévate cuatro películas por la cara!"

El humor y los diálogos de High On Life

Como en mucho otros juegos, nada más empezar High On Life debemos elegir el rostro de nuestro personaje. Para hacerlo, alternamos entre las caras que se muestran reflejadas sobre un espejo de bolsillo cubierto de rayas de cocaína.

Esto es sólo un pequeñísimo ejemplo del tipo de humor, salvaje, sin escrúpulos ni pelos en la lengua, que os espera en High On Life. Exactamente la misma clase de humor que se destila en Rick & Morty (algo de esperar dado que en el desarrollo está involucrado su co-creador).

Es un tipo de humor muy particular que, si os gusta, va a conseguir arrancaros carcajadas continuamente. Es muy absurdo, muy bestia o las dos cosas a la vez. Y no se cortan un pelo con absolutamente nada: sexo, drogas y hasta algún momento bastante escatológico. Pese a su aspecto colorido, no es un juego para menores.

High On Life

Personalmente, creemos que es un tipo de humor que funciona mejor en pequeñas dosis (de veinte minutos de duración), pero no se puede negar que High On Life tiene gags muy ingeniosos; muchos de ellos rompen la cuarta pared e incluyen referencias directas a otros videojuegos.

El problema, más allá de que comulguemos o no con este tipo de humor, es que los diálogos son constantes: ya sean nuestras armas, los enemigos o los NPC, en High On Life NUNCA se callan. Si esto nos molesta, podemos desactivar la frecuencia de los comentarios en las opciones... Pero sigue habiendo mucha palabrería obligatoria.

Pero el verdadero problema no es que hablen mucho; el problema es que las voces del juego están en inglés, lo que significa que debemos estar continuamente desviando nuestros ojos a la parte inferior de la pantalla para saber qué dicen

A nosotros esto nunca, jamás, nos ha parecido un problema (quien escribe estas líneas suele tragarse las películas en versión original... e incluso los juegos que llegan doblados), pero en High On Life los diálogos son tan habituales, tan constantes, que ha habido momentos en los que, debido al hartazgo, no nos hemos molestado en leer los subtítulos.

Especialmente durante los combates, porque pararnos a leer los comentarios obscenos de nuestras armas o las intenciones suicidas de los enemigos puede marcar la diferencia entre esquivar una bala o recibir el impacto de lleno.

Aquí hay otro factor que juega un papel negativo, y es que High On Life sólo cuenta con traducción al español neutro. Por un lado se agradece, porque desde luego hubiese sido peor que no hubiese llegado traducido, pero por otro nos encontramos con diálogos y expresiones que para los que hablamos Español de España nos pueden sonar confusas o incluso sacarnos de la partida.

¿Cuántas horas dura la historia de High On Life?

Si vamos sólo a completar la historia principal, High On Life tiene una duración de unas 10 horas aproximadamente. Pero como comentábamos hace un momento, al obtener nuevas armas podemos volver a los planetas anteriormente visitados para conseguir cofres que antes no alcanzábamos, lo que aumenta considerablemente su duración.

Los cofres normalmente contienen pesos que vienen de perlas para comprar las diferentes mejoras que encontramos en la tienda, pero a veces también esconden cartas colecionables.

High On Life

Mención aparte para los desafíos: como en otros muchos juegos, High On Life incluye una serie de objetivos opcionales como derrotar a un número de enemigos de un tipo concreto o con un arma en particular. 

Lo gracioso es que al avanzar en estos objetivos, vamos desbloqueando respuestas en unos foros ficticios. Y si en la historia ya hay diálogos que no dejan a nadie indiferente, aquí también podemos encontrar auténticos "trollacos" que dejan en pañales al usuario medio de páginas de videojuegos.

¿Es difícil High On Life?

High On Life cuenta con tres niveles de dificultad: modo historia, normal y cazador. Nosotros hemos jugado en el modo normal y no nos ha costado demasiado superarlo. Los combates no suponen muchos problemas, siempre y cuando aprovechamos bien las armas y los escenarios. 

Donde sí nos hemos atascado en alguna ocasión ha sido al tratar de averiguar el camino para progresar o para alcanzar ciertos cofres, que requieren solucionar puzles o demostrar nuestras habilidades con los saltos.

Precio y plataformas disponibles

High On Life está disponible para Xbox One, Xbox Series X|S y PC desde el 13 de diciembre de 2022. Sólo está disponible en versión digital; en Xbox tiene un precio de 59,99 € y en Steam de 49,99 €. Y sí, es compatible con Steam Deck, aunque algunos textos son pequeños y pueden ser difíciles de leer.

Ahora bien, High On Life está disponible de lanzamiento en Game Pass. Es decir, que si estáis suscritos al servicio de Microsoft, podéis descargar y jugar sin coste adicional. Un puntazo.

La opinión de HobbyConsolas de High On Life

High On Life es un juego de disparos en primera persona realmente entretenido, que va mejorando a medida que desbloqueamos nuevas armas y habilidades. Su punto fuerte, sin embargo, son las  situaciones en las que nos pone, cada cual más alocada que la anterior.

Visualmente es muy colorido y las localizaciones alienígenas que nos lleva a visitar tienen mucha personalidad, siempre con el característico estilo de los trabajos de Justin Roiland. Incialmente su rendimiento era un poco irregular, pero el primer parche lanzado lo ha corregido y desde entonces se mueve sin muchos problemas a 60fps.

High On Life

Su humor es una espada de doble filo, porque si os gusta vais a terminar llorando de la risa, pero si no es así... Seguramente lo detestéis tras tan solo unos minutos de juego. Los diálogos pueden llegar a ser excesivos, y el tema de los subtítulos no ayuda precisamente.

Pero quitando este detalle, y si os gusta el humor políticamente incorrecto, con High On Life lo vais a pasar en grande.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Un entretenido shooter en primera persona que mejora con cada nueva pistola parlante obtenida. Las situaciones alocadas, diálogos constantes y el sentido del humor pueden ser sus puntos fuertes... o débiles, dependiendo de vuestros gustos. Pero si os mola Rick & Morty, lo vais a disfrutar seguro.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Las constantes situciones absurdas que plantea. Tiroteos entretenidos y con un buen abanico de posibilidades.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Los diálogos terminan resultando cansinos (aun reduciendo su frecuencia). Traducción en español neutro. Que no te guste su sentido del humor.

Plataformas:

PC,

Xbox One,

Xbox Series X

Versión comentada: Xbox Series X

Hobby

75

Bueno

Y además

High On Life

Plataformas:

PC, Xbox One, Xbox Series X

Lanzamiento: