Ir al contenido principal
Kena: Bridge of Spirits
Análisis

Análisis de Kena: Bridge of Spirits, una aventura que tiene algo de magia

Versión comentada: PS5

El nuevo juego para las consolas PlayStation y PC tiene la mitología japonesa como inspiración y presenta un desarrollo "a lo Zelda", pero con identidad propia. Veamos en qué consiste la aventura mágica de Kena.

El catálogo de PlayStation (y el de PC, por añadidura) sigue creciendo con uno de los juegos más esperados del momento. 

Kena: Bridge of Spirits es todo un homenaje a la aventura jugona clásica, con una protagonista que va volviéndose cada vez más eficaz en consonancia con unos escenarios y enemigos dispuestos a ponernos a prueba.

La protagonista es Kena, una guía espiritual que ayuda a las almas en pena a culminar su viaje al otro mundo. 

Ella quiere llegar a un misterioso templo de la montaña, pero para conseguirlo deberá ayudar a varias personas a cumplir su destino en un mundo mágico que bebe de la tradición japonesa y de sus raíces sintoístas.

Cosas que hemos descubierto jugando con el DualSense

Mando DualSense de PS5

Con novedades como la vibración háptica o los gatillos con resistencia variable, el gamepad DualSense de PS5 ofrece nuevas sensaciones de juego que aumentan la inmersión. La consola solo viene con un mando, así que necesitas otro para jugar en multijugador local.

El desarrollo del juego es el propio de una aventura en tercera persona. Controlando a Kena, podemos explorar, saltar y atacar, ayudados de nuestro bastón mágico. 

Cada dos por tres encontramos tramos invadidos por la Corrupción, que destroza los hermosos paisajes de este mundo. Tenemos que eliminar a todos los enemigos del área.

Una vez conseguido, podremos purificar al área con la ayuda de los Rot, unos simpáticos seres del bosque cuyas propiedades mágicas nos ayudan tanto en el combate como en la exploración. 

Cuantos más Rot encontremos al explorar, más acciones podremos llevar a cabo y, aunque nosotros nunca los controlamos directamente, podemos darles órdenes.

Kena Bridge of Spirits

Así, a medida que avancemos en Kena: Bridge of Spirits, podremos hacer que levanten estatuas, ataquen a nuestros enemigos o incluso se transformen en su forma ancestral para purificar zonas. 

Nosotros, por nuestra parte, podemos adquirir nuevas habilidades para nuestro báculo, que sirve para alcanzar plataformas elevadas o lanzar bombas que hagan levitar ciertos escombros.

Como supondréis, la exploración se vuelve crucial y, en muchos sentidos, recuerda a juegos tipo Zelda, en los que los puzles espaciales y la habilidad para superar ciertos obstáculos contra reloj son fundamentales. 

De hecho, el juego arranca de forma bastante lineal, pero tras los primeros compases se abre en varias rutas que hay que explorar con cabeza.

,,

Por lo general, se nos indica en el mapa las zonas clave con las que debemos interactuar a continuación, pero no siempre está claro cómo llegar y debemos usar el coco y la observación tranquila para lograr nuestros objetivos. 

Aunque esta es parte de la gracia del juego, a veces se agradecerían unas indicaciones algo más claras sobre lo que hacer. ¿Un minimapa, quizá?

La principal ayuda en este juego de PlayStation y PC es el mapa general, pero también unas máscaras que nos podemos poner para explorar el "plano espiritual" que hay a nuestro alrededor. 

Eso sí, no podemos desplazarnos mientras lo hacemos. "Escanear" de vez en cuando es útil, porque puede haber items escondidos (más rots, cristales para comprarles sombreros, etc).

También es importante ir mejorando el árbol de habilidades de Kena, a base de invertir puntos de karma que conseguimos al superar desafíos. 

Así, ella obtiene nuevos ataques y habilidades, pero también podemos encontrar puntos de meditación para aumentar la barra de salud. Y es que los combates no son moco de pavo.

De nuevo, al principio son sencillos, pero pronto su dificultad se dispara y pueden suponer desafíos realmente duros si no entendemos qué se espera de nosotros. 

Es fundamental pensar en qué habilidades hemos ido consiguiendo y cómo aprovecharlas. 

Hay tres niveles de dificultad (más uno extra desbloqueable) y el intermedio ya está pensado para jugones duros, ¡así que no desfallezcáis!

Kena Bridge of Spirits

La clave de Kena: Bridge of Spirits está en mezclar los ataques cuerpo a cuerpo, con los flechazos a distancia, más un escudo de energía y alguna habilidad extra que vamos consiguiendo poco a poco. 

Como suele ser habitual, cada enemigo requerirá una dinámica concreta y los jefes finales suelen ser bastaaaante correosos con "truquillos de ataque" que debemos seguir al dedillo.

Los Rots también ayudan mucho. Tenemos un medidor de "valor" que se acumula a medida que golpeamos a los rivales. Cuando se llena, los Rots pueden atacar o retenerlos unos instantes, algo crucial en muchos momentos. 

Una pega es que no podemos fijar objetivo. La cámara busca automáticamente al mejor objetivo, pero no siempre ayuda. Por suerte, se puede desconectar la opción.

Uno de los aspectos más llamativos del juego es su estética y su apartado audiovisual, que entra por los ojos desde el primer momento. 

Nosotros hemos jugado en PS5 y, aunque se puede elegir entre modo rendimiento (más frames por segundo y reescalado a 4K) o fidelidad (resolución nativa en 4K pero menos fluidez), nos quedamos con rendimiento, pero si queréis saber más podéis leer el análisis técnico de Kena: Bridge of Spirits de nuestros compañeros de Computer Hoy.

Cuando estamos en los momentos más intensos, con efectos de partículas y explosiones por doquier, el resultado es muy espectacular. 

La desarrolladora, Ember Lab, viene del mundo de la publicidad y los cortos, así que se nota su "mano" en las estéticas escenas de corte que aparecen en ocasiones.

Kena: Bridge of Spirits

Kena es, además, uno de esos juegos que sacan buen partido a las televisiones HDR, con un colorido y efectos de luces y sombras bastante impactantes. 

Los escenarios no llegan al nivel de grandiosidad de Ghost of Tsushima, por ejemplo, pero se encuentran a un gran nivel.

Como suele ser tradición, se incluye un modo foto bastante completo que nos permite trastear con las poses de Kena y los Rots, además de añadir algunos filtros y encuadres que os invitarán a compartir vuestras instantáneas.

Kena Bridge of Spirits

Y es que el nivel de detalle sigue siendo pasmoso mientras el juego se mueve en unos comodísimos 60 frames por segundo

Es cierto que, al llegar a ciertas zonas, se notan unas décimas de segundo de carga que paran la acción por un instante, pero es algo mínimo y, a cambio, no hay tiempos de carga en casi ningún punto del juego.

De hecho, cada vez que cargamos una partida o se "reinicia" la partida tras morir (hay checkpoints y vidas infinitas), la carga apenas dura un segundo (de nuevo, hablamos de PS5, claro).

Tan asombroso como cómodo. La música también es una maravilla y mezcla melodías tradicionales japonesas con algunas gotas de acción, que vienen que ni pintadas.

Es especialmente llamativa en los duelos contra los jefes finales, pues va cambiando dinámicamente a medida que estos van modificando sus rutinas de ataque, lo que ayuda mucho a aumentar la emoción del momento.

Las voces son correctas, pero se oyen algo bajas y solo están en inglés, con subtítulos en castellano. Esta es una de las pequeñas pegas que se pueden poner a un juego que, por otra parte, supone una aventura magnífica para el jugador dispuesto a aceptar el desafío. 

Algunos combates pueden ser algo frustrantes, pero si perseveras, verás desafíos muy atractivos.

Kena Bridge of Spirits

También hemos podido probado Kena: Bridge of Spirits para PS4. En esta versión, los tiempos de carga aumentan algo y desaparece la opción de modo rendimiento o fidelidad y nos quedamos con unos gráficos que, claramente, pierden fluidez respecto a la versión PS5. 

No es nada terrible, ni mucho menos, pero los usuarios de PlayStation 4 tendrán que conformarse con los 30 fps.

Kena: Bridge of Spirits tiene una duración de unas 10 horas si exploráis un poco en busca de extras (eso, si algún jefe no se os atasca). 

Desde luego, no es tan grande como las aventuras descomunales tipo Zelda, pero os tendrá enganchados durante un tiempo más que suficiente.

También es cierto que la historia, aunque lírica y emotiva en ocasiones, es algo simple si la comparamos con la de otros juegos. 

Pero, a poco que te dejes llevar por su trama mágica, querrás ver más y más. Ya, que te obsesiones con buscar sombreritos para los Rots dependerá de vuestra pasión por lo "cuqui", claro...

Valoración

Posiblemente, el calificativo más adecuado es "satisfactorio": Kena da todo lo que cabría esperar en una aventura de este tipo, con algunas sorpresas y momentos muy placenteros en lo audiovisual. Quizá la falta un punto de genialidad para ser un imprescindible, pero si buscas una buena aventura, con exploración y combates, aquí lo tienes todo.

Hobby

86

Muy bueno

Lo mejor

Su encantadora estética y su dinámica de juego que anima a explorar. ¡Los Rots, por supuesto!

Lo peor

Algunos enfrentamientos finales son innecesariamente complicados. Quizá pueda saber a "poco" en comparación con aventuras más grandes.

Y además

Los comentarios de esta noticia han sido deshabilitados por continuas violaciones en nuestras políticas y condiciones de uso.