Análisis de Legend of Mana, el remake de un clásico inédito en Europa

Un juego "desconocido" en Europa de la famosa saga de rol llega al fin con gráficos en HD y la misma magia del original lanzado en PlayStation. 

El boom del rol de 16 en España tuvo, entre otros protagonistas, la franquicia Mana. ¿Quién no recuerda ese icónico Secret of Mana que tanto enamoró a los fans de Super Nintendo. Esta serie, llamada Seiken Densetsu en Japón, ha ido creciendo a lo largo de los años, pero alguna entrega no llegó a pisar Europa. Ese es el caso de Legend of Mana, que aterrizó en 1999 en PlayStation. Ahora, más de dos décadas después, la aventura regresa convertida para PS4, One y PC... Y con textos en castellano, como era de esperar.

El argumento general es el habitual en el género: el Árbol de Maná era crucial en el mundo del juego, pero hace siglos desapareció y su esencia solo permanece en instrumentos musicales y artefactos mágicos. Como un héroe anónimo (elegimos entre chico y chica, pero no tiene relevancia jugable), hemos de recorrer el mundo para resolver misiones cortas y conseguir artefactos que desbloqueen nuevos escenarios, mientras, en segundo plano, el árbol parece volver a crecer lentamente...

Suscríbete a Disney+

Suscríbete a Disney+

Tus películas y series favoritas están en Disney+. Suscríbete por 8,99€/mes o ahorra 2 meses con la suscripción anual, en comparación con 12 meses a precio de suscripción mensual.

Comenzar suscripción

Así, llegamos a uno de los aspectos más originales de Legend of Mana: la construcción del mundo. Cuando empezamos la partida, tenemos una cuadrícula en blanco, sobre la que colocamos el icono de nuestra casa. Eso marcará el inicio de la aventura. A partir de ahí, tras superar misiones recibimos artefactos. Hay que colocar cada artefacto sobre la parte que deseemos de la cuadrícula, lo que desbloqueará un nuevo escenario para visitar, con sus correspondientes misiones.

VIDEO

Legend of Mana – Announcement Trailer – Nintendo Switch

Cuanto más lejos de nuestra casa coloquemos un artefacto, más difíciles de derrotar serán los enemigos que encontremos en ese nuevo escenario. Además, los artefactos tienen vinculados unos espíritus elementales que se complementan o anulan entre sí (el de agua anula al de fuego, etc.), lo que puede alterar también el escenario o las misiones que nos encontremos.

De esta forma, podemos ir diseñando la historia más a nuestro gusto, superando los escenarios en el orden que queramos. De hecho, superar ciertas misiones dará pie a que se anulen o se desbloqueen otras a las que no habría acceso en otro orden.

Legend of Mana

Las misiones suelen tener una duración cortita, de menos de media hora, pero cada una es un mundo. Las hay que consisten en derrotar enemigos, otras se basan en investigar o en resolver puzzles basados en el diálogo con personajes, otras nos presentan laberintos para superar...

Por lo general, suele ser más difícil superar algunos desafíos porque no se sepa exactamente qué se busca de nosotros que por el desafío que supongan los combates, los cuales suelen ser bastante sencillos, incluso en el caso de los jefes finales. Luego entraremos en ellos, pero antes sí queríamos destacar que, quizá por su naturaleza "modular", quizá el juego no sea del agrado de todos los roleros.

Construir así el mundo hace que la historia sea bastante simple, en comparación con grandes epopeyas del rol, como los Final Fantasy o incluso otras entregas de Mana. Las historias de cada misión son curiosas y divertidas e incluso a veces se entretejen de una misión a otra, pero está claro que aquí no hay un guión con la profundidad de otros títulos.

Por otro lado, para otros usuarios puede resultar chocante el arranque, cuando no se nos dice ni cómo son las norma, ni qué se espera de nosotros... Ni siquiera a dónde ir para empezar. Al principio, hay que ir buceando por los menús y los pequeños tutoriales del menú de pausa para ir cogiendo el truco al concepto, pero si empiezas con el "chip" de que este no es un RPG al uso, disfrutarás sumergiéndote más y más en su atmósfera.

Y es que, además de las diferentes misiones, hay muchas otras tareas que aumentan nuestra experiencia de juego. Por un lado, podemos llegar a forjar armas o instrumentos musicales, si tenemos los items y el taller correspondiente. Los instrumentos sirven para atraer a unos espíritus que nos regalan monedas con los que dar pie a nuevas creaciones. Los instrumentos, además, se pueden usar en combate para lanzar ataques mágicos.

Legend of Mana

Por otro lado, podemos llegar a encontrar mascotas que atraer a casa, para cuidarlas y mejorarlas a lo Tamagotchi. Estas nos ayudarán en combate y, además, nos sirven para entrar en sencillos minijuegos dentro del modo Ring Ring Land, con el que fortalecerlas.

Por cierto, en ocasiones nos acompañará un segundo personaje de apoyo, pero también podemos activar la opción de que un segundo jugador participe en modo local junto a nosotros, lo cual da algo más de gracia a los combates.

Dichos combates son en tiempo real y tienen una dinámica muy sencilla. Por un lado, podemos lanzar golpes flojos o fuertes. Pero, además, podemos asignar a los otros botones del mando habilidades que hayamos desbloqueado a base de combatir (como un salto con estocada, por ejemplo), o bien los ataques mágicos de los instrumentos que hayamos conseguido. Estos ataques mágicos y especiales tienen un área de efecto y un tiempo de carga, pero son muy útiles cuando atacan múltiples enemigos. Además, también podemos asignar habilidades de apoyo, como quedarnos quietos para recargar salud a cambio de quedarnos expuestos.

Legend of mana

Otro aspecto curioso de los combates es que, una vez acaban, se restablece nuestra salud por completo, por lo que es bastante difícil llegar a un Game Over, a no ser que vayáis combatiendo a lo loco. Como decíamos, esto hace que muchos combates sean, quizá, facilones de más, aunque es cierto que tenemos montones de enemigos diferentes, con ataques muy variados que pueden provocarnos estados de confusión, incapacitación... Los jefes finales tampoco son muy duros, pero sí imponentes: hay dragones o cangrejos gigantes que ocupan toda la pantalla.

Según la estrategia que queramos seguir, podemos asignarnos armas de todo tipo: lanzas, hachas, arcos... Salvo en mitad del combate, podemos cambiar de arma en cualquier momento, lo que altera también algunos efectos secundarios de los ataques.

Pasando al plano técnico, Legend of Mana es un juego de contrastes. En la búsqueda de que el título fuera lo más fiel posible al original de PlayStation, se ha optado por unos gráficos híbridos. Por un lado, los escenarios son los mismos que en el primer juego, pero repintados y adaptados para verse en una pantalla panorámica. Son coloridos y fantasiosos, así que da gusto verlos en pantalla grande.

Legend of Mana

Por otro lado, los personajes y objetos interactivos se han dejado tal cual eran en el original, lo que hace que tengan un aspecto pixelado que, en cierto modo, es entrañable, pero que contrasta excesivamente con los fondos, que son mucho más detallados. Sus animaciones también tienen cierta gracia por recordarnos a la etapa de los RPGs de 16 bits y parte del legado de PSOne, pero quizá se notan algo bruscas para los tiempos actuales.

Análisis de Trials of Mana, remake de Seiken Densetsu 3

Sí aguantan muy bien el paso del tiempo sus diseños de fantasía, pues en este juego nos encontramos con pingüinos piratas, centauros enamoradizos, extraños seres de cuerpo plano, arpías... Es un "todo vale" que hace que la experiencia sea muy imprevisible y fresca. Todo esto se mezcla con efectos visuales (explosiones, rayos, etc) que se han conservado tal cual se veían en PSOne, pero ahora en HD.

Legend of Mana

En cierto modo, resultan muy horteras para los tiempos actuales, pero es imposible no sentir un pinchazo de nostalgia noventera cuando los vemos estallar en pantalla.

La música se puede escuchar en su versión original o una remezcla algo más actual, pero es importante reseñar que la autora es la mismísima Yoko Shimomura, responsable de melodías tan legendarias como las de Street Fighter II o los Kingdom Hearts. Hay un "sound test" para acceder a todas las melodías desde el menú de pausa.

Legend of Mana

Otros cambios menores de este remaster de Legend of Mana incluyen la posibilidad de salvar la partida en cualquier momento (salvo cuando estemos en pleno combate), por lo que ya no hace falta buscar las estatuas correspondientes en los escenarios.

En conjunto, este juego de rol es un hermoso testimonio de un tiempo pasado del género. Puede parecer algo marciano de más o incluso deslabazado para parte del público, pero otros encontraréis una aventura con muchísimo encanto, llena de personajes entrañables y divertidos y desafíos que se adaptan a vuestra forma de jugar. No es maná caído del cielo... Pero hace un buen apaño.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Un remaster fiel que traslada intactos a 2021 las virtudes y defectos del juego de PS1. No es un título para todo el mundo, pero su originalidad y encanto son incuestionables.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La originalidad de su estructura da pie a un mundo muy variado y cambiante. Su mezcla de humor, drama y épica es muy efectiva.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Puede resultar algo confuso par algunos jugadores y, en ocasiones, algo deslabazado.

Versión comentada: PS4

Hobby

84

Muy bueno

Y además