Ir al contenido principal
Mario Kart Live Home Circuit
Análisis

Análisis Mario Kart Live Home Circuit para Nintendo Switch

Versión comentada: Nintendo Switch

El análisis de Mario Kart Live Home Circuit es toda una experiencia; las carreras de Mario Kart cobran vida con una aplicación de realidad aumentada en nuestra Nintendo Switch y un coche por radiocontrol que corre por nuestra casa. Un híbrido perfecto entre juguete y videojuego.

Antes de arrancar con el análisis de Mario Kart Live Home Circuit tenemos que hacer unas aclaraciones. La primera de ellas es que no le hemos puesto nota. El motivo de esta decisión es sencillo; Live Home Circuit es más que un videojuego de realidad aumentada y más que un coche por radiocontrol. Sería muy difícil englobarlo dentro de una categoría, y del mismo modo, parece injusto ponerle nota y que se compare con otros lanzamientos más convencionales. 

La segunda aclaración es que Mario Kart Live Home Circuit no permite sacar capturas, así que todas las que aparecen en este texto han sido proporcionadas por la compañía. Aunque en nuestro análisis en vídeo podéis ver cómo se ve el juego directamente en modo portátil en Switch. 

Y por otra parte, Nintendo nos ha pedido que quede muy claro que se trata de un producto para disfrutar dentro de casa (ya veremos qué espacio es necesario para jugar cómodamente). Pero no está pensado para llevarlo a parques y jardines, y en ese caso, podríamos estropearlo. 

MArio Kart Live Home Circuit EMBARGO 2 10:00

Carreras en realidad aumentada, y en nuestra casa

Hechas estas aclaraciones, empezamos por explicar en qué consiste Mario Kart Live Home Circuit. Se trata de un juego en realidad aumentada para Nintendo Switch. Y la caja incluye un coche por radiocontrol de Mario o Luigi (cualquiera de los dos modelos funcionan exactamente igual), una serie de puertas de cartón e indicadores de dirección y un cable USB tipo C para cargar el coche. El juego hay que descargarlo (sin coste adicional) a través de la eShop. 

Mario Kart Live Home Circuit

No es la primera vez que Nintendo se atreve con un híbrido entre videojuego y juguete "físico", de hecho, lo más parecido es el robot R.O.B. que se puso a la venta junto a la primera NES (Famicom en Japón) y que tiene un concepto muy similar: nosotros jugamos en la pantalla de la consola -es compatible con modo TV y modo portátil- y al mismo tiempo vemos cómo el coche se mueve en el mundo real. 

Ya os explicamos paso a paso cómo se sincroniza el coche y cómo construye un circuito en nuestro avance del juego. Lo que hay que saber es que colocamos cuatro puertas de cartón, por las que debemos pasar obligatoriamente, y que el trazado lo "dibujamos" nosotros mismos con pintura en las ruedas. Esto significa que aunque no movamos las puertas, podemos trazar infinitos circuitos añadiendo obstáculos, giros, o cambiando el efecto que tiene cada una de las puertas (bloques de interrogación, imanes, turbos...). 

Mario Kart Live Home Circuit

El coche cuenta con una cámara, que nos permite controlarlo como si estuviéramos jugando a un Mario Kart desde la perspectiva clásica, y sus controles básicos (acelerador, freno, bocina y lanzar objeto) son suficientes para disfrutar como en el videojuego. Sólo echamos en falta los derrapes. 

Mario Kart Live Home Circuit

Los modos de Mario Kart Live Home Circuit

La parte creativa de Mario Kart Live Home Circuit es uno de sus grandes atractivos. Pero no es el único. Correr con un coche teledirigido por el circuito ya es bastante divertido, pero lo mejor ocurre en la pantalla de nuestra Switch; contamos con un modo Grand Prix que replica muy bien lo que hemos visto en los juegos clásicos. En este modo, corremos por el circuito que hayamos creado, en 8 competiciones de 3 carreras cada una, y contra otros corredores controlados por la consola.  

Mario Kart Live Home Circuit

Estos 24 circuitos son más que suficientes, teniendo en cuenta que podemos jugarlos una y otra vez con pistas diferentes que cambiemos en casa. Y además, la profundidad del juego está en la posibilidad de ganar monedas con que desbloquear nuevos trajes, nuevos modelos de kart y bocinas (aunque no podemos cambiar el piloto, como es lógico). Aunque parece obvio, todos los desbloqueos se aplican en la consola, no en el coche "real".

Además, están disponibles 4 categorías: 50cc, 100cc, 150cc y 200cc en que el coche corre más deprisa y por tanto la conducción también es más exigente. No es el único efecto del juego que se refleja en la vida real. Ya que cada vez que nos lanzan un caparazón, caemos en un obstáculo, o una ventisca trata de sacarnos del circuito, esos efectos se reflejan en el coche, que se para o pierde la dirección. 

MArio Kart Live Home Circuit EMBARGO 2 10:00

El interfaz replica muy bien lo visto en Mario Kart 8 Deluxe, con su cuenta atrás para la salida, todos los objetos imaginables (también el caparazón azul, por supuesto) y un estilo diferente para cada carrera (las hay bajo el agua, con efectos de 8 bits,  nieve, obstáculos de desierto...). Lo que vemos en pantalla es nuestra casa "modificada" con elementos 3D y efectos de distorsión.  Cada corredor puede acumular dos objetos, y la principal novedad son dos indicadores en la parte superior izquierda que muestran la batería que nos queda y la fuerza de la señal. 

Mario Kart Live Home Circuit

Ambas son más que suficientes. Si no hay paredes de por medio, hemos tenido una recepción perfecta a distancias de 20 metros aproximadamente, con buena imagen y una respuesta impecable del kart. Cuando vamos pasando entre habitaciones, sí hemos tenido avisos de que la señal era débil si hay un par de paredes de por medio. Así que ¿cuál es la casa perfecta para jugar? Cuanto más grande mejor, pero basta un espacio de 6 metros cuadrados para poder hacernos un pequeño circuito. Con menos, no lo recomendamos. 

En cuanto a la batería, depende de la cilindrada a la que juguemos, pero con el coche completamente cargado podemos jugar durante horas, sin la sensación de que se "come las pilas" como otros coches teledirigidos y drones. Y quizá también es importante advertir que la construcción es bastante sólida, y no se va a romper por un choque contra la pata de una mesa o unos libros que hayamos puesto como obstáculos. Con un uso normal, parece que está asegurado (no se os ocurra meter saltos en el circuito, bajar escaleras o arriesgaros a que alguien pise el coche, claro). 

MArio Kart Live Home Circuit EMBARGO 2 10:00

Y también con multijugador local

Además de los modos para un jugador (Grand Prix, carrera personalizada o contrarreloj) tenemos dos opciones multijugador que mejoran la oferta de Mario Kart Live Home Circuit. El primero de ellos sólo requiere una consola y un coche, y consiste en que nos vayamos pasando el mando entre varios amigos y juguemos a superar el tiempo de los demás. Es bastante divertido, ya que mientras el competidor mira a la pantalla, los demás pueden seguir la acción en el suelo. 

Mario Kart Live Home Circuit

El segundo modo no lo hemos podido probar, ya que requiere varios coches, pero es muy prometedor. Hasta 4 jugadores en modo local pueden enfrentarse en una carrera. Y sobre el papel, es una locura. Cada jugador necesita su propio kart y su propia consola (valen tanto Nintendo Switch como Switch Lite), y podemos ver los 4 coches corriendo a la vez con diferentes frecuencias, para que no nos hagamos interferencias entre nosotros. Realmente es como presenciar una carrera "de verdad" y sólo echamos en falta que se pusieran más modelos a la venta, aparte de Mario y Luigi, para que sea una experiencia redonda. 

Cuando vimos anunciar Live Home Circuit como parte de la celebración del 35 aniversario de Super Mario Bros, nos quedamos con que iba a ser una curiosidad... un "gimmick" con que sorprender a las visitas durante un rato y aprovechar nuevas funciones de la consola, algo así como un Nintendo LABO. Pero en este caso aplaudimos el esfuerzo de Velan Momentum (el estudio que lo ha desarrollado en colaboración con Nintendo) para conseguir que tenga más profundidad.

Como videojuego, no se puede comparar con Mario Kart 8 DX, pero la experiencia es muy buena, y la parte creativa le da una vida casi infinita (en casa hicimos un primer circuito básico para probarlo, pero en nuestra segunda opción ya recorría diferentes habitaciones, zonas a oscuras, obstáculos... y lo fuimos ajustando en cada carrera para que fuese verdaderamente exigente).

Quizá su punto flaco está en el precio, 99,99 euros (aunque esto depende de las tiendas en que lo busquéis), teniendo en cuenta que no incluye el cartucho del juego, y que el mando es la propia consola. Pero con todo, nos parece un equilibrio perfecto entre juguete y videojuego, nos ha dejado momentos muy divertidos. Live Home Circuit se pondrá a la venta el próximo 16 de octubre.  

Valoración

Un equilibrio perfecto entre juguete (un coche por radiocontrol) y un videojuego de realidad aumentada, que refleja unas carreras divertidas y desafiantes a la altura de Mario Kart y añade una vertiente creativa en la construcción de circuitos.

Hobby

Lo mejor

Traslada a la realidad las carreras de Mario Kart, con un equilibrio perfecto entre videojuego y coche teledirigido. 

Lo peor

Requiere un espacio relativamente grande en casa, y tiene un precio elevado para lo que ofrece. 

Y además