Ir al contenido principal
Nintendo Labo para Switch
Reportaje

Ya hemos jugado a Nintendo Labo Toy Con 2 - Robot Kit

Así es Nintendo Labo Toy Con 02 Robot Kit, un juego de construcción para Nintendo Switch, con piezas de cartón que nos permite convertirnos en un robot gigante para destruir una ciudad. Un híbrido entre videojuego y juguete que nos ha sorprendido.

Nintendo Labo Robot Kit para Nintendo Switch es un juego para valientes. Al menos en mi caso, han sido más de dos horas de montaje, con ayuda  de mi mujer,  mientras no parábamos de escuchar "papá, ¿cuándo va a estar listo el robot? ¿Voy a jugar yo primero? ¿me dejas que te ayude?" Desde luego no es la manera a la que estoy acostumbrado a jugar videojuegos, pero ha sido otra forma de disfrutar. Si cuando se presentó Nintendo Labo kits 01 y 02 ya nos llevamos una sorpresa, probarlo ha sido algo completamente diferente.

Nintendo Labo para Switch

Lo primero que hay que tener en cuenta es que Labo no es exactamente un videojuego. Desde luego requiere que tengamos una Nintendo Switch, y se juega en el televisor, pero aquí la diversión está más en la fase de montaje que en las partidas de después. Yo me he enfrentado con un auténtico coloso: el robot requiere, según las instrucciones, de tres a cuatro horas, y cuando lo abres, la cantidad de planchas de cartón que incluye es un poco desconcertante.

10 cosas increíbles construidas con Nintendo LABO

Pero en Nintendo han pensado en eso, y por eso lo primero que nos encontramos es el cartucho y tres pasos: inserta el juego, enciende la consola y sigue las instrucciones. 

El montaje de Robot Kit con Nintendo Labo

Entonces todo cobra sentido: La verdad es que el manual interactivo -un vídeo que nos permite parar y retroceder en cualquier momento, aumentar la imagen y rotarla- es un auténtico prodigio. Ojalá hiciesen así todas las instrucciones. En ningún momento nos hemos quedado atascados, y de hecho hemos pasado gran parte de los pasos en fast forward, porque resultaban muy sencillos. Trabajar con planchas de cartón tiene sus ventajas e inconvenientes. 

Labo robot 2

Por una parte, en casa ya llevamos a nuestras espaldas unas cuantas naves de Star Wars de Lego, la organización y la presentación son de gran ayuda. Es tremendamente fácil encontrar las piezas, separarlas de la plantilla, doblarlas y ensamblarlas. Y si lo hacéis todo en familia -que esto es opcional- la cosa mejora. El inconveniente es que entraña cierta fragilidad. ¿Lo puede montar sin ayuda un niño de seis años como indica la caja? Ni de broma. Aquí la ayuda de un adulto es indispensable.

Si se disfruta montando Nintendo Labo, también es porque somos unos frikis de la tecnología. Es apasionante descubrir todas las posibilidades que encierran los joy-con de nuestra Nintendo Switch y cómo se pueden aplicar a un juguete. El modo en que acelerómetro, giroscopio, vibración HD y la cámara infrarroja (en el sensor) se pueden convertir en maneras de interacción con el videojuego a través de sencillos principios: como las poleas, y un diseño ingenioso. Mientras estábamos montando este robot gigante, ya he tenido una idean para mi primer proyecto, que os mostraré en breve. 

Descarga gratis los PDF de Nintendo Labo

Pero no nos adelantemos. ¿Se necesitan herramientas adicionales durante el montaje? Ninguna. Los trozos de cartón están troquelados y estampados, para que se doblen con facilidad con las manos, y las cuerdas y correas están cortadas a la longitud adecuada. Tampoco se necesita demasiado espacio. Si sois muy perfeccionistas, quizá una regla metálica os ayude a hacer las dobleces perfectas. 

Un minijuego de robots gigantes

El caso es que sin demasiado esfuerzo uno pasa una tarde divertida montando el Robot Kit... y entonces llega el momento de probarlo. El juego se queda corto en casi todos los aspectos: las posibilidades del robot (que incluyen vuelo, transformación en tanque e incluso crecer de tamaño) no se han aprovechado del todo.

Labo robot 3

Sólo tenemos a nuestra disposición una serie de minijuegos que consisten en destruír la ciudad, un combate multijugador, retos y modificar el "mecha". Prácticamente se agotan en otras tres horas, lo mismo que tardamos en montarlo.

Aunque hay que añadir un extra de diversión por la sensación de poner a prueba nuestra obra, y tampoco hay que despreciar el componente social, de probar esta "maravilla mecánica" con amigos y familia. Y aquí es cuando empieza lo bueno.

Labo robot

Construyendo nuestros propios juguetes

Quizá la función Toy Con Garage no atraiga a todo tipo de usuarios, pero a mí, personalmente, me parece una maravilla. No es la primera vez que trabajo en entornos de programación por bloques (soy un "veterano" de programas para realizar videojuegos, como Scratch -realizado por el MIT para aprender programación-, Gamesalad, RPG Maker, MUGEN...) y la verdad es que esta herramienta no es la más potente, pero -gracias a los simpáticos  tutoriales- es bastante intuitiva y nos permite sacar rendimiento a los mandos de la consola . 

Labo robot 4

Además de la parte "informática" también incluye guías para que construyamos nuevos juguetes con herramientas muy básicas: piezas de cartón, cinta adhesiva, gomas elásticas y cuerdas. Pero aquí la parte más importante es nuestra imaginación. En mi caso he construido una catapulta de juguete en menos de una hora, y ya se me han ocurrido unos cuantos proyectos más.

Primeros análisis de Nintendo Labo

Labo para Nintendo Switch no es un videojuego

En resumen, Nintendo Labo Robot Kit no es un videojuego (por eso no hemos realizado un análisis al uso, con puntuación, lo peor y lo mejor) sino que se trata de un juguete que "aprovecha" la consola y estimula la imaginación de los pequeños, y no tan pequeños, de la casa.  

Y además