Ni No Kuni II principal
Análisis

Análisis de Ni No Kuni II El renacer de un reino para PS4 y PC

Por David Martinez

Versión comentada: PS4

El análisis de Ni No Kuni II El renacer de un reino para PS4 y PC ha sido una experiencia deliciosa. Un RPG con un estilo visual heredado del estilo Ghibli, una historia conmovedora y una banda sonora magistral que cualquier aficionado al rol va a apreciar como un juego sobresaliente.

Pensad en Ni No Kuni II para PS4 y PC como si fuera un concierto de música clásica. Es una obra delicada y emocionante, en que cada uno de sus apartados funciona bien por separado (como los instrumentos de la orquesta) pero sobre todo que se van sumando hasta un gran movimiento final: los violines nos hablan de unos personajes carismáticos y una historia emotiva, los tambores anuncian grandes batallas y el arpa le pone un fondo técnico muy cuidado, que cala en nosotros casi sin que nos demos cuenta. 

Ni no Kuni 2

Ahora, sin ponernos tan poéticos, es momento de hablar de cada una de esas piezas por separado. Y lo primero es recordar que Ni No Kuni es la combinación de alguno de los nombres con más talento de la industria japonesa. El diseño de los personajes y escenarios corre a cargo de Yoshiyuke Momose. Sus creaciones coloridas, de línea clara y tonos pastel, son legado de las películas de Estudio Ghibli -la productora de Hayao Miyazaki e Isao Takahata, que ha firmado obras como La princesa Mononoke, El viaje de Chihiro o Ponyo en el acantilado-. 

En este caso Momose aprovecha una ambientación medieval fantástica para plasmar mundos cuya referencia es más que evidente. El reino de Canghái puede traernos recuerdos del onsen de Chihiro, los desfiladeros y valles parecen tomados de Nausicaa, y el reino de Celántida tiene la iluminación mediterránea de Porco Rosso. Ojo, que no se trata de copias, sino referencia visuales que ayudan a entender cómo es el mundo de Ni No Kuni 2. 

Ni no Kuni 2 El Renacer de un Reino

Los cimientos del juego (un J-RPG puro) corren a cargo de Level 5. Este equipo -responsable de Dragon Quest VIII o Yokai Watch- se ha sacado de la manga una evolución perfecta del juego anterior. Se conservan las partes "de viaje" con personajes superdeformed y en enormes mapeados, las zonas de exploración, con una cámara más cercana, y los combates. En este caso, decimos adiós al sistema de turnos y afrontamos unas peleas en tiempo real dinámicas y espectaculares.

Descubre las mejores figuras Funko Pop de Ni No Kuni II

La evolución de los personajes y la gestión de armas y equipo, como corresponde a un juego de rol, también están muy cuidadas, pero lo que más aplaudimos es que sobre un planteamiento clásico nos encontremos con decisiones innovadoras: Ni No Kuni II tiene elementos de estrategia militar, de gestión de recursos, minijuegos, coleccionables...

Ni no Kuni 2 El Renacer de un Reino

El último punto que queremos destacar en esta introducción es que el juego se baña en las melodías de Joe Hisaishi, el compositor habitual en las películas de Estudio Ghibli. Y aunque el tema principal se haya rescatado del primer Ni No Kuni (PS3, 2013), la verdad es que todavía nos pone los pelos de punta. Las variaciones sobre temas conocidos y las nuevas composiciones consiguen emocionarnos, y siempre encajan con lo que ocurre en pantalla.  

La historia del rey Evan

El argumento del juego sabe combinar dos planos muy diferentes: se trata de la lucha eterna entre el bien y el mal, y de las aspiraciones de Evan (un muchacho que ha sido desterrado del reino Cascabel) por crear su propio reino y trazar alianzas con los países vecinos. Pero como decíamos antes, también se recoge una parte íntima, que afecta a los diferentes personajes. 

Evan debe sobreponerse a la pérdida de sus padres y a la soledad. Roland, por su parte, se encuentra en un mundo extraño y debe actuar como consejero real y amigo. Los piratas del aire Shanty y Zoran tienen un papel más cómico, mientras que Cecilus arrastra una historia romántica y triste. El conjunto funciona a las mil maravillas.

Mejores películas de Estudio Ghibli

Todas estas historias (contadas por capítulos, como si fuese un libro) se entrelazan con un buen puñado de secundarios -que nos encargan misiones variadas- y seres mágicos, como los fofi (espíritus que habitan en diferentes objetos y que nos ayudan a lanzar hechizos o a combatir) cuyo aspecto recuerda a los kodama de Mononoke Hime. 

Ni no Kuni 2 Revenant Kingdom

El sistema de combate  

Los enfrentamientos del primer Ni No Kuni eran muy particulares. Utilizaban el clásico sistema de turnos, pero nos permitían reclutar y evolucionar simpáticas criaturas para que nos echasen una mano. Ahora nos enfrentamos a un sistema de juego en tiempo real, más emocionante. Podemos lanzar dos tipos de ataque cuerpo a cuerpo, esquivar o cubrirnos y además utilizar golpes a distancia (con magia o proyectiles).

Con cada golpe que conectamos se rellena una barra de energía , que nos permite activar combos especiales... y por si fuera poco, también podemos solicitar la ayuda de los fofis para batir a los enemigos más duros (atacan por su cuenta). Los enfrentamientos ganan todavía más profundidad con la posibilidad de cambiar de personaje (el grupo está formado por tres héroes) o indicarles la estrategia a seguir.

Mejores RPG de 2018

Ni No Kuni II introduce el ecualizador de batalla, con que podemos cambiar el equilibrio de los personajes y las recompensas obtenidas. Al principio puede que no le prestemos demasiada atención -no es un elemento necesario para progresar en los combates- pero añade un matiz más estratégico. Y os garantizamos que  será de gran ayuda en los enfrentamientos finales, contra las criaturas que guardan cada reino. 

Estrategia a distintos niveles

Como se trata de forjar un país, Evan debe pensar a lo grande. No basta con derrotar a los malos de turno, sino con hacer que nuestro reino crezca y de mantener a raya las amenazas exteriores. Para ello se han incluido dos mecánicas nuevas, herederas de los juegos de estrategia. No son muy complicadas, pero están perfectamente conectadas con el desarrollo "rolero" y no tenemos la sensación de que nos saquen de la historia. 

Ni no Kuni 2 El Renacer de un Reino

Por una parte, la construcción del reino nos permite acceder a nuevos objetivos y hechizos. El sistema de gestión es sencillo: reclutamos y habitantes y recogemos las ganancias, y lo repartimos entre diferentes edificios. Tenemos una herrería, un restaurante, tiendas y laboratorios... y en cada uno de ellos, nuestros conciudadanos pueden dedicarse a investigar. Más edificios, más habitantes y más investigaciones, aumentan nuestro nivel de influencia, lo que nos permite a su vez seguir construyendo y mejorando edificios. 

Ni No Kuni 2
Mantendremos un aspecto "cabezón" en las zonas de mundo abierto. ¿Por qué? Pues porque es cuqui.

Los combates masivos se resuelven mediante un sistema de piedra papel o tijera: tres tipos de unidades (arqueros, espadachines y maceros) que se compensan entre sí. Lo que completa este sistema es la posibilidad de conquistar edificios defensivos, como atalayas y cañones o pedir refuerzos en determinados momentos. Sin ser tan complejo como un RTS, la verdad es que ha conseguido "picarnos". Y como habéis podido suponer, cuantas más batallas ganamos, mayor es nuestra experiencia y podemos hacer frente a ejércitos más poderosos. 

Ni no Kuni 2 Revenant Kingdom

Ninguno de estos aspectos se puede descuidar. Si nos olvidamos de luchar o de mejorar nuestras tierras puede que la historia sufra un parón, porque necesitemos un hechizo que aún no hemos investigado o nuestra tropas no tengan nivel para abrirse paso hasta un lugar relevante. Como en esa pieza musical de la que no dejamos de hablar, hay que mantener un ritmo. 

La madurez de Ni No Kuni

El juego de Level 5 no florece hasta bien entrada la sexta hora. Sólo entonces "se abren" frente al jugador todas las posibilidades. A partir de ese momento podemos explorar el mundo (a pie o en barco), y participar en batallas estratégicas en diferentes escenarios. Cumplir tareas secundarias y hacer que nuestra ciudad mejore -con nuevos edificios y habitantes-. Que nos centremos en la historia o disfrutemos de todas estas opciones es cosa nuestra, pero demuestra la madurez del juego. 

Puede que a los jugadores menos expertos -los que no recuerden otros J-RPG de Level 5- les resulte un poco abrumador. Hay mucho por hacer, y la cantidad de tareas pendientes puede crecer bastante. Pero si nos lo tomamos con calma, cada pequeño paso para hacer de Estivania un gran reino se disfruta enormemente. Sólo hay que tener un poco de paciencia y dejar que la historia crezca a su ritmo. 

Ni no Kuni 2 Revenant Kingdom

Ni No Kuni II El renacer de un reino es uno de los mejores juegos de lo que va de año. Un RPG de extraordinaria sensibilidad, capaz de conquistarnos por cada uno de sus apartados. Tiene un diseño brillante, el apartado visual es pura magia  (lo hemos jugado en PS4 PRO con resolución 4K y HDR), la banda sonora nos encanta y su historia, sin ser tan emotiva como la del primer juego, es todo un acierto. Por cierto, los veteranos de Ni No Kuni La ira de la bruja blanca se van a encontrar con alguna conexión interesante. No son más que guiños, pero se agradece recordar a Oliver y Drippy después de unos cuantos años.  

10 minutos de gameplay de Ni No Kuni II

Un juego de belleza indescriptible que os atrapará durante muchísimas horas, y aún así, nunca querréis que termine. Sólo podemos ponerle un pequeño "pero"; está traducido al castellano, con voces en inglés y japonés. Sin embargo el doblaje inglés es bastante pobre y no se corresponde con la traducción. Nosotros hemos apostado por jugarlo directamente en el original nipón.  

Valoración

Un magnífico juego de rol, en la línea de Level-5 con un apartado gráfico muy cuidado, una banda sonora sublime y elementos que añaden variedad a una historia conmovedora y llena de personajes entrañables. Mejor jugado con el doblaje original japonés.

Hobby

94

Excelente

Lo mejor

Aspecto animado con el estilo Ghibli, banda sonora de Joe Hisaishi. Una historia profunda y conmovedora con gran variedad en el desarrollo.

Lo peor

Las voces en inglés no se corresponden demasiado con la traducción. Las batallas masivas se quedan un poco "cortas".