Ir al contenido principal
Night Book
Análisis

Análisis de Night Book, un limitado pero curioso juego de terror

Versión comentada: Xbox Series X

Esta aventura de miedo demuestra que la pandemia también puede inspirar nuevas formas de concebir videojuegos. Pero, ¿es suficiente para asustarnos?

El coronavirus ha puesto el mundo patas arriba y, por supuesto, eso también ha afectado a la industria de los videojuegos. Pero de las crisis también pueden surgir nuevas ideas para salir del paso. Eso debieron pensar en Wales Interactive, creadores de varios juegos de terror como el reciente Maid of Sker. Ellos firman este Night Book, que llega ahora a prácticamente todas las plataformas.

Esta compañía ya había publicado aventuras Full Motion Video interactivas como I Saw Black Clouds o Simulacra y, precisamente, el juego que nos ocupa tiene mucho parecido con ese último. Aprovechando la etapa de confinamiento estricto que todos hemos sufrido en la pandemia, Night Book es un juego concebido íntegramente a base de vídeo real, pero con personajes que siempre están separados de una forma u otra: Interactúan a través de videollamadas o de las cámaras de videovigilancia.

La protagonista de este juego de terror es Loralyn, una intérprete de francés que trabaja en Londres. Con su marido intentando construir un resort de lujo en una remota isla del Pacífico, ella ha de responder a unas curiosas llamadas en torno al kannar, un dialecto de esa isla que ella conoce. El problema es que el kannar es un dialecto sagrado y, si se utiliza de forma irresponsable, podría despertar a entes no deseados...

Todo el tiempo que dura Night Book, vemos la acción a través del escritorio del ordenador de Loralyn o en la pantalla de su móvil. Ella interactúa con varios personajes (su padre, los clientes a los que ha de interpretar...) y nosotros, como jugadores, solo hemos de decidir entre dos posibles respuestas que dé ella a sus interlocutores, al estilo de los "elige tu propia aventura" o de los vídeos interactivos de Netflix, como Black Mirror: Bandersnatch.

Night Book

El problema es que, cuando se presentan las opciones, hemos de decidir contrarreloj y apenas se nos dan un par de segundos para hacerlo, a veces incluso antes de que el personaje haya terminado de hablar y podamos asimilar sobre qué tenemos que decidir. Es más complicado aún si tenemos en cuenta que el juego solo viene con voces en inglés y subtítulos en castellano.

Por suerte, podemos activar un "modo streamer" (entendemos, para los que quieran hacer una sesión online y dejar que sus espectadores decidan qué hacer) que pausa la acción y nos da todo el tiempo del mundo para decidir. Es mejor esa fórmula porque, si no, muchas veces decidiréis casi a ciegas.

Night Book

Nuestras decisiones darán pie a un "efecto mariposa", al más puro estilo de Until Dawn o The Dark Pictures Anthology, lo que a la postre desembocará en un final donde la protagonista pueda tener un final feliz o trágico... Cuando termina el juego y pasan los créditos, podemos ver una pantalla de resultados en la que se nos indique cómo ha terminado cada personaje que hemos visto.

El juego es realmente corto, pues podemos superarlo en apenas una hora, pero hay hasta 15 finales diferentes en función de nuestras decisiones, así que seguramente volveremos a empezar la partida desde cero, al menos, un par de veces para intentar llegar a otros destinos.

Night Book

Además, nuestras decisiones provocan que veamos a algunos personajes pero no conozcamos a otros, así que para entender la historia por completo (¿qué pasó con el padre de Loralyn en el pasado? ¿qué implica el árbol que se menciona?) es imprescindible pasarse el juego más de una vez.

Si iniciamos una segunda partida pero ya tomamos las mismas decisiones en el pasado, podemos pulsar un botón para saltarnos el vídeo previo y llegar directamente al momento de decidir, para no perder tiempo. Esto es útil de cara a no tener que ver los mismos vídeos una y otra vez si empezamos desde cero.

Esta dinámica nos invita a experimentar con las diferentes decisiones para curiosear sobre los posibles destinos de los personajes, pero es verdad que los finales suelen ser tan escuetos y con unos cierres tan súbitos que acaban por resultar poco atractivos en algunas ocasiones. Tampoco ayuda que los pocos efectos especiales que hay sean un poco "de segunda división", así que hay veces que se busca dar miedo, pero no se consigue.

En cualquier caso, los actores sí hacen un buen papel, en especial Julie Dray como Loralyne, pues sobre ella cae buena parte del peso de la tensión en esta historia. Por suerte, sabe transmitir bien la sorpresa o el pavor cuando toca. También es divertido ir hipotetizando sobre de quién fiarse. ¿Alguna de las personas a las que llamamos esconden algo? ¿Seremos capaces de convencerlos para nuestra causa?

Night Book

Al margen de la propia acción sobre la que, como decimos, apenas actuamos eligiendo entre dos opciones de vez en cuando, podemos pausar la historia para consultar documentos que dan ligeras pistas o un listado de los personajes y el grado de amistad con ellos que vamos consiguiendo. 

Es un detalle interesante (que, de nuevo, recuerda a los juegos de Supermassive), pero no queda claro en la partida cómo esto llega a influir de cara al desarrollo. Simplemente, decidimos en función de lo que nos parece correcto o no, pero no "sentimos" que debamos ser más amigos o menos de alguien.

En conjunto,  Night Book es un juego con un toque diferente, que consigue llamar la atención con su fórmula de "pantalla de ordenador encontrada" (es imposible no acordarse de películas como Open Windows o Eliminado al verlo), pero acaba siendo demasiado corto y limitado de cara a lo que puede hacer el jugador.

Una mayor variedad de opciones o quizá algún minijuego o fórmula de jugabilidad diferente habrían venido bien, además de unos finales que invitaran algo más a regresar. En cualquier caso, si sois amantes de las aventuras de miedo al estilo FMV, merece la pena probarlo. Por si acaso, no repitáis las palabras de Loralyne en alto...

Valoración

El concepto en sí es interesante, pero le falta una mayor profundidad y una puesta en escena más impactante. Aún así, resulta entretenido para unas cuantas sesiones de juego.

Hobby

58

Regular

Lo mejor

La idea en sí y el hecho de que haya ramificaciones y 15 finales diferentes, lo que aporta rejugabilidad.

Lo peor

Es demasiado corto y limitado. Los escasos efectos especiales tienen cierto tono "amateur" que resta impacto.

Y además