Ir al contenido principal
The Dark Pictures Anthology: Little Hope
Análisis

Análisis de The Dark Pictures Anthology: Little Hope, terror con un as en la manga

Versión comentada: PS4

El terror cambia de ubicación. Bienvenidos a Little Hope en Nueva Inglaterra, antiguo lugar de quema de brujas... Veamos con qué nos sorprende Supermassive Games esta vez.

La ristra de juegos de terror se acerca a su recta final de cara a un Halloween 2020 inminente. En el catálogo, es de agradecer que se añada el nuevo juego de los amigos de Supermassive Games, que, como recordaréis, tras el éxito de Until Dawn dieron inicio a la "familia" The Dark Pictures Anthology. Un año después de Man of Medan, llega el segundo juego de esta colección, titulado The Dark Pictures Anthology: Little Hope.

Como ya os contamos en nuestro avance de Little Hope, la acción se sitúa esta vez en las inmediaciones de un pueblo de Nueva Inglaterra donde, tras un accidente de autobús, un grupo de estudiantes y un profesor intentan averiguar dónde está el conductor y cómo salir de una carretera cuya niebla parece tenerlos atrapados... Al poco rato, se encuentran con una misteriosa niña que parece transportarlos más de 3 siglos atrás, cuando el pueblo de Little Hope se enfrentaba a varios juicios por brujería. El problema es que los acusados... ¡Se parecen a ellos! ¿Qué misterio esconde esa situación? ¿Y qué son esos monstruos deformes que parecen perseguirlos?

Para guiarnos antes de cada tramo, resumir nuestras acciones... Y darnos un poquito de caña, tenemos de nuevo la figura de El Conservador, una especie de narrador que es común a todos los juegos de The Dark Pictures Anthology. Con cierta sorna y crípticos mensajes, él nos puede dar alguna pista de vez en cuando, la cual podemos aceptar escuchar o no. Sus citas de clásicos de la literatura son muy interesantes y ayudan a inquietarnos... Para bien.

El sistema de juego es casi idéntico al que vimos en Until Dawn y Man of Medan. Controlamos en tercera persona a los personajes y nuestra labor consiste en ir explorando los escenarios para encontrar pistas y objetos que hagan avanzar la trama. Cuando encontremos algo así, la cámara se acercará y deberemos pulsar R2 y el stick para rotar o mover esos objetos. 

En otras ocasiones, los diálogos entre personajes nos propondrán elegir entre dos respuestas o bien guardar silencio. Cada respuesta está vinculada a dos aspectos: un matiz de la personalidad del personaje que controlemos (desdén, optimismo, nerviosismo, corazonada...) y también a si dicha respuestas está dada con el corazón o con el cerebro (algo que viene marcado con un icono sutil), una segunda faceta que se ha potenciado en esta entrega. Así, al elegir la respuesta alteraremos ligeramente la personalidad de quien controlemos y además aumentaremos el "contador" de respuestas dadas con el cerebro o con el corazón.

The Dark Pictures Anthology: Little Hope

No solo eso, sino que la respuesta puede cambiar nuestra relación con otro personaje de forma positiva o negativa, lo que llevará a que en el futuro se desbloqueen diferentes respuestas o acciones. Además, tanto nuestras acciones como los QTEs a los que nos enfrentemos (ahora iremos a eso) pueden alterar nuestro rumbo. En otras palabras, pueden cambiar el transcurso de la historia. Por ejemplo, podemos elegir coger o no un arma o que la tengo un personaje u otro. Esto puede dar ventaja a ese personaje si se enfrenta a un monstruo, pero también puede poner en peligro a los demás si no se usa como se debe...

The Dark Pictures Anthology: Little Hope

Así, aunque la historia no es muy larga (unas 4 horas, igual que Man of Medan), podemos llegar a muchos desenlaces diferentes, como es tradición en Supermassive. En el final del juego puede suceder que los 5 protagonistas sobrevivan, que no lo haga ninguno o cualquier resultado intermedio. Pero esta vez ese resultado es más complicado de predecir, pues no depende solo de no fallar los QTEs o de dar una respuesta correcta en un momento clave. En esta ocasión, las acciones se van acumulando de forma más notoria en el perfil de cada personaje, de tal forma que vemos matices marcados con candado que hay que "romper" para redimir a ese personaje. Pero para eso hay que ser muy constante y acertado en nuestras respuestas...

Como decíamos, también hay QTEs y, al igual que en Man of Medan, son de tres tipos. Por un lado tenemos los más clásicos, consistentes en pulsar un botón en el momento justo. Aquí se han introducido algunos cambios, después de que se criticara que en juegos previos se activaban "a traición". Esta vez, antes de que se inicie el QTE, el mando vibrará ligeramente y aparecerá un icono de aviso justo antes de que se muestre el botón a pulsar. Esto nos da algo más de preparación, pero no creáis que aún así va a ser fácil superar los QTEs más avanzados, en los que tendremos el tiempo súper ajustado.

Little Hope - QTE

La segunda vertiente de los QTEs son los cardiogramas: tendremos que pulsar con el ritmo justo dos botones para ajustarse a los latidos del corazón del personaje. Un solo fallo hará que perdamos el minijuego y que sucedan acontecimientos diferentes. Estos momentos siguen presentando el problema de que, por alguna razón, el cardiograma se mueve a tirones, lo que nos obliga a estar súper concentrados para acertar con el ritmo. Por suerte, la ventana para cada pulsación es ligeramente superior a la vista en Man of Medan, así que es más difícil fallar.

El tercer tipo de quick time event consiste en colocar el cursor en el punto exacto de la imagen y pulsar un gatillo contra reloj, para atacar a un monstruo y zafarnos por unos segundos. Aquí el tiempo está súper medido, así que hay que ser muy precisos, pero de nuevo se nos avisa con un icono propio para que estemos preparados.

The Dark Pictures Anthology Little Hope - QTE

Little Hope combina todos estos minijuegos con bastante acierto, hasta el punto de que en la segunda mitad de la historia los encadena a una velocidad endiablada, saltando de un personaje a otro al vuelo, lo que sirve para presentar algunos momentos de supervivencia realmente cardiacos. Es una de las mejoras más agradecidas de esta entrega.

Otro clásico de estos juegos que regresa son los presagios: si exploramos bien los escenarios, podemos encontrar postales. Si las miramos, veremos un "flashazo" de apenas un par de segundos sobre un posible acontecimiento que podría darse en el futuro: la muerte de un personaje, encontrar un objeto importante... Mirar a fondo esos presagios (¿qué hay de fondo? ¿qué expresión tiene el personaje?) puede ayudarnos a "adelantarnos" a posibles acontecimientos y a decidir con más criterio. Por cierto, al igual que en el juego previo, Little Hope esconde un presagio sobre el tercer juego de The Dark Pictures Anthology. Es muy fácil de encontrar...

The Dark Pictures Anthology: Little Hope

También es importante buscar los secretos del juego, que no son imprescindibles para llegar a buen puerto, pero que ayudan mucho a tomar decisiones: carteles, periódicos viejos, fotos... A medida que los encontramos, podemos acceder a un diagrama que los conecta entre sí para que vayamos componiendo la críptica historia real detrás de los acontecimientos, tanto los de nuestro presento como los de la caza de brujas del siglo XVII. Y es que el misterio del juego es mucho más complejo y absorbente en esta ocasión. ¿Qué pasó realmente hace 300 años y hasta qué punto afecta al presente? ¿Quién era el malo en realidad?

Al igual que en la entrega anterior, en este juego de terror podemos optar por jugar en solitario o de forma cooperativa, en dos vertientes. El modo Noche de pelis solo requiere un mando y, en él, cada jugador (hasta 5 en total) controla a uno o varios personajes. Según lo requiera la historia, la acción se pausará un momento para que pasemos el mando al jugador que corresponda. Es una idea muy ingeniosa para poder disfrutar del multiplayer con pocos requisitos, si bien esas pausas cortan un poco el ritmo.

The Dark Pictures Anthology: Little Hope

La otra opción de multijugador es Historia compartida, que sirve para dos jugadores online. Aquí, en cada tramo hemos de elegir entre dos grupos de personajes para controlar y la gracia está en que no vemos lo que está viendo o haciendo el otro jugador, por lo que él puede tener una perspectiva completamente diferente de los acontecimientos y estar descubriendo pistas que nos falten a nosotros. Además, no se puede usar el chat de voz, por lo que hemos de confiar ciegamente en que el otro jugador hará lo correcto en cada ocasión. Pueden darse QTEs que debamos superar a la vez, así que la sincronización de ambos jugadores es crucial. Nuestra única pista consiste en que el juego nos avisa si el otro jugador ha descubierto un secreto (pero no nos dice en qué consiste) o si está a punto de tomar una decisión. Por supuesto, este es el modo de juego más divertido de Little Hope.

Pero, lógicamente, también podemos superar la historia en solitario. En este caso, el juego nos va dictando en cada momento a quién controlamos y, aunque nos enteraremos de todos los aspectos importantes de la historia, perderemos algunos matices chulos que se descubren al jugar online.

The Dark Pictures Anthology: Little Hope

El apartado técnico mantiene la línea vista en el juego previo. Por un lado, los modelados de los personajes son magníficos, al igual que sus animaciones (tanto las faciales como las corporales se han hecho con captura de movimiento) y se ha contado con actores de cierto caché. Andrew, el personaje principal, está interpretado por Will Poulter, que os sonará de El corredor del laberinto o de Black Mirror: Bandersnatch. Los escenarios (esta vez, con mucha vegetación) también son muy detallados, quizá excesivamente oscuros, pero desde luego su neblinoso aspecto ayuda a meternos en ambiente.

El apartado sonoro vuelve a usar numerosas voces en castellano. Para Andrew tenemos la voz de Javier Balas, la voz de Naruto o Brock en Pokémon, pero también hay otros actores de doblaje muy reconocibles. Por ejemplo, John corre a cargo de Gabriel Jiménez, la voz habitual de Hugh Jackman. La música, por su parte, ambienta a la perfección y se vuelve realmente amenazante y efectiva en el tramo final, con unos coros satánicos que ponen los pelos de punta.

The Dark Pictures Anthology: Little Hope

Hay que dejar claro que, aunque lógicamente hay un par de "jump scares" (sustos basados en imágenes y sonidos fuertes repentinos) muy efectivos, el juego, más que inspiraros terror, os tendrá en tensión constante en su segunda mitad, cuando la muerte aceche tras cada esquina. Y eso se une a una historia que va ganando en interés con cada capítulo.

Lamentablemente, a nivel técnico se dan algunos fallos notorios que, esperamos, se corrijan con un parche en el lanzamiento: algunos fallos de iluminación, animaciones faciales que parecen faltar (sobre todo, en el caso de Daniel)... Y, en el sonido, hay un par de momentos en los que, incomprensiblemente, los personajes sueltan frases en inglés, como si se les hubiera olvidado doblar esa parte. Por suerte, podemos activar subtítulos si queremos.

"Se acerca un malvado..."

Y, teniendo en cuenta estos fallos, ¿por qué damos buena nota a este juego de terror? Por un lado, porque, como ya hemos dicho, la historia está muy bien entretejida y nos presenta enigmas que van ganando importancia e interés. Por otro lado... Tenemos que hablaros de ese "as en la manga" que decíamos en el titular. No vamos a soltar ningún spoiler, pero sin duda va a dar que hablar. Estamos acostumbrados a que Supermassive Games meta sorpresas en la historia, pero esto es otra cosa. Hasta el punto de que, seguro, os quedaréis boquiabiertos, pero dependerá del carácter de cada uno que sea para bien o para mal. Sí, seguramente habrá quien piense que el juego se ha pasado de la raya (o incluso que ha "hecho trampas") y considere que le ha decepcionado por eso.

The Dark Pictures Anthology: Little Hope

En nuestro caso, tras el shock inicial, hemos de reconocer que nos ha satisfecho, sobre todo porque, después de pasarnos el juego, no hemos podido evitar rejugarlo para comprobar detalles y pensar "aaah, por eso ESE personaje decía ESO en ese momento..." Hay muchos objetos, pistas sutiles y diálogos con doble sentido que estaban ahí desde el principio, pero que necesitamos jugar una segunda vez para disfrutar del todo, amén de varias subtramas que se disfrutan y entienden mejor en esa segunda ronda. Segunda ronda que, por otro lado, podéis aprovechar para ver otras posibles ramificaciones de la historia, en base a decisiones muy diferentes que toméis...

En definitiva: The Dark Pictures Anthology: Little Hope es el juego más arriesgado de Supermassive en cuanto a su historia y, como tal, seguramente polarice mucho la opinión. Nosotros, por nuestra parte, esperamos dos cosas: que los desarrolladores lancen ese parche para que la experiencia sea más placentera y que el Conservador no tarde mucho en sacar el tercer libro de su estantería...

Valoración

La narrativa gana varios enteros respecto a Man of Medan. Little Hope es un juego continuista con la línea de Supermassive, pero aporta un punto arriesgado que puede sorprender a más de uno... O dejaros ojipláticos para mal.

Hobby

79

Bueno

Lo mejor

Las pequeñas innovaciones en la dinámica de los QTEs y el creciente misterio de la trama. Es más valiente que Man of Medan...

Lo peor

... pero, ¿quizá es DEMASIADO valiente? Habrá a quien ciertos aspectos de la historia no le convenzan. Los problemas del sonido.

Y además