Análisis de Oxide: Room 104 o cómo hacer un buen juego de terror con poco presupuesto

Oxide Room 104

La nueva aventura de miedo para todas las consolas y PC es made in Spain y tiene algunas ideas muy originales. Os esperamos en este misterioso motel.

Los amantes del terror tenemos mucho que agradecer a Unreal Engine, un motor muy cómodo y flexible que ha animado a muchos desarrolladores a crear aventuras de bajo presupuesto, que pueden dar la sorpresa al ser más "personales". Lo vimos con juegos como Infliction y ahora la tónica se refuerza con Oxide: Room 104.

Se trata de de una aventura de terror creada por Wild Sphere, un pequeño estudio español con una amplia experiencia a sus espaldas (ya los entrevistamos en su momento por el lanzamiento de Timothy vs. The Aliens) y que ahora se ha lanzado a por un terror algo claustrofóbico e inspirado por las Escape Rooms.

Seagate Expansion Card para Xbox Series X|S

Seagate Expansion Card para Xbox Series X|S

La tarjeta de expansión Seagate para Xbox Series X|S ofrece 512GB o 1TB de capacidad adicional y se integra sin problemas en Xbox Velocity Architecture, tanto en Xbox Series X como en Xbox Series S.

Consíguela al mejor precio

El argumento de Oxide: Room 104 nos pone en la piel de Matt, un hombre con un misterioso pasado que llega a un destartalado motel donde, de repente, es atacado... Una vez allí, despierta en una bañera, herido y desnudo. No recuerda qué hace allí ni sabe cómo salir del cuarto de baño.

Jugando en vista subjetiva, ayudamos a Matt a encontrar objetos con los que resolver puzzles que nos ayuden a salir de esa habitación 104 del motel y, después, a recorrer el resto de estancias del recinto. ¿Qué hacemos allí? ¿Qué horrores esconde cada habitación del motel? Y, sobre todo... ¿habrá alguna salida de este infierno?

VIDEO

OXIDE Room 104 - trailer y fecha de lanzamiento

Como decíamos, la base del desarrollo está en explorar y resolver puzzles. El objetivo final suele ser encontrar la llave que nos haga salir de una habitación o bien encontrar la que nos permita entrar en otra. Para ello, puede que tengamos que combinar dos objetos, buscar una pista oculta en la habitación...

El problema es que tenemos un inventario muy limitado y hemos de elegir bien si cogemos según qué objetos (podemos guardar algunos en los típicos baúles, a lo Resident Evil). Algunos son consumibles, como vendas para sanarnos si somos atacados o balas de pistola. Y es que también encontramos pesadillescos enemigos, como un tronco humano transformado en una enorme boca.

Oxide Room 104

Así pues, aparte de preocuparnos de avanzar, también hemos de tener cuidado con no "morir" al ser atacados o al caer en las trampas de los escenarios. Consejo de cajón, pero importante: si en una habitación hay bombonas de gas, NO DISPARÉIS, por Dios...

Algunos enemigos se pueden eliminar por completo, pero os costará muchas balas y puede que os toque recargar mientras lo tenéis al lado... Otros requieren menos tiros, pero reaparecen después de un tiempo.

Lo interesante llega, precisamente, si perdemos toda nuestra salud (la cual no tiene medidor en pantalla, por cierto). Cuando eso sucede, aparecemos en una bañera y un misterioso doctor nos dice que no estamos cumpliendo con nuestra misión. Nos hará una sangrienta "cirugía improvisada"... y volveremos aparecer en la habitación 104.

¿Vuelta a empezar? Sí y no, pues cada vez que reaparezcamos las habitaciones serán más y más surrealistas y sangrientas

Habremos perdido nuestros objetos y habrá más enemigos, pero la forma de llegar al punto donde perdimos será más rápida: no habrá que resolver algunos de los puzzles originales y otros estarán cambiados.

Así, cada vez que aparecemos en la bañera de la 104 nos espera una aventura diferente. Habrá puntos en común, sí, pero todo estará más degradado y notaremos la amenaza en la nuca.

Oxide Room 104

Aparte, en ciertos momentos clave tendremos algunos QTE muy sencillos para superar, que dan un aire más cinematográfico al conjunto. Son muy escasos, pero se agradecen para desengrasar el ritmo.

Esto hace que, aunque "sobre el papel" se pueda superar en un par de horas, esta aventura de terror sea muy rejugable, pues es posible llegar a un final sin haber perdido ni una sola vez o bien morir una, dos o tres veces y que los puzzles y las habitaciones que visitemos sean diferentes. Y esto nos llevará a finales y revelaciones distintos...

De hecho, si perdemos demasiadas veces, llegaremos a un mal final y nos tocará empezar completamente de cero. Pero puede que incluso así notéis diferencias respecto a la primera partida que jugasteis...

Como suele ser habitual en estos juegos, encontramos notas que nos revelan el pasado de los diferentes personajes implicados. Las notas y los monólogos del doctor están muy bien escritos y nos ayudan a sumergirnos poco a poco en lo que está pasando. Solo al avanzar lo suficiente comenzaréis a entender DE VERDAD de qué va la historia...

Oxide Room 104

Estas notas se conservan incluso aunque reiniciemos del todo la partida, siempre que estemos en la misma ranura de salvado.

En definitiva, la ambientación es uno de los puntos fuertes de Oxide: Room 104, por el misterio que esconde cada habitación, por lo críptico de nuestro pasado y sí, por lo siniestro de todo lo que estamos presenciando.

Hay influencias clarísimas de juegos como Silent Hill 2 (¿cómo olvidar la búsqueda de habitaciones en los apartamentos Wood Side?) o de películas de terror como Saw, a la que hay alguna referencia explícita. El propio diseño de enemigos os recordará inmediatamente a los juegos de terror de Konami, pero con algunas creaciones de diseño propio bastante impactantes.

Aún así, está claro que este es un juego de bajo presupuesto, llevado a cabo por un equipo pequeño (de hecho, apenas dos personas se encargan de las tareas "principales") y eso hace que los modelados y animaciones sean bastante espartanos.

Lo mismo sucede con los objetos del juego: la excusa de que estemos en un motel sirve para que veamos los mismos "assets" habitación tras habitación, lo cual puede jugar en contra de nuestra inmersión, porque casi podemos ver la biblioteca de objetos que han ido cargando en ellas.

Lo mismo sucede con las voces que, aunque están en español (ojo a la voz del doctor, que es muy impactante), se repiten demasiado.

Oxide: Room 104

Debido a todo esto, a poco que tengáis algo de callo con estos juegos no sentiréis miedo como tal... Sin embargo, en Wild Sphere son claramente conscientes de sus limitaciones y han hecho de ello virtud.

Vale, no estaremos temblando de terror, pero esos sutiles cambios de un área a otra, esa constante degradación de los detalles cada vez que morimos hacen que, casi sin darnos cuenta, nos invada el mal rollo y bastante tensión por el desafío de tener que empezar de nuevo cada vez, pero en un entorno más hostil.

Y a todo ello se une, claro, el misterio de saber qué pintamos allí y hasta dónde llega la madriguera de conejo. Es una especie de versión sórdida y maquiavélica de la historia de All You Need Is Kill / Al filo del mañana.

En definitiva, aunque lógicamente no pretende competir de tú a tú contra superproducciones como ese futuro The Callisto Protocol, Oxide Room 104 es una breve y buena aventura de terror, que tiene ideas muy originales y remezcla la pasión de sus responsables por el género.

Por lo poco que cuesta (20 euros en Steam, 25 en digital para consolas y 30 en físico para PS4 y PS5, más tarde llegará a Switch), os comerá el coco y os hará olvidaros de que el control podría ser menos tosco o que la interfaz agradecería más comodidad, porque atrapan el misterio y la atmósfera. No veréis igual la bañera de un motel. Bueno, ya nos daba bastante grimilla antes, la verdad.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Una aventura pequeña, que dista mucho de ser una superproducción, pero que aún así consigue atrapar por su original dinámica y por su trabajada atmósfera. Si os va el terror indie, no lo dejéis pasar.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Su atmósfera, su misterio y la constante degradación de los escenarios.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

A nivel técnico está bastante justito, lo que resta algo de miedo. El control a veces es impreciso.

Plataformas:

Nintendo Switch,

PC,

PS4,

PS5,

Xbox One,

Xbox Series X

Versión comentada: PS5

Hobby

79

Bueno

Y además

Oxide Room 104

Oxide Room 104 cartel

Plataformas:

Nintendo Switch, PC, PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X

Lanzamiento: