Análisis de Pokémon Escarlata y Púrpura: soy paldeano, ¿a qué quieres que te gane?

Pokémon Escarlata Púrpura

Tras recorrer Paldea de cabo a rabo (de Lechonk), os traemos nuestro análisis de Pokémon Escarlata y Púrpura para Nintendo Switch, dos de las entregas más especiales de toda la saga... y no sólo por estar ambientadas en España. 

Con cada nueva entrega de Pokémon, los aficionados siempre queremos ver cosas nuevas. Queremos cambios y novedades de peso; queremos una evolución dentro de esa fórmula que sigue funcionando tan rematadamente bien después de más de 20 años. 

Pero, al mismo tiempo, la nostalgia es un elemento inherente de Pokémon. No concebimos una entrega en la que no aparezcan los Mons más populares, los ataques que ya nos conocemos de memoria e incluso nos gusta ver de vuelta a personajes conocidos.

VIDEO

Análisis de Pokemon Escarlata y Púrpura

Así que resulta paradójico que los nuevos juegos para Nintendo Switch tengan ese choque como tema central: pasado y futuro. Escarlata y Púrpura. Pero no lo tienen únicamente como elemento diferenciador entre ambas versiones: también se ha convertido en los cimientos sobre los que se sostiene la nueva fórmula jugable.

Pokémon Escarlata y Púrpura traen de vuelta el viaje del Campeón, con sus gimnasios, sus medallas y su Liga Pokémon, y lo entrelazan con las novedades sustanciales que atisbamos a principios de año en Leyendas Pokémon: Arceus, pero llevando la naturaleza abierta un paso más allá.

¿El resultado? Dos de las mejores entregas de toda la saga Pokémon.

El análisis de Pokémon Escarlata y Púrpura para Nintendo Switch de Hobbyconsolas:

Jugabilidad y gameplay de Pokémon Escarlata y Púrpura en Nintendo Switch

Tras elegir entre Sprigatito, Quaxly y Fuecoco, los nuevos Pokémon iniciales, y atender a unas cuantas clases en la academia (Uva o Naranja, depende de la versión), Pokémon Escarlata y Pokémon Púrpura revelan su mayor baza: son juegos completamente abiertos en todos los sentidos

Por un lado está Paldea, que es un mundo abierto como tal. El único tiempo de carga lo vemos al entrar o salir de Ciudad Meseta, la capital de la región que combina elementos de Madrid y Barcelona. Pero el resto del mapa está completamente abierto y, si lo deseamos, podemos ir de una punta a otra andando... o sobre ruedas.

Porque prácticamente desde el inicio de la aventura nos acompaña el Pokémon Koraidon (Escarlata) o Miraidon (Púrpura), que actúan como Pokémonturas. Y como pasaba en Leyendas Pokémon: Arceus, los accidentes geográficos delimitan hasta dónde podemos explorar. 

Pokémon Escarlata y Púrpura

Por suerte, al progresar Koraidon y Miraidon van ganando habilidades, como nadar o escalar, que nos permiten llegar más lejos. Aun así, el mapa de Paldea está tan bien diseñado que si somos hábiles y exploramos bien, casi siempre es posible encontrar una forma de sortear ríos y montañas.

Hablando de diseño, Escarlata y Púrpura juegan con el "efecto Breath of the Wild" pero aplicado de manera muy inteligente a Pokémon: siempre, estemos donde estemos, allá donde vayamos, vamos a ver un objeto en el suelo o un Pokémon que aún no hemos atrapado.

En el caso de los objetos, tenemos la sospecha de que hay "trampa" y son infinitos o reaparecen, porque da igual cuántas veces nos pateemos una zona de arriba a abajo: siempre vemos columnas de luz que indican su presencia y nos invitan a desviarnos del camino. 

 

En el caso de los Pokemon no hay trampa, sino una distribución inteligentísima. Y no sólo porque en cada zona del mapa nos topemos con decenas de criaturas nuevas, también porque el equilibrio que hay entre Pokémon de anteriores generaciones y Pokémon de la Gen 9 es perfecto.

A esto hay que sumarle que al tratarse de un juego de mundo abierto, podemos meternos por error en una zona con Pokémon de un nivel muy superior. Y, de hecho, es bastante habitual toparse con enfrentamientos de los que es mejor huir. Consideramos esto algo muy bueno, pues provoca que Pokémon Escarlata y Púrpura sean más estimulantes que anteriores entregas.

Pokémon Escarlata y Púrpura

El único aspecto negativo que le podemos echar en cuestión de diseño del mapa es que las mazmorras apenas tienen presencia. Es habitual toparse con cuevas, y hay algunas muy curradas por las que incluso es posible perderse, pero las mazmorras con puzles de anteriores entregas se han hecho a un lado para que el mundo abierto de Paldea acapare todo el protagonismo.

De Leyendas Pokémon: Arceus también se han heredado dos aspectos clave: la desaparición total de los encuentros aleatorios y la eliminación de la transición a los combates. Ver a los Pokémon en su hábitat, haciendo vida, exhibiendo sus particularidades, desplazándose en grupo, etc. resulta tan natural que cuesta creer que en la generación pasada aún existiesen los encuentros aleatorios

Y lo mismo podemos decir de la transición: la agilidad que han ganado los enfrentamientos al no tener que atravesar pantallas de presentación al inicio y al final es sencillamente gigantesca. Gracias a esto, ese hastío que todos hemos sentido alguna vez jugando a Pokémon ha desaparecido de golpe.

Y buena prueba de ello, es que pese a que en Pokémon Escarlata y Púrpura los entrenadores rivales no nos retan al cruzar la mirada, cada vez que veíamos a uno en la lejanía nos acercábamos corriendo en busca de un combate.

El desarrollo de la aventura: tres rutas y toda la libertad del mundo

Pero lo verdaderamente interesante es que el desarrollo de la historia también es abierto: podemos afrontar los gimnasios en el orden que nos dé la gana. Y seguramente estaréis pensando: «bah, es Pokémon. Aunque sea abierto, seguro que te recomiendan ir a los gimnasios en un orden concreto». Y la verdad es que no.

Los gimnasios tienen un nivel de desafío fijo que no cambia, así que sí, existe un orden recomendable... pero el juego nunca nos lo dice. Lo único que tenemos para saber aproximadamente el nivel de desafío es una descripción un tanto vaga que podemos leer en la pantalla del mapa. 

Y de verdad, es así: ha habido muchas ocasiones en las que no teníamos nada claro adónde ir a continuación. Y horas más tarde, hemos descubierto que habíamos afrontado algún desafío antes de lo debido. Por supuesto dentro de unos días habrá guías detallando el mejor recorrido para progresar, pero disfrutar de la experiencia a ciegas ha sido mágico y os lo recomendamos encarecidamente.

Pokémon Escarlata y Púrpura

Por cierto, como de costumbre, antes de poder retar al líder de cada gimnasio debemos afrontar un examen que en cada caso es único. Hay algunos que son muy entretenidos y otros que son bastante olvidables, probablemente porque son demasiado sencillos. Curiosamente, es posible repetirlos con un mayor nivel de dificultad una vez superado el gimnasio.

Para hacer las cosas todavía más interesantes, Pokémon Escarlata y Púrpura no plantean únicamente la travesía de la victoria, que es el nombre que recibe el viaje de gimnasio en gimnasio hasta alzarnos como Campeones. También introduce dos nuevas tramas: la vía Stardust y la senda legendaria.

La primera gira alrededor del nuevo equipo de villanos y la segunda en torno a una serie de Pokémon de gran tamaño que están causando estragos en la región. De igual manera que la travesía de la victoria, estas tramas están compuestas por una serie de desafíos que podemos completar en el orden que queramos, así que podemos progresar en la historia intercalando unos con otros.

Pokémon Escarlata y Púrpura

Estos desafíos son diferentes en el caso de cada trama; todos nos llevan a librar combates, por supuesto, pero lo que plantean es diferente en cada caso. Gracias a esta variedad, han logrado que Pokémon Escarlata y Púrpura nunca caigan en la monotonía

Ahora bien, hay que decir que la vía Stardust es sin duda la menos interesante desde el punto de vista jugable, pues en sus desafíos siempre está involucrada la nueva mecánica de combate libre. Vamos, que lo único que hacemos es pulsar R para mandar a tres Pokémon a combatir de manera automática. Y a poco que tengamos buen nivel, el desafío es inexistente.

El combate libre como tal sí que nos ha gustado bastante, pues es perfecto para esos momentos en los que sólo queremos entrenar. También es un paso más hacia agilizar las mecánicas tradicionales y seguramente se convierta en habitual. Porque vamos, nosotros seríamos incapaces de volver a las limitaciones del antiguo sistema de cajas de PC, por citar un ejemplo.

Para concluir este repaso a la jugabilidad de Pokémon Escarlata y Púrpura, debemos hablar de la gran novedad de los combates: la teracristalización

Y lo tenemos bastante claro: en lo visual nos parece una de las mecánicas menos interesantes que se han introducido, llegando a resultar incluso un pelín ridícula por momentos. La cristalización mola, pero ponerle objetos gigantes en la cabeza a los Pokémon no nos ha convencido.

Pokémon Escarlata y Púrpura

¿Pero en lo jugable? Es la mejor mecánica que se ha introducido en los combates hasta la fecha. Cada Pokémon cuenta ahora con lo que se conoce como teratipo; en la gran mayoría de casos, se corresponde con el tipo al que pertenece el Pokémon, pero es posible conseguir o encontrar combinaciones locas, como, por ejemplo, un Fuecoco con teratipo agua. 

Al activar la teracristalización, esto provoca que durante ese combate Fuecoco se convierta a efectos prácticos en un Pokémon de tipo agua. Y en ese estado, la potencia de los movimientos acuáticos se incrementa. 

Semejante poder tiene sus límites, claro, pues sólo se puede usar una vez por combate. Pero pensad en las posibilidades; esto añade una nueva capa de complejidad y estrategia como nunca antes se había visto, especialmente de cara a sorprender al rival dándole una vuelta al enfrentamiento. 

Estamos convencidos de que va a revolucionar por completo el competitivo y nos va a dejar grandes momentos.

¿Son difíciles Pokémon Escarlata y Púrpura?

La dificultad siempre ha sido un tema peliagudo en la saga Pokémon, pues con el paso del tiempo los juegos han ofrecido cada vez menos reto. Con Pokémon Escarlata y Púrpura es bastante complicado determinar si son juegos fáciles o difíciles, pues como comentábamos hace un momento, los desafíos de la historia se pueden afrontar en el orden que queramos.

Creemos que esto es una buena decisión, ya que los entrenadores que busquen un gran reto pueden ir directamente a por los gimnasios más complicados. Mientras que los que prefieran ir a lo seguro pueden intentar seguir el orden que sugiere el juego para evitar grandes problemas.

Así que ¿son difíciles Pokémon Escarlata y Púrpura? La respuesta es... que depende enteramente de vosotros y cómo juguéis.

La historia de Paldea: haciendo honor a su condición de JRPG

No os vamos a engañar: lo último que esperábamos era que Pokémon Escarlata y Púrpura nos sorprendiesen con su historia. Pero lo han hecho y para muy bien.

Lo primero que nos sorprendió, nada más empezar la aventura, es el estilo cinematográfico que tienen las secuencias de vídeo, algo bastante atípico en la saga Pokémon. Curiosamente, y debido a este salto cinematográfico, Pokémon Escarlata y Púrpura son los juegos en los que más hemos echado de menos voces durante los diálogos. 

Estos son los mejores routers gaming

Estos son los mejores routers gaming

El gaming tiene unas exigencias muy particulares en cuanto a conexión. Eso hace que seguramente sea una buena idea apostar por un router gaming.

Ver listado

El número de escenas de vídeo también es bastante superior al de otras entregas, aunque esto tiene trampa: las secuencias se concentran sobre todo al principio del juego y al final. Habría sido preferible que estuviesen mejor repartidas... Y los líderes de gimnasio eran ideales para esto.

Porque Escarlata y Púrpura repiten un error muy habitual: la escasa relevancia que tienen la mayoría de líderes. Hay algunos memorables (e-Nigma, la streamer, es nuestra favorita), pero todo sucede tan rápido que dentro de unos meses los habremos olvidado. Y creemos que la historia ganaría muchísimo si en lugar de saltar de uno a otro, tuviesen un mayor protagonismo.

Pokémon Escarlata y Púrpura

Dicho esto, en Pokémon Escarlata y Púrpura también se da protagonismo a otros personajes, en particular a los que guardan relación estrecha con las tres tramas del juego. Aquí sí que hemos apreciado un salto cualitativo notable, llegando a interesarnos por las historias de estos personajes e incluso consiguiendo que sintamos que no todo gira alrededor de nuestro/a entrenador/a.

Y la propia historia nos ha sorprendido, en parte porque trata algunos temas muy inesperados para un Pokémon, como por ejemplo el acoso escolar (nos ha encantado el girito que le meten al Team Star co esto). Pero sobre todo porque es interesante y pasan cosas interesantes; no había un Pokémon tan fresco en lo narrativo desde Blanco y Negro. Hay partes que son puro JRPG.

Evidentemente hay margen de mejora y si se lo compara con los grandes del género se queda por debajo, pero nos alegra mucho ver que Game Freak empieza a dar más importancia a la historia.

Contenido post-juego: ¿qué queda tras terminar la aventura?

En cuanto al contenido post-juego de Pokémon Escarlata y Púrpura, encontramos que es algo más reducido que en otras entregas, quizás debido a que el grueso de la historia puede llevarnos más tiempo.

Resulta bastante extraño, por ejemplo, que no se haya incluido una Torre Batalla, algo que siempre ha funcionado muy bien. Y también hay algunas decisiones cuestionables, como que no se pueda repetir la Liga Pokémon. Hay algo parecido que lo sustituye, pero deja bastante que desear.

Pokémon Escarlata y Púrpura

Parece que en estas entregas el foco del post-juego va estar en las teraincursiones, pues las de mayor nivel son un auténtico desafío y los premios por superarlas son muy jugosos.

Con el multijugador para cuatro personas sucede algo curioso, y es que la idea es muy buena pero se le saca poco partido. Está bien poder unirnos a la partida de otro jugador y hay beneficios muy interesantes, como que aparezcan los Pokémon exclusivos de la otra versión en estado salvaje, pero las interacciones entre jugadores disponibles son muy escasas y, al final, cada uno tira por su lado. 

Nos da la sensación de que, en realidad, este modo multijugador es un tanteo de cara a un futuro MMO de Pokémon, algo que la comunidad lleva pidiendo desde hace años. 

Apartado audiovisual: tan confuso que se hiere a sí mismo

Llegamos al punto más oscuro del análisis de Pokémon Escarlata y Púrpura, y si sois seguidores de la saga... ya os podéis imaginar de cuál se trata: los gráficos. Una vez más, Pokémon no da la talla y nos deja dos juegos con un nivel técnico bastante pobre. 

"Popping" a mansalva, sombras que parpadean continuamente, suelos que desaparecen, personajes que reducen su tasa de fotogramas drásticamente en cuanto nos alejamos... y hasta un extrañísimo efecto sobre colinas y otras superficies de tierra que sólo se puede definir como terraformación, son sólo algunos de los fallos gráficos con los que nos hemos topado.

Pero el mayor problema es sin lugar a dudas el "framerate". Y vamos a ser brutalmente honestos con vosotros: las caídas de fps que tienen Escarlata y Púrpura son de las peores que hemos visto en mucho tiempo. Hay momentos en los que el juego va a cámara lenta, literalmente, y resulta muy molesto. Esto sucede sobre todo al jugar en TV, pero el modo portátil tampoco se libra.

Pokémon Escarlata y Púrpura

Y resulta irónico, porque Pokémon Escarlata y Púrpura también son los juegos en los que se aprecia un mayor salto tecnológico. La evolución visual respecto a las últimas entregas es evidente, sobre todo en los propios Pokémon, que cuentan con texturas mucho más detalladas.

Pero por mucho que haya mejorado, sigue sin estar a la altura de otros juegos de Nintendo Switch. Y lo que es peor: presenta problemas que pueden afectar a la experiencia.

Por suerte no todo es malo: a nivel de diseños, la Gen 9 nos deja Pokémon que molan muchísimo (no habéis visto nada, os lo aseguramos). En nuestra partida, hemos cambiado constantemente el seis inicial porque cada poco nos topábamos con una criatura nueva que nos gustaba más que la anterior. 

Pokémon Escarlata y Púrpura

Lo que no nos gusta es que se haya limitado tanto el vestuario del o la protagonista, pues ahora sólo podemos alternar entre cuatro uniformes de la academia, uno por cada estación. Lo que sí se puede cambiar con libertad son los accesorios de pies, manos y cabeza, así como la mochila. Vale que tiene cierto sentido desde un punto de vista argumental, pero nos parece un paso atrás.

Y como viene siendo ya costumbre, la banda sonora de Pokémon Escarlata y Púrpura es magnífica. No sólo por la calidad de las composiciones, pegadizas hasta decir basta, también por la enorme variedad que encontramos. 

Mejores accesorios para Nintendo Switch que puedes comprar

Mejores accesorios para Nintendo Switch que puedes comprar

Estos son los accesorios clave para exprimir al máximo tu Nintendo Switch: mandos, fundas, tarjetas de memoria y muchos más.

Ver listado

Cada zona tiene canción propia, y no sólo al explorar: también al combatir. Y lo mejor de todo es que se trata de melodías dinámicas que se ajustan a nuestras acciones, cambiando su tempo en función de si caminamos agachados, nos desplazamos a pie, vamos sobre la Pokémontura...

Entre nuestras melodías favoritas están el tema de exploración y combate de la primera zona, las canciones de las batallas contra el Team Star y la melodía de las teraincursiones, que es sin lugar a dudas la que ha compuesto Toby Fox, creador de Undertale.

Precio y plataformas disponibles

¿Pensando en haceros con Pokémon Escarlata y Púrpura? Los juegos están disponibles para la consola Nintendo Switch y sus variantes, Nintendo Switch Lite y Nintendo Switch OLED, a partir del 18 de noviembre.

A la hora de adquirirlos, existen varias opciones: cada juego se vende por separado a un precio de 59,95 €. Pero si queréis los dos, también hay disponible un pack dual de Pokémon Escarlata y Púrpura que incluye ambos juegos con steelbook. Tiene un precio de 119,99 €.

Por último, y para aquellos que aún no tengáis la consola, desde el pasado 4 de noviembre está a la venta una Nintendo Switch OLED Edición Limitada Pokémon Escarlata y Púrpura, con motivos de Koraidon y Miraidon, a un precio de 359,99 €.

Veredicto final: orgullo paldeano

Siempre es emocionante jugar a un nuevo Pokémon, especialmente si hemos crecido al mismo tiempo que lo hacía la saga. Y más emocionante todavía es hacerlo de primero mano, sin destripes, maravillándonos ante cada descubrimiento en esta nueva región. 

Pero Pokémon Escarlata y Púrpura, además de emocionantes, son dos de las entregas más especiales de toda la saga.

El primer motivo, y quizás el más importante, es que la renovación de la fórmula que comenzó con Leyendas Pokémon: Arceus aquí se ha culminado, dejándonos dos entregas que apuestan por mantener los elementos que mejor funcionaban en el pasado y añaden un sinfín de novedades, entre las que destaca el mundo abierto y la estructura de la historia, también abierta.

Pokémon Escarlata y Púrpura

Pero a quién queremos engañar: Pokémon Escarlata y Púrpura son muy especiales para nosotros, los jugadores españoles, por permitirnos vivir una aventura en el equivalente a la Península Ibérica del mundo Pokémon. 

Llegar a una nueva localización y reconocer la ciudad o ciudades que han servido como inspiración, entrar a las tiendas y encontrar a la venta cosas como paella o tortilla, cazar un Pokémon con forma de aceituna o pillar todas las referencias a nuestra cultura que el equipo de localización ha colado (una vez más con una traducción de las que marcan época), son sólo algunos ejemplos.

Estar basado en España le da un encanto especial. Así que no sabéis cuánto nos alegra que de entre todos los juegos posibles, después de tantas entregas que no sabían muy bien qué dirección seguir... Haya sido el nuestro, el "Pokémon Españita", el que ha salido tan cojonudo. Y ahora, como dirían en Paldea: ¡astro la vista!

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Pokémon Escarlata y Púrpura capturan toda la magia del pasado y la funden con las mejoras del futuro, dando como resultado dos entregas frescas y con muy buenas ideas. El apartado gráfico siegue siendo su gran debilidad, pero brillan con tanta fuerza en todo lo demás y son juegos TAN especiales... que se llevan nuestro sobresaliente.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

El mundo y desarrollo abiertos. La historia, de las mejores de la saga. La banda sonora. Paldea. La teracristalización (a nivel jugable).
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Sigue siendo un juego muy pobre gráficamente y tiene serios problemas de fps. El post-game está más descuidado de lo habitual.

Plataformas:

Nintendo Switch

Versión comentada: Nintendo Switch

Hobby

90

Excelente

Y además

Pokémon Escarlata

Plataformas:

Nintendo Switch

Lanzamiento: