Silt

Silt nos propone sumergirnos en un océano de blancos y negros donde siempre hay un pez más grande. En nuestro análisis, os contamos si merece la pena darle una oportunidad  a este curioso "Limbo submarino".

Durante el último Nintendo Indie World se anunciaba la fecha de lanzamiento de Silt, un juego de exploración submarina y puzles en blanco y negro presentado en junio de 2021. 

Y basta un breve vistazo para adivinar cuál ha sido la principal inspiración de sus creadores, los ingleses Spiral Circus: Limbo, el aclamado juego de Playdead que con su mezcla de plataformas, puzles y una estética única logró dejar una huella imborrable en 2010.

A primera vista Silt es un "Limbo submarino", pues el planteamiento e incluso la estética son muy similares, pero la acción se desarrolla en todo momento bajo el agua. Ahora bien, ¿es un simple clon que no logra estar a la altura de su inspiración o es capaz de destacar por sus virtudes? 

Os lo contamos en nuestro análisis de Silt.

En el océano de la locura

Este será un análisis muy breve, pues Silt sigue a pies juntillas la fórmula de Limbo e Inside. Con esto, lo que queremos decir es que se trata de un juego sencillo a nivel mecánico y bastante parco en duración, así que cualquier palabra de más que podamos decir podría arruinaros la experiencia.

Como reza el único texto que se muestra en todo el juego, nada más dar comienzo, nuestro objetivo es hacernos con los ojos de los goliats que moran en las profundidades para así despertar una misteriosa máquina. 

Silt

La historia tiene en todo momento un tono surrealista y está narrada de forma que nunca queda del todo claro qué estamos haciendo o que está pasando. De nosotros depende extraer conclusiones de los acontecimientos que presenciamos.

Así, nos ponemos en el papel de un buzo que debe abrirse un paso a través de los escenarios sorteando los peligros del mar (un mordisco supone la muerte) y resolviendo toda clase de rompecabezas. 

Las controles son muy sencillos: podemos desplazarnos, desplazarnos a mayor velocidad y encender una linterna para alumbrar zonas oscuras. Tenemos, sin embargo, una última acción a nuestra disposición que es el núcleo de la jugabilidad: la posesión.

Silt

Manteniendo pulsado el botón correspondiente, un ¿hilo? ¿Brazo? ¿Haz? ¿Tentáculo? de luz blanca sale de la cabeza del buzo y podemos llevarlo hasta casi cualquier criatura para tomar su control.

La inmensa mayoría de puzles de Silt giran alrededor de esta mecánica, pues cada una de las criaturas del fondo marino cuenta con una habilidad única de la que debemos sacar partido para progresar. Por ejemplo, podemos poseer a peces de pequeño tamaño para colarnos por espacios por los que el buzo no cabe, o poseer a una piraña para cortar cadenas de metal.

El resultado son rompecabezas de lo más ingeniosos en los que debemos sacar partido de todas las criaturas a nuestra disposición, a veces combinando sus habilidades para progresar. El único "pero" que tenemos es que algunas de estas habilidades son un tanto imprecisas y requieren ser utilizadas en secciones que requieren mucha precisión, dando lugar a momentos de frustración.

Silt

Pero, por lo general, estamos muy satisfechos con esta mecánica de Silt y creemos que es el aspecto que lo hace destacar al lado de sus congéneres. Siendo justos, Inside también presentaba una mecánica basada en el control mental que puede que haya servido de inspiración, pero no estaba tan trabajada como la que presenta el juego de Spiral Circus.

El otro aspecto a destacar de Silt es su apartado audiovisual. Aunque a primera vista parece un "simple" juego en blanco y negro, en cuanto nos fijamos con atención descubrimos un estilo artístico muy detallado y particular, obra del artista conocido como Mr Mead

Recuerda a trazos hechos a lápiz como los que ilustrarían un libro de cuentas tétricos sobre el folclore de una región olvidada de Europa. Este estilo, unido al magnífico diseño de audio, logra que Silt genere en todo momento una enorme inquietud... que se acerca peligrosamente al terror en varias ocasiones.

VIDEO

SILT - Tráiler de anuncio

El problema es que cuando más estamos disfrutando de Silt... Se acaba. Y diréis: "pero Limbo e Inside también son cortos". Sí, pero no tanto como el juego que nos ocupa. La obra de Spiral Circus se puede completar sin problemas en una tarde (e incluso en menos).

Aunque, quizás, el problema no sea la duración como tal, sino la sensación de que la mecánica de posesión daba muchísimo juego y se le podía haber sacado más partido, ya fuese con más puzles o con un mayor número de criaturas con habilidades únicas a poseer.

Silt

Es una lástima que sus defectos le hagan quedarse unos peldaños por debajo, porque creemos que Silt tiene potencial de sobra para estar a la altura de Limbo. Y eso son palabras mayores. 

En cualquier caso, y dado que no parece que vayamos a tener noticias sobre el nuevo juego de Playdead por el momento, Silt es un aperitivo más que recomendable que saciará el apetito de los amantes de este tipo de juegos surrealistas.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Sus defectos le hacen quedarse unos peldaños por debajo de los juegos en los que se inspira, pero la opresiva ambientación y la mecánica de posesión hacen de Silt una opción más que recomendable para los amantes de estos juegos surrealistas.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Visualmente es toda una experiencia. El diseño del audio. Una propuesta con mucho potencial...
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

...Pero cuando te quieres dar cuenta se ha acabado. Algunas mecánicas son imprecisas. No es muy original.

Plataformas:

Nintendo Switch,

PC,

PS4,

PS5,

Xbox One,

Xbox Series X

Versión comentada: Nintendo Switch

Hobby

70

Bueno

Y además

Silt

Carátula por defecto

Plataformas:

Nintendo Switch, PC, PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X

Lanzamiento: