Titan Quest
Análisis

Análisis de Titan Quest, el mítico RPG para PS4 y Xbox One

Por José L. Ortega

Versión comentada: PS4

Titan Quest es un clásico de los Action-RPG. Doce años después de su lanzamiento original en PC, THQ Nordic lo trae de vuelta para PS4 y Xbox One. Si bien es cierto que los años le pesan sobre una losa romana, no está de más tener en cuenta a uno de los títulos más míticos de un género gobernado por la saga Diablo.

En el año 2006 se publicaba Titan Quest, un Action-RPG de gran calidad desarrollado por el estudio Iron Lore. El juego obtuvo una gran recepción, tanto por parte de la crítica como por el público, demostrando que había alternativas de calidad que podían disputarle la supremacía a la saga Diablo.

Ahora, doce años después, aprovechando la vertiente de una industria empeñada en resucitar clásicos por medio de adaptaciones, remasterizaciones, remakes y demás, Titan Quest llega a PS4 y Xbox One. Pronto lo hará en Nintendo Switch.

titan quest

Es obvio que hay productos que resisten mejor que otros el paso del tiempo. Una consecuencia inherente, en parte, por su concepto. En este caso, el regusto es ciertamente amargo. Ya sea por el medio o por el desarrollo superfluo, Titan Quest en PS4 y Xbox One no está a la altura de su concepción original.

Un argumento titánico

Una buena historia es inmune al paso del tiempo. Y eso lo conserva fenomental esta nueva versión de Titan Quest. No hay que olvidar que el desarrollo de la obra está realizado por Brian Sullivan, co-creador de la saga Age of Empires, y por Randal Wallace, escritor de Braveheart.

El juego nos sitúa en marcos históricos ambientados en la Antigua Grecia, Egipto y Asia, salvo que en esta ocasión los Titanes han escapado de su prisión eterna, causando estragos en la tierra. La humanidad está en peligro y necesita un héroe.

Ahí entramos en juego nosotros, como jugadores. Tras crear a nuestro personaje -sexo, nombre y poco más-, un hombre llamado Corythus nos insta a dirigirnos a Helos a ayudar a unos guerreros en una villa, asediados por un poderoso chamán que, junto a su séquito, está acabando con todos los cultivos del lugar.

titan quest

Una tarea no demasiado intransigente, que sirve de perfecto tutorial para familiarizarse con el concepto de una obra que nos lleva a explorar el mundo antiguo, enfrentándonos a numerosos peligros y bestias mitológicas en lugares como el Partenón, las Pirámides o los Jardines Colgantes de Babilonia. Además, esta versión de Titan Quest incluye la expansión Inmortal Throne, por lo que el contenido se multiplica, y las horas de juego se aumentan. Completar todo lo que ofrece puede sobrepasar las cuarenta horas.

Los mejores RPG o juegos de rol de 2018

En este aspecto hay poco que reprochar, ya que su narrativa mantiene el interés en todo momento, especialmente por sus tintes que combinan la presencia de lugares o personajes históricos con seres mitológicos de ficción. Durante el desarrollo, además, hay numerosas misiones secundarias que ofrecen variedad. El juego tiene las voces en inglés, pero los textos se muestran en castellano. Eso sí, el tamaño de los subtítulos es enano. Si sois miopes, tendréis que pegaros bien a la pantalla para leer lo que nos dicen los NPCs, aunque vuestras madres os riñan por estar tan cerca.

El pesar de los años

Ocurre en los videojuegos, pero también en otros medios de entretenimiento, como el cine. Revisitar una obra que en su día dejó un buen calado y, años después, ver como ese recuerdo se emborra al darte cuenta que no es tan bueno como recordabas. Con eso, no decimos que Titan Quest sea malo. En absoluto. Pero lo cierto es que si a sus mecánicas y concepto estancados, le unimos un pobre aspecto técnico, se consuma el desastre.

titan quest

El ocio digital ha evolucionado muchísimo en estos doce años, y eso pesa como una losa en Titan Quest. Un título que en su momento innovaba, pero que ahora no sorprende para nada. Su pretexto resulta ahora un tanto simplista. Básicamente, todo se trata en investigar por los escenarios -mantiene la sensación de libertad- y acabar con los enemigos a medida que cumplimos misiones y subimos el nivel de nuestro personaje. Las ganas por explorar están siempre presentes, pero la escasa variedad de situaciones u objetivos es un riesgo para que la monotonóa haga acto de presencia.

Las batallas del juego transcurren en tiempo real, aunque acaban resultando bastante mecánicos. Y no parece que sea solamente culpa del traslado de teclado y ratón a mando. Podemos personalizar el ataque de nuestro personaje casi a nuestro guto, bien con armas cuerpo a cuerpo -hachas, espadas, etc-, con ataques mágicos por medio de bastones -ideal para atacar a distancia, junto con los arcos- o incluso combinando espada y escudo. Hay varias posibilidades interesantes, y dos estilos que se pueden variar por medio de un acceso rápido, tras su previa configuración. Para adaptarnos de forma dinámica al tipo de enemigo, ya que cada uno de ellos tiene una debilidad diferente.

titan quest

Pero, a estas alturas, las refriegas resultan bastante automatizadas y poco prácticas. Las de transición, que son norma general en el desarrollo, pueden resolverse prácticamente dejando el dedo pulsado en el botón de ataque. Aunque sería injusto decir que todas son así. A medida que acabamos con los nutridos grupos de enemigos, estos dejan suculentos botines que debemos ir "rapiñando" para mejorar las estadísticas de nuestro personaje y que nos resulte sencillo proseguir.

Destellos de la grandeza que un día hubo

La gestión del personaje es vital para alcanzar el final. Aunque todo ello se realiza por un sistema de menús poco prácticos e intuitivos, especialmente a la hora de gestionar el inventario; hecho que se realiza constantemente para liberar hueco a los nuevos objetos -o para guardar ese talismán poderoso que no podremos utilizar hasta alcanzar el nivel requerido-. Así se consigue sensación de progreso e interés en el jugador en seguir en búsqueda de una nueva armadura o arma que le ayude en el objetivo final. RPG en estado puro.

¿Todavía no tienes protegidos tus sticks analógicos del mando de PS4?

Si bien el desarrollo ofrece altibajos en cuanto a la diversión, todo se merma con la constante presencia de incómodos bugs en pantalla que entorpecen considerablemente la experiencia. Hay muchos, y es poco justificable, teniendo en cuenta la antigüedad de la obra. Tampoco se han esmerado demasiado en tratar de adaptar a nuestros tiempos las secuencias cinemáticas.

titan quest

Titan Quest contiene también un apartado multijugador online bastante interesante en el que hasta seis jugadores pueden aprovechar las virtudes cooperativas para trabajar y cumplir la misión en equipo. No habría estado de más algo similar en modo local, aunque fuera para dos jugadores.

Valoración

A Titan Quest le pasa factura el inexorable paso del tiempo. Es inevitable. Si a eso le unimos que no se han esperado mucho en la adaptación, que cuenta con bastantes bugs, la situación empeora. Si perdonáis sus achaques de la edad, encontraréis una propuesta con ciertas virtudes que os harán querer seguir más allá.

Hobby

60

Aceptable

Lo mejor

La historia, tan interesante y profunda como de costumbre. Sensación de progreso pura de RPG. Bien adaptado al mando.

Lo peor

Técnicamente es pobre, y tiene bastantes bugs. El sistema de combate es demasiado mecánico. El paso de los años no le ha sentado bien.

Y además