Tunic, análisis del mejor "Zelda" indie que vas a jugar este año en Xbox y PC, disponible ya en Game Pass

Análisis Tunic PC Xbox

Hay juegos con los que bastaría decir "cómpralo", y no haría falta escribir ni una palabra más. Tunic es uno de esos casos. Y cómo vamos a ver en este análisis, cuanto menos sepas del juego, casi que mejor...

En un tiempo en el que los videojuegos se han ido moldeando y adaptando para intentar conquistar al gran público, eliminando dificultades y allanando el camino, sorprende encontrarse con juegos que no te lo dan todo "mascadito", y te invitan a pensar, probar y/o explorar, sin llevarte de la mano. 

Como vamos a ver en este análisis de Tunic para Xbox y PC, esta "pequeña" joya indie es uno de esos juegos. Uno que además, salvando las distancias, nos ha recordado a Jonathan Blow, el creador de joyas como Braid o The Witness, en tanto en cuanto invitan al jugador a pensar con las reglas del juego.

VIDEO

Así es Tunic, el "zelda" indie más bonito de 2022

O incluso, por algunos detalles, nos ha traído a la memoria otro éxito indie, Fez. Será casualidad o no, pero Tunic también es obra de una única persona, Andrew Shouldice, como lo fue Braid en su día para Jonathan Blow. 

La mejor forma de describirlo sería como una preciosa aventura tipo Zelda con estética isométrica y gráficos "low-poly"... pero decir eso sería quedarnos cortos, o más bien en la superficie.

La gracia de Tunic reside en descubrirlo todo por uno mismo. Detallar en exceso mecánicas e ideas o adelantar alguna sorpresa, sería arrebatarle toda la gracia al juego. Y es algo que vamos a intentar no hacer en este análisis, e iremos con pies de plomo para desvelar lo justo y necesario... 

El juego arranca, como otras grandes aventuras, con numerosas preguntas e incógnitas. Tunic apenas nos da pistas, ni nos cuenta nada, más allá de soltarnos en un agreste mundo (que podéis apreciar en todo su esplendor con los telescopios que nos dan una visión más amplia), donde controlamos a un zorro.

Análisis Tunic Xbox

Como en las exitosa saga de aventuras creada por Shigeru Miyamoto, comenzamos desarmados y poco a poco, a través de inexplicables ensoñaciones, vamos intuyendo pinceladas de lo que está pasando: una diosa atrapada, un héroe que debe salvarla... nada realmente nuevo.

Pero sí lo es el desarrollo y la forma en que se nos presenta esta sobada historia. Un diseño inteligente que sigue a pies juntillas los patrones de las aventuras tipo Zelda de la era 8 y 16 bits, pero con una pequeña vuelta de tuerca que es, paradójicamente, una puesta al día de esos conceptos y, al mismo tiempo, un homenaje a esas aventuras de los 80 y 90.

Así pues, sin apenas indicaciones (y las pocas que hay, tampoco las entendemos porque están en un idioma que desconocemos) empezamos a movernos por un colorido e intrincado mundo, en el que no faltan entornos de todo tipo, desde bosques a ruinas, pasando por templos, mazmorras, cuevas, una cantera o una gigantesca biblioteca.

Opinión Tunic Xbox PC

En muchos de estos lugares encontraremos altares, pozos, unas extrañas marcas en el suelo, puertas que inexplicablemente no podemos abrir, vestigios de grandes héroes del pasado y mil y una incógnitas más. Y por supuesto, enemigos de todo tipo.

La vista isométrica y el propio diseño del mapa hace que, en numerosos casos, llegar hasta una nueva zona no sea tan evidente como pudiera parecer, lo que implica explorar y encontrar una ruta alternativa, un objeto o poder que todavía no tenemos y que nos permita avanzar. 

Todo eso, teniendo en cuenta que hay atajos, caminos que podemos desbloquear bajando una cuerda o un puente (lo que nos ahorrará largos paseos) o secretos, sin olvidar muchas cosas que la vista isométrica nos "oculta", como pasillos o cofres, para que investiguemos hasta el último esquinazo.

Los discos duros externos más vendidos en Amazon España

Los discos duros externos más vendidos en Amazon España

Estos son los discos duros externos que más éxito tienen en Amazon España en distintas capacidades de almacenamiento.

Ver listado

Todo mientras nos vamos pertrechando: aparte de los pertinentes espada y escudo, pronto iremos consiguiendo "cantimploras" para recuperar vida, objetos consumibles que, salvo las evidentes bombas, no sabremos qué uso tienen hasta que los probemos (desde señuelos del protagonista a comestibles que nos dan más fuerza temporalmente)... 

A medida que exploramos, también vamos encontrando páginas de lo que parece el manual del propio juego, uno de los elementos clave en Tunic, y uno de los guiños más inteligentes que ofrece, ya que será el lugar al que acabaremos recurriendo cuando estemos perdidos y necesitemos pistas.

Y te avisamos: vas a estar perdido unas cuentas veces. ¿Te acuerdas de la frecuencia del códec de Meryl en Metal Gear Solid, que sólo podías encontrarla en la carátula del juego? Pues sin destripar nada, hay detalles que están casi a ese mismo nivel. Incluso la estética, que remite a los manuales impresos de muchos juegos.

Y si no has cogido la página en cuestión que te da la pista... pues te tocará explorar para encontrarla, buscar en internet o imaginártelo, porque el juego no te va a ayudar de otra manera. Y si la tienes, en ocasiones la pista no es tan obvia y tendrás que revisar atentamente "hasta el último detalle"...

Análisis Tunic Xbox PC

Las páginas de este manual también desglosan mecánicas que no se explican en otra parte del juego, detallan cómo es el mapa de algunas mazmorras y zonas o, directamente, nos adelantan qué podemos hacer con algunos objetos, por poner algunos ejemplos.

Y es que todo en Tunic es bastante críptico, enigmático, para que sea el jugador quien lo descubra. Incluso en los momentos en que tienes varios sitios a los que ir, y libertad para elegir el orden, incluso ahí, nada será evidente, ni llegarás fácilmente a tu destino. El "backtracking" también está presente.

Y en cierto modo, es en ese desafío constante donde reside parte de su encanto. No me da vergüenza reconocer que me he quedado atascado en varias ocasiones, y por suerte, el editor del juego, Finji, puso en marcha un canal de Discord donde la prensa nos hemos ayudado compartiendo hallazgos y pistas.

También hay toques de rol, puesto que podemos mejorar la fuerza, ataque, magia, defensa y otras estadísticas de zorrillo (algo que, de nuevo, sólo descubrirás gracias al manual), y que es fundamental para poder enfrentarte a criaturas cada vez más fuertes, incluidos unos despiadados y duros jefes finales.

Análisis Tunic

Y si las páginas o el desarrollo son un guiño al pasado del género aventurero, tampoco faltan los toques y detalles de las aventuras actuales, como los "soulslike", que no son pocos.

No sólo por los mencionados caminos que vamos habilitando y que nos ahorran paseos, también dejamos una suerte de "espíritu" al morir con parte del dinero que hemos recogido.

También el combate de Tunic también tiene "algo" de soulslike: podemos asignar armas y objetos a los botones X, Y y B del mando, como la espada, un báculo que lanza proyectiles de fuego o una daga que congela (o las bombas que hemos mencionado antes).

Machacando el botón de la espada podemos enlazar espadazos; el gatillo derecho lo usamos para bloquear con el escudo, el izquierdo para fijar la cámara en el enemigo y con A rodamos por el suelo para esquivar, siendo unos breves instantes inmune a cualquier daño. El timing, pues, es clave.

Los mejores juegos de Xbox Series X|S hasta la fecha

Los mejores juegos de Xbox Series X|S hasta la fecha

Top con los mejores juegos de Xbox Series X|S actualizado a fecha de febrero de 2021. Os contamos cuáles son los mejores videojuegos para Xbox Series X y S.

Descúbrelos

Pero no sólo eso: Tunic también tiene una barra de energía que limita nuestras acciones. De este modo, no podemos estar protegiéndonos todo el rato con el escudo (cada impacto reduce la resistencia, que se recupera sola), ni rodando por el suelo, porque nos quedaremos sin esta "estamina", y los ataques nos causarán más daño.

Esto es especialmente evidente, hasta el punto de desesperar en algunos casos, con los jefes finales, que no son precisamente fáciles. Si no tienes un nivel mínimo de daño y defensa, les quitarás menos energía y el combate se alargará. Como todo, tiene truco y si estudias sus patrones, y "ratonas", les vencerás.

Eso sí, si mueres en el intento y has usado, por ejemplo, todas las bombas... ya no tendrás ni una cuando reaparezcas, teniendo que "grindear" monedas para poder comprar más.

Como decimos, bajo ese aspecto colorista, simpático y muy atractivo, se esconde una "aventura" que navega entre las ideas de antes, y las de ahora. Aquí no tienes hada que te ayude, ni quien te indique cómo llegar al siguiente punto. Estás solo ante el peligro, y eso acaba siendo maravilloso.

Tunic PC

Un esquema que a título personal me ha encantado, y sobre el que no ahondaré más por no destripar nada a nadie. Es más, si pensáis jugar a Tunic, os recomiendo que lo hagáis sin ayuda, sin guías... sólo vosotros con el juego. O acudiendo a ellas sólo cuando realmente estéis bloqueados.

Tunic es una "pequeña" maravilla que, a poco que te gusten las aventuras y los desafíos, disfrutarás a lo grande. Y aún siendo un juego modesto, su preciosísimo apartado técnico le dota de una personalidad y una belleza únicas, difíciles de olvidar.

Sus gráficos "low poly" (o con modelos con pocos polígonos), junto con la perspectiva isométrica y unos logrados efectos (por ejemplo, la luz que se cuela entre los árboles en el bosque), ayudan a crear una atmósfera de juego fascinante, a lo que hay que sumar los pequeños detalles... 

Como en Zelda, puedes cortar la hierba poligonal o las señales de madera con un simpático efecto. Objetos especiales como un pequeño candil arrojan la luz justa para iluminar una oscura cueva, con un efecto que es para quitarse el sombrero. Y hay muchos ejemplos más. Tunic es un juego PRE-CIO-SO.

Es uno de esos títulos en los que se nota que se ha invertido un cariño enorme, poniendo cuidado y mimo hasta en el último detalle, como las surrealistas tiendas donde compramos objetos.

Añade una música pegadiza, igualmente sublime y que casa con la acción y cada escenario como anillo al dedo, y unos buenos efectos de sonido (el soniquete de los jefes es de esos que se quedan), y el resultado es una aventura que no te debes perder por nada del mundo, si alguna vez has disfrutado con un Zelda.

Además, tiene contenido "post juego", y más sorpresas de las que os podemos contar aquí sin destripar nada. Eso sí: Tunic es en ocasiones es un juego "tramposo", escondiendo las posibles rutas por las que avanzar con pequeñas triquiñuelas (como giros de cámara que esconden el camino hasta llegar a un punto del escenario).

También tiene pequeños fallos en colisiones, algún efecto o textura "bailonga" y un combate que, por su parte, puede resultar simplón, si bien algunos jefes y situaciones disparan puntualmente la dificultad (de nuevo, dependiendo de tu habilidad pueden costarte más o menos), y pueden frustrar levemente. 

Pero con paciencia y tiempo... todo se supera. Y antes de llegar a esa situación, a bloquearte o frustrarte,  Tunic ya se las habrá ingeniado para haberte conquistado y enamorado con sus numerosas virtudes.

De verdad, si tienes Xbox y PC y su estética o planteamiento te llaman mínimamente, dale una oportunidad, ya sea comprándolo por 29,99 euros o descargándolo de Game Pass (aunque Finji dijo que no estaría en Game Pass, finalmente sí lo está, y desde hoy mismo). Porque a poco que te atraigan los juegos que no son un paseo, Tunic no te defraudará.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Sin duda, el mejor "Zelda" que no es de Nintendo, una aventura única tanto en planteamiento visual como en presentación, que pone sobre la mesa ideas inteligentes y que cualquier fan de las aventuras que busquen un nuevo reto debería jugar en Xbox o PC. Así de sencillo. Juégalo, y no te arrepentirás.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Gráficos, música, esquema de juego... Es un juego desafiante, no te lleva de la mano. El manual y sus páginas.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Combate sencillo. En ocasiones es un juego "tramposo". Pequeños fallos técnicos. Que no te guste quedarte atrancado.

Plataformas:

PC,

Xbox One,

Xbox Series X

Versión comentada: PC

Hobby

90

Excelente

Y además

Tunic

Tunic FICHA

Plataformas:

PC, Xbox One, Xbox Series X

Lanzamiento: