Ir al contenido principal
Wasteland 3
Análisis

Análisis Wasteland 3, la tercera entrega de la saga de inXile Entertainment para Xbox One, PS4 y PC

Por José David Muñoz

Versión comentada: PS4

Con este análisis de Wasteland 3 te contamos cómo es la experiencia de juego de esta tercera entrega de la saga, un juego de rol con combates tácticos y una gran ambientación en un futuro desolado, con modo cooperativo.

Cuando hablamos de Wasteland, y de la saga en general, pensamos de manera casi inmediata en el rol en su más puro estilo Occidental, con todas sus facetas. Sin embargo, muchos también asocian la saga a la creación y dirección de Brian Fargo, y es que eso tiene un peso muy grande detrás.

Más allá de que el director y creativo estuviera detrás de la concepción original de la saga Fallout, Fargo es conocido de igual manera por haber sido director del primer título de Wasteland, concibiendo una franquicia más. Un saga que, además, ha visto relanzado el juego que inició Wasteland en una remasterización el pasado 25 de febrero de este año.

Pero no nos andamos con demasiadas florituras, hemos estado probando a fondo Wasteland 3, comprobando si la saga de juegos postapocalípticos sigue en plena forma pese a que el primer Wasteland vio la luz en 1988, Wasteland 2 el pasado 2014 y esta tercera entrega lo haya hecho este año. ¿Y sabéis qué? Podéis estar seguros de ello.

El juego nos vuelve a trasladar a un ambiente desolado y marchito, solo que esta vez controlaremos a dos personajes en un modo cooperativo como ya se vio en su tráiler y sobre el que girará gran parte de la jugabilidad. Todo ello bajo cuatro opciones de dificultad de menor a mayor: Principiante, Habitante del Erial, Ranger y Capullo Supremo.

Cada uno de los modos tiene una serie de ajustes personalizados. Los dos primeros tienen desactivada la opción de fuego amigo con el que no podremos herir a nuestros aliados, mientras que los dos últimos sí que lo tienen activo. Pero, una cosa más, cada dificultad se puede personalizar y si queremos, el fuego amigo se puede activar en cualquier modo aunque esté desactivo por defecto.

Dando los primeros pasos

En Wasteland 3 somos un grupo de Rangers que la sede central ha enviado con un convoy a Colorado para establecer una cadena de suministros que son vitales para Arizona. Pero las cosas se tuercen, claro, y acabaremos solos y con un inicio en el juego algo complicado; aquí las cosas no son fáciles, mucho menos con tanta nieve.

Antes de comenzar, y tras una breve escena introductoria, se puede ver cómo funciona este modo cooperativo, ya que vamos a elegir los dos personajes con los que haremos la historia: 4 parejas. A partir de aquí se ve que en Wasteland 3 es vital que, lo un personaje no tenga bien desarrollado, se deba complementar en el otro, o bien buscar un equilibro. Es decir, si un personaje no tiene habilidades en medicina y/o explosivos, quizá sea buena idea que el compañero sepa hacer algo de eso.

Entre los personajes ya creados para elegir tenemos a los Amantes Punk, a William y Li-tsing -Padre e Hija-, a Dusty y Marie -Mentor y Aprendiz- y a los Genios. Cada uno tiene sus propias habilidades, muy distintos a las de su compañero y algunos similares a las de otras parejas; también tenemos la opción de crearnos nuestros propios personajes si ninguno de éstos nos convence.

¿Todo bien? Entonces ya estamos listos para iniciar la supervivencia en Wasteland 3. Con un breve tutorial se nos muestran las mecánicas de combate, un juego que sigue fiel a la estrategia de tipo de tablero. Algo que, recuerde o no a Wasteland 2, por ejemplo, también se puede encontrar en otras sagas como en Fire Emblem.

En un principio se nos pedirá solamente sobrevivir como podamos, al frío y a los peligros de los Dorsey, la familia que será enemiga nuestra desde el principio, algo que se ve nada más comenzar. Pero bueno, lo que es verdaderamente principal es encontrar al Patriarca, una persona que se dice que es el dueño de todo Colorado.

Una vez que hayamos dado con él, y se hayan erradicado unos problemillas en unas instalaciones que nos cede justo después, nos propone un trato, aunque más bien nos asigna una misión. El Patriarca tiene dos hijos y una hija: Liberty, Valor y Victory, todos unos completos desastres que no quieren seguir los pasos de su padre.

Wasteland 3

Llegados a este punto, ya nos imaginamos que no será tan fácil como lo pintan, el Patriarca nos comenta que cada uno está en un lugar distinto y todos tienen dificultades que nos impiden llegar a ellos, ya sea protección enemiga o simplemente inteligencia por encima de la media. Es a partir de este punto cuando el verdadero mundo de Wasteland entra en acción.

Comencemos por lo básico, porque cooperativo sí, ¿pero hasta dónde?

En cuanto hablemos con el Patriarca, nos pide que solucionemos arreglemos unos asuntos en una residencia que tiene detrás de él. Y es que la zona a la que hemos llegado tendrá un encanto especial y nos servirá de residencia para los Rangers, aunque antes tenemos que ocuparnos de que tenga mejor aspecto, pero en realidad no es para tanto.

Wasteland 3

Tras esto habremos asentado la base de los Rangers, algo ajada y regalada con muchas cosas rotas -objetos y personas- aún dentro. Pero si aún no queremos entretenernos con esto, está bien, el objetivo principal sigue siendo llegar hasta los hijos del Patriarca y llevárselos, ¿fácil verdad? Pues no, por dos sencillas razones.

La primera de ellas es que somos niveles aún muy bajos para pensar en ponernos con la misión, y eso es algo que ni el juego nos dejará hacer. La segunda es que nuestro equipo necesita más ayuda que un F1 con las ruedas pinchadas. Necesitamos personas capaces, como por ejemplo médicos y mecánicos.

Es entonces cuando podemos comprobar, a las pocas horas de haber empezado a jugar, que una cosa lleva a la otra y que, quizá aún no hemos conseguido ni la mitad de la experiencia necesaria para llegar al primer hijo del Patriarca, pero ya llevamos hechos 50 favores.

En un principio, Wasteland 3 es un cooperativo de 2 Rangers, pero ese no es el límite, podemos llevar un máximo de hasta 6 personajes. La limitación se marca a la hora de añadir nuevos Rangers, que será de 4, dejando los otros dos huecos para personajes que se quieran incorporar a nuestra aventura; que los habrá.

En este caso, más personajes no quiere decir mejor, recordemos por un momento el mundo del juego. Tenemos que contar con armas, equipamiento, botiquines, estados alterados en los personajes, munición, que alguno de ellos muera durante un enfrentamiento, etc. Pero como los combates no siempre se podrán solucionar por parejas, esta ayuda extra siempre en bienvenida.

Wasteland 3

Es a partir de aquí cuando se une algo muy interesante a nuestro equipo, y esta vez no es otra persona. Se trata del Kodiak, un vehículo con el que explorar los páramos helados que tiene armas, radar y que será personalizable para todo lo que queramos ponerle. El vehículo es un añadido muy peculiar y atractivo, y se agradece si queremos descansar un poco la exploración a pie.

Pero -siempre hay un pero- hay que cuidarlo bien, como si fuera una persona más del equipo. En la nieve se puede quedar atascado, sufrirá daños y necesitará reparaciones que gastarán recursos. Es por esto que, de primeras y antes de seguir, tenemos que reclutar a personal que nos eche una mano.

Pero, ¿qué ocurre a partir de ahora?

Los enfrentamientos, como ya os hemos dicho, seguirán siendo de estrategia con Puntos de Acción en un mapa de tipo tablero, el cual se desplegará una vez que decidamos atacar. Esto quiere decir que tendremos X puntos -normalmente entre 7-9- para movernos por el mapa de acción y atacar.

Wasteland 3

Si por un casual nos quedan tres y no podemos atacar, nos podemos quedar en posición defensiva y guardar ese puntos para usarlos como evasión de ataques. Esta vez todo es más dinámico, se ha dejado atrás la esencia pausada de la estrategia para dar un estilo de combate más movido.

No es simplemente atacar, es medir las distancias, calcular el disparo -si hemos elegido fuego amigo de no darle a un aliado-, tener en cuenta los turnos del enemigo; cada enfrentamiento es único y distinto a la vez. Por si fuera poco,hay que elegir correctamente las frases, porque las discusiones son también enfrentamientos sin armas de fuego ni blancas.

Hay muchas formas de llegar a un acuerdo y de entablar algún pacto con los personajes, está la más débil -aunque nosotros  la podríamos llamar la menos arriesgada- que es Lameculos. Persuadir, si es que queremos jugar así, a los personajes y conseguir que acepten ciertos tratos.

Esto es opcional, siempre se puede ir a piñón y responder borde sino queremos andarnos con medias tintas. Ambas cosas serán una forma inicial de jugar, según la pareja escogida, aunque conforme vayamos subiendo de nivel podemos subir otras habilidades; además de que al ir con otros Ranger éstos también tendrán otras habilidades.

Wasteland 3

Pero eso también tiene consecuencias, si un PNJ nos insiste en que vayamos a un lugar con otro, pero decidimos que no, ésto afectará a ambos y también a su comportamiento para con nosotros. Lo mismo ocurre con alguna misión sin importancia de salvar a una persona o una tienda, todo tiene su repercusión, ya sea para bien o para mal.

Es muy bueno comprobar que, pese a todas las habilidades que tienes para escoger en el juego, éste no nos agota ni cansa. Si un personaje tiene Lameculos, con otro se puede ganar la habilidad Cosas Frikis para manejar máquinas; y así con todo, tenemos incluso disponible una habilidad para arreglar tostadoras.

Mejoras técnicas y conclusiones generales

En sí, el mayor repunte técnico ha sido todo. Animaciones mejoradas, fluidez en los menús, el combate y el inicio de éste con el despliegue del tablero es una maravilla. En sí, todo aquel que haya disfrutado de una buena dosis de Wasteland 2 no puede perderse esta nueva entrega de la saga Wasteland con este magnífico Wasteland 3.

Wasteland 3

La forma en que interactuas con los personajes está a otro nivel, sientes mucho más el rol ya que se describen las acciones de los personajes, si tienen frío o están avergonzados. Máxime, y a veces el modo conversación en primera persona -como la imagen que habéis podido ver de el Patriarca-, se siente cercano y las acciones que elijas se representan en tiempo real.

En definitiva, nos deshacemos en halagos para decir que Wasteland 3 está a un nuevo nivel de disfrute, todo el trabajo que ha realizado inXile Entertainment se nota por el cariño que le han dedicado a la saga. Y, aunque a pesar de ello sufra de algunas carencias en el mapeado, éstas son mínimas y no irrumpen en la experiencia de juego.

Como apunte adicional, inXile ha dejado bastante claro que Wasteland 3 se ha creado con varios propósitos en mente. El primero de ellos es, sin duda, el de mantener a la saga con vida y en un listón muy alto. La calidad no ha bajado, ni se ha mantenido, todo ha ido hacia arriba.

El segundo es el de atraer a nuevos jugadores que nunca han probado nada de Wasteland, algo que se ve en los cuatro -y equilibrados- niveles de dificultad. Pero también en las opciones de diálogo, en todo momento tenemos opciones para ir de buenas, a nuestro rollo o totalmente a saco: "Mirad, nosotros también nuestras mierdas, cortad el rollo".

Wasteland 3

Además, pese a que el juego no cuenta con voces en español, tan solo las tenemos disponibles en inglés, el trabajo de localización del juego con los subtítulos en castellano es fascinante. No habrá una frase o un diálogo que no nos deje con una risita entre los labios.

En definitiva, Wasteland 3 es una experiencia grata y plena, hecha para el disfrute de todos aquellos a los que nos guste una buena dosis de rol y combate por turnos en tablero, hayamos disfrutado antes de la saga o sea la primera vez que nos aventuramos a jugar en este ambiente postapocalíptico.

Valoración

Wasteland 3 es una muestra de que para inXile el tiempo no es ningún impedimento para hacer grandes juegos. El paso de los años no ha impedido que la saga mejore con creces y siga estando en cotas muy altas de calidad.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

Jugabilidad, personajes, PNJ y su mundo. Su sistema de rol. Modos de dificultad y habilidades de personajes. La mejora de calidad.

Lo peor

Ciertas texturas no están pulidas. Algunos mapas tienen carencias y fallos. Las animaciones a veces son algo toscas.

Y además