Wolfenstein II The New Colossus Impresiones
Análisis

Análisis de Wolfenstein 2 The New Colossus para PS4, One y PC

Por Daniel Quesada

Versión comentada: PS4

¿Qué haces, Blazko? ¿Cosas? ¿Cosas... nazis? El tipo más duro del pasado alternativo regresa para protagonizar una aventura de acción más impactante que un zeppelin.

Ya hace un tiempo que Bethesda se ganó el afecto matanazis de los jugones al resucitar un clásico como Wolfenstein con el estupendo Wolfenstein The New Order. 3 años después, B.J. Blazkowicz sigue vivito y coleando (a duras penas, eso sí) y vuelve a la carga contra las tropas de la odiosa Frau Engel. Con el análisis de Wolfenstein II The New Colossus tenemos el mismo sabor que con el juego original, pero cargado de varias novedades y "alimentado" en el apartado técnico como si se hubiera tomado una buena bratwurst con guarnición de chucrut.

La historia comienza justo tras el final del primer juego, con el héroe Blazko vencedor, pero gravemente herido. De hecho, los primeros compases de esta aventura se atreverán a presentarnos a un héroe lisiado, agonizante y cansado, que parece estar a punto de perder su fe en la lucha. Pero no podrá permitírselo, ya que deberá seguir ayudando a Anya y el resto de la resistencia en su lucha contra el ejército nazi. Esta vez, la acción se traslada a EEUU, donde las huestes del Führer han tomado el control total (¡hasta han puesto de su bando al Ku Klux Klan!) y apenas encuentran detractores. Blazkowicz deberá descabezar los Oberkommandos (los altos mandos) que tienen su base allí para intentar debilitar y, a la postre, acabar con Frau Engel. En nuestro camino pasaremos por Nueva York, Nueva Orleans... Y bastante más allá...

En un principio, la dinámica de Wolfenstein II The New Colossus no parece guardar muchas sorpresas: controlamos a Blazko en vista subjetiva y hemos de ir explorando los mapas de cada misión hasta llegar a zonas clave (terminales informáticas, la salida de un recinto, etc.) a la par que lidiamos con los nazis que patrullen la zona. Como ya es habitual, en ciertas ocasiones nos toparemos con comandantes que, si nos ven, darán la señal de alarma para atraer a más soldados. Seguir las indicaciones en pantalla para matarlos primero suele ser una buena estrategia.

Ya sabemos que en la saga Wolfenstein solemos tener armas tan brutas como divertidas y que incluso podemos llevar dos armas a la vez, pero en muchas ocasiones es más prudente agacharnos y movernos con sigilo para eliminar por la espalda a tantos soldados como podamos. Hay zonas que se pueden pasar por completo sin gastar ni una bala... Pero no os preocupéis, que vais a usar pólvora por un tubo en el juego.

Como decíamos, este título mantiene la loable costumbre del original y Wolfenstein The Old Blood de presentarnos armas muy espectaculares. Tendremos la típica ametralladora, escopeta o pistola, pero también podremos tirar del ya icónico laserkraftwerk o de una nueva incorporación: el dieselkraftwerk, que dispara pequeños proyectiles explosivos y puede acumular hasta 5 tiros de golpe.

Nazí-o pa matá

Más adelante encontramos armas pesadas capaz de reventar a varios soldados de golpe, así como granadas de mano y hachas arrojadizas que podemos usar para matar con sigilo y a distancia. No es que veamos armas súper originales (nos tenía mal acostumbrados la saga), pero cada una es más espectacular que la anterior.

Si somos buenos exploradores, encontraremos kits de mejora con los que podemos crear armas aún más contundentes: poner un silenciador a la machinenpistole, dar propiedades eléctricas a las granadas... Además, cuantas más bajas consigamos más mejorará el rendimiento de Blazkowicz, que podrá hacer más daño con cada ataque, almacenar más munición...

Wolfenstein II The New Colossus

Otros items que hemos de encontrar son botiquines que nos recuperen la salud o trozos de armadura que restauren la nuestra. Un aspecto muy particular de esta entrega es que, como Blazko está lisiado, solo tendremos 50 puntos de vida y podremos acumular más de 100 de armadura, aunque más adelante los acontecimientos cambiarán esa circunstancia. Otra de las señas de identidad de la saga regresa: podemos "sobrecargar" nuestra salud por encima del límite, pero ésta bajará gradualmente hasta quedarse en nuestro tope habitual.

Las cosas están muy movidas en esta entrega y tras la mitad de la misma podremos adquirir otras habilidades como embestir ciertas paredes y soldados o usar unos zancos que nos permitan alcanzar ciertas alturas con facilidad.

Wolfenstein II The New Colossus

A pesar de todas estas ventajas que vamos acumulando, debéis tener claro que Wolfenstein 2 The New Colossus es un juego bastante, bastante difícil. Incluso con la dificultad intermedia (¡y hay 3 más por encima!) vais a sudar tinta en ciertos tramos, ya que los soldados son razonablemente espabilados (cambian de posición cada cierto tiempo, lanzan granadas...) y a veces nos asaltan en oleadas que parecen imposibles de superar. Pero se puede, se puede. Sed perseverantes y, de hecho, notaréis que la segunda mitad del juego se os hace más asequible que las duras horas del principio. Eso sí, esto no es Doom, aquí no podéis lanzaros a lo loco y "bailar" alrededor de los enemigos ya que os descuartizarán en un pestañeo. Es crucial encontrar buenos parapetos, buscar vías alternativas y, en definitiva, despistar en la medida de lo posible a los enemigos para sacar ventaja.

Más emocionante que lo nuevo de Die Käfer

Mientras ganamos estas habilidades y superamos los escenarios se va desarrollando una historia en la que, tenemos que reconocerlo, los chicos de Machinehead se han superado a sí mismos. No solo conoceremos nuevos personajes tan carismáticos como los que ya teníamos, sino que nos encontraremos con unos giros de guión que... ¡Buf, ¿cómo se les habrán ocurrido?! Hay momentos absolutamente memorables, algunos de los cuales os harán soltar carcajadas y otros os dejarán con los ojos como platos. Sin duda, este es uno de los shooters (y juegos en general) con la historia más loca e impactante de los últimos tiempos.

Hay que hacer una mención especial tanto para el propio B.J. Blazkowicz (del que veremos su lado más débil y tierno, al igual que otras frases tronchantemente brutas) como para su némesis Frau Engel, que protagoniza escenas enormemente crueles en las que se atreve a ponerse de cachondeo, tan borracha de poder como está. ¡Es una villana que da gusto odiar! ¡Ah! Y atentos a algún "cameo" que os va a dejar culitorcidos...

A propósito de la historia, pasaros el juego os llevará algo menos de 20 horas, aunque hay que destacar que hay cierto "replay value" ya que desde el comienzo hemos de tomar algunas decisiones que afectan ligeramente a los personajes que encontraremos y a las armas disponibles. No es que la historia pegue un giro radical precisamente, pero se agradecen esos toques.

Además, en torno a la mitad del juego tendremos acceso a la máquina Enigma, en la que podremos canjear códigos Enigma (los conseguimos al eliminar comandantes) por misiones secundarias de eliminación, algunas de las cuales tendrán lugar en entornos nuevos. Superarlas todas (hay al menos una decena) no es nada sencillo y resulta fundamental para completar el juego al 100%. Después de algunas misiones principales volvemos a nuestra base de operaciones en el submarino Martillo de Eva, desde el que podemos hablar con los otros miembros de la resistencia, acceder a una galería de tiro... ¡Y sí, jugar al Wolfenstein 3D clásico al completo! Esta vez en una máquina recreativa, para añadir más "molonidad" al asunto.

Wolfenstein II The New Colossus

De propina, podemos buscar coleccionables como cromos de los desarrolladores o ilustraciones con diseños conceptuales. Así pues, no vais a echar en falta en absoluto un modo multijugador para este juego.

En cuanto al apartado técnico, se nota el salto frente a las versiones anteriores, que se lanzaron para la generación previa de consolas. Nosotros hemos jugado en PS4 Pro y da gusto ver las explosiones y efectos de partículas, además de unos personajes bastante más detallados. No llega al nivel de bestias gráficas como Horizon Zero Dawn, pero es notable en ese sentido. Destacan, sobre todo, los aplastantes diseños de los mastodontes enemigos y, en general, toda la imaginería que han creado: carteles de propaganda, ciudades devastadas de esta realidad alternativa...

El apartado sonoro no destaca especialmente por su música (salvo en el caso de los discos coleccionables que podemos encontrar, con versiones "alemanizadas" de algunos clásicos), pero las voces en castellano sí son dignas de mención. De nuevo, con Blazko y su rasgada voz como protagonistas.

Wolfenstein II The New Colossus

En definitiva, Wolfenstein II The New Colossus es una aventura intensa e impactante, que evoluciona poco respecto a entregas previas y que tiene algún que otro pecado (como unos ciertos picos de dificultad que pueden echar para atrás a los menos pacientes y escenas de corte excesivamente largas), pero que puede presumir de mezclar acción, humor, drama y emoción con un equilibrio que pocos títulos pueden alcanzar. Gritaréis "wunderbar" de alegría.

Valoración

Uno de los shooters con más carisma del año, en lo que a guión se refiere. El resto de aspectos no sorprenden, pero están cuidados de forma notable.

Hobby

88

Muy bueno

Lo mejor

Las espectaculares armas. El arrollador carisma de todos los personajes y el genial guión.

Lo peor

Algunas escenas de corte se hacen demasiado largas. La dificultad a veces se dispara de más.

Y además