American Gods Temporada 2
Análisis

Crítica de American Gods Temporada 2, la serie de Amazon Prime

Por Jesús Delgado

American Gods Temporada 2 ya ha concluido. Analizamos la nueva etapa de la serie de Starz basada en el libro de Neil Gaiman, que puede verse ya en el servicio streaming de Amazon Prime Video. Así ha afectado el cambio de showrunner.

La segunda temporada de American Gods ha terminado. Hace ya unos cuantos días, Amazon Prime Video emitió el último capítulo de la temporada 2 de esta serie basada en el libro homónimo de Neil Gaiman. Una temporada, por cierto, marcada por el forzoso reemplazo de su showrunner, recordemos.

Funko también ha sacado un set de figuras dedicado a los protagonistas de American Gods. Y es... ¡divino!

Debido a desavenencias  con la cadena Starz, productora de la serie, debido al presupuesto, Bryan Fuller y Michael Green (creadores del programa) abandonaron el título. De ahí que la batuta de la producción pasara a manos de su colaborador Jesse Alexander, quien ya hubiera trabajado con el dúo en otras producciones. Por este detalle y por conocer de primera mano el trabajo de Fuller y Greenque, se convertía en el "heredero" natural del proyecto .

Desgraciadamente, este cambio no solo hizo que la producción de la season 2 de la serie se demorase, sino que también dio lugar a la marcha de las actrices Gillian Anderson y Kristin Chenoweth (Comunicación y de Pascua, en la temporada 1 de American Gods), cortando del guión a sus personajes o reemplazando su presencia con la de otro rostro. 

Ahora, tras haber visto la tanda de nuevos episodios de American Gods, podemos hacer la valoración de esta temporada 2 y comentar con algo más de detalle la jugada y ponderar si Alexander ha salido exitoso del trance, consolidándose como un buen sustituto del tándem Fuller / Green. 

Lo que Neil quiso contar y no pudo...

... por falta de tiempo y espacio, presiones editoriales o porque no encajaba en el formato novela. Elegid la opción con la que os queráis quedar. El caso es que es bien sabido que Mr. Gaiman dejó muchas subtramas e historias a medias, que no llegó a desarrollar del todo en la novela original de American Gods. Aunque, eso sí, expandiría la trama en Los Hijos de Anansi, la secuela/spin-off del libro, explicando algunas cosas que no pudo contar en la primera novela.

En este sentido, no es ningún secreto que con la serie de American Gods, Gaiman se ha resarcido y ha buscado la forma de desarrollar muchos personajes y líneas argumentales que quedaron cojas o huérfanas en el libro. De este modo, ciertos personajes meramente testimoniales desarrollan mayor personalidad y profundidad, siendo explotados como protagonistas de sus propias subtramas. Y, al tiempo, se añaden nuevos personajes que no aparecían en la novela original, pero que encajan con la visión de la serie. 

Así, personajes como Swenney "El Loco", la Reina de Saba o la propia Laura Moon trascienden más allá del rol de comparsas, enriqueciendo el conjunto del tapiz que forma el retrato de esta lucha moderna entre dioses. Claro que esta a ampliación, a su vez y en paralelo a  las"morcillas" (libertades creativas de la guionistas), hace que la trama se dilate demasiado, dando lugar a un ritmo bastante lento, destinado a exprimir todo lo posible el relato.

Ahora bien, también en contraste con lo que vimos en la anterior temporada, ya es posible detectar cuál será la duración máxima de la serie, ya que, aparentemente, sigue el orden cronológico marcado por el libro, limitándose a ampliar el argumento, enriqueciéndolo y dando más dimensión a sus protagonistas. A pesar, eso sí, de que para hacerlo se meta en algunos jardines controvertidos como la sexualización de iconos religiosos o la lucha de los Derechos Civiles desde el punto de vista afroamericano. 

Descubre las otras grandes series y películas basadas en libros y cómics de Neil Gaiman

Por otro lado, recordemos esta segunda temporada ha traído vientos de cambio que también afectan a sus intérpetes. Jesse Alexander se ha visto forzado a tener que explicar y justificar ausencias y reemplazos. Esto implica que, aunque se ha cuidado enormemente el aspecto visual y, apenas, se nota el cambio en el equipo de producción, ciertas sustituciones en el reparto son hondas y de mucho peso.

Sin ir más lejos, la ausencia de Gillian Anderson, cuyo papel recae a Kahyun Kim. Esta última, sin desmerecer su trabajo, dista mucho de contar con la personalidad, garra y carisma de la primera. De ahí que la ausencia de Anderson sea una flaqueza monumental de esta temporada 2.  Tanto que notamos que se ha tenido que retorcer algunos elementos de la trama para justificar estos cambios. Con todo, el excelente trabajo del reparto aligera mucho esta carga y lima los defectos de forma que la serie pueda presentar. 

En conjunto, pues, podemos decir que Alexander pasa la prueba. Cierto es que la serie pierde algunos puntos respecto a la anterior temporada, pero (sobre todo) debido a que tenía que enmendar la marcha de los anteriores responsables del título. Que, a partir de ahora, pueda volar en solitario es también una espada de damocles sobre su cabeza.

Bien puede tratar de hacer algo más personal, en lugar de reproducir el trabajo de sus antecesores, o ceñirse a su actual rumbo. En cualquier cosa, tenemos muchas esperanzas con la temporada 3, que presumimos no presentará tantos problemas para el productor, al ser un proyecto sobre el que ya cuenta con mucho más control. 

Valoración

La segunda temporada de American Gods pierde algo de fuelle debido a problemas de ritmo y al cambio de responsable. Sin embargo, conserva parte del encanto visual de la anterior temporada y brinda una ampliación jugosa al relato original de la novela que adapta.

Hobby

81

Muy bueno

Lo mejor

El trabajo del reparto, la ampliación de la historia original y el desarrollo de personajes, la fotografía y el uso de la música.

Lo peor

Su ritmo, el cambio de equipo de producción y de caras del reparto se acusa en la historia.