El asesino de los caprichos
Crítica de El asesino de los caprichos, la nueva película de Gerardo Herrero protagonizada por Maribel Verdú, Aura Garrido, Daniel Grao y Roberto Álamo. Estreno el 18 de octubre de 2019.

Una de las películas de las que pudimos disfrutar durante la pasada edición del Festival de Cine de Sitges fue El asesino de los caprichos. Por cierto, Maribel Verdú recogió también el premio Màquina del temps por su larga y prolífica trayectoria profesional en la que nos ha regalado papelazos como el de El laberinto del fauno, Blancanieves o Abracadabra, por nombrar títulos más o menos recientes.

En esta película realiza un fantástico trabajo dando vida a la inspectora Carmen Cobos, una mujer de vuelta de todo que conoce mejor que nadie su trabajo. Gerardo Herrero dirige un thriller policiaco que bien parece haberse inspirado en un bestseller internacional, si bien su autoría recae, exclusivamente, en la guionista Ángela Armero, cuya trayectoria profesional se ha centrado en la televisión en series como Velvet, Ciega a citas o Seis hermanas.

VIDEO

Tráiler de El asesino de los caprichos, con Aura Garrido y Maribel Verdú

En El asesino de los caprichos, en pleno centro de Madrid, en el barrio de Salamanca, aparece una mujer muerta. El responsable de su asesinato se ha asegurado de replicar al detalle uno de los Caprichos de Goya. Esto hace que se reclute a la subinspectora Eva González para que acompañe a Carmen durante las pesquisas para hallar nuevas pistas.

Sin embargo, el asesino consigue seguir con su juego poniendo en jaque a la policía y enfrentando a ambas mujeres. Mientras una opina que podría tratarse de algún tipo de crimen pasional, la otra ve indicios de lo que podría ser un asesino en serie. Pronto se confirman sus sospechas y comienza una persecución implacable.

A pesar de que Gigantes supo aprovechar con mayor maestría y fuerza el espíritu transgresor y delator de la obra de Goya (en la que por cierto, Daniel Grao también tenía un papel protagonista), El asesino de los caprichos también lanza ciertos mensajes acerca de la lucha de clases y los privilegios de los que goza la clase más pudiente, muy alejados de los del resto de la sociedad.

Sin embargo, deja en el tintero otras muchas cuestiones sustanciosas de las que solo enseña la patita: tal es el caso de la corrupción política y policial (tremendo el papel de Ruth Gabriel como Presidenta de la Comunidad de Madrid), el mercado negro de obras de arte no declaradas y que por tanto no pagan impuestos o el submundo de las subastas.

El asesino de los caprichos

El tándem que forman Maribel Verdú y Aura Garrido es magnífico. Ambas están entregadas en dos papeles complemente antagónicos si bien es el caso lo que termina convirtiéndolas en cómplices, por más que sus realidades vitales no puedan estar más alejadas. El personaje de Carmen mantiene un destructivo triángulo amoroso que acaba interfiriendo incluso mediáticamente en su trabajo, detesta a los niños y está de vuelta de todo. Eva representa, como su propio nombre indica, un alto grado de inocencia, es la nueva, así que aún es idealista y está comprometida con su metodología de trabajo. Ella no toma atajos pero le falta la experiencia y tiene mucho que perder, en tanto que Carmen se juega el cuello.

El mismo material en manos de un elenco menos brillante no rozaría ni el aprobado. Es el cuerpo interpretativo de El asesino de los caprichos el que hace creíbles a unos personajes que, eso sí, toman a veces decisiones estúpidas como la que conduce a un atropello o a un desenlace en exceso apresurado.

Así que lo que da más rabia es saber que, con una relectura crítica del guión, muchos de los problemas podrían haberse solventado para construir una película policiaca realmente excepcional. La idea de partida y, sobre todo, la perturbadora sátira que representan de los caprichos de Goya, cargados de significado, de rabia y de hiel, merecían un tratamiento tanto visual como argumental tan contundente y demoledor como lo que representan, dado que fueron el gran medio que el artista sordo usó como delator de los pecados de la sociedad. 

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

A pesar del repartazo y el equipo humano que hay alrededor de El asesino de los caprichos, su guión anticlimático que desperdicia una idea central visualmente muy atractiva lastra la película. Daba para mucho más.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Maribel Verdú y Aura Garrido, un tándem interpretativo de primer nivel. El comienzo de la película es muy prometedor.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Que la trama olvide el thriller policial y se centre en una debacle personal. Los personajes toman decisiones estúpidas y el final es decepcionante.
Hobby

58

Regular

Y además

El asesino de los caprichos (2019)

Lanzamiento:

Argumento:

El asesino de los caprichos (The Goya Murderers), es la nueva película de Gerardo Herrero(La playa de los ahogados) protagonizada por Maribel Verdú, Aura Garrido, Daniel Grao y Roberto Álamo. Carmen y Eva dos policías que van tras la pista de un misterioso asesino en serie que escoge a sus víctimas entre la clase pudiente de Madrid y reprodu...