Crítica de Belle, otra deslumbrante película de anime en la carrera de Mamoru Hosoda

Belle

Crítica de Belle (Ryû to sobakasu no hime), la nueva película de anime de Mamoru Hosoda que se inspira libremente en La bella y la bestia en la era de Internet. Estreno en cines el 25 de marzo.

Hacía tiempo que no hablábamos de un anime tan incontestable como éste: Belle es una verdadera preciosidad de película si atendemos al plano visual y sonoro pero además desarrolla brillantes ideas sobre la forma en la que los jóvenes se relacionan en Internet y cómo buscan en la red la forma de encontrar una voz que en la vida real les cuesta más desarrollar.

Escribe y dirige la película Mamoru Hosoda, que ya nos ha dejado impresionados con trabajos anteriores como La chica que saltaba a través del tiempo, El niño y la bestia, Summer Wars, Los niños lobo o Mirai, mi hermana pequeña.

En esta ocasión le sirve de inspiración la historia de "La bella y la bestia" pero no la versiona al pie de la letra sino que toma los elementos que considera oportunos para crear algo nuevo y distinto. 

VIDEO

Tráiler de Belle, la nueva película anime de Mamoru Hosoda

Belle nos presenta a Suzu, una chica de 17 años que, tras perder a su madre, se traslada con su padre en las afueras de la prefectura de Kochi. La pérdida la lleva a vivir distanciada del mundo y con el corazón roto, para disgusto de su progenitor que no sabe cómo conectar con ella.

Un buen día descubre "U", un espacio virtual en el que se crea un avatar aleatorio en función de las características del usuario. Allí asume el rol de Belle, una exquisita cantante que pronto reúne a su alrededor a una enorme cantidad de fans.

Ellos no pueden ni siquiera llegar a imaginar tras su identidad virtual hay una joven insegura y sencilla o que si todos se unen en torno a una buena causa, pueden llegar a cambiar el curso de los acontecimientos en la vida real.

Momentos de series y películas anime que más nos hicieron llorar

Los momentos de anime que más nos hicieron llorar

¿Cómo hablarles de tú a tú a los adolescentes de hoy? Si hace apenas unos días os hablábamos de Red, la película de Pixar que se vale de una metáfora para hablar de los cambios que se producen en la adolescencia, aquí tenemos un retrato quizás menos infantil y más acorde a los tiempos que corren de la forma en la que vivimos esta dualidad a la que nos aboca la tecnologia.

Por un lado, nuestras vidas corrientes bajo la luz del sol y, por otra, nuestra relación con los entornos virtuales donde también desarrollamos afectos, empatías y relaciones que a veces incluso son más fuertes que las que tenemos fuera.

Varias razones para que esto suceda: la "libertad" del anonimato y el disfraz bajo el cual muchos se sienten más desinhibidos para ser ellos mismos... o incluso con el que se sienten protegidos para poder denunciar lo que no se atreverían de otro modo.

Esto que parece una contradicción, es una verdad como un templo. A veces puede tener un lado oscuro y hasta siniestro si se utiliza para hacer daño a los demás, juzgarlos o herirlos, pero en la historia que nos ocupa, resulta que es justo al revés: es el mundo virtual el que ayuda a la protagonista a recuperar su voz, a conectar con los demás y a ser ella misma.

Un proceso, por cierto que se inicia como una piedra al caer en un río: generando una serie de ondas en el agua que terminan por tocar toda la superficie del agua.

Mención especial necesitaría la plasmación visual de esta dicotomía en la que se mueve de forma constante Belle. Cómo se muestran esos mundos en transformación constante, los mensajes de los usuarios, cómo afecta un plano a otro y viceversa.

El despliegue de colores, texturas y la imaginería de la que se acompaña es absorbente y bellísima y no parece haber miedo alguno a mostrar multitudes con secuencias que podríamos catalogar como megalómanas.

Por el camino hay otras intrahistorias que le añaden al cóctel distintos sabores: una incipiente relación sentimental que nos provee de momentos divertidísimos a costa del "corte" que pasan los dos tortolitos al confesarse sus sentimientos o un duro retrato de la violencia que se ejerce contra niños que terminan transformados en monstruos.

Al final, por más que nos disfracemos o tratemos de ocultarnos, la tecnología termina convirtiéndose en una extensión de nuestras vidas: haciendo un buen uso de ella, nos puede sumar, su lado tóxico por el contrario sería asimilable a las masas enfurecidas que cargaban contra el castillo de Bestia en el cuento clásico. 

Hosoda demuestra que tiene una capacidad inmensa para retratar el uso actual de Internet y, sin miedo a mostrar sus defectos, también explora sus virtudes consolidándose como una de las voces más interesantes del panorama actual para comprender la complejidad de las relaciones humanas.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Emocionante, dramática y divertida, Belle explora la adolescencia desde el prisma de la relación de los jóvenes con Internet: cómo en la red se ocultan para ser ellos mismos, aunque suene paradójico. Es una película hermosa e inteligente que se sale de los clichés y rompe moldes.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Los potentísimos mensajes acerca de tener una doble vida en la red y contra los abusos a menores. El despliegue visual: es despampanante.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

El clímax final se alarga demasiado y peca de exceso de intensidad: sería más eficiente si fuera más corto.
Hobby

83

Muy bueno

Y además

Belle (Ryû to Sobakasu no Hime) (2021)

Ryuu to Sobakasu no Hime

Lanzamiento:

Argumento:

Ficha de Belle (Ryû to Sobakasu no Hime) es una película escrita y dirigida por Mamoru Hosoda, cineasta responsable de títulos comoLa chica que saltaba a través del tiempo, El niño y la bestia, Summer Wars, Los niños lobo o Mirai, mi hermana pequeña. Esta película de anime gira en torno aSuzu, una estudiante de 17 años que vive con su padre ...