Crítica de Britannia 01x01, ya disponible en HBO España

Britannia
Britannia ha tomado tierra en HBO España. La nueva serie de ficción histórica relata la toma de la mayor de Inglaterra por parte del Imperio Romano en el 43 a.C. La ficción recrea tanto el bando romano como el de los divididos celtas.

Tenemos nueva ficción histórica en HBO España. Se trata de Britannia, una serie original de la británica Sky. Con ella, se trata de recrear la conquista de Inglaterra a manos del emperador Tiberio Claudio César hacia el año 43 después de Cristo. El punto de partida de esta serie es la expedición liderada por Aulo Plaucio y el futuro emperador Vespasiano

VIDEO

Britannia: primer tráiler de la nueva serie de HBO

De este modo, la serie trata de narrar la campaña que se desarrolla entre los años 43 y 46 de nuestra era, reflejando los distintos bandos del conflicto. Por un lado, los invasores romanos; por otro, los disgregados y enfrentados reinos y facciones celtas, con los druidas de por medio. Bajo esta misma premisa se pretende desarrollar una historia salpicada de ácido lisérgico, con revelaciones oníricas y tratos con el mundo sobrenatural.

Britannia es una serie de Rick McCallum, protagonizada por un reparto formado por David Morrissey, Kelly Reilly, Nikolaj Lie Kaas y Liana Cornell, entre otros. Toda la temporada 1 puede ya verse al completo en HBO España. No obstante, nosotros nos limitaremos a analizar el primer episodio, el cual ya hemos visto y nos ha dejado la sensación de que estamos ante una serie con contrastes muy acentuados.

En honor a la verdad, el primer capítulo de Britannia tiene sus claros y oscuros. Cosas muy buenas, que podemos aplaudir, y cosas que merecen ser criticadas muy severamente. Vayamos primero con los puntos fuertes.

A favor de Britannia

En primera instancia, la serie de McCallum cuenta con una fotografía envidiable. La elección de escenarios entre Gales y República Checa es muy acertada. Susan Tully y el resto de directores de la producción aprovechan los parajes naturales de estas localizaciones y todas las oportunidades que ofrecen para recrear con bastante tino los lugares en donde supuestamente se desarrolló esta campaña. Este aprovechamiento es tan acertado que incluso logran crear atmósferas y trasladar sensaciones al espectador: el frío, la humedad, las inclemencias del tiempo... algo que no todas las producciones consiguen.

Por otro lado, tenemos a un reparto más que funcional y bien llevado que saca lo mejor de sus papeles, a pesar de los defectos inherentes de la historia. Sin embargo, en adelanto a lo que ya comentaremos más adelante, logran defender sus personajes hasta el punto de que nos interese saber más de ellos y hacia dónde va la historia. 

También hemos de hablar del currado vestuario y de los pequeños detalles. En lo tocante a las legiones romanas, se nota una buena documentación (o, al menos, aparente), que confiamos logre saciar a los espectadores más puntillosos en este tema. Al menos, tened por seguro que no veréis a ningún legionario con un reloj Casio.

Conoce la historia del Imperio Romano con Isaac Asimov

Algo parecido se traslada también a los celtas. Este pueblo se muestra en base a lo poco que nos ha quedado de ellos. De ahí que la recreación, si bien obedece a ciertas libertades, queda resultona. En este sentido, aunque bebe mucho del imaginario cultural (y de las suposiciones de círculos wickanos y new age), cumple de manera creíble. Además, el maquillaje está bastante bien, no descuidando la mugre y la precariedad de la vida en los bosques y en la campiña inglesa de la época. En este área, Britannia aprueba con nota.

En contra de Britannia

Entre los puntos negativos de la serie, contamos las causas del trasfondo histórico de la invasión romana en el que se basa la serie. Tal y cómo se plantea es una falacia, aunque sin llegar a caer en mentiras tan flagrantes como en Knightfall, por tomar un ejemplo reciente. Britannia retuerce los hechos para presentar una idea facilona para los espectadores.

Esto es, se recurre al tropo de "felices bárbaros" que son "invadidos" por los "malvados civilizadores".  Esta decisión se puede entender en tanto a que estamos ante una producción inglesa que, obviamente, pretende hacer "buenos e inocentes" a los suyos y demonizar al "invasor continental". Pero este relato, a su vez, obvia las relaciones de vasallaje entre los reinos britanos y Roma que se dieron desde época de César a Claudio, y que acabaron en conquista por causas políticas principalmente.

En esta misma línea, los romanos son presentados como unos tipos que imponen su religión, cuando en realidad los romanos eran precisamente muy tolerantes con las creencias de otros pueblos, debido a lo supersticiosos que eran. Temían que los dioses de sus enemigos se volvieran contra ellos, de ahí que respetaran los cultos extranjeros. Esto no solo no se refleja en la serie, sino que se niega rotundamente. 

¿Fan de Juego de Tronos? Aquí te contamos todo sobre este mundo

Dejando de lado los defectos de documentación, también hemos de mencionar el reclamo del feminismo como bandera. Es una propuesta que no vemos muy elaborada. Habiendo vendido esta historia como una especie de reivindicación de la figura de la mujer en la cultura celta (donde se sabe que tenían el mismo estatus que los hombres, y en ocasiones superior), Britannia no acentúa tanto en este punto como esperábamos, sino que repite fórmulas ya existentes.

A decir verdad, no hay mucha diferencia del papel de la mujer en esta serie respecto a otros títulos como Juego de Tronos o Vikings, de las que se postula como un sosias. De hecho, los clichés son abundantes. Desde la "mujer que quiere ser guerrera pero papá/marido no la deja", hasta la "reina arpía", pasando por otras figuras como la de la cortesana ambiciosa. 

Ojo, que los papeles masculinos tampoco están exentos de clichés. Tenemos a un "aspirante a Meñique" de por medio, a un "Rollo" dándolo todo en cuerpo y alma (sobre todo en cuerpo) e incluso el "Darth Vader romano" que viene a traer la paz y el orden porque se lo ha dicho el Lado Oscu... un adivino, un adivino. De no ser por el reparto, que defiende con una calidad enorme todos estos arquetipos, la serie haría aguas. 

Por último, mencionaremos el cacareado uso de secuencias oníricas psicodélicas que se nos prometía. Mucho se había dicho de que íbamos a tener viajes ácidos al inframundo con esta serie. Pero claro, comparado con Twin Peaks, lo que hemos visto en Britannia más bien parece una manzanilla que trata de acercarse (nuevamente) a propuestas oníricas ya vistas en otras series, como Vikings. Dicho esto, no entendemos muy bien la elección del opening psicodélico y la música de rock folk que sirve de sintonía. 

Sopesado lo bueno y lo malo, hemos de concluir que, salvando los defectos de documentación historiográfica y a pesar de los clichés y vicios inherentes a las series actuales, Britannia resulta interesante. Tiene un buen ritmo, su propuesta engancha y tras la conclusión del primer episodio queremos saber hacia dónde va. Ojalá el resto de la serie vaya creciendo como la cerveza recién vertida. 

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Recreación de la invasión de Britania por parte del Imperio Romano en el año 43 d.C. Ficción con cuestionable documentación histórica, compensada con excelente fotografía y escenografía.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Sus fotografía, el vestuario, el maquillaje la elección de escenarios... como ficción histórica cumple en cuanto a forma. Su reparto lo da todo.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

La documentación histórica es cuestionable. Recurre a clichés ya muy explotados. El reclamo de la psicodelia no es tanto como sugiere.
Hobby

70

Bueno

Y además

Britannia (Serie TV)

Argumento:

Britannia es una serie de TV emitida por HBO que hará las delicias de los fans de la historia, debido a su tratamiento. La trama gira entorno a las guerras surgidas en Gran Bretaña en el año 43 A.C. tras la invasión de las tropas romanas de Aulo Palacio, lo que provocó que los druidas de las islas dejaran su rivalidad a un lado para combatir juntos...